PATRULLA-X ORO 79-17: CUENTAS PENDIENTES

Superada la boda, o la no-boda, que es lo que se lleva esta temporada, podríamos decir que comienza el tiempo de descuento para la estructura actual de la Franquicia Mutante. Dentro de unos meses, ya no habrá colores y regresaremos a La Imposible Patrulla-X de toda la vida. Será, aproximadamente, hacia marzo de 2019, con lo cual tenemos todavía unos cuantos meses para el cierre ordenado y tranquilo de tramas… máxime teniendo en cuenta que, tanto esta serie como Patrulla-X Azul, se nutre con entregas dobles. Por si fuera poco, la resolución del problema de Los Cinco Originales se traslada al evento de la temporada, que acaba de comenzar y que responde al título de eXterminio. No esperes, por lo tanto, que a los autores mutantes les vaya a entrar prisa, sino todo lo contrario. En la lista de tareas de Guggenheim, una vez resuelto, ejem, de la manera que él no tenía previsto, el romance de Kitty y Coloso, vamos con todo lo demás, y la primera de las cuestiones sobre la mesa no era otra que la de Rachel Grey. La intención del guionista durante todo este tiempo fue la de calentar a fuego lento una puesta al día de “La saga de Fénix Oscura”, y los paralelismos con el clásico no han dejado de surgir en todo este tiempo. No tenemos disponible a Mente Maestra, el causante de la deriva original de Jean Grey, pero en su lugar Guggenheim recurre al otro villano telépata que suele circundar a La Patrulla-X: Mesmero.

EL DESTINO DE COLOSO
Déjanos confesarte que había algo en relación a Kitty, Peter y la boda de ambos que ya nos venía rechinando en los meses anteriores a la publicación del fatídico cómic. Y es que Marvel había anunciado la nueva etapa de Increíble Patrulla-X, como equipo organizado y con miembros fijos, y entre ellos se encontraba el mutante blindado, pero no Kitty. Eso, en cierta manera, hacía presagiar un desenlace distinto al previsto inicialmente, aunque no acabábamos de imaginar que en el Bullpen fueran tan crueles al respecto del que ha sido siempre el romance favorito de los lectores veteranos. El caso es que el mutante blindado sale de Patrulla-X Oro y, el mes que viene, lo tendremos en la mencionada colección, junto a Kaos, Dazzler, Sendero de Guerra y La Bestia. Échale un vistazo, que este giro de Increíble Patrulla-X ha sido una sorpresa de lo más agradable.

REGRESO AL FUTURO
En concreto, al que mostraba “Días del futuro pasado”, un mundo alternativo donde Jean Grey nunca se convirtió en Fénix, Magneto terminó por liderar a La Patrulla-X… y Kitty y Coloso estaban felizmente casados. Al margen de todo ello, era un futuro distópico que no podía ser más sombrío, donde la raza mutante había sido aniquilada por Los Centinelas y los supervivientes resistían en campos de concentración. En la historia clásica, la mente de Kitty viajaba a nuestro presente, con el objetivo de cambiar las cosas, pero no sabíamos si llegaba a conseguir su propósito. En la recreación que ha tenido lugar en la mente de Rachel Grey no se lleva a cabo ese plan desesperado, pero sus amigos mueren igualmente, con algún que otro homenaje gráfico a la aventura original. En concreto, Tinta es asesinado de la misma manera en que lo fue Lobezno, y si nos salimos de la recreación y nos vamos al segundo episodio y al ataque del Centinela contra Tormenta, tenemos una repetición de lo sucedido con su equivalente del futuro. Por cierto, aunque al final de la historia desaparezcan las marcas de sabueso del rostro de Rachel, no es algo a lo que vayamos a decir adiós. El motivo lo puedes descubrir, este mismo mes, en eXterminio nº 1. Y es que ella quiere mirar adelante, pero se lo van a poner muy difícil.

ARMA X 15: ¡BIENVENIDO, ROJO OMEGA!

Ahora tocaría añadir eso de que “¡Ojalá sobrevivas!”, que le dijeron a Kitty Pryde en portada cuando se unió a La Patrulla-X y que, desde entonces, se ha convertido en toda una tradición cada vez que alguien se apunta a un grupo mutante, pero esta vez el deseo deberíamos lanzarlo a los restantes miembros del equipo, dado que Rojo Omega es uno de los peores asesinos y criminales que frecuentan el entorno del Homo superior. Este personaje es el resultado del noventerismo en estado puro: los lectores contemplaron su aspecto por primera vez en un memorable pin-up de X-Men #1 USA (1991. 100% Marvel HC. La Patrulla-X: Génesis Mortal 2.0), junto con otros villanos que aparecerían en posteriores aventuras. Ocurre que Chris Claremont se fue en el tercer número, y todas esas amenazas fueron presentadas por un Jim Lee desatado y sin cortapisas. En concreto, Arkady Gregorivich Rossovich, que es el verdadero nombre de este sujeto, llegó en el cuarto número, ya metidos en 1992, y enseguida se desveló como un oponente perfecto para Lobezno. Al igual que éste, Rojo Omega es el resultado de uno de tantos empeños fallidos en recrear un Supersoldado similar al Capitán América, en este caso al servicio del KGB, y con el detalle de que, en su vida anterior, era un asesino en serie. Mientras Lobezno tiene sus garras de adamántium, Arkady cuenta con látigos retráctiles implantados. Y aunque se ha enfrentado en alguna que otra ocasión más con La Patrulla-X, el villano ha concentrado sus esfuerzos en Lobezno a lo largo de los años. Pese a lo que pudiera parecer, no estamos en absoluto ante un personaje sobreutilizado, de manera que, en este cuarto de siglo largo de existencia no ha alcanzado todavía el centenar de apariciones.

DE HOZ Y COZ
Fíjate que, cuando se presentó a Rojo Omega, la Unión Soviética acababa de disolverse. Pese a todo, los símbolos del pasado pesan como una losa, de forma que, a la hora de enseñarnos el equivalente ruso actual de SHIELD, en Marvel no han tenido mejor idea que nombrarlo como SICKLE, un acrónimo, con significado todavía por descubrir, pero que, como palabra, se traduce al castellano como hoz. Ojo, porque esta hoz lleva ya algunos meses poda que te poda. El concepto fue ya apuntado por Marc Guggenheim en X-Men Gold #11 USA (2017. Patrulla-X Oro nº 68), a cuenta del viaje de los mutantes a Rusia y al encuentro que allí tuvieron, precisamente, con Rojo Omega. Una vez terminaba la batalla, Coloso dejaba caer que SICKLE había puesto al villano bajo su custodia, lo que enlaza con la historia que acabamos de leer, y en la que hemos descubierto que el director de la agencia es nada menos que el hermano de éste.

EL NUEVO EQUIPO
Ten presente además que Rojo Omega es la primera, pero no la última, de las incorporaciones que traerá para el grupo el liderazgo de Dientes de Sable. Se trata de un proceso que culminará en Arma X nº 18, ya en enero del año que viene, y que incluso acarreará un cambio de nombre. “Rojo Omega, para mí, es el más noventero de todos los personajes”, comentaba al respecto Fred Van Lente con Dave Richards, de Comic Book Resources. “Es muy divertido de escribir y supone un buen contraste con Dientes de Sable, porque en muchos aspectos es incluso más salvaje que Victor. En los siguientes números, veremos nuevos mutantes y algunos cameos sorprendentes… bueno, quizás no tan sorprendentes si tenemos en cuenta que la historia transcurre en Rusia. Siempre me gusta cuando La Patrulla-X interactúa con personajes que están fuera del circuito de los mutantes”. Y añade: “Una vez hayamos acabado la historia, puedo prometer que al menos tendremos dos nuevas incorporaciones”.

 

Spot On aparecido originalmente en Arma X nº 15

PATRULLA-X ORO 76: PREPARATIVOS DE BODA

Primera de las tres abultadas entregas que dedicaremos a la boda del siglo: el enlace de Kitty y Coloso. Estamos ante una de las relaciones más largas y complejas que han tenido lugar en el Universo Marvel. El romance entre estos dos mutantes se remonta a los años ochenta, cuando ella acababa de entrar en el grupo. La relación se rompió, pero marcó de tal manera a los personajes y a toda una generación de lectores que, por más tiempo que pasara, y por más personas que intimaran con cualquiera de los dos, durante todos estos años la mayor parte de los lectores mutantes han tenido siempre la impresión de que estos dos estaban destinados a acabar juntos… ¡tal y como parece que ocurrirá! Aunque, sabiendo como son las cosas en el entorno del Homo Superior, nosotros todavía no daríamos nada por supuesto. Van a ser unos meses muy interesantes, hasta que los veamos ante el altar.

EL RETORNO DEL PADRE Antecediendo el arco argumental, hemos colocado los dos primeros relatos de un número extraordinario, publicado en Estados Unidos bajo el título de X-Men: The Wedding Special, pero que tiene la particularidad de que no es en su interior donde se celebra la boda. En su lugar, lo que nos encontramos son los preparativos de la ceremonia, mediante tres historias desarrolladas por otros tantos equipos independientes y que se concentran en los rituales que suelen anteceder a este tipo de celebraciones. El primero es el que más atención ha concitado a su alrededor, puesto que supone el regreso de Chris Claremont, el hombre que hizo que los mutantes de Marvel fueran un fenómeno de masas, tras una prolongada ausencia de tres años en los que ha estado alejado del procesador de textos, aunque bajo contrato de la editorial. Claremont se reencuentra con su aliado de otras ocasiones, Todd Nauck, con el que coincidiera también en la más que digna serie que protagonizara Rondador Nocturno entre 2014 y 2015, y que aquí ofreciéramos integrada en X-Men Presenta. El Patriarca Mutante y su compañero de batallas repiten aquí un ejercicio que ya le viéramos acometer con Kurt, y que consiste en retrotraerse a momentos clave de la historia de Kitty. Curiosamente, comienzan con una situación que no fue escrita por Claremont, el final de la etapa de Joss Whedon y John Cassaday en Astonishing X-Men, y a partir de ahí se retrotraen hasta las primeras apariciones de Kitty, durante “La saga de Fénix Oscura”, la miniserie compartida con Lobezno, la ruptura con Peter o sus idas y venidas del equipo. Destaca la figura de Carmen Pryde, el padre de Kitty, que siempre fue objeto de mucha atención por parte de Claremont. El escritor incluso ha vuelto a los tiempos de ella como camarera, una situación en la que la retrató en la miniserie Mekanix (2002). Ah, un detalle de importancia: Ha tenido que venir por aquí Claremont para que Kitty pudiera reencontrarse con Lockheed… ¡todos se habían olvidado del entrañable dragón! Son diez páginas llenas de guiños a los lectores veteranos que hayan seguido a la mujer-X a lo largo de todos estos años, y en especial en las historias escritas por Claremont, pero el que sin duda es para nota es el de la aparición de Alasdhair Kinross, un secundario que apareció única y exclusivamente en la miniserie X-Men: True Friends, de 1999, que a su vez suponía la culminación de un proyecto que había iniciado Claremont con el dibujante Rick Leonardi más de una década atrás. Uhm, y sí, también está ahí el fantasma de Lobezno, cuando todos sabemos, desde Marvel Legacy Alfa, que está vivito y coleando. ¡Alguien debió de olvidarse de avisar al guionista! La segunda de las historias, ya con Guggenheim al guión, enlaza con el primer episodio del arco de la boda, que tienes a continuación, aunque siendo puntillosos habría que decir que se coloca en medio del mismo. No lo hemos puesto ahí porque eso hubiera roto el ritmo del episodio… ¿y la tercera? ¡Nos la reservamos para ubicarla en su lugar cronológico oportuno!

 

Spot On originalmente aparecido en Patrulla-X Oro nº 76