EL ASOMBROSO SPIDERMAN 145: EL REAJUSTE

¿Cómo? ¿Ya estamos en 2019? Pues no: todavía no, pero nosotros también tenemos una especie de máquina del tiempo. En El Asombroso Spiderman nº 140, te contábamos que la larga saga que venía contando Chip Zdarsky en Spectacular la retomaríamos ya en el próximo año, pero el retraso que han venido acumulando las series arácnidas en los últimos meses, con crossovers y gran cantidad de salidas en Estados Unidos que nos han abocado a esta situación, imponía un plan de emergencia para solucionar la papeleta y paliar la distancia. Por lo pronto, ya habrás visto que, en los últimos meses, hemos metido el acelerón para completar cuanto antes la etapa de Dan Slott en Amazing, una misión cumplida en nuestro número anterior. Ahora toca hacer lo mismo con las otras dos colecciones de Spiderman. Además de eso, este mes la serie española ha contado excepcionalmente con dos salidas, y a comienzos de 2019 repetiremos la acción, lo que nos permitirá solucionar el comentado retraso. Y una vez solucionado, y dada lo extraordinariamente complejo que ha sido planificar el tomo en esta temporada que ahora se acerca a su fin, estamos pensando en poner en práctica cambios de cara al lanzamiento del Amazing de Nick Spencer y Ryan Ottley, que permitan contar todos los meses con la principal serie arácnida y mantenerla a los cuatro meses de distancia con respecto a la edición original que ya tienen el resto de series mensuales de Panini. Ya entraremos en materia cuando llegue el momento y nos lo permita el timing de publicación de Estados Unidos, ya que, por lo pronto, en el horizonte aguarda un evento arácnido: “Spidergedón”.

 

EL CÓDIGO DITKO

Después de que Miles Morales visitara al joven Peter Parker en el respectivo especial de “Generaciones”, es al adulto Peter a quien le toca reconectar con su yo más joven. Nuestros autores sitúan la historia a comienzos del siglo XXI, como cabe deducir de detalles circunstanciales, como el detalle de que Peter tenga en su habituación uno de los míticos iMac G3 o una GameCube de Nintendo. ¡Fue uno de los pocos que la compró! “En las series Marvel estamos teniendo que trabajar con una línea temporal cambiante”, explicaba el guionista a Tim Stevens, de Marvel.com. “Así que quería asegurarme de que Peter se viera como si estuviéramos por así decirlo, en 2004 o 2005, aunque no ponemos demasiado el acento en ese periodo, ¿sabes? Lo más importante fue que el Peter de entonces resultara lo suficientemente extraño y distinto con respecto al de ahora. Debía tener unos dieciséis años en aquel entonces. Estamos acostumbrados a ver a chicos mayores interpretando a un Spidey adolescente en las pelis, pero yo quería que este Peter resultara de verdad joven”. A pesar de todos esos gadgets que nos conectan con una época tan concreta, y tan relativamente reciente para los que empezamos a tener una edad, lo cierto es que la estética del cómic enlaza con el estilo de Steve Ditko, el primer dibujante que tuviera el trepamuros, y con los años sesenta, de manera que el traje del joven héroe calca significativos detalles del de entonces, como el trazado de telarañas, el negro en lugar del azul, la forma de los ojos y hasta las míticas redes sobaqueras. Todo esto nos lo trae Joe Quinones, el dibujante que ya acompañara a Zdarsky en su etapa de Howard El Pato, quien en la misma entrevista describía de esta manera la experiencia: “Estamos al mismo tiempo retrocediendo hasta los primeros 2000, pero espiritualmente vamos a los sesenta. Es divertido buscar un equilibrio entre las dos épocas. En esencia, lo que estamos haciendo es trasplantar el dibujo clásico de Steve Ditko al siglo XXI”. En capítulo de anécdotas, Quinones ha ido dejando caer una gran cantidad de homenajes por toda la historieta, como el mítico traje en la basura del Amazing #50 USA. En nuestras ilustraciones de esta sección te dejamos un par más. Apunta, además, que el uniforme del joven Spidey acaba pareciéndose al del recién aparecido videojuego de PS4… ¡aunque pronto veremos una versión mucho más literal del mismo!

 

Spot On aparecido originalmente en El Asombroso Spiderman 145

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *