MARVEL 2 EN UNO 8: A LA ESPERA

Sabemos que el mes que viene vuelven por fin Los 4 Fantásticos (¡Aleluya, hermanos! Nuestro señor Jack Kirby, todopoderoso dios verdadero que está en las alturas, nos ha escuchado. ¡Regocijaos!), por lo que esta colección pierde el objetivo con el que nació, que no era otro que buscar a la mitad del equipo que ha estado ausente durante este tiempo interminable. Sin embargo, tendremos Marvel 2 en uno durante unos cuantos meses más, así que puede ser muy interesante ver la manera en la que Chip Zdarsky combina ambas circunstancias. Por lo pronto, estos dos episodios tienen lugar antes de los hechos narrados en El Invencible Iron Man nº 94, en el que por fin reaparecía Tony Stark y con Victor Von Muerte ocurrían… cosas. Por si todavía no lo has leído, mejor no entrar en detalles, pero conviene que te hagas con él para hacerte una idea del futuro que le aguarda al que fuera el antagonista supremo de La Primera Familia y que, con total seguridad, también formará parte del futuro de la misma. ¿Como villano o como aliado? Ah, eso será algo que todavía no queremos desvelarte y preferimos que descubras por ti mismo.

 

PÉREZ A ESCENA Hay que ver lo bien que está cuidando Tm Brevoort esta serie, consciente de que sirve de avanzadilla al regreso de Los 4 Fantásticos. Después de haber pasado por aquí Jim Cheung, Valerio Schiti y Declan Shalvey, recibimos a nada menos que Ramón K. Pérez, excelente artista que se reparte entre el terreno indie, donde nos dejó esas dos obras maestras que son Cuento de Arena y Jane, y el comercial, con trabajos para IDW, Archie… y Marvel, donde le hemos tenido en títulos como Lobezno y La Patrulla-X, Nova, Ojo de Halcón o El Asombroso Spiderman. Pérez nos acompañará al menos hasta el nº 12… que además podría ser el último, a qué ocultarlo.

 

LA AMÉRICA GÓTICA Llevábamos mucho tiempo sin saber nada de Jay Anacleto, el artista que se encarga de la portada de nuestro segundo cómic incluido en esta entrega. Anacleto, con su nombre de profundas resonancias comiqueras en España, es un artista filipino nacido en 1961 que entró en la industria tras recibir el apoyo de su compatriota Whilce Portacio. Entre 1999 y 2003 dibujó Aria y Athena Inc, para Avalon Estudios. En Marvel destaca como portadista, además de por la que podríamos considerar como su más importante obra, el dibujo de Marvels: El ojo de la cámara, secuela de la Marvels original que escribiera Kurt Busiek y fuera publicada, después de una larguísima espera y todavía acumulando retrasos, entre 2009 y 2010. El detalle anecdótico de la portada que ha realizado para este número lo encontramos en que se trata de un homenaje a American Gothic, un celebérrimo cuadro pintado por Grant Wood en 1930, que se ha convertido en una de las pinturas más conocidas del siglo XX. La obra está expuesta en el Instituto de Arte de Chicago y ha sido homenajeada en multitud de ocasiones, con unos cuantos tributos dentro del mundo del cómic. Rememorando American Gothic hemos visto al Caballero Luna, personajes de Elektra: Asesina, el Detective Marciano y esposa, Los Simpson, Mickey y Minnie Mouse, Kermit y Peggy, de Los Teleñecos… esa capacidad para asimilar el cuadro dentro la cultura popular ha servido para hacerlo todavía más célebre. El nombre del mismo, además, fue utilizado para titular una de las más recordadas sagas de La Cosa del Pantano.

MARVEL 2 EN UNO 6: “MONSTRUOSAMENTE ÉPICO”

Así definía, el propio Chip Zdarsky, este último capítulo del primer arco argumental de Marvel 2 En Uno. “¡La gente quiere gigantescos monstruos de roca luchando contra Muertegalactus!”, proclamaba el guionista, desde su imprescindible cuenta de Twitter. En pasadas ocasiones, hemos visto a Galactus medirse mediante fuerza bruta con otros individuos, pero nunca contra Ben Grimm, que siempre que se enzarzaba a tortas con el Devorador de Mundos era desde la modestia de su tamaño frente al de Galactus. El camino para conseguir semejante choque obedece además a las reglas del Universo Marvel: en lugar de sacarse de la manga algún compuesto de nueva creación, Zdarsky recurre a lo que tiene a mano, las Partículas Pym que permiten a Henry Pym y sus sucesores reducirse al tamaño de Hombre Hormiga o agrandarse hasta la talla de Hombre Gigante. Seguimos sin tener a Los 4 Fantásticos, y hay que recordar que ni el Reed ni la Sue que figuran en la aventura son los nuestros, pero Zdarsky demuestra su talento para equilibrar el peso de cada uno de los cuatro miembros del equipo: todos juegan un papel importante en la derrota de Muertegalactus. Los buenos guionistas de La Primera Familia son, precisamente, los que dan una importancia similar a los cuatro héroes, frente a aquellos que se centran sólo en Reed y dan a entender que el resto no son más que comparsas. Además de eso, la historia nos trae una alucinante historia de amor, la de Estela Plateada y Emma Frost, y un final que deja con muchas ganas del siguiente número: Ben ya sabe la verdad, lo que condicionará el siguiente paso en nuestra búsqueda.

 

ECOS DEL PASADO

Jim Cheung se despide de esta colección por todo lo alto, con una historia de proporciones gigantescas en la que vuelve a demostrar su indudable capacidad para proveer un gran espectáculo superheroico. No sabemos si el artista seguirá presente en Marvel, ya que la editorial suele contar con él para encargarse de material promocional, como el póster que ha servido para anunciar la siguiente temporada de la editorial y para números puntuales dentro de ocasiones de relevancia, como ésta que nos ocupa, pero lo cierto es que el artista anda ahora enfrascado en la realización de algunos pocos episodios para La Liga de la Justicia de América, que publica DC Comics. Siga o no colaborando también con Marvel, aquí termina su participación en Marvel 2 En Uno., Cheung arranca el episodio mediante una portada que homenajea a la de Fantastic Four #60 USA (1967. Marvel Gold. Los 4 Fantásticos nº 3: La edad dorada). La elección no podría ser más oportuna, puesto que, efectivamente, en la cubierta original nos encontramos un mano a mano de La Cosa contra el Doctor Muerte, como puedes ver en la imagen en miniatura que acompaña este texto, pero es que además ese episodio formaba parte de la mítica saga en la que el peor enemigo de Los 4 Fantásticos conseguía hacerse con los poderes cósmicos de Estela Plateada, que al fin y al cabo derivan de Galactus. Además, en aquella aventura, al igual que en ésta, contemplábamos la poderosa imagen del Doctor Muerte manejando la tabla de surf de Norrin Radd.

 

Spot On aparecido originalmente en Marvel 2 En Uno nº 6