EL VIEJO OJO DE HALCÓN 4: QUE NO PARE LA MÁQUINA

¿Cómo solucionan las crisis en Los Baldíos? ¿Qué método utilizan para que se mueva la economía y baje el paro? El régimen de los villanos lo tiene claro: hay que fabricar todo tipo de armas con las que seguir oprimiendo a la población. En otros tiempos se podía manufacturar cañones, carros de combate o misiles, pero ahora de la cadena de montaje salen… Muertebots. Estos robots son una reproducción tan perfecta del Doctor Muerte que éste habitualmente los utiliza para confundir a sus enemigos y hacerles creer que se están enfrentando al auténtico Muerte. En el pasado, también han empleado como recurso para dirimir disputas entre autores. Cuando a cierto guionista-dibujante de Fantastic Fourno le gustaba lo que hacían otros con el Doctor Muerte, se apresuraba a asegurar que aquél no era sino un Muertebot. Y en los tiempos más recientes incluso han sido motivo de sorna, con un personaje tan genial como el Muertebot de Vengadores I. A. Pero nadie ríe en Los Baldíos, y mucho menos Abe Jenkins. De villano de segunda a digno superhéroe, para acabar sus días fabricando dobles del dictador de Latveria y escapando a las puyas de sus compañeros de trabajo… hasta que llegó Ojo de Halcón.

 

LOS ORÍGENES Antes que de ninguna otra manera, a este personaje lo conocimos como El Escarabajo. Su carrera empezaba como enemigo de La Antorcha Humana, en Strange Tales#123 USA (1964), pero no tardó en diversificarse. Se enfrentó contra Spiderman, IronMan o Daredevil y, mientras mejoraba progresivamente su armadura,perteneció a equipos como El Sindicato Siniestroo Los Señores del Mal. Esta circunstancia fue especialmente destacada dentro de su trayectoria vital. No estuvo en la formación creada por el Barón Helmut Zemo para el mítico asalto a la mansión de Los Vengadores, pero Zemo sí le llamó para la idea más brillante de toda su carrera villanesca: la de crear un grupo de superhéroes que, en ausencia de Los Vengadores y Los 4 Fantásticos, se ganaran el favor de la opinión pública… pero que en realidad no eran otra cosa que villanos disfrazados. Ese grupo de superhéroes respondía al nombre de Thunderbolts y, en su seno, El Escarabajo pasó a serMACH-1, lo que, dicho sea de paso, conllevó una impresionante mejora estética.

 

LA TENTACIÓN DE HACER EL BIENLa trayectoria de los Thunderbolts es compleja, y pasó por muchas fases, plagadas de sorprendentes giros. Nosotros no podemos sino recomendarte que te hagas con toda la trayectoria inicial de la serie, publicada dentro de la Colección Extra Superhéroes, porque se trata sin duda de lo mejorcito que dio Marvel en los años noventa. Aquí basta precisar que, dentro de las filas del equipo, pronto surgieron dos facciones claras: los que le cogieron el gusto a pertenecer a los buenos y los que parecían del todo irredimibles… aunque esto también acabaría por cambiar. El caso es que AbeJenkins se encontraba entre los primeros, junto a Pájaro Cantor(la mujer de la que pronto se enamoró) y Atlas… cuyo destino final enLos Baldíosya leímos el mes pasado. Pero la mejor prueba de la redención de Abe surgió cuando Ojo de Halcón se puso al frente del equipo con el objetivo de legitimarlo, y la primera medida tomada a tal fin fue… la entrega voluntaria de MACH-1 a las autoridades, para que pagara en prisión su deuda con la sociedad. Abe consiguió superar la dureza de la cárcel y regresar a la acción, elevar su armadura de nivel y pasar a sucesivos MACH-II, III, IVy V… así hasta MACH-X, aunque en el camino se saltó algún que otro número. De esta forma, nos plantamos en el último intento de relanzamiento de Thunderbolts, que se saldó en apenas una docena de entregas, aunque las intenciones eran bastante buenas. En apariencia, MACH-X murió en el último número (Thunderboltsvol. 3, #12 USA, 2017. 100 % Marvel. Thunderbolts vol. 2, nº 2), pero es la clase de muerte confusa de la que en el Universo Marvel se escapa con total seguridad. ¿Cuándo? En el Universo Marvel convencional es algo que está por ver. En Los Baldíos, Abe permanecía con vida, pero no puede decirse que el destino le haya sonreído. Llegados aquí, no podemos sino preguntarnos si El Viejo Ojo de Halcón seguirá eliminando a sus viejos compañeros de batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *