EL VIEJO OJO DE HALCÓN 7 DE 12: EL DÍA DE LA INFAMIA

Comenzamos la segunda mitad de la maxiserie protagonizada por El Viejo Ojo de Halcón con un ejercicio de paralelismos con respecto a la obra original de Mark Millar y Ed McNiven. Ellos también esperaron a llegar hasta el ecuador de su obra maestra para abordar las circunstancias en que fue masacrada La Patrulla-X y la manera en que esto había conmocionado a Lobezno: un relato de semejantes características necesitaba tiempo para prepararse a fuego lento, y los autores acertaron a la hora de esperar. En el caso de Logan, los villanos utilizaron el control mental para hacerle creer que se enfrentaba con ellos, cuando en realidad estaba luchando contra sus compañeros. En el caso de Los Vengadores, por el contrario, se sirvieron de un caballo de Troya.

ASALTO INTERNO A LA MANSIÓN Poco después del nacimiento de Los Vengadores, surgieron Los Señores del Mal, como contrapartida oscura de los héroes. Se enfrentaron en múltiples ocasiones, sin llegar a posicionarse en el lugar de antagonistas principales. Pero entonces llegó Helmut Zemo, el hijo del Barón Zemo original, que había fundado la agrupación, reconstruyó sus filas y bajo un plan brillante consiguió la mayor victoria que hubiera logrado ningún otro antagonista de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra. La historia fue popularmente conocida como “Asalto a la mansión”, se publicó en The Avengers #273-277 USA (1986-1987. Marvel Gold. Los Poderosos Vengadores nº 9), con Roger Stern, John Buscema y Tom Palmer como artífices, y fue la simiente por la que luego nacieron, una década más tarde, los Thunderbolts, que no eran sino Los Señores del Mal primero disfrazados de héroes y luego embarcados en la ruta de la redención. Pues bien, en Los Baldíos, Zemo se ha servido de nuevo de ellos para asestar el golpe definitivo a Los Vengadores, en una historia con reminiscencias de la primera, como sólo un autor tan consciente del legado como Ethan Sacks podría haber hecho.

EL EPISODIO DE DESCANSO Ya te habrás dado cuenta que este mes Marco Checchetto se encarga sólo de la portada y de la última página del relato. El hecho de tratarse de un flashback en su casi integridad ha servido de excusa al editor Mark Basso para situar en este preciso momento un descanso para el dibujante titular, que regresará el mes que viene, esperemos que con el objetivo de llegar hasta el final de estos doce números. El elegido para sustituirlo, y narrar un episodio tan trascendental como el que nos ocupa es Ibraim Roberson, alguien que lleva mucho tiempo pululando por la Franquicia Mutante, sin que llegue a tener una serie específica asignada. Recordamos que fue el encargado de los episodios de New Mutants asociados con “Advenimiento”, allá por 2010, y desde entonces ha estado en episodios sueltos de Generación Hope, El Hombre de Hielo o “Necrosha”, además de, ya en la presente temporada, arcos argumentales completos de El Viejo Logan y Arma X. Al respecto de su trabajo aquí, y en general de todo el episodio, Sacks escribía lo siguiente en su cuenta de Twitter: “De verdad que me costó escribir esto, porque tuve que matar sin piedad a tantos héroes que he amado desde la infancia, y eso fue antes de que Ibraim Roberson hiciera esas muertes tan terriblemente espeluznantes. Así que espero que vendamos lo suficiente como para poder pagar las facturas de mi terapia”.

LA NOTA CULTURETA El título de este episodio evoca un poema escrito por Charlotte Brontë en memoria de su hermana Anne. “Para mí, hay poca alegría en la vida / Y poco terror en la tumba / He vivido la hora de la partida / de alguien por quien hubiera muerto para salvar”, escribía la mayor de las Brontë acerca de su hermana pequeña, muerta en 1849 cuando tenía 29 años, a causa de tuberculosis, apenas medio año después de que también hubiera fallecido la mediana de las hermanas, Emily. La propia Charlotte encontró a su vez su destino, de nuevo por tuberculosis, en 1855. El poema que escribió sobre Anne resulta oportuno a la hora de retratar una funesta época de horror y tragedias.

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 6 EL ORIGEN DE LAS ESPECIES

 

Alcanzamos el ecuador de nuestra miniserie, con un episodio muy rico en acción, que además arroja algunas certidumbres acerca de la mitología de Los Baldíos. ¡Entramos en detalle sin más dilación!

REUNIÓN DE ARQUEROS El final del número anterior nos trajo la vuelta de Kate Bishop, lo cual no deja de tener su miga, puesto que Jeff Lemire ya nos había narrado un futuro alternativo en que ambos volvían a unir sus arcos. Esta vez estamos en el contexto de Los Baldíos, y quizás por eso tenga mucho más fuerza la historia. “Me encanta la idea de usar a Kate”, decía Ethan Sacks a Tucker Chet Markus, de Marvel.com. “Clint casi ha perdido su visión y no puede seguir haciendo esto en solitario. Necesita ayuda, y ella es perfecta por varias razones. La primera es que tienen una gran relación desde hace tiempo. Una vez que desaparece la desconfianza, surge la complicidad. Se conocen y saben que pueden pelear bien cuando están juntos. La segunda, las habilidades de ella son similares a las de él. Si hubiera traído a alguien como Hulka, Clint habría quedado en segundo plano. Esto será algo que hagan juntos”.

TENEMOS UN T-REX Es consciente Sacks de que, cuando alguien pone un dinosaurio encima de la mesa, la afición se acuerda de Parque Jurásico, así que él mismo reconoce la importancia de la saga literaria y cinematográfica, y nos deja un guiño, mediante esa viñeta del espejo retrovisor que evoca la mítica escena de la película de Steven Spielberg con la que se abrió la franquicia. El T-Rex de nuestra historia no tiene un sabroso abogado que llevarse a las fauces, así que opta por los simbiontes. Y aquí es donde hemos llegado al punto sobre el que más hay que llamar la atención. Si no has leído o has olvidado Lobezno: El Viejo Logan, no deja de ser una escena llamativa e impactante, pero si en cambio tienes en la cabeza la obra de Mark Millar y Steve McNiven… todo cambia, ¿verdad? Durante el trayecto que recorrían Lobezno y Ojo de Halcón, los dos viejos héroes iban encontrándose con todo tipo de sorpresas, vestigios de un mundo superheroico que había dejado de existir cincuenta años atrás. La más extraña de todas, probablemente, era la que se presentaba en la última página del quinto episodio… ¡nada menos que un T-Rex controlado por el simbionte de Veneno! La bestia se enfrentaba a nuestros protagonistas, tan sorprendidos como nosotros, y no había pista alguna acerca de su procedencia, salvo una conjetura de Clint, por la cual se trataba de un dinosaurio de La Tierra Salvaje que se habría encontrado con un simbionte. “Sí”, podíamos decir nosotros, “pero… ¿cómo?”. Cuando se trata de un guionista como Mark Millar los “¿cómo?” no importan demasiado, porque de lo que se trata es de crear imágenes y situaciones que se nos queden clavadas en el cerebro, y con ésta a fe que lo consiguió. Pero Sacks quería averiguar la manera en que se había llegado a producir una unión tan inesperada. ¡Y aquí nos lo ha descubierto! Quizás le inspirara la frase que pronunciaba El Viejo Logan en la viñeta anterior al comienzo de la persecución: “El pasado sólo duele si dejamos que nos alcance”.

EL SIGUIENTE MIEMBRO DE LOS THUNDERBOLTS La actual obra, aunque se ambiente cinco años antes de la acción de “El Viejo Logan”, se está publicando bastantes años después del lanzamiento de aquella aventura. Por lo tanto, en esos años se han dado situaciones dentro del Universo Marvel que el guionista podía incorporar a la trama. Por ejemplo, no hace mucho que El Soldado de Invierno se puso al frente de la última encarnación de los Thunderbolts, lo que lo convierte en un miembro más del equipo. ¿Tuvo, por lo tanto, algo que ver con la emboscada contra Los Vengadores? Lo que sí está más o menos claro es que ha vuelto a caer en manos de los malos, como ya le ocurriera cuando fue dado por muerto, a finales de la Segunda Guerra Mundial. Apuntamos además el paralelismo que se nos viene encima: a mitad de “El Viejo Logan”, en el quinto capítulo, tenía lugar el flashback que nos narraba la muerte de La Patrulla-X, contado en primera persona por el propio Lobezno, y aquí nos disponemos a escuchar, de boca de Clint Barton, la historia de la muerte de Los Vengadores.

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 5: LA HERMANDAD DE VENENO

Se ha estado cociendo a fuego lento desde el comienzo de la serie, y aquí lo tenemos por fin. El único duplo de Madrox superviviente se hizo amigo de cierto simbionte alienígena y ahora ha llegado el momento de saldar su cuenta pendiente con Clint Barton.

 

 

LA CASA ROJA “Adivina quién se queda La Casa Blanca”, era la pregunta que hacía Cráneo Rojo antes de estrangular al Capitán América, en las páginas de la saga original de El Viejo Logan, desarrollada por Mark Millar y Steve McNiven y de la que es pre-cuela el cómic que nos ocupa. En aquella aventura, el villano nazi transformaba el que hasta entonces había sido el hogar del presidente de Estados Unidos en un templo de su ideología. Esos cambios todavía no se han producido aquí, por lo que contemplamos el edificio tal y como quedó tras la derrota de los superhéroes. Eso… o alguien se olvidó de mandar a Marco Checchetto el aspecto con el que se quedaba el edificio después de las modificaciones de Cráneo Rojo.

UN HOMBRE DE CONFIANZA ¿Te has fijado del tipo del bigotito que acompaña a Cráneo Rojo? Alguien con esas pintas no parece muy de fiar, pero, en algún momento del futuro, conseguirá ganarse la confianza de Ojo de Halcón y de muchos más, hasta engañar al viejo integrante de Los Vengadores. Tobias hace aquí su primera aparición cronológica, pero los lectores de Lobezno: El Viejo Logan ya lo conocían. Repasando de nuevo el clásico, fue él quien engañó a Clint Barton para hacerle llegar un maletín lleno de dosis del suero del Supersoldado… pero Tobias en realidad no trabajaba para ninguna resistencia, porque de hecho no existía ninguna resistencia: su lealtad, como acabamos de ver aquí, pertenecía a Cráneo Rojo.

EL SEÑOR DE LAS HORMIGAS Vamos con otro guiño al cómic de Millar y McNi-ven: Dwight, el chaval con el casco de Hombre Hormiga. También nos lo encontramos brevemente en la saga primigenia: ¡en una única página! Dwight impedía el paso por un puente, próximo a Des Moines, a todo aquel que no le pagara ochenta centavos. Quien se negaba, tenía que enfrentarse al millón de hormigas a sus órdenes, lo que suponía una muerte segura. El Viejo Logan nunca había oído hablar de Dwight y no tenía claro que se tratara de una broma, pero los huesos pudriéndose bajo el puente atestiguaban que, como decía Ojo de Halcón, aquellos eran “ochenta centavos bien gastados”. Tras divertirse al menos tanto como nosotros con la breve, pero intensa intervención del chaval, Ethan Sacks se preguntó cómo era posible que un crío así hubiera alcanzado tal dominio en el manejo del casco que creara Hank Pym. En estas páginas, hemos empezado a intuir la respuesta… ¡y tiene que ver con la muerte de su tío! ¿Acaso Dwight no se alza así como una versión granuja de Peter Parker? Aunque la respuesta a esa pregunta sea negativa, no hemos podido evitar hacérnosla.

ADIÓS A TURK Fue delincuente de poca monta, eterno esbirro de Kingpin, broma recurrente, el cliente fijo del Bar de Josie (hasta que, en este futuro postapocalíptico, se pasó al otro lado de la barra) y, en los últimos tiempos de la Tierra Primordial Marvel, poseedor de nada menos que una de las Gemas del Infinito, la que confiere control sobre la mente. Turk Barrett fue creado por Roy Thomas y Gene Colan, en Daredevil #69 USA (1970) y, después de casi cinco décadas tratando de pasar inadvertido, ha encontra-do un sangriento final que no se merecía, pero que nos ha dejado a todos impresionados. No hay un momento para las lágrimas, y menos en una línea temporal que amontona tan-tos cadáveres en su patio trasero. De momento lo dejamos aquí, cuando nos acercamos al ecuador de nuestra maxiserie. Para el mes que viene, dejamos esa sorpresa final con Kate Bishop, la mujer que llegara a heredar el título de Ojo de Halcón.

 

Spot on aparecido originalmente en El Viejo Ojo de Halcón nº 5

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 4: QUE NO PARE LA MÁQUINA

¿Cómo solucionan las crisis en Los Baldíos? ¿Qué método utilizan para que se mueva la economía y baje el paro? El régimen de los villanos lo tiene claro: hay que fabricar todo tipo de armas con las que seguir oprimiendo a la población. En otros tiempos se podía manufacturar cañones, carros de combate o misiles, pero ahora de la cadena de montaje salen… Muertebots. Estos robots son una reproducción tan perfecta del Doctor Muerte que éste habitualmente los utiliza para confundir a sus enemigos y hacerles creer que se están enfrentando al auténtico Muerte. En el pasado, también han empleado como recurso para dirimir disputas entre autores. Cuando a cierto guionista-dibujante de Fantastic Fourno le gustaba lo que hacían otros con el Doctor Muerte, se apresuraba a asegurar que aquél no era sino un Muertebot. Y en los tiempos más recientes incluso han sido motivo de sorna, con un personaje tan genial como el Muertebot de Vengadores I. A. Pero nadie ríe en Los Baldíos, y mucho menos Abe Jenkins. De villano de segunda a digno superhéroe, para acabar sus días fabricando dobles del dictador de Latveria y escapando a las puyas de sus compañeros de trabajo… hasta que llegó Ojo de Halcón.

 

LOS ORÍGENES Antes que de ninguna otra manera, a este personaje lo conocimos como El Escarabajo. Su carrera empezaba como enemigo de La Antorcha Humana, en Strange Tales#123 USA (1964), pero no tardó en diversificarse. Se enfrentó contra Spiderman, IronMan o Daredevil y, mientras mejoraba progresivamente su armadura,perteneció a equipos como El Sindicato Siniestroo Los Señores del Mal. Esta circunstancia fue especialmente destacada dentro de su trayectoria vital. No estuvo en la formación creada por el Barón Helmut Zemo para el mítico asalto a la mansión de Los Vengadores, pero Zemo sí le llamó para la idea más brillante de toda su carrera villanesca: la de crear un grupo de superhéroes que, en ausencia de Los Vengadores y Los 4 Fantásticos, se ganaran el favor de la opinión pública… pero que en realidad no eran otra cosa que villanos disfrazados. Ese grupo de superhéroes respondía al nombre de Thunderbolts y, en su seno, El Escarabajo pasó a serMACH-1, lo que, dicho sea de paso, conllevó una impresionante mejora estética.

 

LA TENTACIÓN DE HACER EL BIENLa trayectoria de los Thunderbolts es compleja, y pasó por muchas fases, plagadas de sorprendentes giros. Nosotros no podemos sino recomendarte que te hagas con toda la trayectoria inicial de la serie, publicada dentro de la Colección Extra Superhéroes, porque se trata sin duda de lo mejorcito que dio Marvel en los años noventa. Aquí basta precisar que, dentro de las filas del equipo, pronto surgieron dos facciones claras: los que le cogieron el gusto a pertenecer a los buenos y los que parecían del todo irredimibles… aunque esto también acabaría por cambiar. El caso es que AbeJenkins se encontraba entre los primeros, junto a Pájaro Cantor(la mujer de la que pronto se enamoró) y Atlas… cuyo destino final enLos Baldíosya leímos el mes pasado. Pero la mejor prueba de la redención de Abe surgió cuando Ojo de Halcón se puso al frente del equipo con el objetivo de legitimarlo, y la primera medida tomada a tal fin fue… la entrega voluntaria de MACH-1 a las autoridades, para que pagara en prisión su deuda con la sociedad. Abe consiguió superar la dureza de la cárcel y regresar a la acción, elevar su armadura de nivel y pasar a sucesivos MACH-II, III, IVy V… así hasta MACH-X, aunque en el camino se saltó algún que otro número. De esta forma, nos plantamos en el último intento de relanzamiento de Thunderbolts, que se saldó en apenas una docena de entregas, aunque las intenciones eran bastante buenas. En apariencia, MACH-X murió en el último número (Thunderboltsvol. 3, #12 USA, 2017. 100 % Marvel. Thunderbolts vol. 2, nº 2), pero es la clase de muerte confusa de la que en el Universo Marvel se escapa con total seguridad. ¿Cuándo? En el Universo Marvel convencional es algo que está por ver. En Los Baldíos, Abe permanecía con vida, pero no puede decirse que el destino le haya sonreído. Llegados aquí, no podemos sino preguntarnos si El Viejo Ojo de Halcón seguirá eliminando a sus viejos compañeros de batalla.

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 3: REENCUENTROS AMARGOS

Tercer jugosísimo número de esta serie, con un montón de detalles que salpican una por otra parte trepidante historia. Puro fan service que nos pone a cien, y que pasamos a pormenorizar a la de ya…

DONDE LOS HÉROES SE CONVIERTEN EN VILLANOS En casi cualquier parque de atracciones, puedes encontrar a personas disfrazadas como tus personajes favoritos con las que hacerte fotos. En el Mundo Asesino de Los Baldíos sucede lo mismo… más o menos. Sí, hay un tipo con el traje clásico del Capitán América, y seguro que se presta encantado a una bonita instantánea junto a él. Ocurre que, en un mundo controlado por los villanos, nadie quiere una imagen al lado de la representación del mayor héroe de Estados Unidos. ¿Para qué sacarte una foto con el Capi, si puedes molerlo a palos? Eso es lo que piensan los admiradores de Cráneo Rojo, Magneto, el Doctor Muerte y el Duende Verde.

 

VENDAS SOBREVIVIÓ A LA GRAN MASACRE La joven mutante consiguió escapar del golpe contra el Instituto Xavier. Cincuenta años después, Ruth Aldine ya es una anciana, pero no es difícil reconocerla detrás de su venda característica, sobre la zona en que deberían estar sus ojos. A la vista, nunca mejor dicho, del comentario que hace a Clint Barton, parece que sus poderes permanecen intactos, e incluso todavía conserva un souvenir de la época dorada de La Patrulla-X que seguro que se cotizaría a elevados precios. Y hablando de ojos…

 

EL DESTINO SANGRIENTO DE EL ORBE No hay historias con final feliz en LosBaldíos.El Orbe siempre fue un villano de segunda, pero en los últimos años había acabado teniendo cierta relevancia, después de que uno de sus escasos fans, Jason Aaron, tratara de encumbrarlo. En el curso dePecado Original, terminó por hacerse con el ojo de Uatu,El Vigilanteasesinado en dicha saga, y a incrustárselo en su torso. Así habría permanecido durante medio siglo, llegando incluso a prosperar, como pudimos ver el mes pasado, pero Bullseye no ha podido resistirse a la tentación de una cirugía radical.

 

OJO CON EL ORBE

Así acabó en «Pecado Original»

 

LOS CUATRO FANTÁSTICOS NUNCA VOLVIERON ¿Te acuerdas que la historia original de “El Viejo Logan”, la escrita porMark Millar y dibujada por Steve McNiven, estaba conectada con otros cómics de dicho guionista? En concreto, con la miniserie 1985… y con una estupenda etapa en Fantastic Four, donde lo acompañó Bryan Hitch. Los lazos entre los tres cómics eran muy débiles: pequeños guiños, más que sólidos argumentos, pero es interesante que La Primera Familia vuelva a mencionarse en estas páginas, y así se nos deje caer que Reed y Sue sobrevivieron al ataque de los villanos, pero están perdidos en la corriente temporal. Algo así ocurría en el Universo Marvel convencional hasta no hace demasiado. Hay que tener en cuenta que el cómic que tienes en tus manos se publicó poco antes de que fuera anunciado el triunfal regreso de Los Cuatro Fantásticos. Pero… ¿y si nunca hubieran vuelto? En el mundo de Los Baldíosnunca lo hicieron.

 

EL HOMBRE MÁS GRANDE DEL MUNDO El plato fuerte de este número se lo lleva el choque entreOjo de Halcóny Atlas. Y sí, compartieron muchas cosas en el pasado, ya que ambos coincidieron en las filas de los Thunderbolts, cuando Clint era el líder de Los Más Buscados de Marvel. Fíjate bien en la viñeta que MarcoChecchetto sitúa entre el momento en que el vengador tensa su arco y en que suelta la fecha. Se trata de un flashback a los viejos tiempos en el que incluso imita el estilo artístico de Mark Bagley, quien fuera responsable gráfico de aquella época. Lo mismo puede decirse de la fotografía que tiene colocada Erik Josten en su espejo. Y hablando de eso… ¡ops, mejor que eches un vistazo a nuestro avance del siguiente número!

LOS VIEJOS TIEMPOS

Ojo de Halcón como líder de Thunderbolts

 

Spot on originalmente aparecido en El Viejo Ojo de Halcón nº 3

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 2: DENTRO DEL CARCAJ

Con la serie ya en marcha, vamos a dedicar este segundo número a echar un vistazo a la manera en que este cómic llegó a ver la luz, siguiendo una larga conversación que nuestro compañero Tucker Chet Markus, de Marvel.com, ha mantenido con Ethan Sacks. Tensamos el arco, apuntamos… ¡y disparamos!

 

LA INSPIRACIÓN El Viejo Ojo de Halcónera uno de los personajes fundamentales deEl Viejo Logan. Teníamos un Clint Barton ciego, que se ha logrado ajustar a su nueva vida. Era un gran luchador y tenía un plan para derribar a Cráneo Rojo, que le ha hecho daño de muchas maneras. Cuando leía el cómic, no dejaba de preguntarme qué es lo que Clint podía haber hecho en esos cincuenta años y por qué se ha tomado cincuenta años para llegar hasta ese momento. En nuestra historia, Clint siente la culpabilidad del superviviente, ya que es uno de los pocos superhéroes que todavía vive, mientras otros, ‘mejores’, murieron. Lleva un tiempo queriendo hacer las cosas mejor, pero en el fondo de su corazón se siente impotente. Por eso, cuando descubre que está perdiendo la visión, decide vengarse, antes de que se le acabe el tiempo”.

SORPRESAS OCULTAS “Una de las cosas que más me gustaba de El Viejo Logan era ver a la Banda Hulk volando en el Fastasticar, así que pensé en qué podría haber pasado con otros vehículos y cosas del Universo Marvel en esos cuarenta y cinco años en el futuro. Por eso, en la primera viñeta del primer número, los personajes están conduciendo un vehículo de Fuerza de Choque, un grupo que tuviera Iron Man en los años noventa. Están pasando además por un lugar que se llama la Garganta de Tannenbaum, que es un guiño a un villano olvidado, llamado Doctor Tannenbaum. Pensé que los mejores villanos tendrían ciudades que llevarían su nombre, pero, debido a que este pobre tipo ni siquiera podía vencer a Los Vengadores de Los Grandes Lagos, le darían este barranco deshabitado. Mis disculpas a todos los fans del Doctor Tannenbaum que pudiera haber ahí fuera”.

LA BANDA MADROX “Pensé que, a lo largo de los años, toda esa autoclonación y reproducción habría hecho que Jamie Madrox olvidara quién es realmente. Su personalidad ha evolucionado hasta algo distinto. Es como una copia de una copia de una copia de una copia, y se está degradando. Me gusta la idea de que se haya convertido en una pandilla de forajidos y que, cada vez que matan a uno, se limita a hacer otra copia de sí mismo. Pero el único propósito de su aparición era que viéramos a Ojo de Halcón fallar”.

EL VIEJO SECUNDARIO LOGAN“ Me encanta el personaje, y desde luego es el héroe de su historia, pero en la nuestra es todavía un pacifista, y así será durante cinco años más. Por eso se niega a ayudar a Clint. Además, en su breve encuentro quise añadir un par de pequeños detalles que aludieran a la historia original. Ojo de Halcón le lleva un regalo, que es la Xboxque los chicos de Logan tienen al principio de la historia original. También hemos recuperado al Ashley, la hija de Ojo de Halcón y nieta de PeterParker. Quería mostrar cómo llega a convertirse en una supervillana y, de paso, explorar la neurosis de Clint acerca de ser padre y que nunca ha estado ahí para ella”.

ENTRA BULLSEYE “El mundo maravilloso que crearonMark Millary Steve McNiven permite una especie de sensación de que todo está al revés, porque los villanos lo manejan todo. De esta forma, tienen que hacer algunos trabajos funcionales. Así es como tenemos un gran villano como sheriff local, como el encargado de la aplicación de la ley. Una vez que se vuelve obvio que un verdadero superhéroe ha resurgido después de todos estos años, es este sheriff quien tiene que perseguir a ese superhéroe. Rogué a mis editores que permitieran a este villano tener mejoras sacadas de Deathlok. Porque… ¿por qué no? Quería mejorarlo, mientras disminuía las habilidades de su presa; Quería que el lector viera que Bullseye supera a Ojo de Halcón”.

 

Spot On originalmente aparecido en El Viejo Ojo de Halcón nº 2

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 1: VER PARA CREER

¿Cómo llegó Ojo de Halcón a quedarse ciego? El camino que conduce a El Viejo Logan se narra con todo detalle en esta nueva maxiserie, que ha venido a sustituir en Estados Unidos a la cabecera dedicada a Kate Bishop mediante una ruptura total de planteamiento: el protagonismo regresa sobre la figura de Ojo de Halcón, pero no es el Clint Barton joven y pendenciero de la actualidad del Universo Marvel, sino la figura trágica que murió en Los Baldíos. Marvel ha decidido retomar el personaje ante el éxito que rodea a todo lo que se cuece alrededor de El Viejo Logan, sobre todo a raíz de la película lejanamente inspirada en el cómic de Mark Millar y Steve McNiven. El proyecto llega hasta nosotros en forma de maxiserie, toda vez que estamos asistiendo a una precuela en toda regla y sabemos el destino que aguarda al prota. Por eso mismo, también sabemos que Clint sobrevivirá a estos doce números, para lamentarlo, ya que en el proceso quedará ciego, porque ha de morir en las páginas del cómic original de El Viejo Logan. En estos doce números no sólo nos vamos a acercar al crepúsculo del mejor arquero del Universo Marvel, sino también profundizaremos en otros detalles del mundo de Los Baldíos, uno de los más sugestivos que ha producido Marvel y del que, pese a todo lo que contaron Millar y McNiven primero y Jeff Lemire y Andrea Sorrentino después, apenas hemos arañado la superficie. 

 

EL GUIONISTA Primera sorpresa: este cómic no ha caído en la órbita de la oficina dirigida por Mark Paniccia, que se encarga de todos los títulos mutantes, pero tampoco lo ha hecho en la de Tom Brevoort, responsable de las cabeceras relativas a Los Vengadores. Y tampoco se encarga de él Sana Amanat, que se ocupara de las anteriores cabeceras de Ojo de Halcón, tanto la de Clint como la de Kate. Entonces, ¿quién se ha llevado al arquero bajo el brazo? Pues Nick Lowe, el jefazo de la Oficina Arácnida… y no nos preguntes por qué. El caso es que el título se encuentra en buenas manos, aunque Lowe ha tomado una decisión un tanto arriesgada, la de confiar el proyecto a un verdadero novato. Ethan Sacks tiene como único guión de cómic en su currículo una pequeña, pero emocionante historia, que se publicó en Imperio Secreto: Un mundo feliz nº 3, centrada en la figura de la hija de Phil Sheldon, el fotógrafo de Marvels, y en cómo convencía ésta a J. Jonah Jameson de que regresara al Daily Bugle. Pese a esta corta bibliografía dentro de la empresa, Sacks conoce de manera concienzuda las entrañas de La Casa de las Ideas. Durante más de diecisiete años, ha cubierto todas las informaciones relativas a Marvel en el New York Daily News, con artículos que se metían hasta la cocina. Entre sus éxitos se encuentra el haber dado la exclusiva de la muerte del Capitán América, en 2007, al tiempo que afirma que el momento de su vida del que se siente más orgulloso fue cuando Stan Lee bautizó a su hija como “una superheroína oficial, con derecho a usar los colores y las insignias de Marvel”. Sacks, que sigue escribiendo en el Daily News, apunta como uno de los más prometedores autores del momento, como bien demuestra este cómic.

 

EL DIBUJANTE Por su parte, Marco Checchetto es ya un veterano artista, residente en Venecia, que a los siete años ya era tan sabio y tan extraordinariamente ambicioso como para estar decidido a trabajar en Marvel. Por sus manos han pasado Daredevil, Spiderman, El Castigador, Los Vengadores, Masacre, el Escuadrón Supremo, La Patrulla-X o Veneno, entre otros muchos. Después de una pequeña temporada desterrado al departamento de licencias de Marvel, regresa por fin a donde se cuecen los cómics verdaderamente importantes de la editorial, y lo hace por todo lo alto, ya que se encuentra en los seis artistas elegidos por el Bullpen como Young Gun para este año 2018, lo que se traduce en una extraordinaria visibilidad y en la promesa de que está a un paso de dibujante estrella. Al respecto de este cómic comentaba lo siguiente a nuestra compañera de Marvel.com Amanda Ames: “Me gusta el fantástico trabajo que Steve McNiven hizo en la serie original, así que he tratado de permanecer cercano a su personaje y a los diseños del lugar. Al mismo tiempo, estoy trabajando duro para crear algo nuevo, y espero que los lectores estén felices con el resultado”.

 

 

Spot On originalmente aparecido en El Viejo Ojo de Halcón nº 1