MARVEL EN NOVIEMBRE DE 2018: TODOS LOS ACONTECIMIENTOS DESTACADOS

30 de noviembre

Daredevil cancelada en Netflix

Meet The Skrulls, #1, con Robbie Thompson y Niko Henrichon

 

27 de noviembre

Sony prepara ya secuela y spin off de Spider-Verse

Faltan 100 días para Capitana Marvel

 

26 de noviembre

Guillermo del Toro completo el guión del piloto de Hulk

 

21 de noviembre

Dos nuevas fechas para spin-offs de Spider-Man

 

20 de noviembre

Novedades Marvel de febrero de 2019

 

16 de noviembre

La Era de Hombre-X

Homenaje a Stan Lee en las cubiertas de diciembre y enero

War of Realms detalles

 

15 de noviembre

Uncanny X-Men #12: The Last X-Man

Uncanny X-Men #11: Devastation

 

14 de noviembre

Uncanny X-Men: Winter’s End

 

13 de noviembre

Hulkverines #1, por Greg Pak y Ario Anindito

 

12 de noviembre

Muerte de Stan Lee. Marvel lo recuerda aquí

Lobezno y La Guardia del Infinito

 

1 de noviembre:

Serial de Lobezno en la nueva Marvel Comics Presents

CARTAS MARCADAS: LOEB Y SALE ANTES DE LA GRANDEZA

Stan Lee y Jack Kirby, Dennis O’Neill y Neal Adams, Chris Claremont y John Byrne, Marv Wolfman y George Pérez, Garth Ennis y Steve Dillon, Ed Brubaker y Sean Phillips… algunas de las obras más destacadas del cómic estadounidense se asientan sobre los hombros de sólidos equipos creativos compuestos por un escritor y un dibujante de talentos equiparables, y cuya suma es mayor que el valor de las partes. En los años noventa, el formado por Jeph Loeb y Tim Sale destacó sobremanera gracias a la tetralogía de colores que realizó en Marvel o las historias para Batman y Superman construidas en DC Comics. Pero Loeb y Sale no salieron de la nada; antes realizaron trabajos que pasaron inadvertidos, pero que revstían un valor indudable, además de que sobre ellos tomaron impulso para sus obras más ambiciosas. La miniserie Lobezno / Gambito: Víctimas es uno de ellos.

¿Alguien recuerda a Los Retadores de lo Desconocido? Fueron un invento de Jack Kirby anterior a Los Cuatro Fantásticos, cuya presencia en los libros de historia tan sólo obedece al hecho de haber servido como precursores lejanos de La Primera Familia. en la DC Post-Crisis los editores buscaban la combinación perfecta de buenos autores y conceptos olvidados. Después de poner al día a los grandes de la casa les fue tocando el turno a los más variopintos secundones, lo que posibilitó la reinvención de personajes que hoy en día se han convertido en leyenda (Animal Man, Question, Sandman…), en un recuerdo agradable (la Doom Patrol pre-Morrison, el Capitán Atom, Halcón y Paloma…) o en todo un misterio perdido en las cajas de saldo de las librerías especializadas (la miniserie que protagonizaron estos viejos personajes).

Arrancaba la década de los noventa y ni un pelo de tonto tenía Jeph Loeb. Nacido en 1958 en Connecticut y californiano de adopción, en sus estanterías reposaban todos y cada uno de los tebeos publicados por Marvel y DC desde 1964. Todos. Una etiqueta segura de aficionado comiquero incombustible para un tipo que, hasta entonces, se ganaba la vida en la industria cinematográfica escribiendo y produciendo títulos que no entrarían precisamente en ninguna lista de obras maestras: Comando y De pelo en pecho (ambas de 1985), por poner un par de ejemplos más que ilustrativos. Afición y trabajo se encontraron, y Loeb conoció a Jenette Kahn, entonces presidenta de DC, con motivo de un proyecto de película de Flash que nunca llegó a materializarse. Loeb por lo menos salió del encuentro con la invitación a convertirse en guionista de tebeos. Y así empezó todo.

Puestos a pedir, el recién llegado quería trabajar con Batman, Superman o Wonder Woman. Ninguno de los tres estaba disponibles, de ahí que acabara fijándose en… Los Retadores de lo Desconocido. La gran ventaja era que podía hacer prácticamente lo que quisiera con ellos, que nadie iba a protestar por el tratamiento que le diera al cuarteto de aventureros. El gran inconveniente era que probablemente nadie se fijara en el cómic, pero qué diablos. Con el sueldo de Comando, había pagado la hipoteca de su chalet y no tenía grandes ahogos económicos. Podía permitirse semejantes ligerezas. Fue entonces cuando Tim Sale entró en escena. En aquel momento, este neoyorquino nacido en 1956, marvelita declarado, artista daltónico y alumno de John Buscema tan sólo había publicado sus dibujos para las novelas gráficas de la saga literaria Thieves’ World, mientras que sus miniseries de Grendel (con Matt Wagner) y Amazon (Con Steven T. Seagle) estaban a punto de salir a la calle. Barbara Kesel presentó a ambos autores y enseguida decidieron trabajar juntos. Lo que más le atrajo a Loeb fue que Sale, con su trazo limpio y elegante, dibujaba gente real, e incluso fea cuando era necesario.

Challengers se publicó a lo largo de 1991, pasando por completo inadvertida entre los lectores, pese a que reunía todas las condiciones para llegar a título de culto: un guión complejo y sin concesiones, experimentos narrativos en cada página, un montón de guiños a la cultura popular en general, y a la cinematográfica y comiqueril en particular, y un resultado difícil de leer, pero agradecido de degustar, surrealista y divertido. El mítico editor Archie Goodwin sí apreció los méritos de la miniserie y encargó a Sale una saga para Legends Of The Dark Knight, escrita por James Robinson. Goodwin estaba tan satisfecho que invitó a Sale a que preparara una segunda historia. Sale propuso a Loeb como guionista, y el resultado fue “Choices” (luego renombrado “Fears”), el primero de una trilogía de especiales de Halloween del Hombre Murciélago al que seguirían “Ghosts” en 1994 y “Madness” en 1995. Supusieron un inesperado éxito de ventas y que Loeb entrara en el radar de Marvel en general y de la Franquicia Mutante en particular, donde empezó a escribir la serie abierta de Cable, participó en “La Era de Apocalipsis”, creó a X-Man y, en lo que a nuestro objeto de interés se refiere, se trajó a su colega Tim Sale.

Formando equipo creativo, ambos se estrenaron en Marvel con una pequeña, pero muy sugestiva y sofisticada, aventura de Bishop, que apareció como complemento de The Uncanny X-Men Annual #18 USA (1994) y con la que se completa este tomo. La segunda fue la miniserie que lo encabeza, y que contaba como protagonistas con los que entonces eran los dos hombres más populares del momento: Lobezno y Gambito. Vista con la perspectiva de los años, “Víctimas” representa una saludable excepción, dentro de lo que venía siendo la Franquicia Mutante en los noventa. Era una época en la que se tendía a integrar cualquier producto dentro del maremágnum de tramas, casi siempre relativas a las figuras de Apocalipsis o Mister Siniestro y que costaban entender de manera autónoma. El dibujo solía ser abigarrado, con abundancia de poses de póster y en línea con los excesos del momento. Predominaban los escenarios desnaturalizados, desde la base secreta del villano a los futuros distópicos alternativos. Por suerte, nada de eso está aquí. “Víctimas” no es sino un relato de corte noir cargado de intimismo y que se construye con lentitud, dejando que respire la narración. Loeb parece contar la historia en voz baja, poniendo ya en práctica ese viejo truco que tanto ha repetido luego de que los textos de apoyo expliquen algo diferente a lo que muestran las viñetas, y dejando a su vez que el soberbio arte de Sale hable por sí mismo. El artista había empezado a hacer efectivo el alejamiento de los artificios gráficos utilizados con Los retadores de lo desconocido, y ya empieza a sustituirlos por una exaltada grandiosidad de la que luego haría gala en proyectos posteriores.

La miniserie funcionó bien, y podría haber sido el comienzo de un conjunto de nuevos proyectos… sólo que entonces Loeb y Sale se reencontraron con Goodwin en la San Diego Comicon, comieron juntos, se acordaron del Batman: Año Uno de Frank Miller y decidieron construir una maxiserie con los mafiosos que habían aparecido en la mítica historia. Fue así como nació Batman: El largo Halloween, la obra que lanzó al estrellato definitivo a la pareja. Luego llegaron, no necesariamente en este orden, las secuelas de ésta, Superman: Las cuatro estaciones y, claro está, la vuelta triunfal a Marvel coincidiendo con el nuevo siglo y con la Dirección Editorial de Joe Quesada. Empezó entonces la tetralogía de los colores, con su toque nostálgico y evocador, asentado en los años dorados de cada personaje protagonista, pero quedaron atrás las aventuras propias, surgidas de la imaginación de los autores y sin referentes previos sobre los que apoyarse. Las historias contenidas en este volumen se erigen así como una curiosidad, un presagio del potencial que ya atesoraban sus autores en aquel lejano 1995 y, quizás, como un precedente sobre el que construir futuros proyectos. Aquellos a los que nos gustaría ver a Loeb y Sale otra vez en Marvel, con algo nuevo, excitante y distinto a lo anterior, lo agradeceríamos inmensamente.

EL VIEJO LOGAN 94: CAMINANDO HACIA EL FIN

Seguimos adelante con la campaña de desgaste de El Viejo Logan, ya con fecha de finalización en ese objetivo: Old Man Logan vol. 2, #50 USA pondrá fin a la serie, coincidiendo con El Viejo Logan nº 99. ¿Será el fin de la historia? No, en absoluto, y de hecho ya sabemos el nombre de la serie que sustituirá a éste, y no estamos refiriéndonos a la que protagonice el retornado Lobezno. De momento, vamos a mantener oculto su más que significativo título, porque da pistas acerca de lo que nos aguarda en las siguientes historias, por mucho que el empeño de todos los enemigos de nuestro héroe en acabar con él, y la evidencia de que esta vez pueden conseguirlo, hagan pensar en lo inexorable. Por lo pronto, este cómic acaba con un importante aviso: nuestro héroe va a intentar regresar a Los Baldíos, aunque falta por ver si lo conseguirá.

¿QUÉ FUE DE LA MANO? No nos referimos a la organización criminal ninja, sino a la extremidad de nuestro protagonista. En El Viejo Logan nº 87, La Samurái Escarlata llegó, aliada con El Gorgón, y sin mediar palabra y antes de descubrirse como Mariko, le rebanó la mano al mutante. A partir de ahí, el factor curativo, con una importante ayuda de Regenix, hizo su trabajo y pronto creció otra extremidad para sustituir a la perdida, con la particularidad de que, si bien El Viejo Logan recuperó también sus garras, no así el adamántium que las recubría. Con la ansiedad que produjo la situación, tanto en el protagonista como en nosotros, ocurrió que nos olvidamos por completo de la mano rebanada… pero no así Ed Brisson, que ha recuperado el tema después de tantos meses.

CAMORRA Y HEMORRAGIA A ESCENA Mira que estos dos villanos son un poco cutres y han quedado superados por el paso del tiempo, pero nos da un pequeño escalofrío reencontrarnos con ellos, dado que estuvieron entre los primeros antagonistas a los que se enfrentó Lobezno nada más estrenar su serie abierta. En concreto, ambos debutaron en Wolverine vol. 2, #4 USA (1989), cortesía de nada menos que Chris Claremont y John Buscema. En aquel entonces, formaban parte del paisanaje de Madripur, el lugar en donde se desarrollaban todas aquellas primeras historias, bajo las órdenes del siniestro General Coy, uno de los que fueran jefes criminales de la isla. Detalle curioso: Camorra podría ser descendiente de un asgardiano, sin precisarse si procedería de un dios, un gigante o un troll, mientras que Hemorragia es una especie única de vampiro, que originalmente ejerció como un cirujano perteneciente a la flota del pirata Francis Drake en el siglo XVII. Y es cierto que no se han prodigado demasiado de un tiempo a esta parte, pero sí que cabe situarlos en una aventura reciente, “Enemiga del Estado”, que disfrutáramos en 100 % Marvel. Lobezna nº 3.

LA LEY DE LA JUNGLA Pero el gran villano de esta historia es alguien tan alejado habitualmente del entorno mutante como Kraven El Cazador. Tras su resurrección, ocurrida en “Cacería Macabra” (2010. Marvel Saga. El Asombroso Spiderman nº 28), en el Bullpen se tomaron su tiempo, antes de empezar a utilizarlo, como si los guionistas tuvieran un miedo atávico a no estar a la altura del personaje, pero poco a poco se están animando a ello, hasta el punto de que, en los últimos meses lo hemos tenido en las calles de Nueva York, enfrentado contra Veneno. También ha venido apareciendo en la colección de La Chica Ardilla, algo que no hemos podido disfrutar por aquí, más allá de su primer encuentro, dado que esta serie, de momento, no se ha seguido publicando en España (¡y bien que lo lamentamos!). En esta historia, vuelve a uno de sus escenarios habituales, La Tierra Salvaje, en la que por ejemplo se enfrentara contra el trepamuros en una de sus aventuras clásicas, aquel homenaje de Roy Thomas y Gil Kane a King Kong, y a donde acudió poco después de resucitar. Tampoco es un escenario extraño para El Viejo Logan, puesto que ha estado allí en unas cuantas ocasiones, junto a La Patrulla-X. Cuando eso ocurre, por cierto, suelen estar también allí Ka-Zar y Zabú, y esta aventura no iba a ser diferente.

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: PROYECTO ADAMÁNTIUM 1 DE 2: GIROS INESPERADOS

Otro final de miniserie dentro de “Búsqueda de Lobezno”, y ya llevamos dos. Aquí tenemos la gran sorpresa de la que nos hablaba Tom Taylor en el Spot On del mes pasado y que no la vimos venir en absoluto. Aunque para ser más exactos, estamos hablando de dos revelaciones. La primera de ellas, es que nos hemos enterado que Laura Kinney, más conocida como Lobezna, no es una clon exacta de Lobezno, sino que parte de su genética deriva de la de su madre gestante, Sarah Kinney. La matización viene de la mano del guionista que ha escrito las aventuras del personaje durante los últimos tres años, así que Taylor está más que legitimado para acometer el cambio. Lo llamativo es que, de tener impacto en el futuro, lo más probable es que no sea él quien lo aborde, puesto que su serie de Laura ya ha terminado en Estados Unidos en el momento de publicarse este cómic. Será, por lo tanto, Mariko Tamaki, en la nueva andadura de X-23 quien elegirá, o no, tenerlo en cuenta. La segunda consiste en una derivada que no sabemos todavía dónde se abordará: eso de que hay alguien en La Patrulla-X que no es un mutante. Hubo tiempos en los que el grupo acogió algún que otro superhumano que de hecho no lo era, como por ejemplo Longshot, pero está claro que no es eso a lo que se refiere este cómic.

DESPEJANDO INCÓGNITAS En la primera entrega doble de la miniserie, tratábamos de ubicar cronológicamente la historia. Dada la presencia, dentro del mismo equipo, de Iron Man, Luke Cage, Jessica Jones y Spiderman, teníamos dos opciones posibles: o antes de que se pelearan con Tony en “Civil War”, o en el curso de “La Edad Heroica”, cuando habían vuelto a hacer las paces. La solución nos la da uno de los diálogos de los flashbacks, el que mantiene Logan con el Hombre de Hierro y en el que se menciona la Guerra Civil Superheroica. Por tanto, la respuesta correcta era la segunda. En el último flashback de todos, hay una nueva conversación de ambos personajes en la que se hace referencia a los problemas de confianza que había en la comunidad superheroica hacia Iron Man en aquel entonces, pese a haber restañado las heridas. Aquí hay que tener en cuenta que Tony reseteó su cerebro en el curso de “Reinado Oscuro”, por lo que su mente se había retrotraído a un momento anterior… pero seguía cayendo en los vicios de siempre, como probaba que hubiera reunido de nuevo a los Illuminati. Por último, en esa misma escena, Tony hace alusión al robo de su tecnología. En este caso, se refiere a la trama de “La guerra de las armaduras”, una de sus más recordadas aventuras, que ha sido recientemente reeditada en Marvel Gold.

LOS HOMBRES Y MUJERES DE HIERRO ¡Armaduras para todos, dijo Tony! Y allá que van nuestros chicos, embutidos en su propio traje de Iron Man, con las consabidas modificaciones necesarias para cada uno de ellos. Es bastante dudoso que esas armaduras vuelvan a verse y, de paso, reciban un nombre identificativo, pero de su mera aparición en estas páginas ya podemos deducir el modelo que versionan. ¡Es muy divertido fijarse en que R. B. Silva ha partido de diseños previos, pero añadiendo elementos propios de cada personaje, como los ojos de Spiderman o la máscara de Lobezna! Así, la armadura que lleva Laura es una evolución del Modelo 7, la variante de camuflaje que viéramos por primera vez en The Invincible Iron Man #152 USA (1991. Marvel Gold. Iron Man: El otro lado de la locura). La de Jessica Jones quizás sea la más fácil de identificar: es muy, muy similar a la tercera armadura de Rescate, que estrenara Pepper Potts durante los tiempos de Iron Man Superior (¡que escribiera Taylor!) y que nunca más se ha vuelto a ver. ¿Quizás estaba en un armario hasta este preciso momento en que la ha vestido nuestra detective privada preferida? La armadura que lleva Luke Cage recuerda, muy ligeramente, a la Armadura Thorbuster, que empleara Tony para luchar contra Thor cuando a éste se le había ido un poquito la pinza, en Iron Man vol. 3, #64 USA (2003. Colección Extra Superhéroes. Thor nº 3)… ¡aunque la bola de hierro con cadena es algo completamente nuevo! Por último, Spidey no viste ninguna armadura que nos recuerde a otra anterior, pero sí al traje casero que se ponía el personaje en Spider-Man: Homecoming.

CUENTA ATRÁS A INFINITO: HÉROES 2: JUNTOS DE NUEVO SIN LLEGAR A ENCONTRARSE

 

Segundo especial de Cuenta atrás a Infinito, con protagonismo repartido entre Daredevil y La Viuda Negra, antiguos amantes cuyos caminos se han cruzado en unas cuantas ocasiones, pero no en estás páginas, dado que cada historia va por separado, si bien guardan un nexo más en común: el del guionista principal de la saga, Gerry Duggan, que se acerca de esta manera a ambos personajes. En el apartado gráfico, nos acompañan, respectivamente, Chris Sprouse, recién llegado de Pantera Negra, y Nik Virella, que entre otras cosas ha dibujado Lobezna, alguna miniserie de Masacre o Secret Wars: 1872, también escrita por Duggan. Entremos en detalles acerca de qué nos ofrecen estos dos especiales.

 

DAREDEVIL Tras el pertinente homenaje a la relectura que Frank Miller y John Romita Jr. hicieron del origen del personaje en Daredevil: El Hombre sin Miedo, pasamos a la actualidad, con alguna alusión al statu quo de Matt Murdock en estos momentos, y a esa sorprendente nueva situación de Turk, de la que ya hablamos en su momento en la serie principal. Aquí tenemos otro guiño a una obra fundamental de Miller, en este caso a “Born Again”, durante la que tenía lugar la referida batalla en la que Turk vestía de Papá Noel y de la que nace buena parte del argumento de esta historia, ya que ahí también estaba Grotto. Ojo, que Grotto tampoco es que fuera la estrella más brillante del firmamento, pero no puede decirse que se tratara de un mero One-Hit-Wonder: le encontramos varias veces a lo largo de la etapa de Miller, también en la posterior de Denny O’Neil, e incluso le habíamos visto relativamente hace poco, en la mini de Kingpin ligada a “Civil War II”. Si a todo lo dicho añadimos la visita al Bar de Josie, se nota, y mucho, que a Duggan le gusta el Diablo Guardián y que se conoce muy bien su trayectoria. ¿Quizás esté llamado a sustituir a Charles Soule una vez tenga lugar el cambio de temporada? Duda para dejar apuntada bien visible. De momento, y en contra de lo que cabía prever, el ciclo de Turk con la Gema de la Mente continúa adelante, se está complicando más de lo previsto y Duggan lanza una advertencia: si logra mantenerse, nos podemos olvidar de eso de que se trata de un tipo ridículo.

 

LA VIUDA NEGRA Aquí retomamos a Natasha después de los sucesos de “Imperio Secreto”, donde pareció morir a manos del Capi Hydra, del 100 % Marvel. Tales Of Suspense: Ojo de Halcón y La Viuda Negra, donde despejamos, de manera bastante escalofriante, el misterio de lo que había realmente ocurrido, y de Cuenta Atrás a Infinito nº 1, en cuyas últimas páginas la espía recibía un paquete con la Gema del Espacio, que hasta ese momento había utilizado el a su vez resucitado Lobezno. ¡Casi hace falta dibujar un esquema para entender todo esto! La gran sorpresa que nos depara el especial es la utilización de Jamie Braddock, hermano y viejo rival del Capitán Britania. Era el personaje que menos esperábamos ver por aquí, sobre todo por lo complejo que resulta de utilizar. Si añadimos la intervención de Merlín, destinado a volver a verse a lo largo del evento, tenemos todo un homenaje a aquellas viejas historias que dibujara Alan Davis. Duggan reconoce que la trama sitúa a La Viuda Negra fuera de su zona de confort, y lo cierto es que no es nada usual que se desenvuelva en un entorno mágico.

 

Spot On aparecido en Cuenta atrás a Infinito: Héroes nº 2

EL VIEJO LOGAN 92: LA CUENTA ATRÁS

Termina la aventura que ha ligado el mandato como alcalde de Kingpin con El Viejo Logan, y cunde la impresión de que estamos “haciendo tiempo”. ¿Tiempo para qué? Evidentemente, para el regreso del Lobezno clásico, que se traducirá en el final de las aventuras de El Viejo Logan. ¿El final de las aventuras… y también de su vida? Es algo que está en el aire, y que dilucidaremos en los próximos episodios, pero, a día de hoy, ya tenemos una hoja de ruta bastante clara, de la que pasamos ahora a darte los detalles más significativos.

CORTANDO AMARRAS
En los últimos meses, hemos asistido a un proceso silencioso, pero evidente, por el que El Viejo Logan se ha ido desvinculando progresivamente de los grupos a los que pertenecía y, por lo tanto, de las otras series en las que aparecía de manera habitual. Primero desapareció de las páginas de Patrulla-X Oro, luego pasó a un discreto segundo plano en Arma X, de donde también terminará por marcharse… y, contra todo pronóstico, aunque estuvo presente en los acontecimientos de La resurrección de Fénix, luego no ha mantenido el contacto con Jean Grey, y tampoco ha pasado por las páginas de Patrulla-X Roja. Teniendo todo eso en cuenta, y a lo largo de los meses de Marvel Legacy, las actividades de El Viejo Logan han quedado acotadas única y exclusivamente a esta cabecera. ¡Por el momento!

BUSCANDO A LOBEZNO DESESPERADAMENTE
Es lo que estamos haciendo en el ciclo de especiales y miniseries en la que nos encontramos ahora inmersos. Desde el mes pasado está a la venta Búsqueda de Lobezno: Alfa, el especial de Charles Soule y Steve McNiven que abre los acontecimientos del microevento. Este mes se ponen a la venta los números uno de Búsqueda de Lobezno: Arma perdida y Búsqueda de Lobezno: Proyecto Adamántium, cuyas conclusiones se verán en noviembre, y el mes que viene abren fuego Búsqueda de Lobezno: Las garras del asesino y Búsqueda de Lobezno: Misterio en Madripur, que finalizarán en diciembre. Cada una de estas miniseries abordan diferentes entornos de personajes que reaccionan ante el inminente regreso de Logan: los detectives más destacados de la comunidad superheroica, los antiguos compañeros de Los Nuevos Vengadores, los enemigos del mutante y sus conexiones con Madripur, respectivamente. En los cuatro casos, las miniseries se lanzan en castellano mediante dos entregas dobles con periodicidad bimestral. De esta manera, nada más abrirse 2019, leeremos Búsqueda de Lobezno: Omega… y eso significará que ya tendremos al personaje reintegrado por completo en el Universo Marvel, lo que nos lleva a…

UN NÚMERO CIEN QUE TAMBIÉN SERÁ NÚMERO UNO
Nos referimos al que aguarda a esta colección a comienzos de 2019. La cabecera del mutante de las garras de adamántium alcanza el centenar de entregas publicadas, y ese será el momento preciso en que recupere su título original, el de Lobezno. Todavía no sabemos si nos despediremos de El Viejo Logan un número antes o lo haremos coincidiendo con la vuelta al tajo del personaje clásico, y tampoco sabemos todavía cuál será el equipo creativo que se encargará de Lobezno en esta nueva etapa, que ha querido la suerte de que coincidiera con un número tan redondo de la edición española. Lo que sí te podemos prometer, precisamente por eso, es que procuraremos ofrecerte un Lobezno nº 100 a la altura de semejante acontecimiento, que también sea un punto de subida perfecto para un montón de lectores. Con todo esto en cuenta, ya tenemos el camino señalado para los próximos meses.

 

Spot On originalmente aparecido en El Viejo Logan nº 92

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: PROYECTO ADAMÁNTIUM 1 DE 2: EL REGRESO DE LOS NUEVOS VENGADORES

Arranca la miniserie integrada dentro de “La búsqueda de Lobezno” que supone la reunión del supergrupo más popular de la primera década del siglo XXI. Cuando Lobezno y Spiderman se unieron a Los Nuevos Vengadores, muchos fueron los lectores veteranos que se llevaron las manos a la cabeza. Sin embargo, ambos permanecieron en el equipo durante largo tiempo y fueron dos de los ingredientes fundamentales para llamar la atención de una gran parte del público y hacer de aquélla la serie de referencia del momento.

La idea de recuperar tal espíritu, con motivo del regreso de Logan, vino del propio editor Mark Paniccia, quien preguntó a Tom Taylor (Lobezna) si estaría interesado en la oportunidad de escribir a Spiderman y a Luke Cage, además de volver sobre el Hombre de Hierro, personaje al que ya se acercara con motivo de Iron Man Superior. El guionista respondió afirmativamente antes de que el editor tuviera la oportunidad de añadir nada más. Fue Taylor quien reclamó incluir en el mix a Jessica Jones, en lugar de otro personaje que le había sugerido Paniccia (¿Spiderwoman? Quizás nunca lo sabremos). Al dibujo, tenemos a R. B. Silva, brasileño que se ha consolidado enormemente por su trabajo tanto en Patrulla-X Oro como en Patrulla-X Azul, y que siempre había querido dibujar a Lobezno. “Me gusta imaginarlo un poco caricaturesco: gruñón y divertido”, comentaba a George Marston, de Newsarama.com. “Trato que se vea que es bajito y achaparrado, en las imágenes en que aparece con otros personajes, y que su lenguaje corporal sea superlativo. Es, sin lugar a dudas, uno de los personajes más expresivos que he tenido el placer de dibujar. Mola también la manera en que fluyen las relaciones entre todos los protagonistas. Todo es muy dinámico y emotivo”.

SECRETOS DEL PASADO ¡Quién nos iba a contar que, con tanta narración descomprimida, Brian Michael Bendis se dejó algo en el tintero! Y sin embargo esta historia sitúa sus objetivos en acercarnos a una aventura jamás contada de los tiempos de Los Nuevos Vengadores. Tom Taylor incluso ha hecho algún guiño al estilo de Bendis, con esos diálogos espontáneos repartidos por viñetas casi idénticas. En cuanto a la ubicación cronológica de los acontecimientos del pasado, apostamos por algún momento previo a “Civil War”, puesto que Iron Man todavía forma parte del equipo… aunque hay otra posibilidad: que los flashbacks se retrotraigan a la época de “La edad heroica”, cuando Tony Stark vendió a Luke Cage la vieja mansión de Los Vengadores por un dólar y ahí se quedó su grupo. En aquella época, Iron Man no estaba en la alineación del equipo, pero al menos sí que había limado sus problemas con ellos, de forma que bien podía aparecer a efectos de invitado. Quizás la segunda mitad de la miniserie arroje más luz al respecto. Por el momento, Taylor avisa: “Vamos a ofrecer una gran revelación para todos los fans. Espero que no rompa Internet, porque Internet es algo muy útil, pero la sorpresa bien podría dejarla mal parada”.

EL COLOR QUE NUNCA EXISTIÓ No, no le pasa nada raro a tu copia de este cómic. Ese moiré que puede apreciarse en las páginas de flashback no pretende sino hacernos ver que la acción ocurrió en el pasado, cuando el color de los cómics no era tan sofisticado como el de ahora. Efectos similares ya se han utilizado antes en este tipo de propuestas, y así hemos visto resurgir desde el blanco y negro hasta las tramas, pasando por los típicos manchurrones de color, corrimientos y desenfoques que eran habituales en los setenta y en los ochenta. Estas técnicas suelen exagerar el efecto, para que sea obvio a todos los observadores, y el caso que nos ocupa es un buen ejemplo de ello: el color de hace una década ya se cuidaba tanto como ahora, y en absoluto producía esos moirés. De hecho, para conseguir un efecto similar en un cómic viejo, tendrías que acudir a los de bastante tiempo atrás… ¡y escanearlo o hacer fotocopias!

 

Spot On aparecido en Búsqueda de Lobezno: Proyecto Adamántium nº 1

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: ARMA PERDIDA 1 DE 2: EL LADO NOIR

Arranca la miniserie integrada dentro de “La búsqueda de Lobezno” en que los investigadores del Universo Marvel llevan la voz cantante. De las cuatro que conforman este proyecto, sólo ésta cuenta con guión de Charles Soule, el artífice principal de la saga, por lo que conviene prestar especial atención al cómic, cuyo autor define como una historia de detectives, en el estilo más clásico posible, lo que obliga a incorporar muchos lugares comunes de esta clase de relatos, con la intención de que pueda disfrutarse como si se tratara de una vieja novela pulp. “No quiero adelantar demasiado sobre quiénes son los villanos detrás de todo, pero ese aspecto supone un giro importante, que llevará a nuestros héroes hasta una gran revelación. Van a conseguir una gran pieza del puzle y tener una idea bastante clara de lo que pasó realmente con Lobezno”. comentaba el guionista con Jamie Lovett, de comicbook.com.

 

 

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN
Soule ha colocado en primera línea de batalla a Daredevil, cuya colección en solitario se encarga también de escribir, pero con él no era suficiente, y de ahí el equipo que le acompaña, que no podía ser más variopinto: Misty Knight, una de las investigadoras más populares de La Casa de las Ideas, en alza desde que ingresara en el Universo Cinemático Marvel a través de la teleserie de Luke Cage; el oficial de policía Frank McGee, que fuera creado también por Soule para la colección de Los Inhumanos y, por último, la incorporación sorpresa: el mutante Cifra, que ha pasado los últimos tiempos un tanto alejado de los focos. “La idea de haber hecho suficiente trabajo en Marvel como para tener grandes tramas, etapas y personajes propios y que puedo usar cuando esté creando algo nuevo no puede ser más chula”, continuaba Soule. “Ya he comentado muchas veces cuánto me gusta escribir a Frank McGee, el canoso exdetective que abandonó su antigua vida cuando fue golpeado por las Nieblas Terrígenas y descubrió su ascendencia inhumana. Es divertido dejarlo caer dentro de las historias, y encaja con Daredevil verdaderamente bien. Añadir a esos tipos, y a Misty y Cifra, al misterio más grande del Universo Marvel, lo que está sucediendo con Lobezno, parecía un ajuste natural”.

DE ENTRE LAS SOMBRAS
El veterano artista italiano Matteo Buffagni se encarga del dibujo de Búsqueda de Lobezno: Arma perdida. Nacido el 18 de febrero de 1984 en Parma, Buffagni desarrolló una sólida carrera en la industria de su país antes de saltar a Estados Unidos, siendo responsable de la modernización de Diabolik, uno de los más icónicos personajes italianos. Su destino cambió en 2010, después de que mostrara su portafolio al entonces cazatalentos de Marvel y hoy Director Editorial C. B. Cebulski. La Casa de las Ideas lo fichó de inmediato, y desde entonces ha acometido arcos argumentales de Lobezno Oscuro, Vengadores, reuníos, Daredevil, El Asombroso Spiderman o una miniserie de la versión Ultimate de Iron Man. Recientemente, se encargó del relato incluido en el volumen Generaciones que protagonizaban El Increíble y El Alucinante Hulk. A lo largo de los dos últimos años, Buffagni ha desarrollado un nuevo estilo, en el que las masas de negro se han vuelto fundamentales, de cara a ocultar o mostrar a los personajes y los fondos, de manera que esta miniserie la considera una importante prueba para él. “En pocas palabras, estoy tratando de tener cosas que emergen de las sombras, con fuertes contrastes y algunos trucos de luz”, decía también en comicbook.com. “La parte difícil de juntar tantas zonas negras es mantener una narrativa clara. Es todo un reto mantener a raya tu ego y que no domine la página”. De cara a potenciar las habilidades de su compañero, Soule confiesa que ha intentado situar en su guión el mayor número posible de pistas falsas, barras de bar en penumbra y noches neblinosas.

 

Spot On aparecido en Búsqueda de Lobezno: Arma perdida nº 1

ULTIMATE X: NACIMIENTO, DESTRUCCIÓN Y RENACIMIENTO

“Ultimatum” puso de revés el Universo Ultimate, pero sobre todo rompió en mil pedazos a los mutantes de La Patrulla-X. No en vano el caos desatado durante la saga era consecuencia directa del descubrimiento de que el homo superior no era más que una creación artificial, en lugar del siguiente paso de la humanidad. A lo largo de una demoledora saga en cinco partes, Jeph Loeb, un guionista sin miedo a romper jarrones chinos, y el viejo conocido de la casa David Finch narraron el combate definitivo entre Magneto y la humanidad, un apocalíptico choque en el curso del cual murió la plana mayor de los héroes y villanos del Universo Ultimate, entre ellos muchos de los hombres-X y sus enemigos.

 

En la lista de bajas estaban incluidos las más importantes piezas de La Patrulla-X, como Lobezno, Cíclope, el Profesor Xavier o Magneto, pero también otros, que se habían ganado un lugar en el corazón de los lectores: El Ángel, La Bestia, Dazzler, Emma Frost, Rondador Nocturno, Polaris, La Mole, Juggernaut… ¿Qué es lo que pretendían realmente Loeb y Marvel con semejante masacre? Muy sencillo: devolver la atención de los lectores al Universo Ultimate, pero también convertirlo en un lugar imprevisible, donde cualquier cosa pudiera ocurrir, incluso lo que pareciera imposible.

 

Es en ese contexto, en el que los mutantes volvieran a ser señalados como el principal peligro a erradicar de la faz de la Tierra (tal y como ocurría en el comienzo de Ultimate X-Men, con aquellos Centinelas que pisoteaban mutantes), es donde se sitúa este proyecto, Ultimate X, que apuesta por desvelar el destino del homo superiordentro de este cosmos particular y una vez que han perdido la consideración de héroes que algún día llegaran a atesorar. Lo paradójico del caso es que es el propio Jeph Loeb, el hombre que firmó la hoja de defunción, el que ahora se hace cargo del nuevo alumbramiento. Aquí se debe recordar que estamos ante un autor de dos caras. Es capaz de hacer obras palomiteras al máximo, que parecen verdaderos blockbustersveraniegos dirigidos por Michael Bay, y por las que recibe más palos que una estera… Y a su vez es capaz de acometer proyectos con un eminente tono clásico y nostálgico, como pudieran ser Superman: Las cuatro estaciones, Batman: El largo Halloween, o su serie de colores para Marvel (Daredevil: Yellow, Spider-Man: Bluey Hulk: Grey), donde el recurso primario es la minuciosa caracterización de los protagonistas, la búsqueda de la conexión emocional con los lectores y la recreación nostálgica de un tiempo pasado. Estas obras, al contrario que las primeras, sí consiguen la aclamación popular y el aplauso de la crítica. Es en ellas donde sale a flote el Loeb más desconocido, el que es un apasionado seguidor de los superhéroes que atesora todos y cada uno de los cómics publicados por Marvel y DC desde comienzos de los años sesenta.

 

Ultimate Xparte de los acontecimientos de “Ultimatum”, pero se sitúa en el segundo apartado de obras, con una trama que sigue la estructura narrativa clásica de las aventuras de fundación de equipo, en especial el Giant-Size X-Men #1 USA (1975. Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X nº 1), con el que se diera a conocer la “segunda génesis” de los mutantes. Esto es, con la presentación pausada de un puñado de personajes que son reclutados por una suerte de mentor para formar parte de un nuevo grupo de superhéroes. Entre los miembros, hay algún que otro viejo conocido junto con mutantes nunca antes vistos, y todos mantienen alguna particular conexión con el pasado. La gran atracción dentro de ese elenco está en primer lugar de todas, ya que se trata del hijo de Lobezno. La muerte de Logan fue una de las sorpresas más inesperadas de “Ultimatum”, pero parece que en La Casa de las Ideas querían darse prisa en encontrar un sustituto. Loeb recurre para ello a un relato iniciático que evoca de inmediato al origen de Spiderman o a películas como American Grafitti. No faltan tampoco referencias a las circunstancias del Lobezno de la Tierra-616, de manera que las personas que han criado al vástago de Logan responden a los nombres de Jimmy y Heather Hudson, y serían por lo tanto el equivalente a la pareja que, en la continuidad clásica, le rescató de los bosques canadienses y le devolvió a la humanidad.

 

Pero este nuevo Lobezno, que Loeb nos insiste en diferenciarlo de su padre en casi todos los aspectos, salvo en los poderes curativos y en las características garras, no es sino el comienzo de un camino que tiene como objetivo descubrir qué le espera a los hombres-X a partir de ahora. Para averiguarlo, tendremos que descubrir a mutantes que no conocíamos hasta el momento, pero también saber qué ha sido de los que pertenecieran a La Patrulla-X y consiguieron escapar a la masacre de “Ultimatum”, o de aquéllos que trataban de llevar una vida normal, como es el caso de Liz Allen, la compañera de instituto de Peter Parker que resultó ser hija de La Mole. A este respecto no hay que olvidar el escalofriante papel de este villano en “Ultimatum”: durante la crisis, protagonizaba uno de los momentos más salvajes que se hayan visto jamás en el Universo Definitivo, cuando devoraba las entrañas de La Avispa y luego encontraba la muerte a manos de Hank Pym, quien a su vez le arrancaba la cabeza de un mordisco. Si a Liz le costaba aceptar su condición mutante, ¿cómo puede afrontar las terribles acciones realizadas por su padre?

 

El toque clásico queda apuntalado por la labor gráfica de Arthur Adams, el que fuera uno de los dibujantes más destacados de la Franquicia Mutante durante los años ochenta, especialmente recordado porLa Patrulla-X: Las guerras asgardianas. Adams, precursor en aquel entonces de la influencia manga y el detallismo excesivo que luego serían moneda común en los noventa, no suele prodigarse en exceso, dada su reconocida lentitud, pero tiende a contestar afirmativamente a las llamadas de Loeb, autor con el que ha colaborado en ocasiones puntuales y con el que siempre se ha divertido extraordinariamente. Pese a llevar en el tajo desde hace tres décadas, Adams mantiene toda la fuerza que tuviera entonces, de forma que podría codearse con cualquiera de las nuevas estrellas del siglo XXI y la única lástima es que no se prodigue con mayor frecuencia, porque su trazo abre las puertas a un mundo brillante en el que perderse.

 

El de crear un formidable entretenimiento es, ni más ni menos, el propósito principal de este cómic, que cumple con creces. Pero Ultimate Comics. Xtambién nos enseña que, después de la tragedia ocurrida, después de toda esa muerte y destrucción, aguarda un mañana esperanzador dentro del Universo Ultimate, y los mutantes formarán parte esencial del mismo. Estamos ante el “Capítulo Cero” de una nueva fase. La intención de Marvel estaba en lanzar, acto seguido, una nueva colección de La Patrulla-X Definitiva. Tardaría en llegar más tiempo del inicialmente previsto, pero su detonante no podía haber sido más delicioso.

 

Artículo aparecido en Ultimate X: El hijo de Lobezno

CUENTA ATRÁS A INFINITO 2: ENTRETENIMIENTO INFINITO

Siguiente episodio de nuestra divertidísima cuenta atrás hacia Las Guerras del Infinito. Si la estación de destino es al menos tan sustancial como lo está siendo el camino que lleva hasta ella, vamos a encontrarnos ante un evento verdaderamente memorable. Y es que la envergadura que cabe esperar de esta clase de historias ya la encontramos presente aquí.

Y ENTONCES LLEGÓ… ¿GALACTUS? El mejor ejemplo nos lo ofrece este número, con la irrupción del Devorador de Mundos. ¿Cómo? ¿Acaso va a ser él uno de los portadores de las Gemas del Infinito? Los desmemoriados quizás hayan podido llegar a pensarlo, pero quienes hayan visto la transformación de Galactus en Ultimates ya saben que ahora su traje es dorado y amarillo, y quienes vinieran siguiendo la etapa de Gerry Duggan en Guardianes de la Galaxia, una lectura que ya te dijimos que era imprescindible, sabrán que no se trata sino de un engaño de nuestros chicos para pillar con la guardia baja a sus enemigos. La primera vez que lo utilizaron la puedes encontrar en Guardianes de la Galaxia nº 55. En cuanto a la llegada al presente de Adam Warlock, se trata de una trama que deriva del especial protagonizado por éste. A la búsqueda de su lado oscuro, Adam se ha encontrado en realidad con un nuevo actor en este drama: ¡Estela Plateada, dominado por Ultrón!

 

LA SORPRESA DE ROBBIE Nacimientos y reencuentros de hermanos… ¡este cómic lo tiene todo! Descubrir que Robbie Rider pertenece ahora a La Hermandad de Aves Rapaces es algo que deja boquiabierto a Rich, pero no tanto a nosotros, puesto que fue algo que descubrimos, ¿adivinas dónde?, sí, en la etapa Duggan de Guardianes. Repasa Guardianes de la Galaxia nº 60 para todos los detalles al respecto de cómo ha llegado a ocurrir tal cosa.

 

LOS HILOS INVISIBLES Hemos de confesar que éste es el primer episodio de la saga que comentamos tras el visionado de Los Vengadores: La Guerra del Infinito, la traducción correcta que debería tener en nuestro país la tercera película de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra, cuyo argumento se estructura alrededor de la búsqueda y recolección de las Gemas del Infinito por parte de Thanos. Ya podemos establecer algunos paralelismos entre la película y el actual cómic. Ambos mantienen su independencia, pero se retroalimentan entre sí, con temas, personajes, objetos y situaciones. Por ejemplo, no parece en absoluto casual que, en el filme, Thor acuda a Eitri, uno de los enanos de Nidavellir, para forjar su nuevo martillo, y en la primera página de cada número de esta miniserie nos estemos encontrando con un enano de Nidavellir obligado a forjar un objeto que todavía desconocemos… aunque por nuestro Bullpen todas las apuestas están sobre un nuevo Guantelete del Infinito, o quién sabe si cualquier otro objeto para engarzar las gemas. Otro detalle que llama mucho la atención es que Duggan venga utilizando el Mundo del Alma, el interior de la Gema del Alma, como escenario fundamental de su historia. Allí fue donde encontramos a la Gamora anciana: la parte de Gamora que nunca resucitó y permaneció dentro de la gema. Y allí es donde fue a parar la conciencia de Hank Pym después de que, en Cuenta atrás a Infinito nº 0, después de que Ultrón se hiciera con ella. En la película, todo apunta a que, en los instantes finales, Thanos también se encuentra en ese mismo escenario.

 

1 2 3 4