MOTEROS ENCENDIDOS, DIABLOS SALVAJES: LOS ESPÍRITUS DE VENGANZA DE DAVID BALDEÓN

El éxito a comienzos de los años noventa de Dan Ketch, el segundo Motorista Fantasma, auspició el nacimiento de una franquicia alrededor de los personajes sobrenaturales del Universo Marvel. Morbius, Blade, Hannibal King y unos cuantos más se unieron a la fiesta, en la línea que se dio en llamar Hijos de la Medianoche. También lo hizo Johnny Blaze, el primer Motorista Fantasma, en ese momento libre de su maldición, y junto a su sucesor formó un dúo, badasses totales de lo oculto, bajo el nombre de… Espíritus de Venganza. Ghost Rider & Blaze: Spirits of Vengeance, la cabecera que protagonizaron, se extendió durante dos años, de mediados del 92 a 1994, participando de todos los eventos que se cocían alrededor de aquellos Hijos de la Medianoche. Después llegaron las vacas flacas, la bancarrota de la editorial y la mayor crisis que haya padecido jamás el mundo del cómic.

 

Desde entonces, los personajes mágicos del Universo Marvel han contado con notables revivals, que van desde los acercamientos de Garth Ennis o Jason Aaron a la figura de los Motoristas Fantasma hasta el levantamiento de toda una nueva nación de vampiros, auspiciada, desde las páginas de X-Men, precisamente por el guionista del que ahora nos toca hablar. Victor Gischlerfue uno de los hombres fuertes de Marvel hace ya unos cuantos años, con diversos proyectos relacionados con Masacre o El Castigador. La editorial llegó a confiar en él para llevar la nueva cabecera de La Patrulla-X que se lanzó a mediados de 2010 y cuyo arranque fue aprovechado para poner al día el concepto de los vampiros, que hubiera sido fuerte allá por los setenta. Tras el cierre de aquel X-Men sin adjetivos, perdimos la pista de Gischler, pero hete aquí que, todo un lustro después, vuelve a la factoría de Stan Lee, y lo hace una vez más con el mandato de insuflar nueva vida a un concepto en las lindes del horror: el de grupo de superhéroes sobrenaturales.

 

Para ello, recupera el nombre de Espíritus de Venganza y acude a cuatro de los personajes más carismáticos de este rincón de Marvel, a los que el español David Baldeón aplica un estimulante lavado de cara: un rediseño fabuloso que va mucho más lejos de los protagonistas, hasta alcanzar todo un mundo que late bajo las capas superficiales de la cotidianeidad superheroica. El objetivo de los autores no es tanto el de revivir viejos éxitos como el de mirar hacia delante y construir algo nuevo. “Es muy sencillo”, dice Gischler. “Creo que estos grandes personajes necesitan ser exhibidos. Si el cómic alimenta el apetito por la nostalgia de los noventa, es genial, pero no vas a sentirte fuera si te perdiste esa década. Si estos personajes son nuevos para ti, todavía participarás de este paseo salvaje”.

 

Artículo originalmente aparecido en 100 % Marvel HC. Espíritus de Venganza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *