VENENO 10: FIN DE ETAPA

Doble despedida, en esta décima entrega de la edición española de Veneno. Por un lado, adiós al equipo formado por Nick Costa y Mark Bagley. El primero venía ocupándose de la colección desde el comienzo, cuando el simbionte volvió a la Tierra, mientras que el segundo ha sido el dibujante asignado durante Marvel Legacy. Por otro lado, termina la mencionada Marvel Legacy. Esta peculiar etapa, en la que La Casa de las Ideas ha reconectado con décadas de tradición al tiempo que se producía el relevo en la dirección editorial, ha servido para reordenar la factoría, pero será ahora cuando veamos los cambios verdaderamente importantes. El relanzamiento que te ofreceremos dentro de un mes será la mejor muestra posible de ello. Entra el ansiado Donny Cates, con Ryan Stegman a los dibujos, y en Estados Unidos la serie ya se ha alzado como un auténtico fenómeno entre el aficionado. Los motivos los podremos comprobar en cuestión de treinta días, pero antes de eso quedan unas cuantas cosas que decir sobre estos dos últimos episodios.

 

ENTRE DOS AGUAS A tener en cuenta que los episodios que acabas de leer se sitúan con posterioridad a “Veneno-X”, el cruce con Patrulla-X Azul que ya pudimos leer hace algunos meses. Fue Cullen Bunn quien se encargó de escribir la mencionada saga, que se integra en el discurrir argumental abierto con “Universo Veneno” y continuado con “Venenizados”, así que, a efectos prácticos, la trama pilla muy de refilón a todo lo que venía narrando Mike Costa en estas páginas. No obstante, conviene aclarar este extremo, en deferencia a quienes estén preocupados por la ordenación de la cabecera. Por otra parte, la historia llega a su fin, pero quedan algunos cabos sueltos pendientes de resolución. ¡Ese bebé simbionte merece un poquito de cariño! A tal efecto, Marvel ha preparado una miniserie, bajo el título Veneno: Primer huésped, en que tanto Costa como Mike Bagley volverán a la carga, para descubrirnos, además de lo comentado, quién fue el primer humano con el que estuvo ligado el simbionte. La trama enlazará con algunos detalles que veremos en la etapa de Donny Cates y Ryan Stegman, así que conviene postergar unos meses su publicación, para tener colocadas todas las cartas encima de la mesa. De cara a evitar más retrasos dentro de esta serie, lanzaremos Veneno: Primer huésped al margen de la misma, en un volumen 100 % Marvel de tapa blanda que aparecerá en los meses iniciales de 2019.

 

MIS AMIGOS LOS SIMBIONTES Atentos al voluminoso anecdotario que nos dejan estos dos números, porque es para nota. En su pesadilla, Eddie se reencuentra con Matanza, la versión extrema de Veneno, junto a otros cinco derivados a los que conocimos por primera vez en la miniserie fundacional del personaje, Venom: Lethal Protector (1993. 100 % Marvel HC. Veneno: Protector Letal). El Conmocionador es un veterano y lustroso antagonista arácnido, pero lo más divertido es el joyero al que trata de atracar: ¡es la viva imagen de Mark Bagley! Otro conocido personaje es Claire Dixon, a la que conocimos (y de la que nos despedimos) en la interesantísima serie de Matanza desarrollada por Gerry Conway y Mike Perkins hace un par de años y que aquí publicamos en sendos volúmenes 100 % Marvel de tapa blanda. Muy, muy recomendables.

 

Spot On aparecido originalmente en Veneno nº 10

VENENO 9: ARAÑAS EN COLISIÓN

Tal y como te venimos anunciando los meses pasados, este número de Veneno se sitúa tras los acontecimientos de “Veneno Inc.”, la aventura que se publicó en El Asombroso Spiderman el mes pasado, pero antes de “Veneno X”, el crossover con los Cinco Originales que ya habrás podido leer, en Patrulla-X Azul nºs 62 y 63. Por si fueran pocos los encuentros con otros iconos de Marvel, aquí hemos tenido también a la Spiderwoman original, Jessica Drew, relegada ahora al papel de estrella invitada, una vez concluidas sus aventuras en solitario. Hemos disfrutado mucho del choque entre ambos, porque Jess ha demostrado que no le cuesta nada apalizar a Eddie Brock, pero que a su vez entiende el sufrimiento por el que está pasando, tanto él como el simbionte. ¡Nos quedamos con ganas de volver a verlos juntos! El villano de nuestra historia es otro personaje relacionado con el entorno arácnido. El Saqueador fue creado por Stan Lee y Steve Ditko en The Amazing Spider-Man #36 USA (1966. Marvel Gold. El Asombroso Spiderman nº 2). Se da la circunstancia de que Ditko pretendía, con este personaje, homenajear a los enemigos del protagonista de La Rebelión de Atlas, novela escrita por su musa Ayn Rand. Al contrario que otros enemigos clásicos de Ditko, desde el Doctor Octopus al Duende Verde, El Saqueador nunca llegó a gozar del favor del público, y cayó en el olvido durante mucho, mucho tiempo. Años después, cuando regresó de la mano de Gerry Conway y Sal Buscema, cambió de alias por el de Hombre Meteoro, que fue el inicialmente previsto por Stan Lee. Echando un vistazo a su cronología, recordamos que fue uno de los criminales que pujaron por comprar el simbionte alienígena, en el Marvel Knights: Spider-Man de Mark Millar, Terry Dodson y Frank Cho. Se encontró con el Protector Letal en el curso de “Veneno Inc.”, en un momento en que el simbionte estaba dando rienda suelta a sus ansias… ¡a punto estuvo de zampárselo! Que no te extrañe por tanto que el villano se asuste tanto al cruzarse de nuevo en su camino. No, no apostamos que El Saqueador llegue a convertirse en la némesis definitiva del aceitoso.

 

SIMBIONTE CON Ñ Después de unos cuantos números ausente a causa de los crossovers, Mark Bagley regresará el mes que viene, para la despedida de la actual fase de la colección, antes de lanzarnos sobre la esperadísima etapa de Donny Cates y Ryan Stegman. Mientras tanto, nos ha quedado un cómic con equipos artísticos formados por españoles. En el interior, tenemos a uno de los Young Guns 2018, un Javier Garrón con un ascenso meteórico dentro de Marvel. Después de haber ilustrado la miniserie de “Secret Wars” centrada en “Inferno,” buena parte de Muerte de X y IvX: Inhumanos Vs. Patrulla-X, o la actual Guerreros Secretos, a comienzos del año que viene podrás encontrarlo en la nueva colección de Hombre Hormiga y La Avispa escrita por Mark Waid, que te ofreceremos en formato 100 % Marvel de tapa blanda. No acaba ahí la participación de artistas patrios: en portada, contamos con unos más que oportunos Javier Rodríguez y Álvaro López, que fueran los artífices gráficos de la última y aclamada serie de Spiderwoman, la invitada de este número. Después de eso, nos hemos encontrado con ambos en unos últimos episodios verdaderamente memorables de Inhumanos: Familia Real y muy pronto los tendremos en la reinvención de Los Exiliados, que también se publicará en 100 % Marvel de tapa blanda y también a comienzos del año que viene.

 

Spot On originalmente aparecido en Veneno nº 9

VENENIZADOS: LA INVASIÓN DE LAS PONZOÑAS

Venenizados es la culminación del más destacable proyecto dedicado a celebrar el trigésimo aniversario del nacimiento del Protector Letal. Se trata de una saga en forma de trilogía, cuyo primer acto tuvo lugar en “Universo Veneno”, con la presentación de Las Ponzoñas, continúo en “Veneno X”, la aventura en que Eddie Brock, su aceitoso compañero y el Equipo Azul de La Patrulla-X llevaron la lucha contra Las Ponzoñas hasta el espacio, y culmina ahora, en este volumen, que recoge la llegada de esta especie hasta la Tierra, donde cuenta con una enorme comunidad superheroica a la que… venenizar.

Hubo una época en que Veneno llegó a ser más popular incluso que el trepamuros original. Eran los alegres años noventa, con David Michelinie como guionista de The Amazing Spider-Man y primero Todd McFarlane y luego Erik Larsen y Mark Bagley como dibujantes. Cada vez que Eddie Brock visitaba la serie junto a su alter ego, las ventas se disparaban. Ahí afuera había cientos de miles de lectores que no querían saber nada de Peter Parker ni de su maravillosa vida con su escultural esposa Mary Jane, pero que saltaban sobre la serie al contemplar la impactante imagen de Veneno. ¿Cuántos eran esos aficionados? Quién sabe si llegarían al millón de fanboys: los que compraron el número de debut de la primera serie limitada de Veneno, allá por 1993. El lanzamiento de Venom: Lethal Protector fue, a la postre, lo que decretó el fin de la edad dorada del personaje. Para que pudiera protagonizar sus aventuras, en Marvel lo domesticaron. Y pese a que contaría con un montón de miniseries más, su estrella nunca volvió a brillar como en los comienzos.

 

Todo vuelve y, tres décadas después, Veneno goza una vez más del favor del público, en un año decisivo para el personaje, toda vez que se estrena la película que lo eleva en la gran pantalla a la categoría de protagonista, y en las viñetas Donny Cates lo redefine manteniendo su esencia intacta. En Marvel no quieren un personaje que se parezca a Spiderman, sino que, como en los primeros y grandiosos tiempos, esté a la misma altura que el amistoso vecino. Es el motivo por el que decidieron dotarlo de un evento proporcional a “Universo Spiderman”, que en 2014 reuniera a todas las versiones del trepamuros: un evento a cuyo tercer acto llegamos ahora.

 

“Universo Veneno” presentaba a Las Ponzoñas, el equivalente a su vez de Los Herederos. Si estos perseguían y asesinaban Arañas para hacerse con su fuerza vital, algo similar hacen aquellas con los simbiontes unidos a superhumanos. Eddie y un montón de Venenos de diferentes realidades lucharon contra Las Ponzoñas a lo largo del Multiverso. La batalla se extendió hasta el espacio en “Veneno X” y ahora culmina el enfrentamiento, cuando Las Ponzoñas llegan hasta la Tierra y lanzan su órdago contra la plana mayor de los superhéroes que la habitan. Desde La Patrulla-X a Los Vengadores, desde Los Campeones hasta, por supuestos, Spiderman, todos están invitados a la fiesta, revestida con los ropajes de una superproducción, por más que la acción se restrinja a los límites de este cómic: no hay tie-ins ni crossovers con ninguna otra cabecera. Ni siquiera con la protagonizada por Veneno, que en el momento de publicarse esta miniserie en Estados Unidos vivía la transición hacia la nueva etapa escrita por Cates.

 

Cullen Bunn, guionista todoterreno de Marvel que ha consagrado sus esfuerzos en el entorno mutante, pero en títulos tan diferentes como Wolverine, Magneto, X-Men: Blue y varias miniseries best-seller de Masacre, sigue a los mandos de la nave, en una empresa a la que le ha tomado la medida y que se diferencia mucho de su anterior acercamiento al personaje, cuando sustituyó a Rick Remender en el momento en que el simbionte estaba ligado a Flash Thompson y las historias tenían un cariz muy diferente al actual. Le acompaña una estrella del dibujo que ya venía reclamando desde hace tiempo una mayor proyección dentro de la compañía. Nos referimos al español Iban Coello, artista espectacular a la vieja usanza, con una capacidad impresionante para las escenas de acción y que sabe aproximarse a los iconos de Marvel desde su imagen clásica por excelencia. Cuando Coello dibuja a Lobezno, Spiderman o el Capitán América, los vemos a ellos, y no a una derivación moderna de esos héroes.

 

El proyecto, hasta este punto, volaba por libre: Tanto el prólogo de “Universo Veneno” como la trama de la historia propiamente dicha tenían lugar al margen del resto de La Casa de las Ideas; “Veneno-X” tampoco suponía menor problema, puesto que Bunn era guionista tanto de X-Men: Blue como de los episodios de Venom ligados a la saga. Distinto ha sido el caso de “Venenizados”, para la que ha sido necesaria la complicidad y cooperación de buena parte de guionistas y editores del Bullpen, no tanto para establecer derivadas con otras series, que como decíamos antes no existen, sino de cara a que la aparición de los muchos superhéroes que nos vamos encontrando a lo largo de la historia encaje con la situación de cada uno de ellos en este preciso momento, en que el Universo Marvel se encuentra en un periodo de cambio. A este respecto, el único detalle cronológico a tener en cuenta es que la acción se sitúa antes de los sucesos de “La muerte de Thor”, y de ahí la participación de Jane Foster con su martillo.

 

Pese a la presencia de todos esos personajes-reclamo, a Bunn le puede el amor hacia los suyos, y dedica grandes momentos a Kid Kaiju y Elsa Bloodstone, a los que tratara en Monster Unleashed!, a La Patrulla-X Azul, con los que todavía se mantiene ligado, o incluso a Flash Thompson, convertido en Anti-Veneno tras los sucesos de “Veneno Inc.”, y al que escribiera en su anterior encarnación como Agente Veneno. Hay espacio para que todos brillen y tengan su espacio bajo el foco. “Muchos héroes van a ser reclutados para esta pelea”, indicaba el autor a Josh Weiss, de Marvel.com. “Y, sin embargo, derrotar a Las Ponzoñas no será fácil, porque no tienen ni idea de a qué se están enfrentando. Algunos pueden ser víctimas de estos invasores. No todos van a salir ilesos de la contienda”.

 

Artículo aparecido originalmente en 100 % Marvel. Venenizados

VENENO 8: LEY Y ORDEN

La victoria de Wilson Fisk en las elecciones municipales de Nueva York, que tuvo lugar en 100 % Marvel. Daredevil: El hombre sin miedo nº 13 y se desarrolla en toda su magnitud en el siguiente tomo (¡Ya a la venta!), ha empezado a reflejarse en diferentes rincones del Universo Marvel. Nada mas llegar al cargo, Kingpin ha desatado una cruzada contra los superhéroes enmascarados, lo que incluye a la mayoría de los que patrullan las calles de la Gran Manzana. La situación encuentra eco, por ejemplo, en El Viejo Logan, puesto que al mutante de las garras de adamántium no le ha hecho demasiada gracia la noticia, y ahora Eddie Brock también ha terminado por verse afectado, a través de la figura de Kraven.

 

LOS NOVENTA ESTÁN DE MODA El revival que está disfrutando Veneno es la mejor prueba de ello, pero no se trata de un hecho aislado: se están recuperando unos cuantos personajes que hicieron furor en aquella época. Grito, la comparsa de Kraven en este número, es un perfecto ejemplo. Frances Louise Barrison fue diseñada como acompañante de Matanza, quien la liberaba de su confinamiento en el Instituto Ravencroft en Spider-Man Unlimited #1 USA (1993), primer episodio del sangriento crossover “Mataza máxima”. Ya en aquel entonces, Bagley tuvo la ocasión de dibujar a esta sádica villana perturbada, que siguió siendo habitual de las colecciones arácnidas en meses posteriores, casi siempre como comparsa de otros villanos, como Carroña. Pronto quedó sepultada por el regreso de Ben Reilly y toda la saga que se montó a su alrededor. Con posterioridad, había aparecido de manera ocasional, pero puedes estar convencido de que sus quince minutos de fama quedaron atrás hace mucho tiempo. Si Mike Costa la ha recuperado ahora es porque sus poderes sónicos le venían perfectos para enfrentarla contra Veneno.

 

QUITÁNDOSE UN PESO DE ENCIMA ¿Verdad que, en cuanto viste el derrumbe que amenazaba con aplastar a Eddie, diste por hecho que se alzaría triunfante y lograría superar la situación? La escena es el enésimo homenaje al mítico momento narrado originalmente por Stan Lee y Steve Ditko The Amazing Spider-Man #32 y 33 USA (1966. Marvel Gold. El Asombroso Spiderman nº 2), pero casi siempre la vemos aplicada a Peter Parker, no a su reverso oscuro, y de ahí que Costa haya optado por un final distinto, pero a nuestro juicio muy apropiado: Veneno no puede con todos esos cascotes y necesita de sus nuevos amigos para conseguir liberárselo. Conclusión: Spiderman no hay más que uno y no todos pueden ser como él.

 

SIGUIENTE DESTINO: VENENO INC. Ojo, porque tenemos a la vista un pequeño crossover entre el Protector Letal y Spiderman cuya publicación tendrá lugar de manera íntegra en El Asombroso Spiderman nº 142. Asegúrate de leerlo después de este número que tienes en las manos, como ya te avisábamos en nuestro recap. Acto seguido, se sitúa la acción de otro cruce disgregado en su totalidad de esta serie. Se trata de “Veneno X”, que puedes encontrar en Patrulla-X Azul nºs 62 y 63. A continuación es cuando toca nuestro próximo número, con la despedida de Costa y Bagley. ¿Y sabes lo que eso significa? ¡Que la aclamada etapa de Donny Cates y Ryan Stegman llega en apenas un par de meses!

 

VENENO 7: A POR LA TERCERA FASE

¡Ya estamos aquí! Llega Marvel Legacy a la cabecera del simbionte negro, y la entrada en este landscape se refleja en la incorporación de uno de los grandes ilustradores clásicos de Veneno, nada menos que Mark Bagley, el tercer artista que se encargara del personaje en The Amazing Spider-Man, y quien se ocupó también del arranque de la primera miniserie que llegó a protagonizar el personaje, y que se titulaba, precisamente, de la misma manera que el arco argumental que aquí comienza: “Protector Letal”. Recuerda además que este agosto te ofrecemos dicha miniserie en un volumen de 100 % Marvel HC. Déjanos confesarte, también, que fue el anuncio de esta etapa lo que nos llevó a decidirnos a lanzar la colección de Veneno en grapa… ¡y aquí estamos, siete meses después!

 

HIJO DE LOS AÑOS NOVENTA Hay algo que tiene muy claro Mark Bagley: Veneno es producto de su época. “La mirada exagerada, los enormes músculos, las mandíbulas gigantescas con colmillos, esa lengua sorprendente… son detalles que han evolucionado con el paso de los años y con los distintos dibujantes que ha ido teniendo el personaje. Con Marvel Legacy, la editorial quiere recuperar las esencias y que Eddie abrace sus raíces, por así decirlo. No vamos a hacer desaparecer la lengua o los aspectos más monstruosos de Veneno, sino que aparecerán como señal visual, para reflejar el estado mental de la criatura”. Bagley además quiere distanciarse de la versión del personaje que hizo para el Universo Ultimate, y por la que lo recuerdan las generaciones más jóvenes. A su juicio, aquel Veneno era un monstruo, pero éste es un supervillano prototípico.

 

EL HOMENAJE AL PASADO

Nuestra variant rinde tributo a esta cubierta

 

ALIMENTO PARA LOS SIMBIONTES Este cómic trata de ofrecernos la vuelta a los orígenes que pregona Marvel Legacy de maneras bastante sorprendentes. Por ejemplo, esa amenaza de comerse el cerebro del policía que lanza Veneno en las páginas iniciales era una de sus frases fetiche en los orígenes, si bien es cierto que el simbionte tardaría un tiempo en realidad esa intención antropofágica. ¡Uhm, quizás sea un buen momento para explicar de dónde viene la frase! La culpa hay que echársela al blister de una de las figuras de acción que tuviera Veneno a comienzos de los noventa. Se trataba de un muñeco que reproducía varias frases, entre ella la de “¡Quiero comerme tu cerebro!”. Los diseñadores de Toy-Biz, en realidad, la habían tomado de un cómic, en concreto de The Amazing Spider-Man #333 USA (1990), donde lanzaba al trepamuros semejante amenaza, pero no era algo que Veneno hiciera habitualmente. Sólo que entonces se popularizó la frase. Fue así como llegamos a la decimosegunda miniserie del personaje, Venom: The Hunger (1996), donde por fin cumple con la admonición, pero él es el primer sorprendido en hacerlo. En el curso de la historia, sale a la luz que el simbionte verdaderamente quiere alimentarse con cerebros humanos para así satisfacer una necesidad natural, pero que la voluntad de Eddie consigue evitarlo. Esto, a su vez, explicaría las ansias caníbales que tuviera Veneno cuando entró en simbiosis con Mac Gargan, un huésped sin escrúpulo alimenticio alguno.

 

¿ALGUIEN TIENE HAMBRE?

El debut de la mítica frase

 

EL VILLANO INESPERADO Tenemos nada menos que a Kraven El Cazador como antagonista de Veneno. Parecía que, tras su resurrección, en Marvel se resistían a utilizarlo, pero eso está quedando definitivamente atrás. Además de en esta historia, puedes encontrarlo en Capitán América nº 91, que se puso a la venta hace un par de meses y en que el bueno de Sergei medía fuerzas con El Centinela de la Libertad.

 

Spot On aparecido en Veneno nº 7

VENENO 3: EL REGRESO MÁS DESEADO DEL UNIVERSO DEL PROTECTOR LETAL

Parece que hubiera pasado ayer, pero el caso es que nos hemos pasado los últimos catorce años sin que el huésped por antonomasia de Veneno estuviera unido al simbionte. ¡Habrá aficionados que nunca hayan visto tal cosa! Pero en el Universo Marvel, y en el cómic de superhéroes en general, a qué negarlo, todos los personajes tienden a recuperar su carácter icónico al cabo de una época de cambios que puede ser más larga o más corta. Son las reglas del juego, así que quien pensara que Eddie Brock y el simbionte no volverían a unirse jamás estaba cayendo en la ingenuidad. En el año en que Veneno protagonizará su primera película en solitario, el personaje vuelve a sus raíces.

 

EL PESO DEL ÉXITO

¿Echabas esto de menos?

 

NECESITAMOS A EDDIE EN SU LUGAR Lo hemos visto como agente del gobierno, como enfermo terminal de cáncer, como Anti-Veneno… no puede decirse que Eddie Brock haya estado durante todos estos años inactivo. En Marvel han sido muy conscientes de la importancia del personaje y han tratado de buscarle acomodo en todo momento. El problema es que cualquier destino se antojará siempre como provisional, dado que todo el mundo tiene en la cabeza el papel que le corresponde.

 

SPIDERMAN NECESITA A VENENO El que el Protector Letal se alzara como el único gran villano que se incorporó a la franquicia arácnida en el periodo moderno no es un dato, en absoluto, trivial que pueda dejarse de lado, máxime cuando, al margen de los gloriosos antagonistas de Spiderman creados por Stan Lee y Steve Ditko, tengamos una lista tan corta de villanos carismáticos y populares. Sí, podemos mencionar a Matanza, Morlun o El Duende, pero cualquier lista que nos propongamos hacer relativa a enemigos que se labró Spidey más allá de sus años fundacionales estará, forzosamente, encabezada por Veneno.

 

NECESITAMOS TAMBIÉN A FLASH Sí, porque la consecuencia de que Eddie vuelva a ser el huésped del simbionte es que Eugene pierde la posibilidad de recuperar su papel de Agente Veneno. Fue una época distinta, muy interesante y provechosa, pero que sin duda había ya quedado atrás. Eso no quiere decir que debamos olvidarnos de un secundario arácnido tan destacado. En Marvel podrían optar por el camino fácil, que sería buscar alguna manera absurda de devolverle sus piernas, pero estamos convencidos de que hay mejores soluciones para mantener a Flash entre nosotros.

 

EDDIE, FLASH, PETER…

…Volveremos con ellos en “Veneno Inc.”

 

ESTAMOS EN MEDIO DE UN PROCESO Es algo que intentábamos comunicar en esta sección en los dos números anteriores, pero no podíamos ser demasiado claros al respecto, puesto que desvelar el regreso de Eddie hubiera chafado la sorpresa. ¿Se entiende ahora mejor? El proceso consiste, ni más ni menos, que en devolver a Veneno la posición de importancia dentro de Marvel que tuviera en sus primeros años. Mike Costa ha ido quemando etapas en esa misión: primero, devolver el simbionte a la Tierra; luego, que regresara Eddie… ¿y ahora? Por lo pronto, el mes que viene asumimos ya la numeración histórica, algo que se ensayó primero en esta serie, antes de extenderlo al resto de Marvel, y esto no es más que el principio. Cuando te dijimos que el 2018 era el año de Veneno… ¡íbamos muy en serio!

 

Spot On originalmente aparecido en Veneno nº 3