MASACRE 1 EL NUEVO COMIENZO

¡Estrenamos etapa en Marvel! Desde este mes y hasta bien entrado el año 2019, asistiremos al relanzamiento de la línea editorial completa de La Casa de las Ideas. Masacre y Thor son las primeras cabeceras en sumarse a la iniciativa, pero próximamente ocurrirá lo mismo con Veneno, El Inmortal Hulk, Doctor Extraño, Los Vengadores, Los 4 Fantásticos, Capitán América, El Asombroso Spiderman, Tony Stark: Iron Man, Lobezno y, al menos de momento, las diversas series de La Patrulla-X. Una vez consolidada, gracias a Marvel Legacy, la recuperación de las señas de identidad de nuestros grandes iconos, llega el momento de lanzar esta nueva temporada, con cambios en los equipos creativos y el objetivo de mantener la fidelidad al espíritu de Marvel. Se trata de acudir a las esencias de estos superhéroes y contar historias icónicas y referenciales con ellos, alejadas del tono pesimista que ha rodeado a la editorial en otros tiempos. En contraste, se quiere mostrar a los supervillanos más terribles y salvajes que puedan surgir de la imaginación de nuestros autores. En lo que respecta a la edición de Panini Comics, encontrarás pocas novedades que señalar, aunque sí una bastante obvia: vamos a relanzar nuestras series con un nº 1 grande y bien visible, a la vez que mantenemos nuestra numeración clásica, siguiendo la fórmula que también están siguiendo en Estados Unidos, donde han mantenido, en más pequeño, la numeración de legado.

LA GRAN OPORTUNIDAD Deja que te contemos un secreto: hace cinco añazos, en Marvel ya barajaron la posibilidad de que Skottie Young se encargara de las aventuras de Masacre. En aquel entonces, este artista era fundamentalmente conocido por sus baby variants, que causaban sensación entre los aficionados, pero en La Casa de las ideas prefirieron finalmente situarlo al frente de Mapache Cohete, donde permaneció por una larga temporada: primero como autor completo, y luego ya solo como guionista. Terminado ese proyecto, Young se concentró en su descacharrante I Hate Fairyland, para Image, pero mantuvo el contacto con Marvel, y de hecho para este relanzamiento vuelve a hacer baby variants. En declaraciones a Polygon.com, el artista describe su planteamiento para el Mercenario Bocazas como “Rápido, grande y humorístico”, a lo que añade: “Me gusta escribir historias que se muevan deprisa y te mantengan subido a bordo. Y me gusta hacerte reír, mientras alguien le rompe el brazo a Wade o le explota la cabeza. Al igual que hice con Mapache Cohete, pienso hacer historias más cortas y tener tramas que vayan y vengan”. El apartado gráfico queda en manos de Nic Klein (Capitán América), que tiene aquí su gran oportunidad como dibujante titular. “Visualmente, además de exagerarlo todo, me gustan algunas cosas específicas sobre Masacre, como por ejemplo sus monólogos teatrales y la forma en la que rompe la cuarta pared”, decía en la misma entrevista que su compañero. “Quiero experimentar con otras cosas divertidas, como el ritmo, algunos encuadres específicos y los ángulos que sirvan para conseguir efectos cómicos. Me gustaría que nuestro buen humor se contagiara a los lectores”.

LA REFERENCIA CINEMATOGRÁFICA Este primer número de la nueva temporada avanza la intención de que Masacre se acerque más a la visión del personaje que nos viene desde sus películas, y de ahí que nuestro protagonista se haya puesto otra vez a dedicarse a conciencia al oficio de mercenario, o que Cabeza Nuclear Adolescente Negasónica sea una presencia habitual, en lugar de una invitada intermitente. Apunta además que habrá muchos invitados especiales, y también todos los guiños a la cultura popular que te puedas imaginar. La propia Marvel está en el punto de mira… ¡pero también la Distinguida Competencia! Como puedes ver por la historia de complemento, Wade Wilson no se corta un pelo con nadie.

VENGADORES 97 VIDA DE ESTE VELOCISTA

Por rápido que corra, la trayectoria de Mercurio ha sido extraordinariamente accidentada, con alteraciones constantes en su biografía, fruto de los cambios de idea de los autores de Marvel a lo largo de los años. En este segundo episodio del epílogo de “Sin rendición” dedicado al gran velocista de La Casa de las Ideas, Saladin Ahmed ha puesto el acento sobre su herencia gitana, pero no ha sido siempre así, y durante mucho tiempo el rasgo biográfico que más pesó en el ánimo de Pietro fue el considerarse hijo de Magneto. ¿Quizás esos fantasmas con los que se enfrenta nuestro héroe en esta particular aventura no son sino recuerdos de la persona que fue y ya no es? ¿O tal vez se trata de presagios de lo que pueda venir? El futuro no está escrito, al menos no para nosotros, pero sí lo está el pasado. Es más: está escrito y dibujado, así que no es mal momento para repasarlo.

VILLANOS EN TRÁNSITO La primera vez que supimos de Mercurio y La Bruja Escarlata, ambos formaban parte de La Hermandad de Mutantes Diabólicos de Magneto (The X-Men #4 USA, 1964. Marvel Gold. La Patrulla-X Original nº 1), pero tanto ellos como el villano desconocían que tuvieran cualquier tipo de consanguineidad. Le debían obediencia porque éste les había rescatado, aunque enseguida quedó claro que su papel no estaba allí. No tardaron en dejar el equipo, una vez Magneto quedó fuera de juego, para poco después unirse a Los Vengadores.

LA BÚSQUEDA DEL PADRE Pasó un tiempo hasta que entró en juego la posibilidad de atribuirle unos progenitores a los hermanos. Una década después de su creación, Roy Thomas viene a establecer que el padre de ambos es El Zumbador, un viejo superhéroe olvidado de La Segunda Guerra Mundial (Giant-Size Avengers #1 USA, 1974. Marvel Gold. Los Vengadores nº 6), mientras que la madre habría sido la fallecida Miss América. Quedó también establecido que el nacimiento habría sido en la base de El Alto Evolucionador en Wundagore y que habría sido asistido por Bova, una vaca evolucionada hasta el aspecto y la inteligencia humana. Apenas un lustro después (The Avengers #181-187 USA. 1979, Marvel Gold. Los Vengadores: Noches de Wundagore), reaparece el que había sido padre adoptivo de los mellizos, Django Maximoff, secuestra a ambos y los lleva hasta Wundagore, donde van a descubrir parte de la verdad sobre su pasado. Bova confiesa que la madre de ambos fue una mujer desesperada, llamada Magda, que se presentó una noche en la base de El Alto Evolucionador y, tras haber dado a luz a sus retoños, decidió marcharse sin aclarar el motivo. El Alto Evolucionador optó entonces por entregar los mellizos a El Zumbador y Miss América, después de que el hijo de éstos naciera muerto y sin aclararles lo ocurrido. El Zumbador huyó tras conocer la muerte de su esposa, y los niños pasaron entonces a manos de los Maximoff, que anteriormente hubieran perdido a sus propios hijos. Quedaba sólo por aclarar quién habría sido el misterioso padre del que parecía huir Magda, y para entonces John Byrne, dibujante de la saga de Wundagore, ya dio con la solución: que se tratara del propio Magneto. Así se desveló en Vision And The Scarlet Witch #4 USA (1983. Marvel Gold. Los Vengadores: La Visión y La Bruja Escarlata), y así quedó establecido para las décadas siguientes… hasta hace bien poco. Marvel trataba de desligar a Mercurio y La Bruja Escarlata de los mutantes y, en Uncanny Avengers vol. 2, #1-5 USA (2015. Imposibles Vengadores nos 26-30), se deshizo toda esta compleja historia que encajaba de manera tan perfecta y tanto tiempo había costado trazar. El Alto Evolucionador afirmaba que Pietro y Wanda eran los hijos a los que los Maximoff consideraban muertos… y todavía estamos instalados ahí. Ojo, porque este personaje tiende bastante a mentir. Conjeturamos que, tarde o temprano, volveremos sobre este asunto.

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 6 EL ORIGEN DE LAS ESPECIES

 

Alcanzamos el ecuador de nuestra miniserie, con un episodio muy rico en acción, que además arroja algunas certidumbres acerca de la mitología de Los Baldíos. ¡Entramos en detalle sin más dilación!

REUNIÓN DE ARQUEROS El final del número anterior nos trajo la vuelta de Kate Bishop, lo cual no deja de tener su miga, puesto que Jeff Lemire ya nos había narrado un futuro alternativo en que ambos volvían a unir sus arcos. Esta vez estamos en el contexto de Los Baldíos, y quizás por eso tenga mucho más fuerza la historia. “Me encanta la idea de usar a Kate”, decía Ethan Sacks a Tucker Chet Markus, de Marvel.com. “Clint casi ha perdido su visión y no puede seguir haciendo esto en solitario. Necesita ayuda, y ella es perfecta por varias razones. La primera es que tienen una gran relación desde hace tiempo. Una vez que desaparece la desconfianza, surge la complicidad. Se conocen y saben que pueden pelear bien cuando están juntos. La segunda, las habilidades de ella son similares a las de él. Si hubiera traído a alguien como Hulka, Clint habría quedado en segundo plano. Esto será algo que hagan juntos”.

TENEMOS UN T-REX Es consciente Sacks de que, cuando alguien pone un dinosaurio encima de la mesa, la afición se acuerda de Parque Jurásico, así que él mismo reconoce la importancia de la saga literaria y cinematográfica, y nos deja un guiño, mediante esa viñeta del espejo retrovisor que evoca la mítica escena de la película de Steven Spielberg con la que se abrió la franquicia. El T-Rex de nuestra historia no tiene un sabroso abogado que llevarse a las fauces, así que opta por los simbiontes. Y aquí es donde hemos llegado al punto sobre el que más hay que llamar la atención. Si no has leído o has olvidado Lobezno: El Viejo Logan, no deja de ser una escena llamativa e impactante, pero si en cambio tienes en la cabeza la obra de Mark Millar y Steve McNiven… todo cambia, ¿verdad? Durante el trayecto que recorrían Lobezno y Ojo de Halcón, los dos viejos héroes iban encontrándose con todo tipo de sorpresas, vestigios de un mundo superheroico que había dejado de existir cincuenta años atrás. La más extraña de todas, probablemente, era la que se presentaba en la última página del quinto episodio… ¡nada menos que un T-Rex controlado por el simbionte de Veneno! La bestia se enfrentaba a nuestros protagonistas, tan sorprendidos como nosotros, y no había pista alguna acerca de su procedencia, salvo una conjetura de Clint, por la cual se trataba de un dinosaurio de La Tierra Salvaje que se habría encontrado con un simbionte. “Sí”, podíamos decir nosotros, “pero… ¿cómo?”. Cuando se trata de un guionista como Mark Millar los “¿cómo?” no importan demasiado, porque de lo que se trata es de crear imágenes y situaciones que se nos queden clavadas en el cerebro, y con ésta a fe que lo consiguió. Pero Sacks quería averiguar la manera en que se había llegado a producir una unión tan inesperada. ¡Y aquí nos lo ha descubierto! Quizás le inspirara la frase que pronunciaba El Viejo Logan en la viñeta anterior al comienzo de la persecución: “El pasado sólo duele si dejamos que nos alcance”.

EL SIGUIENTE MIEMBRO DE LOS THUNDERBOLTS La actual obra, aunque se ambiente cinco años antes de la acción de “El Viejo Logan”, se está publicando bastantes años después del lanzamiento de aquella aventura. Por lo tanto, en esos años se han dado situaciones dentro del Universo Marvel que el guionista podía incorporar a la trama. Por ejemplo, no hace mucho que El Soldado de Invierno se puso al frente de la última encarnación de los Thunderbolts, lo que lo convierte en un miembro más del equipo. ¿Tuvo, por lo tanto, algo que ver con la emboscada contra Los Vengadores? Lo que sí está más o menos claro es que ha vuelto a caer en manos de los malos, como ya le ocurriera cuando fue dado por muerto, a finales de la Segunda Guerra Mundial. Apuntamos además el paralelismo que se nos viene encima: a mitad de “El Viejo Logan”, en el quinto capítulo, tenía lugar el flashback que nos narraba la muerte de La Patrulla-X, contado en primera persona por el propio Lobezno, y aquí nos disponemos a escuchar, de boca de Clint Barton, la historia de la muerte de Los Vengadores.

EL VIEJO LOGAN 93 VUELTA AL INSTITUTO

Llevaba El Viejo Logan los últimos meses alejado de La Patrulla-X, pero igual que Thor siempre regresa a Midgard, por mucho tiempo que pase peleándose contra Gigantes de Hielo, Lobezno siempre vuelve a la vieja mansión: uno de los pocos lugares que puede calificar como su hogar. Ahora lo hace en circunstancias difíciles para él. Su factor curativo le está traicionando, igual que el cuerpo traiciona a un anciano cuando se acerca a sus últimos días. Ed Brisson, con la compañía de un Ibraim Roberson que poco a poco va puliendo sus habilidades como dibujante, ha querido buscar en este punto un enorme contraste, de manera que El Viejo Logan, en un momento tan terrible para él, reconecta con los mutantes más jóvenes de la mansión. El guionista aprovecha para centrarse en un secundario, Robert Herman, también conocido como Glob, que, aunque lleva casi dos décadas entre nosotros, nunca ha tenido una especial atención por parte de los autores. No hay personaje pequeño, quiere recordarnos Brisson, en una corta saga, con sabor a transición hacia los últimos episodios de la colección, en que también ha dejado que la Doctora Cecilia Reyes tenga su momento para brillar y para recordarnos el viejo parche de Lobezno. Es un detalle muy de agradecer, ya que, aunque hemos contado con ella durante toda esta etapa de La Patrulla-X de colores, han sido muy pocas las ocasiones en las que ha pasado a primer plano. ¡Probablemente, en esta historia haya aparecido en más viñetas de lo que lo ha hecho desde La Patrulla-X: ResurrXión nº 0! ¿Quiénes son, en último término, Glob y Cecilia? Echemos un vistazo a nuestra tebeoteca mutante particular.

MOVIENDO EL ESQUELETO MUTANTE Fueron Grant Morrison y Ethan Van Sciver quienes presentaron a Glob Herman, en New X-Men #117 USA (2001). No era más que uno de tantos mutantes raros que, de la noche a la mañana, poblaron la mansión, después de que Charles Xavier, controlado por Cassandra Nova, hubiera decidido salir del armario como líder del Homo superior. En aquel número en concreto, Glob no hacía sino aparecer en una viñeta y no llegaba a decir palabra. El personaje no requiere mayor atención hasta la revuelta juvenil propiciada por Quentin Quire. Morrison se olvida de él a continuación, pero no los editores de la franquicia, y de esta manera Glob Herman va a ser uno de los 198 mutantes que sobrevivan al Día-M con sus poderes intactos; regresará junto a La Patrulla-X cuando ésta se establezca en San Francisco y, una vez se produzca el “Cisma”, pasará a formar parte del alumnado del Instituto Jean Grey, con Lobezno como director de la escuela. De ahí la particular relación de éste con los jovenzuelos. Sí, estamos ante El Viejo Logan, una versión alternativa del personaje, pero en esencia siguen siendo la misma persona. Desde entonces, Glob ha permanecido en esa posición de fondo, siendo más parte del escenario que participante de las historias, con puntuales excepciones. Tenemos su cuelgue de la joven Jean Grey, por ejemplo, y también una aventura en el futuro junto a algunos compañeros, de la que volvió más maduro y curtido (Extraordinaria Patrulla-X nos 9-12). Apunta además que en la historia que acabamos de leer tenemos de vuelta a Los Purificadores de William Stryker, y de ahí que el título aluda a la mítica novela gráfica en que debutó éste, “Dios ama, el hombre mata”.

UNA DOCTORA EN CASA Ay, Cecilia Reyes se merecía mucho más de lo que finalmente ha tenido. Mutante latina de Puerto Rico, criada en el Bronx, fue concebida por Scott Lobdell y Carlos Pacheco, en X-Men #65 USA (1997), como una persona con una vida que cambia irreparablemente después de descubrir su condición mutante. Pasó a formar parte de la particular e interesantísima formación que tomó delantera en el equipo en aquel entonces, ya con Joe Kelly como guionista. Por encima de sus habilidades, Cecilia era una profesional de la medicina, de manera que tomó la posición de doctora dentro del equipo. No fue mucho lo que duró en sus filas, y desde entonces sólo la recuperamos de manera intermitente. Quizás el inminente salto al cine, con aparición del personaje en la película de Los Nuevos Mutantes, le otorgue por fin la atención que se merece. Se trata de uno de esos personajes que, bien utilizado, puede dotar de una gran riqueza a la franquicia.

CAPITÁN AMÉRICA 96 CREYENDO EN LA TIERRA PROMETIDA

 

Superada la celebración del Captain America #700 USA, volvemos a nuestra programación habitual y vamos a por la segunda y última saga que escribirá Mark Waid, durante este periodo de transición que nos conducirá hasta la etapa de Ta-Nehisi Coates y Leinil Francis Yu. El primer detalle que llama la atención en esta nueva historia es el recambio artístico. Chris Samnee ya no está, y es una noticia que no podría ser peor, puesto que no sólo ha abandonado la colección del Centinela de la Libertad, sino que también se ha despedido de Marvel, dejando a la editorial huérfana de un talento tan sobresaliente como el suyo. A la hora de buscar un recambio, Tom Brevoort ha recurrido a los servicios del brasileño Leonardo Romero, que nos conquistó desde el comienzo de su relación con La Casa de las Ideas, con unos pocos episodios de Doctor Extraño. Anteriormente a este Capitán América, se encontraba ubicado en la estupenda serie Kate Bishop: Ojo de Halcón, a cuyo término ha saltado a la cabecera que nos ocupa. El estilo de Romero es muy limpio y depurado, con influencias de autores como Alex Toth o David Mazzucchelli y que además recuerda muy poderosamente al propio Chris Samnee. Romero estará, por lo tanto, durante estos cuatro números, inclusive el que nos ocupa, pero la naturaleza particular de la aventura permite la incorporación de artistas invitados de acompañamiento. Atención, porque aquí Brevoort ha echado el resto. Por lo pronto, en este episodio tenemos nada menos que a Adam Hughes, una auténtica leyenda del dibujo cuya carrera se había centrado hasta el momento en DC Comics, y que ahora también está colaborando con Marvel. Un auténtico lujo, porque Hughes había pasado anteriormente por aquí de manera muy testimonial, y nunca llegamos a esperar contar con él para los interiores de un cómic. Le acompaña otro nombre asociado de manera habitual con la Distinguida Competencia, J. G. Jones, si bien en este caso sí que disponíamos de obra previa en Marvel, en concreto, una miniserie de La Viuda Negra escrita por Devin Grayson y publicada en 1999 dentro de la línea Marvel Knights y el debut de Marvel Boy, en compañía de Grant Morrison y que también se materializó en forma de miniserie, en este caso en el año 2000. Los tres números restantes de la historia gozarán de nuevos invitados, pero mejor será que los vayamos descubriendo conforme avanza la acción. Mark Waid nos ha preparado una trama con una indudable épica, que ya encontramos con ese título de resonancias bíblicas, pero que a nosotros no puede sino recordarnos a “The Promised Land”, el mítico tema de Bruce Springsteen con el que se abría la cara B de su elepé Darkness On The Edge Of Town (1978). Waid vuelve a viajar al futuro, como ya hiciera en “El hogar de los valientes”, pero esta vez para bascular hasta el extremo opuesto y mostrarnos una utopía donde el Sueño Americano ha perdurado y se ha extendido al resto del mundo y del Universo. A continuación, saltamos a 1968, año en cuyos estertores llegó a las tiendas Captain America #110 USA (fechado en 1968. Marvel Gold. Capitán América nº 2), el cómic con el que Jim Steranko irrumpió en la serie. Junto a él, llegaba Rick Jones, y de ahí que nos encontremos también con este sidekick en la historia. Se trata del segmento dibujado por J. G. Jones, con un estilo que tiene ecos del de Steranko… pero también del Capitán América de Kevin Maguire. Éste, junto a Fabian Nicieza, actualizó el origen del abanderado en una miniserie titulada The Adventures Of Captain America Sentinel Of Liberty, que fue publicada a comienzos de 1991. Dicho cómic se había convertido para nosotros en una especie de reto, puesto que Marvel nunca lo había reeditado, lo que imposibilitaba que nosotros lo hiciéramos. Eso ha cambiado hace bien poco, por lo que podrías apuntar ya esta saga entre las previsiones del Plan Editorial 2019.

CAMPEONES 21: UNA INUIT A ESCENA

¡Wow, cómo nos está gustando lo que hacen Jim Zub y Sean Izaakse en Campeones! Han sabido dar un gustillo clásico a la serie que le viene pero que muy bien, y mientras tanto no dejan de jugar con la nueva generación de superhéroes e incluso de engrosar sus filas. Por debajo del conflicto entre Los Campeones, El Amo y Alpha Flight, nos han presentando, desde el primer número de la aventura, a Amka Iliyak, la adolescente que empezó colándose en las instalaciones del villano y ha terminado transformada en una nueva justiciera con superpoderes. Se trata de un nuevo personaje, creado para la ocasión, cuyo debut consiguió cierta resonancia mediática, en el momento de publicarse el cómic en Estados Unidos. Amka no hace sino responder a los deseos del guionista, que pasan por ampliar la representación de su país dentro del Universo Marvel: “Quería agregar una heroína inuit-canadiense”, explicaba en su cuenta de Tumblr. “Más allá de los aspectos culturales de Amka, quiero que sea un miembro fijo del grupo. No supone ningún problema agregarla a la mezcla. Tenemos un abultado elenco de personajes, así que no hace falta que siempre la pongamos bajo los focos. Dani Moonstar y Forja han tenido papeles similares en Los Nuevos Mutantes o en La Patrulla-X en el pasado. Amka no es la primera y desde luego no va a ser la última. He llevado a cabo una investigación para tratar de ser sensible y que los aspectos culturales se muestren correctamente, pero no será algo perfecto. Pero eso está bien: intentarlo y equivocarse (y aprender y mejorar) que no intentarlo en absoluto. Sólo espero que haya un interés en el personaje más allá de este primer momento. Espero que los lectores se unan y disfruten de la serie; espero que podamos utilizar estas historias para animar a la gente y entretenerla; espero también que sea una manera de traer nuevas voces a primer plano”. De cara a llevar a cabo esa investigación que comentaba, Zub se puso en contacto con Nyla Innuksuk, la fundadora de una compañía de realidad virtual llamada Mixtape VR, que es Inuit y creció entre Igloolik y Iqaluit, el epicentro geográfico en que se encuentra la mayor parte de esta comunidad. “Me encantó descubrir que iba a haber una superheroína Inuit en el Universo Marvel…”, explicaba en un amplio reportaje del medio de comunicación canadiense CBC. “Los Inuit son narradores orales de historias y nuestros mitos y leyendas están llenos de espíritus y personajes que toman tanto forma animal como humana, así que me emocionaba que esos elementos pudieran interpretarse dentro de la estructura de un cómic. Creo que hay algunas cosas básicas sobre la vida en el Ártico que la gente ‘del sur’ ni siquiera se imagina. Le di a Jim una idea básica del sistema de creencias dentro de la cultura tradicional Inuit, incluida la Sila, que es esencialmente una fuerza de vida que existe dentro de todo el norte. Proporcioné información sobre los tatuajes tradicionales Inuit, el estilo de vestir tradicional y contemporáneo, el aspecto de las casas y las comunidades. También tuvimos una larga conversación sobre la vida cotidiana en el Ártico. Cosas simples en las que normalmente nadie piensa. ¿Qué haces con las aguas residuales y las basuras? ¿Cuántas horas de sol hay? ¿Cómo consigues la alimentación y los recursos? Estos son los pequeños detalles que ayudan a proporcionar una autenticidad que no existiría si se escribe sobre un lugar en el que nunca se ha estado. Es genial que se pueda leer un cómic ambientado en mi ciudad natal. Es uno de los lugares más bellos del mundo, todavía impregnado de cultura tradicional. Amka es una activista que se preocupa por cuestiones reales. En el Ártico hay muchas cosas por las que luchar: seguridad alimentaria, impacto ambiental, problemas sociales, falta de recursos… Las mujeres indígenas a menudo son representadas en los medios de comunicación como víctimas, y ver a una joven poderosa que está luchando contra lo que ella ve como malo tiene el potencial de marcar la diferencia”.

 

Spot On aparecido originalmente en Campeones 21

 

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: MISTERIO EN MADRIPUR 1 DE 2: EL HOGAR DE PARCHE

Esta tercera miniserie de “Búsqueda de Lobezno” coloca a algunas de las mujeres-X más destacadas de la vida de Logan en primer plano: dos amantes y dos pupilas, a falta de la que quizás sea la más importante de todas, una Jean Grey que tiene su propia agenda, como estamos viendo en Patrulla-X Roja. Todas ellas buscan a su antiguo compañero en un escenario fundamental para él, Madripur, que se convirtió en referencia básica de la iconografía mutante desde el momento en que Lobezno consiguió colección propia y se puso al frente del Bar Princesa, bajo la identidad de Parche. Madripur nunca ha dejado de tener importancia en sus más de tres décadas de existencia, desde que debutara en The New Mutants #32 USA (1985), como prueba el hecho de que La Patrulla-X Azul de Magneto tenga allí su base de operaciones. Y con la vuelta al tajo de Lobezno, sólo podemos esperar que recupere por completo esa relevancia. Primera muestra de ello: la historia que nos ocupa. “Misterio en Madripur trata sobre las relaciones que Logan ha tenido con muchas de las mujeres-X a lo largo de los años”, confiesa su guionista, en declaraciones a Dave Richards, de Comic Book Resources. “Se trata de profundizar en las emociones y los recuerdos que estos personajes atesoran. Tormenta ha visto crecer a Logan desde su personalidad más asesina hasta la de un guerrero honorable y un profesor. Dominó se encontró con él en sus días más salvajes, pero ambos han cambiado, y será una circunstancia que abordaremos. Cicatrices acumuladas. Recuerdos difíciles y lecciones aprendidas. Cada personaje de Misterio en Madripur tiene una fuerte personalidad. Me encantó trabajar con Pícara como vengadora, pero tenerla de vuelta en su elemento-X es una maravilla. Hay un motivo por el que ha mantenido la X de su uniforme, y es que éste es su hogar. Mariposa Mental es la que más tiene que perder en esta historia, que va a dejarle marca. La utilizo como mecanismo para llegar al resto de participantes en la misión. Júbilo es la que más quiere que las cosas vuelvan a la ‘normalidad’, sea lo que sea eso para una mujer-X. En cuanto al escenario, Madripur es la clásica ‘ciudad del pecado’, con vistas exóticas, personajes más-grandes-que-la-vida y esquinas sombrías. Es el lugar perfecto para arriesgarse, ser atrevido, ponerse sexy, cambiar tu identidad o esconder tu cuerpo, y vamos a hacer todo eso en esta historia”.

LOS AUTORES
Estamos de suerte, porque contamos con Jim Zub a los guiones. Se trata de uno de esos guionistas de nueva hornada que han entrado en Marvel en la última temporada. Al igual que Donny Cates, Matthew Rosenberg, Chip Zdarsky o Saladin Ahmed, Zub llega con la inmensa ambición de forjar el siguiente capítulo dentro de la leyenda de La Casa de las Ideas, y en su caso lo hace con un extraordinario amor por los años dorados de la factoría. Esa vertiente clásica la demostró desde su irrupción, con la última etapa de Thunderbolts, y la está haciendo todavía más patente en su paso por Vengadores, a cuenta de “Sin rendición” o en su actual etapa, muy recomendable, de Campeones. Le acompaña Thony Silas, autor que, tras pasar por algunos episodios de las colecciones de Veneno o Los Inhumanos, ha concentrado esfuerzos en la Franquicia Mutante, con episodios interinos tanto de Patrulla-X Oro como Azul. Ésta es la primera vez que tiene la oportunidad de liderar artísticamente un proyecto y piensa aprovecharla. “Mi trabajo previo en las colecciones Oro y Azul fue un camino y una evolución hasta este momento”, añadía en la mencionada entrevista. “Estaba haciendo trabajos de relleno y en esta ocasión tengo la oportunidad de pensar más a lo grande y producir un concepto visual. Otra gran diferencia está en tener grandes personajes en juego, un buen contexto para la serie y un guionista brillante. Hay mucho misterio en este cómic, pero cuando lees los fantásticos guiones de Jim, te metes en un excitante viaje a los años noventa. Hay un fuerte componente de profundidad, violencia y maravillosa nostalgia. Llevo soñando con esto desde que empecé a dar vueltas por los títulos mutantes. Es el proyecto de mis sueños. Estoy tratando de poner toda mi energía, fuerza y belleza gráfica en estas páginas. ¡Espero que os guste!”.

 

Spot On aparecido originalmente en Búsqueda de Lobezno: Misterio en Madripur 1

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: LAS GARRAS DEL ASESINO 1 DE 2: LOS TIPOS DUROS

 

Vamos con la siguiente miniserie integrada dentro de “Búsqueda de Lobezno”. Ya sabes que cada una de estas cuatro historias aborda un aspecto distinto alrededor de la vida del mutante de las garras de adamántium, y el que nos ocupa está dedicado a los villanos más icónicos del personaje y a la reacción que tienen en el momento en que se enteran de la vuelta al tajo de Logan. En Marvel seleccionaron a Dientes de Sable y Dama Mortal, que siempre han cumplido esa función y ahora coinciden en las filas de Arma X, pero también a Daken, hijo de Lobezno, uno de los peores malnacidos del Universo Marvel y personaje muy popular en el momento de su creación, a mediados de la pasada década… y un poco menos a estas alturas. “Esto es una versión muy extrema de un rag tag”, comentaba la guionista, Mariko Tamaki, en declaraciones a Oliver Sava, de AV Club. “Hablando en líneas generales, ninguno de nuestros protagonistas elegiría a los otros como compañeros de una competición. Probablemente preferirían cortarlos en cachitos antes que jugar con ellos. Así es como funcionan. Así que el trabajo en equipo es algo imprevisible para ellos. Tienen personalidades increíblemente distintas, fuertes, enloquecidas y difíciles de manejar. Recelan de los demás y además son implacables con otros. Así que… su relación se vuelve de inmediato intensa. Algo que he discutido con los editores es el tema de la traición, que he intentado mostrar como auténtica, dentro del marco de los superhéroes. Todos los que participan en esta historia han sido traicionados y todos han traicionado a alguien en algún momento de sus vidas. Así que la cuestión es: ¿Cuándo te va a traicionar el otro? ¿Deberías confiar en ellos o vigilar tus espaldas? Estos personajes representan serias amenazas entre ellos. Es un bonito punto de partida cuando vas a introducir una amenaza desconocida”.

LOS AUTORES
La guionista que nos acompaña ha sorprendido a los marvelitas con su sólido trabajo para la nueva andadura de Hulka, que retomaba a la superheroína tras los traumáticos acontecimientos que viviera en el curso de “Civil War II”. Una vez finalizada esta miniserie, permanecerá en el entorno mutante y de Lobezno, puesto que se encargará de la nueva andadura de Laura Kinney, después de recuperar su nombre de X-23. Mariko Tamaki nació en Canadá, en 1975, y antes de pasar a Marvel alcanzó cierto prestigio como autora independiente, tanto de cómic como de novela. Además de sus trabajos en nuestra factoría, ha destacado por su interpretación de los orígenes de Supergirl en una miniserie publicada por DC Comics. Para Búsqueda de Lobezno: Las garras del asesino, el todavía entonces editor de la Franquicia Mutante, Mark Paniccia, tuvo la idea de unir a esta escritora, que se encuentra aún dando sus primeros pasos dentro de La Casa de las Ideas, con uno de sus más veteranos artistas: Jackson “Butch” Guice. Nacido el 27 de junio de 1961 en Chattanooga (Tennessee), Guice accedió a Marvel a comienzos de los años ochenta. Su primera incursión destacada en el entorno mutante, con Bill Mantlo como guionista, fue una miniserie que se ha ganado la consideración de maldita: la que compartió La Patrulla-X con Los Micronautas en 1984 y que jamás ha podido ser reeditada, a causa de que Marvel ya no es la licenciataria de los coprotagonistas de la historia. En España, llegó a formar parte de la mítica Colección Extra Superhéroes de la tristemente desaparecida Cómics Forum. Por si esta circunstancia no fuera suficiente motivo para convertirse en objeto de deseo por parte de los fans que no pudieron hacerse nunca con ella, en sus páginas fue la primera vez que se presentó a una versión malvada del Profesor Xavier, adelantándose más de una década al nacimiento de Onslaught. Al margen de dicha saga, Guice también se encargó de un puñado de episodios de The Uncanny X-Men y The New Mutants, además de ser el dibujante responsable del lanzamiento de X-Factor, en 1986. Tras una larga ausencia durante la que estuvo en DC Comics, regresó a Marvel ya en el siglo XXI, para hacerse cargo de diferentes proyectos relacionados con Iron Man y el Capitán América o relatar los primeros días del Universo Ultimate en Ultimate Origins.

 

Spot On aparecido originalmente en Búsqueda de Lobezno: Las garras del asesino nº 1

ARMA X 15: ¡BIENVENIDO, ROJO OMEGA!

Ahora tocaría añadir eso de que “¡Ojalá sobrevivas!”, que le dijeron a Kitty Pryde en portada cuando se unió a La Patrulla-X y que, desde entonces, se ha convertido en toda una tradición cada vez que alguien se apunta a un grupo mutante, pero esta vez el deseo deberíamos lanzarlo a los restantes miembros del equipo, dado que Rojo Omega es uno de los peores asesinos y criminales que frecuentan el entorno del Homo superior. Este personaje es el resultado del noventerismo en estado puro: los lectores contemplaron su aspecto por primera vez en un memorable pin-up de X-Men #1 USA (1991. 100% Marvel HC. La Patrulla-X: Génesis Mortal 2.0), junto con otros villanos que aparecerían en posteriores aventuras. Ocurre que Chris Claremont se fue en el tercer número, y todas esas amenazas fueron presentadas por un Jim Lee desatado y sin cortapisas. En concreto, Arkady Gregorivich Rossovich, que es el verdadero nombre de este sujeto, llegó en el cuarto número, ya metidos en 1992, y enseguida se desveló como un oponente perfecto para Lobezno. Al igual que éste, Rojo Omega es el resultado de uno de tantos empeños fallidos en recrear un Supersoldado similar al Capitán América, en este caso al servicio del KGB, y con el detalle de que, en su vida anterior, era un asesino en serie. Mientras Lobezno tiene sus garras de adamántium, Arkady cuenta con látigos retráctiles implantados. Y aunque se ha enfrentado en alguna que otra ocasión más con La Patrulla-X, el villano ha concentrado sus esfuerzos en Lobezno a lo largo de los años. Pese a lo que pudiera parecer, no estamos en absoluto ante un personaje sobreutilizado, de manera que, en este cuarto de siglo largo de existencia no ha alcanzado todavía el centenar de apariciones.

DE HOZ Y COZ
Fíjate que, cuando se presentó a Rojo Omega, la Unión Soviética acababa de disolverse. Pese a todo, los símbolos del pasado pesan como una losa, de forma que, a la hora de enseñarnos el equivalente ruso actual de SHIELD, en Marvel no han tenido mejor idea que nombrarlo como SICKLE, un acrónimo, con significado todavía por descubrir, pero que, como palabra, se traduce al castellano como hoz. Ojo, porque esta hoz lleva ya algunos meses poda que te poda. El concepto fue ya apuntado por Marc Guggenheim en X-Men Gold #11 USA (2017. Patrulla-X Oro nº 68), a cuenta del viaje de los mutantes a Rusia y al encuentro que allí tuvieron, precisamente, con Rojo Omega. Una vez terminaba la batalla, Coloso dejaba caer que SICKLE había puesto al villano bajo su custodia, lo que enlaza con la historia que acabamos de leer, y en la que hemos descubierto que el director de la agencia es nada menos que el hermano de éste.

EL NUEVO EQUIPO
Ten presente además que Rojo Omega es la primera, pero no la última, de las incorporaciones que traerá para el grupo el liderazgo de Dientes de Sable. Se trata de un proceso que culminará en Arma X nº 18, ya en enero del año que viene, y que incluso acarreará un cambio de nombre. “Rojo Omega, para mí, es el más noventero de todos los personajes”, comentaba al respecto Fred Van Lente con Dave Richards, de Comic Book Resources. “Es muy divertido de escribir y supone un buen contraste con Dientes de Sable, porque en muchos aspectos es incluso más salvaje que Victor. En los siguientes números, veremos nuevos mutantes y algunos cameos sorprendentes… bueno, quizás no tan sorprendentes si tenemos en cuenta que la historia transcurre en Rusia. Siempre me gusta cuando La Patrulla-X interactúa con personajes que están fuera del circuito de los mutantes”. Y añade: “Una vez hayamos acabado la historia, puedo prometer que al menos tendremos dos nuevas incorporaciones”.

 

Spot On aparecido originalmente en Arma X nº 15

VENENO 10: FIN DE ETAPA

Doble despedida, en esta décima entrega de la edición española de Veneno. Por un lado, adiós al equipo formado por Nick Costa y Mark Bagley. El primero venía ocupándose de la colección desde el comienzo, cuando el simbionte volvió a la Tierra, mientras que el segundo ha sido el dibujante asignado durante Marvel Legacy. Por otro lado, termina la mencionada Marvel Legacy. Esta peculiar etapa, en la que La Casa de las Ideas ha reconectado con décadas de tradición al tiempo que se producía el relevo en la dirección editorial, ha servido para reordenar la factoría, pero será ahora cuando veamos los cambios verdaderamente importantes. El relanzamiento que te ofreceremos dentro de un mes será la mejor muestra posible de ello. Entra el ansiado Donny Cates, con Ryan Stegman a los dibujos, y en Estados Unidos la serie ya se ha alzado como un auténtico fenómeno entre el aficionado. Los motivos los podremos comprobar en cuestión de treinta días, pero antes de eso quedan unas cuantas cosas que decir sobre estos dos últimos episodios.

 

ENTRE DOS AGUAS A tener en cuenta que los episodios que acabas de leer se sitúan con posterioridad a “Veneno-X”, el cruce con Patrulla-X Azul que ya pudimos leer hace algunos meses. Fue Cullen Bunn quien se encargó de escribir la mencionada saga, que se integra en el discurrir argumental abierto con “Universo Veneno” y continuado con “Venenizados”, así que, a efectos prácticos, la trama pilla muy de refilón a todo lo que venía narrando Mike Costa en estas páginas. No obstante, conviene aclarar este extremo, en deferencia a quienes estén preocupados por la ordenación de la cabecera. Por otra parte, la historia llega a su fin, pero quedan algunos cabos sueltos pendientes de resolución. ¡Ese bebé simbionte merece un poquito de cariño! A tal efecto, Marvel ha preparado una miniserie, bajo el título Veneno: Primer huésped, en que tanto Costa como Mike Bagley volverán a la carga, para descubrirnos, además de lo comentado, quién fue el primer humano con el que estuvo ligado el simbionte. La trama enlazará con algunos detalles que veremos en la etapa de Donny Cates y Ryan Stegman, así que conviene postergar unos meses su publicación, para tener colocadas todas las cartas encima de la mesa. De cara a evitar más retrasos dentro de esta serie, lanzaremos Veneno: Primer huésped al margen de la misma, en un volumen 100 % Marvel de tapa blanda que aparecerá en los meses iniciales de 2019.

 

MIS AMIGOS LOS SIMBIONTES Atentos al voluminoso anecdotario que nos dejan estos dos números, porque es para nota. En su pesadilla, Eddie se reencuentra con Matanza, la versión extrema de Veneno, junto a otros cinco derivados a los que conocimos por primera vez en la miniserie fundacional del personaje, Venom: Lethal Protector (1993. 100 % Marvel HC. Veneno: Protector Letal). El Conmocionador es un veterano y lustroso antagonista arácnido, pero lo más divertido es el joyero al que trata de atracar: ¡es la viva imagen de Mark Bagley! Otro conocido personaje es Claire Dixon, a la que conocimos (y de la que nos despedimos) en la interesantísima serie de Matanza desarrollada por Gerry Conway y Mike Perkins hace un par de años y que aquí publicamos en sendos volúmenes 100 % Marvel de tapa blanda. Muy, muy recomendables.

 

Spot On aparecido originalmente en Veneno nº 10

1 2 3 4 5 6 13