DOCTOR EXTRAÑO 31: LA GRAN BATALLA

La segunda mitad de “Condenación” se abre con una nueva refriega de altura en las calles de Las Vegas. A un lado, los superhéroes controlados por Mefisto. Al otro, Los Hijos de la Medianoche, convocados por Wong. Cada uno de los miembros de este improvisado equipo tienen motivos de sobra para llamarnos la atención, pero en Marvel han querido dar cancha al Motorista Fantasma original, quizás por la implicación que Mefisto tuvo en su origen. De ahí que sea el único personaje en contar con un especial creado para la ocasión. Al incluirlo en su lugar cronológico oportuno, nuestra entrega de este mes se ha ido hasta un tamaño poco habitual, pero nos reconocerás que se trataba de una historia que no se podría haber quedado fuera de la trama, toda vez que continúa allá donde lo deja precisamente la serie troncal.

 

LA CARRERA INFERNAL

¿Johnny Blaze y el Espíritu de la Venganza, como entes separados, pero formando equipo? La idea mola, aunque no acaba de ser del todo novedosa. Cuando Blaze reapareció, en los años noventa, para formar equipo junto a su sucesor Danny Ketch, se encontraba libre de la maldición del Motorista Fantasma, y de ahí que, en aquel entonces, nos encontráramos con escenas similares a la que acabamos de ver en estas páginas.

 

Y SU PERRO LO SALVÓ

Durante la breve, pero excelente, etapa de Donny Cates llegó un secundario que ha logrado conquistarnos. Se trata de Bats, el perro del Doctor Extraño, con el que nos encariñamos en apenas unas pocas viñetas nada más conocerlo y cuya muerte nos dolió como si se tratara de un personaje que llevara años formando parte del elenco. El espíritu de Bats regresó, cortesía de Loki, para continuar en activo, y aquí hemos podido ver que su papel no es en absoluto accesorio: gracias a él, Stephen Extraño toma conciencia del engaño del Mefisto. La parte de la historia que no conocemos es que tanto Bats como la elección del Doc de ejercer como veterinario durante el tiempo en que fue sustituido por Loki vienen de la experiencia personal de Cates: “Poco antes de que me comprometiera a escribir la serie, murió mi gata, Otoño”, comentaba en una entrevista con Dave Richards, de Newsarama.com. “Ella era mi mejor amiga y siempre estaba allí. Cada día, se dormía en mi regazo, mientras yo escribía. Mi esposa trabaja tanto como yo, y suele acabar muy tarde. Gracias a Otoño, pude tener compañía durante todas esas horas que pasaba solo. Entonces, una semana antes de que me encargaran la serie, Otoño murió. Estaba muy deprimido en ese momento y los veterinarios se convirtieron en mis héroes. Fueron geniales, nos ayudaron a superarlo y se encargaron de todo. Por ese motivo, decidí que el Doctor Extraño se hiciera veterinario. Estaba enamorado de la idea de que, aunque Stephen lo haya perdido todo, todavía puede ser el héroe de alguien, incluso en una escala pequeña. Habrá personas que menosprecien eso, pero si eres una pareja que llega allí con su gato enfermo, él es tu héroe. Es lo que necesitas en ese momento y para mí es algo hermoso. Fue una dosis masiva de realidad en un cómic que por lo demás es una absoluta fantasía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *