CUENTA ATRÁS A INFINITO 4: EL REGRESO DEL DEVORADOR

No nos cansaremos de decirlo, porque siempre hay novatos y/o incautos que pican. Esta es una de las leyes físicas del Universo Marvel: la reversibilidad de cualquier cambio que se produce en un personaje es proporcional a la iconicidad del mismo. Dicho de otra manera: todo acaba por ser como era. ¿Un ejemplo? El de Galactus. Porque, amiguitos y amiguitas, ¿qué hace Galactus? Exacto, devorar planetas. A partir de ahí, porque es muy fácil repetirse y aburrirse, podemos hacer variantes sobre el mismo tema, e incluso llegar a una historia tan interesante como la que narró Al Ewing en Ultimates, por la cual El Devorador de Mundos se transformaba en El Dador de Vida, y en consecuencia cambiaba el púrpura de su traje por el dorado que ha estado llevando desde entonces. Que nadie se queje, porque son colores igual de llamativos, y si había quien le pusiera pegas al dorado, eso era porque el púrpura lo tenía tan interiorizado que no se daba cuenta de su particularidad intrínseca. Bueno, el caso es que eso no podía durar eternamente, y la “vuelta a las esencias” ha llegado más pronto que tarde, y además ha salpicado a Estela Plateada. Dejamos que lo explique Gerry Duggan, tal y como se lo transmitía a Dave Richards en una entrevista en Comic Book Resources: “Realmente, no había tenido oportunidad de escribir antes al personaje”, afirma. “Me siento superagradecido de tener la oportunidad de hacerlo ahora, porque Galactus es uno de esos juguetes que, dependiendo de cómo se use, puede llevarlo a que se quede en la estacada por un tiempo. Estaba ansioso por poder utilizarlo. La primera vez que lo había hecho, cuando usamos su imagen como señuelo en Guardianes de la Galaxia, no era realmente él. Tenía que volver a ese gag en Cuenta atrás a Infinito. Pero ahora, que estamos llegando al final, era un buen momento para introducir al auténtico Devorador de Mundos. Si has leído todo lo que venía haciendo con el entorno cósmico desde el comienzo de mi etapa en Guardianes, seguro que habrás soltado una buena carcajada con este cómic”.

 

LA NUEVA GUARDIA DEL INFINITO

¡Lo ha dicho! ¡Veníamos oliéndonoslo desde el principio de todo esto, y por fin Gamora lo ha dicho! Desde que Marvel puso en barbecho la colección de Guardianes de la Galaxia, que pese a sus extraordinarios resultados artísticos venía arrojando unas ventas un tanto paupérrimas, ya empezamos a olernos que, una vez terminara la trama en la que estamos ahora incursos, el equipo no volvería como tal, sino metamorfoseados de alguna manera. Desde el principio sospechamos que sería como Guardia del Infinito. ¿Por qué? Pues porque ese concepto estaba en una particular efervescencia, debido a la importancia que las Gemas del Infinito están teniendo dentro del Universo Cinemático Marvel, y a que la trama que las envuelve, la de la tercera y la cuarta película de Los Vengadores, está ahora en activo y así seguirá hasta bien entrado el año 2019. Por lo tanto, no es difícil conjeturar con una vuelta de La Guardia del Infinito, a partir de Los Guardianes de la Galaxia y algunos de los personajes de la presente saga, que actúe y perviva al menos hasta el evento que prepare Marvel para coincidir con el final de la saga de Thanos en los cines. Estamos especulando… pero quizás falte poco para saber si acertaremos o nos equivocamos. Lo dejamos aquí, no sin antes apuntar lo emocionante que resulta el regreso a primer plano de la pareja formada por Phyla-Vell y Dragón Lunar.

 

 

Texto aparecido en Cuenta Atrás A Infinito nº 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *