VENENO 7: A POR LA TERCERA FASE

¡Ya estamos aquí! Llega Marvel Legacy a la cabecera del simbionte negro, y la entrada en este landscape se refleja en la incorporación de uno de los grandes ilustradores clásicos de Veneno, nada menos que Mark Bagley, el tercer artista que se encargara del personaje en The Amazing Spider-Man, y quien se ocupó también del arranque de la primera miniserie que llegó a protagonizar el personaje, y que se titulaba, precisamente, de la misma manera que el arco argumental que aquí comienza: “Protector Letal”. Recuerda además que este agosto te ofrecemos dicha miniserie en un volumen de 100 % Marvel HC. Déjanos confesarte, también, que fue el anuncio de esta etapa lo que nos llevó a decidirnos a lanzar la colección de Veneno en grapa… ¡y aquí estamos, siete meses después!

 

HIJO DE LOS AÑOS NOVENTA Hay algo que tiene muy claro Mark Bagley: Veneno es producto de su época. “La mirada exagerada, los enormes músculos, las mandíbulas gigantescas con colmillos, esa lengua sorprendente… son detalles que han evolucionado con el paso de los años y con los distintos dibujantes que ha ido teniendo el personaje. Con Marvel Legacy, la editorial quiere recuperar las esencias y que Eddie abrace sus raíces, por así decirlo. No vamos a hacer desaparecer la lengua o los aspectos más monstruosos de Veneno, sino que aparecerán como señal visual, para reflejar el estado mental de la criatura”. Bagley además quiere distanciarse de la versión del personaje que hizo para el Universo Ultimate, y por la que lo recuerdan las generaciones más jóvenes. A su juicio, aquel Veneno era un monstruo, pero éste es un supervillano prototípico.

 

EL HOMENAJE AL PASADO

Nuestra variant rinde tributo a esta cubierta

 

ALIMENTO PARA LOS SIMBIONTES Este cómic trata de ofrecernos la vuelta a los orígenes que pregona Marvel Legacy de maneras bastante sorprendentes. Por ejemplo, esa amenaza de comerse el cerebro del policía que lanza Veneno en las páginas iniciales era una de sus frases fetiche en los orígenes, si bien es cierto que el simbionte tardaría un tiempo en realidad esa intención antropofágica. ¡Uhm, quizás sea un buen momento para explicar de dónde viene la frase! La culpa hay que echársela al blister de una de las figuras de acción que tuviera Veneno a comienzos de los noventa. Se trataba de un muñeco que reproducía varias frases, entre ella la de “¡Quiero comerme tu cerebro!”. Los diseñadores de Toy-Biz, en realidad, la habían tomado de un cómic, en concreto de The Amazing Spider-Man #333 USA (1990), donde lanzaba al trepamuros semejante amenaza, pero no era algo que Veneno hiciera habitualmente. Sólo que entonces se popularizó la frase. Fue así como llegamos a la decimosegunda miniserie del personaje, Venom: The Hunger (1996), donde por fin cumple con la admonición, pero él es el primer sorprendido en hacerlo. En el curso de la historia, sale a la luz que el simbionte verdaderamente quiere alimentarse con cerebros humanos para así satisfacer una necesidad natural, pero que la voluntad de Eddie consigue evitarlo. Esto, a su vez, explicaría las ansias caníbales que tuviera Veneno cuando entró en simbiosis con Mac Gargan, un huésped sin escrúpulo alimenticio alguno.

 

¿ALGUIEN TIENE HAMBRE?

El debut de la mítica frase

 

EL VILLANO INESPERADO Tenemos nada menos que a Kraven El Cazador como antagonista de Veneno. Parecía que, tras su resurrección, en Marvel se resistían a utilizarlo, pero eso está quedando definitivamente atrás. Además de en esta historia, puedes encontrarlo en Capitán América nº 91, que se puso a la venta hace un par de meses y en que el bueno de Sergei medía fuerzas con El Centinela de la Libertad.

 

Spot On aparecido en Veneno nº 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *