BÚSQUEDA DE LOBEZNO: PROYECTO ADAMÁNTIUM 1 DE 2: GIROS INESPERADOS

Otro final de miniserie dentro de “Búsqueda de Lobezno”, y ya llevamos dos. Aquí tenemos la gran sorpresa de la que nos hablaba Tom Taylor en el Spot On del mes pasado y que no la vimos venir en absoluto. Aunque para ser más exactos, estamos hablando de dos revelaciones. La primera de ellas, es que nos hemos enterado que Laura Kinney, más conocida como Lobezna, no es una clon exacta de Lobezno, sino que parte de su genética deriva de la de su madre gestante, Sarah Kinney. La matización viene de la mano del guionista que ha escrito las aventuras del personaje durante los últimos tres años, así que Taylor está más que legitimado para acometer el cambio. Lo llamativo es que, de tener impacto en el futuro, lo más probable es que no sea él quien lo aborde, puesto que su serie de Laura ya ha terminado en Estados Unidos en el momento de publicarse este cómic. Será, por lo tanto, Mariko Tamaki, en la nueva andadura de X-23 quien elegirá, o no, tenerlo en cuenta. La segunda consiste en una derivada que no sabemos todavía dónde se abordará: eso de que hay alguien en La Patrulla-X que no es un mutante. Hubo tiempos en los que el grupo acogió algún que otro superhumano que de hecho no lo era, como por ejemplo Longshot, pero está claro que no es eso a lo que se refiere este cómic.

DESPEJANDO INCÓGNITAS En la primera entrega doble de la miniserie, tratábamos de ubicar cronológicamente la historia. Dada la presencia, dentro del mismo equipo, de Iron Man, Luke Cage, Jessica Jones y Spiderman, teníamos dos opciones posibles: o antes de que se pelearan con Tony en “Civil War”, o en el curso de “La Edad Heroica”, cuando habían vuelto a hacer las paces. La solución nos la da uno de los diálogos de los flashbacks, el que mantiene Logan con el Hombre de Hierro y en el que se menciona la Guerra Civil Superheroica. Por tanto, la respuesta correcta era la segunda. En el último flashback de todos, hay una nueva conversación de ambos personajes en la que se hace referencia a los problemas de confianza que había en la comunidad superheroica hacia Iron Man en aquel entonces, pese a haber restañado las heridas. Aquí hay que tener en cuenta que Tony reseteó su cerebro en el curso de “Reinado Oscuro”, por lo que su mente se había retrotraído a un momento anterior… pero seguía cayendo en los vicios de siempre, como probaba que hubiera reunido de nuevo a los Illuminati. Por último, en esa misma escena, Tony hace alusión al robo de su tecnología. En este caso, se refiere a la trama de “La guerra de las armaduras”, una de sus más recordadas aventuras, que ha sido recientemente reeditada en Marvel Gold.

LOS HOMBRES Y MUJERES DE HIERRO ¡Armaduras para todos, dijo Tony! Y allá que van nuestros chicos, embutidos en su propio traje de Iron Man, con las consabidas modificaciones necesarias para cada uno de ellos. Es bastante dudoso que esas armaduras vuelvan a verse y, de paso, reciban un nombre identificativo, pero de su mera aparición en estas páginas ya podemos deducir el modelo que versionan. ¡Es muy divertido fijarse en que R. B. Silva ha partido de diseños previos, pero añadiendo elementos propios de cada personaje, como los ojos de Spiderman o la máscara de Lobezna! Así, la armadura que lleva Laura es una evolución del Modelo 7, la variante de camuflaje que viéramos por primera vez en The Invincible Iron Man #152 USA (1991. Marvel Gold. Iron Man: El otro lado de la locura). La de Jessica Jones quizás sea la más fácil de identificar: es muy, muy similar a la tercera armadura de Rescate, que estrenara Pepper Potts durante los tiempos de Iron Man Superior (¡que escribiera Taylor!) y que nunca más se ha vuelto a ver. ¿Quizás estaba en un armario hasta este preciso momento en que la ha vestido nuestra detective privada preferida? La armadura que lleva Luke Cage recuerda, muy ligeramente, a la Armadura Thorbuster, que empleara Tony para luchar contra Thor cuando a éste se le había ido un poquito la pinza, en Iron Man vol. 3, #64 USA (2003. Colección Extra Superhéroes. Thor nº 3)… ¡aunque la bola de hierro con cadena es algo completamente nuevo! Por último, Spidey no viste ninguna armadura que nos recuerde a otra anterior, pero sí al traje casero que se ponía el personaje en Spider-Man: Homecoming.

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: PROYECTO ADAMÁNTIUM 1 DE 2: EL REGRESO DE LOS NUEVOS VENGADORES

Arranca la miniserie integrada dentro de “La búsqueda de Lobezno” que supone la reunión del supergrupo más popular de la primera década del siglo XXI. Cuando Lobezno y Spiderman se unieron a Los Nuevos Vengadores, muchos fueron los lectores veteranos que se llevaron las manos a la cabeza. Sin embargo, ambos permanecieron en el equipo durante largo tiempo y fueron dos de los ingredientes fundamentales para llamar la atención de una gran parte del público y hacer de aquélla la serie de referencia del momento.

La idea de recuperar tal espíritu, con motivo del regreso de Logan, vino del propio editor Mark Paniccia, quien preguntó a Tom Taylor (Lobezna) si estaría interesado en la oportunidad de escribir a Spiderman y a Luke Cage, además de volver sobre el Hombre de Hierro, personaje al que ya se acercara con motivo de Iron Man Superior. El guionista respondió afirmativamente antes de que el editor tuviera la oportunidad de añadir nada más. Fue Taylor quien reclamó incluir en el mix a Jessica Jones, en lugar de otro personaje que le había sugerido Paniccia (¿Spiderwoman? Quizás nunca lo sabremos). Al dibujo, tenemos a R. B. Silva, brasileño que se ha consolidado enormemente por su trabajo tanto en Patrulla-X Oro como en Patrulla-X Azul, y que siempre había querido dibujar a Lobezno. “Me gusta imaginarlo un poco caricaturesco: gruñón y divertido”, comentaba a George Marston, de Newsarama.com. “Trato que se vea que es bajito y achaparrado, en las imágenes en que aparece con otros personajes, y que su lenguaje corporal sea superlativo. Es, sin lugar a dudas, uno de los personajes más expresivos que he tenido el placer de dibujar. Mola también la manera en que fluyen las relaciones entre todos los protagonistas. Todo es muy dinámico y emotivo”.

SECRETOS DEL PASADO ¡Quién nos iba a contar que, con tanta narración descomprimida, Brian Michael Bendis se dejó algo en el tintero! Y sin embargo esta historia sitúa sus objetivos en acercarnos a una aventura jamás contada de los tiempos de Los Nuevos Vengadores. Tom Taylor incluso ha hecho algún guiño al estilo de Bendis, con esos diálogos espontáneos repartidos por viñetas casi idénticas. En cuanto a la ubicación cronológica de los acontecimientos del pasado, apostamos por algún momento previo a “Civil War”, puesto que Iron Man todavía forma parte del equipo… aunque hay otra posibilidad: que los flashbacks se retrotraigan a la época de “La edad heroica”, cuando Tony Stark vendió a Luke Cage la vieja mansión de Los Vengadores por un dólar y ahí se quedó su grupo. En aquella época, Iron Man no estaba en la alineación del equipo, pero al menos sí que había limado sus problemas con ellos, de forma que bien podía aparecer a efectos de invitado. Quizás la segunda mitad de la miniserie arroje más luz al respecto. Por el momento, Taylor avisa: “Vamos a ofrecer una gran revelación para todos los fans. Espero que no rompa Internet, porque Internet es algo muy útil, pero la sorpresa bien podría dejarla mal parada”.

EL COLOR QUE NUNCA EXISTIÓ No, no le pasa nada raro a tu copia de este cómic. Ese moiré que puede apreciarse en las páginas de flashback no pretende sino hacernos ver que la acción ocurrió en el pasado, cuando el color de los cómics no era tan sofisticado como el de ahora. Efectos similares ya se han utilizado antes en este tipo de propuestas, y así hemos visto resurgir desde el blanco y negro hasta las tramas, pasando por los típicos manchurrones de color, corrimientos y desenfoques que eran habituales en los setenta y en los ochenta. Estas técnicas suelen exagerar el efecto, para que sea obvio a todos los observadores, y el caso que nos ocupa es un buen ejemplo de ello: el color de hace una década ya se cuidaba tanto como ahora, y en absoluto producía esos moirés. De hecho, para conseguir un efecto similar en un cómic viejo, tendrías que acudir a los de bastante tiempo atrás… ¡y escanearlo o hacer fotocopias!

 

Spot On aparecido en Búsqueda de Lobezno: Proyecto Adamántium nº 1