EL ASOMBROSO SPIDERMAN 142: VENENO INC

¿Sabes cuántos años lleva Dan Slott escribiendo las historias de Spiderman? Más de una década. En todo este tiempo, siempre ha querido desarrollar una aventura con Veneno… pero hasta ahora nunca había tenido oportunidad de hacerlo como a él le hubiera gustado. Las circunstancias cambiantes del simbionte lo hacían imposible, pese a que el guionista contribuyó decisivamente a la creación de Anti-Veneno o a que la criatura pasara a manos de Flash Thompson. Sí, aquellas historias precisaban de Eddie Brock o de su eterno compañero aceitoso, pero estaban muy lejos de la tradicional aventura con Spiderman y Veneno luchando más allá de lo humanamente posible, que habían caracterizado los primeros, y más inspirados, tiempos del personaje. “Ahora que el simbionte vuelve a estar unido a Eddie, parecía el momento apropiado”, comentaba el editor arácnido, Nick Lowe, en declaraciones a Venomsite.com. “En cuanto empezamos a cocinar la saga, nos dimos cuenta de que era demasiado grande para contarla sólo en The Amazing Spider-Man, así que Dan y Costa vinieron a mi oficina y estuvimos hablando durante un par de días acerca de cómo podría desarrollarse la trama”.

 

REALINEANDO PERSONAJES La pérdida del simbionte dejó a Flash Thompson un tanto en el limbo, situación irregular para uno de los secundarios fundamentales de la franquicia. La etapa de Agente Veneno había sido inesperadamente larga y sorprendentemente rica, de tal manera que había generado su propia mitología. Es el caso de Mania, de la que volvemos a saber en este microevento y que, de hecho, sirve como motor de los acontecimientos. Pero la cuestión más relevante es la que afecta al propio Flash. En todo este tiempo, ha evolucionado desde abusón de instituto de Peter Parker a nada menos que héroe nacional. Una vuelta a los orígenes, por habitual que sea en Marvel, se antojaba injusta para un personaje que había llegado tan lejos. Teniendo en cuenta la relación previa entre Flash y Liz, y que ésta sea ahora la jefa de Alchemax, la compañía con la que Eddie Brock ha hecho un trato de dudosa moralidad, la historia se escribía casi sola. “Si has oído algo acerca de Flash Thompson, sabrás que, incluso cuando era un abusón, lo que más quería en el mundo era convertirse en un héroe”, continúa Lowe. “Quería ser Spiderman, adoraba a Spiderman y tenía todo lo que hacía falta tener cuando se convirtió en Veneno. Consiguió incluso llegar al espacio. Fue oscuro y hubo problemas al principio, pero había alcanzado todas sus metas. Ahora eso ya no está. Se lo robaron y Flash está tratando de comprender cuál es ahora su papel en el mundo. Ahí es donde nuestra historia empieza”.

 

Y EN MEDIO, SPIDERMAN En lo que a Veneno respecta, el trepamuros sigue viendo las cosas, ejem, en blanco y negro. Le resulta imposible que un psicópata como Eddie Brock pueda convertirse en un auténtico justiciero, y tampoco quiere que su mejor amigo se vea influido por una criatura que identifica como inequívocamente perniciosa. Hay que tener en cuenta que Peter desconoce toda la información que nosotros hemos adquirido acerca de la verdadera naturaleza del simbionte, por lo que está convencido de que nada bueno puede salir de ahí. ¡Y tampoco es que vaya a cambiar de idea, después de contemplar a los chicos de la banda de la Gata Negra, reforzados por el simbionte de Mania!

MARVEL EN JULIO DE 2018: TODOS LOS ACONTECIMIENTOS DESTACADOS

31 de julio

Trailer oficial 2 de Venom, la peli de Veneno

 

27 de julio

Los accionistas de Fox aprueban la compra por parte de Disney

 

24 de julio

Pedidos de Marvel para octubre

 

20 de julio

Donny Cates, showrunner de MK20

Venom Annual #1

Los tie-ins de Spider-Geddon

Marvel 80 Years

Marvel Studios. The First Ten Years

Capa y Puñal renueva para una segunda temporada

La ultraderecha estadounidense consigue que Disney despida a James Gunn

 

19 de julio

Puño de Hierro 2 se estrenará el 7 de septiembre

 

18 de julio

Jessica Jones Blindspot #1, por Kelly Thompson y Mattia de Iulis

 

17 de julio

Blindspot Teaser

Shuri #1, por Nnedi Okorafor y Leonardo Romero

IDW publicará la nueva línea infantil de Marvel

Marvel Rising Initiation Trailer

 

16 de julio

Seis nuevos What If para octubre

Typhoid Fever: Spider-Man #1, por Clay McLeod Chapman y Stefano Landini

Marvel anuncia X-Men Black Magneto y desvelará detalles en la SDCC

John Byrne está haciendo una continuación no oficial de su etapa en X-Men

 

13 de julio

Amazing Spider-Man #1, el trailer

 

12 de julio

Marvel anuncia Superior Octopus #1 y desvelará detalles en la SDCC

Marvel anuncia Spider-Gwen AKA Ghost Spider #1 y desvelará detalles en la SDCC

 

10 de julio

Fecha, extras y otros detalles del formato doméstico de Los Vengadores: La Guerra del Infinito

 

7 de julio

Ha muerto Steve Ditko

Actualizado el calendario de estrenos de Marvel Studios

 

6 de julio

Shatterstar #1, por Tim Seeley y Carlos Villa

Tributo conjunto a la portada de Infinity Gauntley #1

 

3 de julio

Planning de Marvel para SDCC 2018

 

2 de julio

Marvel anuncia nuevos títulos de Infinity Warps

 

VENOM. TRAILER OFICIAL 2

VENENO 7: A POR LA TERCERA FASE

¡Ya estamos aquí! Llega Marvel Legacy a la cabecera del simbionte negro, y la entrada en este landscape se refleja en la incorporación de uno de los grandes ilustradores clásicos de Veneno, nada menos que Mark Bagley, el tercer artista que se encargara del personaje en The Amazing Spider-Man, y quien se ocupó también del arranque de la primera miniserie que llegó a protagonizar el personaje, y que se titulaba, precisamente, de la misma manera que el arco argumental que aquí comienza: “Protector Letal”. Recuerda además que este agosto te ofrecemos dicha miniserie en un volumen de 100 % Marvel HC. Déjanos confesarte, también, que fue el anuncio de esta etapa lo que nos llevó a decidirnos a lanzar la colección de Veneno en grapa… ¡y aquí estamos, siete meses después!

 

HIJO DE LOS AÑOS NOVENTA Hay algo que tiene muy claro Mark Bagley: Veneno es producto de su época. “La mirada exagerada, los enormes músculos, las mandíbulas gigantescas con colmillos, esa lengua sorprendente… son detalles que han evolucionado con el paso de los años y con los distintos dibujantes que ha ido teniendo el personaje. Con Marvel Legacy, la editorial quiere recuperar las esencias y que Eddie abrace sus raíces, por así decirlo. No vamos a hacer desaparecer la lengua o los aspectos más monstruosos de Veneno, sino que aparecerán como señal visual, para reflejar el estado mental de la criatura”. Bagley además quiere distanciarse de la versión del personaje que hizo para el Universo Ultimate, y por la que lo recuerdan las generaciones más jóvenes. A su juicio, aquel Veneno era un monstruo, pero éste es un supervillano prototípico.

 

EL HOMENAJE AL PASADO

Nuestra variant rinde tributo a esta cubierta

 

ALIMENTO PARA LOS SIMBIONTES Este cómic trata de ofrecernos la vuelta a los orígenes que pregona Marvel Legacy de maneras bastante sorprendentes. Por ejemplo, esa amenaza de comerse el cerebro del policía que lanza Veneno en las páginas iniciales era una de sus frases fetiche en los orígenes, si bien es cierto que el simbionte tardaría un tiempo en realidad esa intención antropofágica. ¡Uhm, quizás sea un buen momento para explicar de dónde viene la frase! La culpa hay que echársela al blister de una de las figuras de acción que tuviera Veneno a comienzos de los noventa. Se trataba de un muñeco que reproducía varias frases, entre ella la de “¡Quiero comerme tu cerebro!”. Los diseñadores de Toy-Biz, en realidad, la habían tomado de un cómic, en concreto de The Amazing Spider-Man #333 USA (1990), donde lanzaba al trepamuros semejante amenaza, pero no era algo que Veneno hiciera habitualmente. Sólo que entonces se popularizó la frase. Fue así como llegamos a la decimosegunda miniserie del personaje, Venom: The Hunger (1996), donde por fin cumple con la admonición, pero él es el primer sorprendido en hacerlo. En el curso de la historia, sale a la luz que el simbionte verdaderamente quiere alimentarse con cerebros humanos para así satisfacer una necesidad natural, pero que la voluntad de Eddie consigue evitarlo. Esto, a su vez, explicaría las ansias caníbales que tuviera Veneno cuando entró en simbiosis con Mac Gargan, un huésped sin escrúpulo alimenticio alguno.

 

¿ALGUIEN TIENE HAMBRE?

El debut de la mítica frase

 

EL VILLANO INESPERADO Tenemos nada menos que a Kraven El Cazador como antagonista de Veneno. Parecía que, tras su resurrección, en Marvel se resistían a utilizarlo, pero eso está quedando definitivamente atrás. Además de en esta historia, puedes encontrarlo en Capitán América nº 91, que se puso a la venta hace un par de meses y en que el bueno de Sergei medía fuerzas con El Centinela de la Libertad.

 

Spot On aparecido en Veneno nº 7

LA GUERRA DE VENENO: EL IRRESISTIBLE ENCANTO DE LOS SIMBIONTES

En los primeros meses de su carrera como superhéroe, Miles Morales ha combatido contra unos cuantos villanos, se ha enfrentado a su propio tío, ha participado en la Segunda Guerra Civil de Estados Unidos e incluso ha luchado codo con codo con los Ultimates. Pero nada de lo que ha vivido desde que le picó la araña genéticamente modificada le ha preparado para la gran prueba a la que se enfrentará a continuación. Miles va a luchar contra Veneno, uno de los peores enemigos con los que se cruzara Peter Parker, el Hombre Araña original. Y cuando todo termine, su vida nunca volverá a ser la misma.

 

Hay villanos que conviene utilizar sólo en ocasiones muy determinadas, porque son tan especiales que su abuso puede conducir al agotamiento. Brian Michael Bendis lo sabe muy bien. Asistió, a finales de los ochenta y primeros noventa, a la irrupción en escena de Veneno. El que fuera el gran enemigo arácnido de The Amazing Spider-Man #300 USA (1988) se hizo tan popular entre los lectores que, al cabo de un tiempo, aparecía casi tanto en la serie como Tía May o Mary Jane. La fórmula se hizo repetitiva y se desgastó lo suficiente como para que el personaje perdiera toda la fuerza que tenía en los inicios. El guionista de Ultimate Spider-Man no quería que ocurriera lo mismo con la versión definitiva del simbionte, así que dosificó con sabiduría sus encontronazos con Peter Parker. Si echamos un vistazo al recorrido de la colección, encontraremos a Veneno únicamente en dos volúmenes. El primero fue el Coleccionable Ultimate nº 16. Ultimate Spiderman nº 8, donde Bendis nos narró el origen de su criatura. No es mal momento para recordarlo, aunque en el cómic que estás a punto de disfrutar Gwen Stacy y Mary Jane nos pongan a todos en antecedentes, con uno de los resúmenes de acontecimientos pasados más divertidos que se hayan hecho jamás.

 

Todo había comenzado con un compuesto revolucionario que crearan el padre de Peter Parker y el de Eddie Brock con el objetivo fallido de curar el cáncer. La fórmula permaneció oculta en un laboratorio hasta que fue descubierta por Brock y éste confesó su existencia a Peter, con quien entonces se había reencontrado después de muchos años sin que ninguno de los dos supiera del otro. Tras pasar por manos del Spiderman original, el simbionte acabó en poder de Eddie, quien se transformó en Veneno y como tal se enfrentó contra el trepamuros. El siguiente encuentro se hizo esperar mucho. No tuvo lugar hasta el Coleccionable Ultimate nº 50. Ultimate Spiderman nº 23, en el que se venía a reconstruir la historia del videojuego basado en el personaje que hace algunos años escribiera Bendis junto a Brian Reed. Veneno también apareció en la etapa de The Ultimates escrita por Jeph Loeb y dibujada por Joe Madureira, pero en el curso de la misma se descubría que no era el auténtico Veneno. ¡Y se acabó! No es extraño que la reaparición ante el nuevo Spiderman del simbionte, y que éste cuente con un nuevo huésped, se presente con los ropajes de un gran acontecimiento.

 

La acción comienza con lo que en Marvel se dio en llamar un “Punto de Arranque”: números especiales, integrados en la colección pero al margen de su discurrir general, que servían de marca para que un aficionado pudiera incorporarse a una determinada cabecera. “Es nuestro gran preludio a la historia de Veneno que llevamos un tiempo queriendo hacer”, comentaba Bendis al respecto. “Como todo buen ‘Punto de arranque’ que se precie, establecemos todo lo que necesitas saber sobre Miles. Conozcas o no la historia previa de Veneno, es un buen lugar para empezar a leer la serie”. Pero, por extraño que pueda parecer, no era Miles el protagonista de ese prólogo, sino Betty Brant, una de las reporteras del Daily Bugle y, que en la continuidad clásica, fuera la primera novia de Peter Parker. Bendis, ayudado por David Marquez, hizo un extraordinario trabajo de caracterización con Betty y de suspense alrededor del descubrimiento de un secreto vital para Spidey, que se coronaba con un final que nadie hubiera imaginado y que deja con la boca abierta.

 

Y a continuación, tenemos ya la aventura propiamente dicha, para la que Sara Pichelli regresa a la serie que la hiciera mundialmente famosa. De cara a plasmar a Veneno, la artista italiana recogió las influencias previas de Stuart Immonen y de Mike Deodato, en cuanto a criatura terrorífica de tamaño gigantesco, pero añadió también un toque alienígena muy personal, que alejaba al máximo a Veneno de la representación que hiciera en su momento Mark Bagley. En cuanto a Bendis, nos procuraría un relato en el que ligaba la identidad del monstruo con el origen del nuevo Spiderman. Podría decirse, en cierta forma, que, al igual que el Peter Parker clásico se sentía culpable de la existencia de su adversario, por haber traído a la Tierra al simbionte alinenígena de las Secret Wars, Miles puede llegar a la determinación de que es responsable de cuantos crímenes cometa la criatura. De ahí la importancia máxima que ofrece el final de este volumen, puesto que alterará el destino del nuevo Spiderman como no podíamos haber imaginado, obligará a un salto temporal de más de un año cuando nos reencontremos con él y abrirá la puerta a futuras historias.

 

 Artículo aparecido originalmente en Coleccionable Ultimate. Ultimate Spiderman nº 36

MARVEL EN MAYO DE 2018: TODOS LOS ACONTECIMIENTOS DESTACADOS

31 de mayo

Teaser de Infinity Wars: Emma Frost & Star-Lord

 

30 de mayo

Teaser de Infinity Wars: Thanos & Warlock

 

24 de mayo

Habrá segunda temporada de Marvel’s Spider-Man

 

22 de mayo

Wolverine #1 en septiembre, con equipo por definir

 

21 de mayo

Deadpool 2 recauda 300 millones en todo el mundo

 

18 de mayo

Teaser de Spidergeddon

Web Of Venom: Ve’Nam One-Shot, por Donny Cates y Juanan Ramírez

Estreno de Deadpool 2, la segunda peli de Masacre

 

17 de mayo

Venom: The First Host #1, por Mike Costa y Mark Bagley

West Coast Avengers #1, por Kelly Thompson y Stefano Caselli

 

14 de Mayo

Los Vengadores: La guerra del Infinito ya es la película de superhéroes más taquillera de la historia

Agentes de SHIELD renovada por media sexta temporada

 

12 de mayo:

Kevin Feige afirma que habrá peli de Ms. Marvel

 

11 de mayo:

Veinte variants para celebrar la vuelta de Los Cuatro Fantásticos

Cable /Deadpool vuelve para un Annual

Oficialmente cancelada la teleserie de Los Inhumanos

 

10 de mayo:

Acuerdo con NetEase para producir productos destinados al mercado chino

DC iguala precios con Marvel

 

7 de mayo

Trailer de Luke Cage Season 2

 

4 de mayo

Teaser de Infinity Wars: Death Wins

 

3 de mayo

Teaser de Infinity Wars: Who Is Requiem?

 

2 de mayo

Teaser de Infinity Wars: Thanos Wins

 

VENENO 5: BIENVENIDOS A LA JUNGLA

Mientras Eddie y Simbi (¿Podemos llamarlo “Simbi”? Le pega todo y nos gusta mucho) arreglan sus propios problemas, en las alcantarillas de Manhattan arraigan peligrosos reptiles gigantes, habituales de la Franquicia Arácnida. ¿Es acaso Curt Connors y su familia? No, no se trata de ellos, sino de la segunda posibilidad cuando estamos hablando de Spidey y de los ofidios. ¡Stegron golpea de nuevo!

 

 

Como buenos amantes de los dinosaurios, lo nuestro con este hombre-monstruo fue amor a primera vista, desde que lo contemplamos con nuestros ojitos, en el Pocket de Ases de Bruguera que contenía tanto el Marvel Team-Up #19 USA (1974), donde Len Wein y Gil Kane presentaban el personaje, como los episodios posteriores. En su planteamiento inicial, calca la fórmula de Connors, y de hecho el Doctor Vincent Stegron era ayudante del alter ego humano de El Lagarto. Ambos trabajaban en un proyecto de SHIELD similar al que había convertido a Connors en lagartija gigante. Se trataba de crear un compuesto que fuera capaz de regenerar miembros, y como la primera vez no debió de ser lo suficientemente peligroso, esta vez acudieron a células de dinosaurio que habían sido aportadas por Ka-Zar. No había que ser un lince para averiguar lo que ocurriría a continuación: Vincent Stegron se obsesionó con el experimento, hasta aplicarlo consigo mismo y transformarse en un Hombre Dinosaurio. Sí, a Eddie Brock todo esto le parece muy gracioso, pero en aquel entonces nos dejaba a los lectores temblando de emoción.

 

LA SOMBRA DE STEGRON

A la búsqueda del Hombre-Dinosaurio

 

En la aventura de Marvel Team-Up #19 y 20 USA (1974. Próximamente en Marvel Gold. Marvel Team-Up nº 1) Stegron lograba que toda una estampida de dinosaurios causase el caos en las calles de Manhattan, pero en su pelea contra Spidey a lomos de un pterodáctilo, caía a las aguas heladas del Hudson, donde se hundía y todos lo daban por muerto. El villano regresó tres años después, en The Amazing Spider-Man #165 y 166 USA (1977. Marvel Gold. El Asombroso Spiderman nº 8), otra memorable aventura, escrita de nuevo por Len Wein, con dibujo de Ross Andru, en la que Stegron declaraba la guerra a El Lagarto, daba vida a los esqueletos de dinosaurios del Museo de Historia Natural y sucumbía finalmente al frío de la ciudad, quedando atrapado en el lago helado de Central Park.

 

LA ÚLTIMA APARICIÓN

Él y Saurón acabaron a tortas

 

Atención, porque los autores del Bullpen no se volverían a acordar de él en una buena temporada: no volvió a dejarse caer por las viñetas hasta la miniserie The Lethal Foes Of Spider-Man (1993), ya sin el encanto que tenía en sus primeros tiempos… o quizás nosotros ya nos habíamos hecho demasiado mayores, habíamos visto dinosaurios realistas en el cine y ya no nos impresionaba tanto. En cualquier caso, esta mini nos descubrió que Stegron había sobrevivido, volviendo a su forma humana y viviendo como un homeless dentro del parque, hasta que un oportuno rayo de poder le devolvía a su estado monstruoso. Con posterioridad, hizo una parada en la Antártida (Thunderstrike #20 USA, 1995) antes de regresar a La Tierra Salvaje (The Sensational Spider-Man #13-15 USA, 1997), en una aventura, de Todd DeZago y Mike Wieringo, que retomaba el espíritu de las primeras visitas del trepamuros a este exótico enclave. La última vez que supimos de él, en Spider-Man And The X-Men #1 y 2 USA (2015. Spiderman y La Patrulla-X nº 35), forjaba una obvia alianza con Saurón, para juntos combatir tanto al trepamuros como a los bebés-X. Puede decirse que no fue la intervención más digna de ninguno de los dos. En cuanto a Moon Girl y Dinosaurio Diabólico… bueno, son los protagonistas de uno de los lanzamientos más molones de Marvel en los últimos años. Si no sigues su serie, ya estás tardando en hacerte con ella.

 

MARVEL EN ABRIL DE 2018: TODOS LOS ACONTECIMIENTOS DESTACADOS

30 de abril

Los Vengadores: La Guerra del Infinito tiene el mejor estreno de todos los tiempos

 

27 de abril

Estreno mundial de Los Vengadores: La guerra del Infinito

 

24 de abril

Trailer oficial de Venom, la película de Veneno

 

23 de abril

Marvel Studios está en las primeras fases de Los Eternos

 

18 de abril

Punisher #1, con Matthew Rosenberg y Riccardo Burchielli

 

16 de abril

Spider-Gwen #34 será el último número

 

13 de abril

En Astonishing X-Men #13 entra nuevo equipo, con Matthew Rosenberg y Greg Land

 

10 de abril

Erica Henderson se despide de la Chica Ardilla

 

7 de abril

Pantera Negra supera a Titanic y ya es peli #3 de todos los tiempos

C2E2 Conferencia CB Cebulski: Los orígenes

C2E2 Conferencia Young Guns 2018

  • Russell Dauterman prepara nuevo proyecto. Para Marvel, claro

 

6 de abril

C2E2 Conferencia Marvel’s Next Big Thing

  • La madre de Jason Aaron le ha dejado de hablar por la muerte de Jane Foster
  • Los Vengadores de Aaron presentan la alineación más icónica + Robbie Reyes
  • Amenaza de nivel evento en cada arco
  • Sara Pichelli dibuja Avengers #7, el origen de los Vengadores Prehistóricos
  • Daredevil #601: Mayor Murdock
  • Deadpool #300: El cómic que Marvel no dejó hacer a Duggan. Ahora sí
  • Deadpool #1: Vuelta a los orígenes
  • Lobezno “prime” será especial, pero hay planes para los otros
  • Hay planes para recuperar el Universo Ultimate, a partir de Spider-Men II
  • Pronto se anunciarán planes para Miles Morales y El Hacedor tendrá que ver

 

4 de abril

C2E2 Conferencia Marvel con libreros:

  • Avengers #1 trae doble numeración, temporada y original, y un nuevo diseño de portada
  • Sólo va a haber un equipo de Vengadores en esta temporada
  • La nueva temporada de Thor será el tercer y último acto de la etapa Aaron
  • Joe Quesada estará en las oficinas de Marvel todo este año, enseñando a CB

 

3 de abril

eXtermination #1, por Ed Brisson y Pepe Larraz

Portada para Gameinformer del videojuego de Spider-Man, por Alex Ross, con información a lo largo de todo el mes

GUERRA DE SIMBIONES: DE CÓMO UNA AVENTURA SE CONTÓ PRIMERO EN FORMA DE VIDEOJUEGO

La aventura de la que vamos a hablar incorpora toda una trama de Ultimate Spider-Man de la que hasta ese momento no habían tenido noticia los aficionados que únicamente seguían la serie mensual del personaje. Como si se tratara de una versión oscura de Forrest Gump, que cuenta sus historias a quien quiera sentarse a su lado a  escucharlas, Eddie Brock nos narra un acontecimiento del pasado que le implica a él, al Hombre Araña, al Rino, a Marta Plateada… ¿Cuándo había ocurrido tal cosa? Podrían preguntarse esos lectores. Y por más que repasaran números atrasados, no encontrarían la respuesta… Porque estaban buscando en el lugar equivocado.

 

“Guerra de simbiontes” ofrece un ejercicio tan excepcional como el de integrar un videojuego dentro del discurrir de un cómic. Y es un videojuego como pocos de los que llegan a hacerse, no por su calidad, que la tiene, sino porque sus desarrolladores buscaron la ayuda de los creadores del personaje original. Ultimate Spider-Man es un proyecto pensado no sólo para los jugones, sino también para los aficionados al cómic, que nació al amparo de un momento muy dulce dentro de la historia del trepamuros en otros medios. Corría 2005. Treyart, un estudio de desarrollo perteneciente a Activision, había estado ya detrás de los dos títulos lanzados con motivo del estreno en cines de Spider-Man y Spider-Man 2. Ambos conservaban el nombre de la película, ambos ampliaban el argumento de la misma y ambos habían supuesto un enorme éxito a todos los niveles.  Unánimemente, se consideraban los mejores videojuegos que había protagonizado jamás el personaje, que por otra parte nunca había tenido demasiada suerte en ese campo hasta entonces, y en especial destacaba el segundo, de escenario abierto, algo que había popularizado la franquicia superventas Grand Theft Auto.

 

Conscientes de que tenían en las manos una de sus más importantes licencias y había que explotarla al máximo, Activision encargó a Treyart nuevos títulos que no estuvieran directamente vinculados con las películas, sino que se acercaran más al Spider-Man de las viñetas. En un momento dado, llegó incluso a hablarse de un Spider-Man Classics, ambientado en los primeros tiempos del trepamuros, pero nunca llegaría a hacerse. Sí llegó a buen término el primero de esos títulos al margen del cine, que no fue otro que Ultimate Spider-Man. En buena lógica, se trataba de la versión comiquera del héroe más accesible por todo tipo de aficionados, y con la que existían más coincidencias con respecto al cine. En la desarrolladora no sólo miraron de cerca al cómic, sino que además recurrieron a la técnica del cel shading, que permitía dar a los gráficos un aspecto de cómic en movimiento. Anteriores experiencias, como el videojuego basado en el cómic europeo XIII, habían señalado el camino a seguir, pero quizás en ninguna ocasión el resultado tendría tan buen aspecto como el logrado en Ultimate Spider-Man, que por lo demás seguía siendo un sandbox como Spider-Man 2, quizás menos largo y profundo, aunque más divertido, plagado de guiños a las viñetas y elementos “robados” al medio. Los desarrolladores partieron directamente de los diseños de Mark Bagley, a la par que embarcaron a Brian Michael Bendis en la escritura del guión. Contaría con la ayuda de Brian Reed, diseñador del proyecto, quien le acompañaría más tarde en varios cómics dentro de Marvel, antes de saltar en solitario a Ms. Marvel.

 

El que Bendis y Bagley aparecieran en lugar destacado en la contraportada dejaba entrever el objetivo de hacer partícipes del producto a los fans del tebeo. La publicidad de Ultimate Spider-Man prometió además una historia que formaba parte del Universo Ultimate, de manera que el jugador que hubiera seguido la serie podría constatar que se trataba de una secuela del primer encuentro del trepamuros con Veneno. De hecho, una de las principales atracciones consistía en la opción de elegir entre jugar como Spiderman o jugar en el papel del villano. En el curso de la aventura participaban otros muchos personajes. Algunos, como El Conmocionador, Electro o el Duende Verde, ya habían aparecido en el cómic, pero hubo otros, en especial Marta Plateada o El Escarabajo, que todavía no lo habían hecho. Una vez colocado el videojuego en las tiendas, quedó más o menos establecido que la trama transcurría a continuación de Ultimate Spiderman nº 14: Superestrellas y antes de Ultimate Spiderman nº 15: El Duende. Más tarde, o a la hora de promocionar la saga en la que Spidey se enfrentaría a Marta Plateada, los textos afirmaban que aquella historia era directa continuación del videojuego. Sin embargo, en dicho cómic tanto el héroe como la mercenaria actuaban como si nunca antes se hubieran encontrado. Otros pequeños detalles que se vendrían sumando con el paso del tiempo también entraron en contradicción con el videojuego. No importaba realmente: al cabo de tres años de su publicación, casi nadie se acordaba de aquello… Excepto Brian Michael Bendis, que decidió volver sobre el asunto, aprovechando como excusa que Veneno, o algo que se estaba pasando por Veneno, se enfrentaba a los Ultimates en el comienzo de la miniserie de Jeph Loeb y Joe Madureira (2008. The Ultimates nº 5: Sexo, mentiras y DVDs).

 

Y es así como llegamos a ese Eddie Brock sentado en un banco y que recuerda un incidente en el que participaron Rino, Marta Plateada, El Escarabajo, Roxxon, los Ultimates y, por supuesto, Spidey. ¿Que el lector no había jugado a Ultimate Spider-Man? Perfecto, porque todo sería nuevo para él. ¿Que lo había hecho? También perfecto, porque además de echar un vistazo a la interpretación que de la aventura haría Stuart Immonen, con el Veneno más espectacular que se hubiera visto nunca, también descubriría cambios en la trama del videojuego que servirían para hacerlo coherente con los tebeos y eliminar todas esas molestas contradicciones que habían surgido a lo largo del tiempo. Pero además el nuevo arco argumental no sólo miraba hacia el pasado, sino que señalaría el futuro. En lo que a los Ultimates se refiere, al justificar la manera en la que Veneno acabaría enfrentándose con ellos, y en cuanto al trepamuros, con el regreso de un personaje que había sido muy importante en el pasado y que lo volvería a ser más adelante. “Guerra de simbiontes” se demostraría como algo más que un instrumento para integrar una atípica saga dentro de la continuidad. Era también el último escalón que faltaba por subir antes del salto al vacío.

 

 

Artículo aparecido originalmente en Coleccionable Ultimate. Ultimate Spiderman nº 23

UNIVERSO VENENO: EL NOMBRE QUE ENVENENA NUESTROS SUEÑOS

En el principio, Spiderman era algo único. ¿Un adolescente superhéroe, preocupado por problemas económicos y sentimentales, que solía ser derrotado muy a menudo? No se le había ocurrido a nadie, hasta que llegaron Stan Lee y Steve Ditko. Y a la gente le apasionó. Tanto, que no tardaron en surgir versiones del concepto, ya fuera libres o literales. Se dice que el fracaso es huérfano, pero que el éxito tiene muchos padres, pero lo cierto es que, en el mundo del cómic, lo que el éxito suele tener es muchos hijos. O, lo que es lo mismo, muchos personajes derivados. El Hombre Araña cuenta con tantos que, en 2015, en Marvel montaron “Universo Spiderman”, una saga en la que aparecían todos ellos… ¡y salieron más de cuarenta, sólo con los personajes protagonistas y sin tener en cuenta todos los que estaban de fondo!

Hubo un tiempo en que Veneno también era único. Los que estábamos allí podemos dar testimonio de ello. La década de los ochenta agonizaba y en el horizonte imaginábamos algo diferente en los cómics. Spiderman se acababa de casar con Mary Jane y había un nuevo dibujante en Amazing, Todd McFarlane, que nos dejó clavados al asiento nada más contemplábamos sus páginas. Hacía un Spidey alucinante, retorcido y muy detallista, pero no era lo único: rompía las viñetas, buscaba perspectivas que te dejaban con la boca abierta, dedicaba páginas enteras a enseñar al trepamuros saltando por los tejados de Nueva York, y además su Mary Jane estaba tremenda, lo cual tiene su importancia cuando apenas sumas catorce años y te dicen que lees demasiados tebeos.

 

Y entonces… llegó el villano que anunciaba esa ansiada modernidad. Llegó Veneno. Era el malo de The Amazing Spider-Man #300 USA (1988), uno que no habíamos visto antes, lo cual ya era de por sí bastante llamativo. Un número tan redondo de la principal serie arácnida hubiera merecido de un Doctor Octopus, de un Duende (El Duende Verde estaba muerto en aquel tiempo y era una época en que en Marvel todavía se tomaban la muerte casi en serio), quizás de un Lagarto, de un Buitre o incluso de un Camaleón, por aquello de tratarse de un número conmemorativo y que El Camaleón fuera el primer villano al que hiciera frente el trepamuros, pero… ¿alguien nuevo?

 

Sólo que Veneno no era del todo nuevo. Su traje ya lo conocíamos. Era el simbionte alienígena que se trajera Spidey de las Secret Wars, y que ahora se había asociado con una mala bestia hipermusculada con buenos motivos para odiar al trepamuros, ya que le había desacreditado al desenmascarar al Comepecados. ¿Sabes? Habíamos leído todas esas historias de las que partía el personaje de Veneno, pero sin embargo seguimos viéndolo como algo distinto. ¿Por qué? Pues porque nunca antes se habían combinado tantas circunstancias inéditas a la hora de presentar una amenaza para Spidey. Apunta: sabía quién se encontraba bajo la máscara del trepamuros, recordaba a él y disponía de la mayoría de sus poderes, pero era mucho más corpulento, y paseaba la actitud de un auténtico hijo de perra. Octopus tenía sus planes de dominación, El Buitre robaba bancos y El Lagarto quería repoblar la Tierra con lagartitos, pero Veneno… sólo quería aplastar a esa maldita araña, y entonces sería feliz. ¿Hay algo que dé más miedo?

 

No, no había nada comparable a Veneno, sólo detalles que habíamos visto aquí y allá, en otros personajes. El simbionte con unas gotitas del propio Spidey, un puñadito de Juggernaut, un poco de Hulk… Nos atrapó desde aquel Amazing 300 USA, y atrapó a tantos aficionados que, a partir de ese momento, sus apariciones eran las más celebradas de todas. Sólo que más pronto que tarde… se empezaron a hacer repetitivas. Cada regreso del personaje seguía el mismo esquema, y a Michelinie y Todd McFarlane primero y Erik Larsen después se les agotaron las maneras de sacar a Veneno y que pareciera algo distinto a la anterior ocasión. Para entonces, el personaje era tan popular que en Marvel decidieron darle miniseries, en las que estaba un poco descafeinado, porque ya no le dejaban ser tan hijo de perra como en sus batallas contra el trepamuros.

 

¿Sabes lo que hicieron en ese momento? Se sacaron a “otro” Veneno de la manga, uno todavía más bestia, asesino y brutal que Eddie Brock. Se llamaba Matanza, estaba inspirado por el Anibal Lecter de El silencio de los corderos y volvió a flipar a la peña. Hasta hicieron una macroaventura con él, y después un videojuego. Pero Matanza no era suficiente, así que detrás llegó todo un planeta de simbiontes, y más tarde Toxina, y más tarde el simbionte estuvo sin huésped y más tarde empezó a pasar de mano en mano. En algún momento u otro, estuvo ligado a Angelo Fortunato, Mac Gargan, Flash Thompson y Lee Price, antes de regresar con Eddie Brock.

 

Treinta años después del nacimiento de Veneno la obviedad salta a la vista: nos hemos hecho viejos. Pero el Protector Letal está en plena forma. Marvel ha reivindicado la vigencia y la fortaleza del personaje de la mejor manera que podía haber hecho, devolviéndonos al Veneno original que tan buenos momentos nos diera tres décadas en el pasado, y que todavía hoy en día nos recuerda ese escalofrío que tuvimos la primera vez que lo contemplamos con nuestros ojos. ¿Sabes qué? La memoria también hace que el tedio progresivo posterior sea un recuerdo vago. Nos quedamos con la parte buena y menospreciamos la mala. Queremos volver a disfrutar de Eddie como Veneno. No hay otro como él.

 

Esta aventura, con la que se celebran esos treinta años en los que vivimos cubiertos por la brea negrísima de Veneno, nos recuerda la exclusividad de Eddie Brock de una manera un tanto paradójica: mostrando lo que ocurre cuando éste viaja a un mundo donde se han reunido un montón de Venenos para luchar contra una amenaza común. Ahí están, claro, todos esos Venenos que hemos conocido a lo largo de este tiempo, pero también otros que nunca antes se habían presentado. Y es entre sus iguales donde Eddie se alza como el primero y mejor de todos. Nos recuerda por qué nos quedamos con él antes que con cualquier otra versión, por más que Gargan fuera un serial killer de pesadilla, o por más que empatizáramos con Flash Thompson, o por más que nos cause tanto desasosiego un Peter Parker que nunca logró desembarazarse del simbionte. Ay, Eddie es como el primer amor, y aunque podamos tener una cita como ésta, en la que quedamos con todas las otras chicas con la que alguna vez estuvimos, el primer amor envenena nuestros sueños más que ningún otro.

 

Artículo aparecido originalmente en 100 % Marvel. Universo Veneno

1 2 3 5