GUERRAS DEL INFINITO 0: EL ESTALLIDO

Menudo prólogo, el que nos han cocinado en Marvel. Desde que se puso en marcha su proyecto cósmico, Gerry Duggan ha dejado claro que no había ningún cómic irrelevante. Todo lo contado en Guardianes de la Galaxia y en Cuenta atrás a Infinito, con números cero y especiales incluidos, importa de cara a la historia en curso, y este caso no podía ser menos. Sí, como buen preámbulo, sirve para presentar a los protagonistas, la situación en la que se encuentran y los retos que se les vienen encima, pero también para poner en marcha los acontecimientos, en un crescendo que acaba con esa brutal muerte. Vamos a examinar qué nos ha deparado este cómic en su totalidad.

 

DEODATO A ESCENA Orquestó Cuenta atrás a Infinito nº 0 y la secuencia en la que se forjaba la armadura de Réquiem, lo que apenas suponía una página en cada número de la mencionada serie. Pero no puede decirse que el brasileño estuviera rascándose la barriga, sino todo lo contrario: el editor Jordan D. White nos lo estaba reservando para el evento propiamente dicho, con el objetivo de que abordara en solitario tanto el prólogo como los seis episodios de Guerras Infinitas. Si nada se tuerce, por tanto, nos acompañará a lo largo de toda la travesía. ¡Y bien que nos alegramos!

 

LA GUARDIANA DEL CONOCIMIENTO Curioso personaje, el que nos han presentado en las primeras páginas. No, nunca habíamos sabido de Flowa, esa suerte de bibliotecaria de Asgard dedicada a preservar el conocimiento y que parece saber bastante más que el resto de los que la rodean, como si alguien dentro de la historia fuera consciente de que todo cuanto ocurre no obedece sino al designio de unos narradores externos. Flowa se convierte así en los ojos del lector, en el acompañante del primero de nuestros protagonistas.

 

EL DUEÑO DEL VERDE Detalle de contaminación mediática: el Doctor Extraño es ahora el poseedor de la Gema del Tiempo. ¡Exactamente igual que en Universo Cinemático Marvel! Recuerda que, en apariencia, Stephen Extraño llevaba la gema dentro del Ojo de Agamotto, pero en Los Vengadores: La Guerra del Infinito, se nos desveló que, en realidad, el objeto estaba mucho más oculto, para evitar que cayera en manos peligrosas. De la misma manera, en estas páginas el Hechicero Supremo hace que podamos visualizar la gema, anteriormente oculta a la vista. Kang va a por ella, lo que sirve para entender mejor su participación en este drama. Por cierto: Duggan se ha coordinado con Mark Waid para que no haya inconsistencias de continuidad entre este título y la recién iniciada etapa del mencionado guionista, con el Doctor Extraño en el espacio.

 

RÉQUIEM POR UN GENOCIDA CÓSMICO Sí, Thanos ha muerto. Sí, ya sabemos que eso no va a durar demasiado, pero mientras esperamos a que vuelva por la parte de atrás, es el momento de saborear este instante de deliciosa incertidumbre. Todos esperaban que Thanos se erigiera en la gran amenaza de Guerras del Infinito, pero ahora que ha caído, tal papel pasa a las manos de Réquiem, que se ha mantenido en las sombras durante unos cuantos meses para pasar a primer plano a lo grande. Más, mucho más, sobre ella en la próxima entrega.

 

GUARDIANES DE LA GALAXIA: EN EL CENTRO DEL UNIVERSO

¿Quién podía pensar que un grupo formado por personajes de los que nadie se acordaba llegarían a situarse entre los más populares del mundo? Esa capacidad para sorprender es una de las características fundamentales del Universo Marvel y forma parte inherente del mismo. Porque nadie esperaba tampoco nada del nuevo cómic de superhéroes de la editorial de Martin Goodman, cuando nacieron Los 4 Fantásticos, ni nadie daba un centavo por la refundación de La Patrulla-X, cuando tuvo lugar la Segunda Génesis en los años setenta; y cuando nos habíamos vuelto tan cínicos como para excluir la sorpresa del discurrir de La Casa de las Ideas, el prodigio volvió a repetirse una vez más.

 

Un aventurero cortado por el patrón de Buck Rogers y Flash Gordon que había debutado en los magazines en blanco y negro de hacía varias décadas y que llevaba mucho tiempo en el olvido; un árbol humanoide que trataba de conquistar la Tierra en aquellos relatos autoconclusivos de la entrañable Era Atlas; un mapache antropomórfico con el que se habían encontrado unos pocos héroes y que llegó a gozar de una miniserie en los ochenta; la sucesora del hijo del Capitán Marvel original; y unos cuantos personajes asociados con la Marvel cósmica de Jim Starlin. Estaban ahí porque estaban disponibles. Se trataba de construir algo nuevo a partir de materiales de desecho. Incluso el nombre del grupo lo era. Estos Guardianes de la Galaxia no tenían nada que ver con los clásicos, los de 1969, los que procedían del futuro y tenían un arquero con cresta punk en su alineación. Una pena que un nombre tan bueno estuviera durmiendo el sueño de los justos, debieron pensar. Dan Abnett y Andy Lanning ya eran lo suficiente mayorcitos, y estaban lo suficiente experimentados en la industria del cómic, como para esperar que la nueva serie que surgiría de su saga cósmica, Aniquilación: Conquista, fuera a alzarse como un fenómeno de ventas. Más bien aspiraban a ofrecer un producto agradable y divertido que concitara el suficiente número de lectores como para mantenerlo vivo por una temporada. Y acertaron. Sus Guardianes de la Galaxia fue un éxito de crítica y un éxito moderado de público que los mantuvo en pie durante un par de años, entre 2008 y 2010. Después, los planes de Marvel cambiaron, el dúo creativo se separó, y cada uno siguió su camino.

 

Sólo que la historia estaba lejos de acabarse.

 

Kevin Feige, el todopoderoso presidente de Marvel Studios, había triunfado en su plan de recrear el Universo Marvel en forma de franquicia cinematográfica. Había conectado las diferentes películas de Iron Man, Hulk, Capitán América y Thor, y éstas a su vez desembocaron en Los Vengadores, el mejor sueño hecho realidad que pudiera atesorar cualquier fan. Pero el plan de Feige iba mucho más allá y necesitaba de expansión. A falta de Spiderman, La Patrulla-X y Los Cuatro Fantásticos, se vio obligado a buscar alternativas, y es ahí donde entraron en juego los Guardianes de la Galaxia de Abnett y Lanning. Estaban en la biblioteca de la editorial, su planteamiento era sencillo y efectivo y el que carecieran de un largo pasado a sus espaldas concedía una libertad extraordinaria a la hora de llevarlos a la gran pantalla. En verano de 2012, apenas un mes después del estreno de Los Vengadores, Feige hizo el anuncio oficial: en 2014, Peter Quill y compañía arrasarían en las carteleras.

 

Habían pasado dos años desde la cancelación de la serie de Abnett y Lanning, así que en Marvel se dispusieron a poner de nuevo la cabecera en marcha, apostando por ella al máximo. Brian Michael Bendis, que en aquel entonces pertenecía al reducido número de personas que desde la editorial asesoraba al estudio cinematográfico, fue el elegido para encabezar un producto que se adelantaría a la película para emularla: la cuadratura del círculo que sólo alguien con la habilidad de Bendis, el hombre que había reinventado a Spiderman o a Los Vengadores, podía conseguir. Los Guardianes de la Galaxia reaparecieron en el primer arco argumental de Vengadores, Reuníos, una colección pensada para incorporar al público que estaba consiguiendo La Casa de las Ideas a través del cine. Sirvió también para traer de vuelta a Thanos, el villano que iba a jugar un papel fundamental en las siguientes fases del Universo Cinemático, y para dejar caer una posibilidad sorprendente: que Iron Man se uniera al equipo. Bendis lo quería en sus filas, como una manera de unir los puntos que separaban a Los Vengadores en la Tierra de los Guardianes de la Galaxia en el espacio. Si Lobezno podía estar en varios grupos a la vez, ¿por qué no Tony Stark?

 

Puestos a romper reglas, el lanzamiento de la serie destrozaría unas cuantas. La ocasión coincidió con el comienzo de Marvel Now! y con la consiguiente reestructuración de todas las series y equipos creativos de la factoría. Bendis dejó atrás Los Vengadores, algo que parecía impensable en aquel momento, y los sustituyó por La Patrulla-X y por los Guardianes. Las aventuras de éstos no empezaron por el primer número, sino por un episodio especial, un Guardians Of The Galaxy #0.1 USA con el que Bendis actualizó el origen de Starlord, partiendo de la primera aparición que había tenido éste, en Marvel Preview #4 USA (1976). El guionista se quedó estupefacto por la fuerza del relato original, que pronto calificó como uno de los mejores orígenes que había tenido jamás un superhéroe. Se encontraba entre los pocos cómics clásicos que leyó de cara a la preparación de la serie. Para el episodio, le acompañaba a los lápices Steve McNiven, el artista de Civil War, que desde entonces había firmado también El Viejo Logan, otra de las obras fundamentales de la Marvel del siglo XXI. Requerido siempre para ocasiones puntuales, McNiven iba a estar disponible sólo para el lanzamiento, puesto que a partir de la mitad del segundo número tomaría las riendas Sara Pichelli. La dibujante italiana venía de acometer junto a Bendis otra tarea titánica, la serie de Miles Morales, el entonces desconocido con el que se habían atrevido a sustituir al Spiderman del Universo Ultimate.

 

Para el resto de miembros de los Guardianes, Bendis escribió pequeñas historias, cada una de ellas dibujada por diferentes artistas, que servían como puente entre las anteriores apariciones del equipo y la nueva vida que pronto tendrían. Los relatos, antes que aparecer en papel, vieron la luz en la web de Marvel, como parte de la iniciativa Infinite Comics, que permitía jugar con elementos de la narrativa gráfica imposibles en papel. Por fin, el 27 de marzo de 2013, llegó a las librerías especializadas el primer número de Guardians Of The Galaxy. En portada, Starlord apuntaba con su índice hacia delante, en la dirección en la que le acompañarían Groot, Mapache Cohete, Gamora, Drax y, sí, Iron Man. Era también a donde debían mirar los lectores. De repente, el espacio, un escenario que tradicionalmente se situaba en un segundo plano de las preocupaciones de Marvel, pasaba a ponerse por delante. Guardianes de la Galaxia era la nueva colección que nadie podía perderse.

 

 

CUENTA ATRÁS A INFINITO 5: EL FINAL DE LA CUENTA ATRÁS

¡It’s The Final Countdown, Boys And Girls! Después de que cambiaran de manos de las más insospechadas maneras durante los últimos meses, las Gemas del Infinito se quedan en posesión de los que serán protagonistas en la siguiente fase, y además por fin los tenemos a todos más o menos conectados, cortesía del Doctor Extraño. Apunta una circunstancia importante, y es que Adam Warlock, momentáneamente reunido en estas págians con los Guardianes de la Galaxia, ya había formado parte del equipo, en concreto en la colección en que Dan Abnett y Andy Lanning lanzaron el proyecto, allá por 2008. No obstante, el personaje quedó atrás a mitad de proyecto. Dado que no fue uno de los personajes elegidos para la alineación de la película, Brian Michael Bendis no se preocupó de recuperarlo cuando relanzó el grupo, quedando su regreso reservado a la llegada de Gerry Duggan, mucho después.

 

UN AVISO IMPORTANTE Después de tanto cocinar el siguiente evento cósmico, ya casi lo acariciamos con nuestros dedos, puesto que arranca este mismo mes, con un Guerras del Infinito nº 0 absolutamente im-pres-cin-di-ble. Que no se te olvide este aviso, porque hasta ahora Gerry Duggan no ha hecho ni un cómic que sobre en esta saga, e igual que los prólogos de la Cuenta atrás eran de obligada lectura, también lo es éste del que ahora te hablamos. Entre otras cosas, porque verás toda la furia desatada de una antagonista sobre la que añadimos más cosas a continuación…

 

PERO, ¿QUIÉN MATÓ AL ENANO DE NIVADELLIR? Durante los cinco números de la miniserie, la estructura se ha repetido: cada capítulo comenzaba con una página dibujada por Mike Deodato Jr., en la que este personaje, del que no hemos llegado a saber su nombre, estaba construyendo un arma formidable para alguien que no llegábamos a conocer. ¿Quién? ¿Qué? Thanos y el Guantelete del Infinito eran las respuestas más obvias, pero precisamente por eso ya intuíamos que no serían las correctas. A lo largo de los meses, le habíamos cogido cariño al pobre enano: un buen tipo, artesano meticuloso, hombre de familia deseoso de volver con los suyos y siempre bajo la amenaza de morir si no concluía el trabajo que le habían pedido. Bueno, al final ha terminado el trabajo, pero no le ha servido de gran cosa, y ha muerto a manos de ese alguien que tanto miedo daba. Y ha sido así como hemos descubierto qué estaba forjando: una armadura y una espada con algún tipo de poder sobrenatural. E intuimos el quién: no se llega a revelar su identidad, pero tanto la figura como el arma encajan con Réquiem. ¿que quién es Réquiem? Ah, he ahí la cuestión. Se trata del personaje que aparece con una capucha y unos ojos tapados con un visor, en la portada de Guerras del Infinito nº 0 o enfrentándose a nuestros héroes en la del nº 1: ambas ilustraciones las puedes ver a tu derecha. El 3 de mayo pasado, como parte de la promoción de este evento, Marvel facilitó una imagen, con Réquiem como protagonista, en la que se adelantaba la impresión de que su identidad nos va a dejar a todos con la boca abierta… O quizás no tanto. No vamos a adelantar nada, pero podemos decirte que, si has estado atento a todo lo que ha venido contando Duggan en todos estos meses, ya puedes sopesar alguna sospecha razonable al respecto.

 

MARVEL EN OCTUBRE DE 2018: TODOS LOS ACONTECIMIENTOS DESTACADOS

24 de octubre

Jimmy Kimmel en West Coast Avengers #4

 

16 de octubre

Novedades Marvel de enero de 2019

Los diseños de Dylan Burnett para X-Force

 

12 de octubre

La alineación de los nuevos Guardianes de la Galaxia

Netflix cancela Puño de Hierro

 

7 de octubre

Black Widow #1, por Jen y Sylvia Soska

NYCC: Cíclope podría volver en The Uncanny X-Men Annual 1

Récord de taquilla de la película de Veneno

 

6 de octubre

NYCC: Avengers: No Road Home, por Mark Waid, Jim Zub, Al Ewing, Paco Medina y Sean Izaakse

NYCC: The War Of The Realms #1, por Jason Aaron y Russell Dauterman

NYCC 25 Aniversario de Marvels con proyectos especiales alrededor

NYCC Relanzamiento de Champions en 2019

NYCC Vuelve Marvel Comics Presents

NYCC Savage Sword of Conan, por Duggan y Garney

NYCC Carmen Carnero en exclusiva en Marvel

NYCC Man Without Fear 1, por Jed MacKay y Danilo Beyruth

NYCC Hulk va al infierno en 2019

NYCC Cloak And Dagger: Negative Exposure, por Dennis Hopeless y Francesco Mann

Daredevil temporada 3 presenta a Bullseye

 

5 de octubre

Guardians Teasers: Cosmic Ghost Rider

NYCC: Invaders #1, por Chip Zdarsky y Carlos Magno

 

4 de octubre

Trailer de Daredevil Season 3

NYCC: Vuelve Marvel Comics Presents, sin detalles

 

2 de octubre

Captain Marvel #1, por Kelly Thompson y Carmen Carnero

Segundo trailer de Spider-Man: Into The Spider-Verse

 

EL INMORTAL HULK 1-76: EL MONSTRUO EN EL ESPEJO

Bruce Banner ha vuelto. El auténtico Hulk camina una vez más sobre la Tierra, y con él comienza una nueva etapa de esta colección, la más ambiciosa con la que ha contado el Piel Verde en mucho tiempo. El relato de un monstruo que no puede morir, de un hombre que se propone utilizar su lado oscuro para ayudar al mundo. Es un Hulk primigenio, no sólo porque vuelve sobre la criatura ambulante e incomprendida de los primeros tiempos, sino también porque ahonda en la visión popular del personaje, la que nos diera la serie de televisión de los años setenta y que no era tenida en cuenta desde los tiempos en que Bruce Jones y John Romita Jr. se encargaron de la colección, a comienzos de la pasada década. Para acometer este proyecto, tenemos con nosotros a Al Ewing, un guionista muy interesante, que lleva ya unos cuantos años trabajando para Marvel, pero que no había terminado de encontrar el proyecto que le aportara la repercusión que se merece… ¡hasta ahora! Al dibujo, contamos con Joe Bennett, artista brasileño que lleva en activo desde los años noventa, con una larga trayectoria tanto en DC como en Marvel, donde ya había plasmado puntualmente a Hulk, además de pasar por sus manos personajes tan diversos como Spider-Man, Conan, Elektra o Nova..

 

EL CAMINO DE JUNG En el artículo que puedes leer tras el cómic, Al Ewing da cuenta de cómo una de las frases gancho de la portada de la primera aparición de Hulk le impactó hasta el punto de determinar el planteamiento de la serie. La conclusión de esa frase sirve para dar título a este primer número, algo que el guionista se ha reservado para la última página. En la primera, en cambio, nos encontramos con otra cita, en este caso perteneciente a una de las obras de Carl Gustav Jung. En una entrevista con Dave Richards, de Newsarama, Ewing explicaba la importancia para su historia de esta figura clave en la fase inicial del psicoanálisis: “He estado pensando en Hulk como la sombra de Banner, la personificación de todas las cosas que no le gustan de sí mismo, lo que lleva a una interacción interesante entre ellos. El lado de Hulk vive en los espejos, y durante el día aporta corazonadas, intuiciones repentinas, pensamiento mágico… pero hay una diferencia entre ellos que creo que los lectores querrán conocer de inmediato”.

 

ANTECEDENTES Aunque el nuevo equipo creativo ha procurado que no sea necesaria ninguna lectura previa para subirse a bordo, nosotros sí podemos apuntar algunos antecedentes. Primero, tras las Guerras Secretas, Bruce Banner perdió sus poderes, se retiró y fue sustituido por Amadeus Cho; segundo, en el curso de la Segunda Guerra Civil Superheroica, ante la posibilidad de que causara una gran matanza y en respuesta a los deseos del propio Bruce Banner, Ojo de Halcón acabó con la vida de éste; y tercero, Hulk volvió a la vida en el curso de “Sin rendición”, donde el propio Ewing nos desveló la idea que le ha posibilitado hacerse con los guiones de esta serie: que Hulk es inmortal y siempre se alzará de la tumba, y que además lo viene haciendo todos estos años, sin que aparentemente nos hubiéramos dado cuenta. Al margen de lo dicho, el guionista precisa: “Libreros, no hay nada que vuestros clientes deban saber. Lectores, os recibo con los brazos abiertos. Queremos que cada fan de Hulk, nuevo y antiguo, experimente esto”.

 

VENENO 1-11: NUEVA ERA

Acabas de leer el cómic del que todo el mundo está hablando. “La lección de anatomía” de Veneno. La reinvención del Protector Letal. El comienzo de una etapa de oro para uno de los personajes más noventeros que podemos encontrar en el género de superhéroes. Vuelve la legitimación de la era maldita de Marvel, que ya inaugurara Rick Remender con Imposibles X-Force y sobre la que ahora insisten Donny Cates y Ryan Stegman, un equipo creativo que ha repasado a fondo aquellos tebeos construidos a golpe de las guitarras distorsionadas de Nirvana, del exceso gráfico hiperdetallista y en demasiadas ocasiones innecesario y de la oscuridad impostada literaria inyectada en electricidad sobre personajes sin matices ni concesiones a la caracterización. ¿Se puede construir con todo eso grandes cómics? Remender nos enseñó que sí, que no hay mal punto de partida si sobre él se aplican toneladas de talento y entusiasmo, antes de eso lo hizo también Robert Kirkman y ahora Cates y Stegman vuelven a demostrarlo.

 

EL GRAN CAMBIO Nos habían dicho que el simbionte alienígena procedía de un lejano planeta, que Spiderman había cometido la imprudencia de traerlo a la Tierra y que en este mundo la criatura había encontrado en Eddie Brock a su pareja ideal. Con esa lección nos quedamos durante años. Luego llegó Brian Michael Bendis, que dio la vuelta a la tortilla, nos enseñó el mundo natal de Veneno y nombró a su especie, los klyntar, para aclararnos que su naturaleza original era benigna, aunque susceptible de ser corrompida, dependiendo del huésped con el que se ligara cada simbionte. Y ahora Donny Cates vuelve a alterar por completo la información acerca de la criatura, con ese aluvión de revelaciones que ofrece este primer número y que no es sino la punta del iceberg. Espera grandes revelaciones para los siguientes números, y calcula que iremos a bombazo por episodio. Cates, que ha querido escribir las aventuras de Veneno desde que le atrapó, con apenas nueve años, tiene las ideas claras de hacia dónde quiere llevarlo y, al contrario de lo que ha sido su estancia en Doctor Extraño, promete una larga etapa. Completó el libreto del primer número antes de saber incluso quien lo dibujaría, y entonces llegó Stegman, que se quedó fascinado por la vertiente terrorífica con la que había salpicado la historia.

 

LOS AUTORES En el Bullpen de Panini todavía no le hemos leído un cómic a Donny Cates que baje de la calificación de interesante, mientras que la mayoría de ellos alcanza la de sobresaliente. Escritor workalcoholic a tope, nacido en Garland (Texas) hace 32 años, pero residente a cuatro horas de allí, en Austin, Cates ha publicado múltiples proyectos repartidos entre Image, Aftershock, Vault, Heavy Metal o IDW, lo suficientemente efectivos como para llamar la atención de Marvel y ficharlo en exclusiva antes de que les hicieran otro Tom King. En La Casa de las Ideas ya lo ha petado a tope con Doctor Extraño y con Thanos, pero esta nueva serie demuestra que no estamos más que en el comienzo de una brillante carrera. Le acompaña un viejo conocido de la franquicia arácnida. Ryan Stegman fue designado para poner en circulación al Spiderman Superior. Antes de eso, había pasado por Los 4 Fantásticos o Araña Escarlata, entre otras, y posteriormente le hemos visto en Lobezno, Imposibles Vengadores y Spiderman: Renueva tus votos, donde también ha puesto sobre la mesa su habilidad literaria.

SPIDER-MAN 29: CONTINUIDAD RECONSTRUIDA

Sorprendente, ¿verdad? ¡Dos historias de Miles Morales que no está escrita por Brian Michael Bendis! Será mejor que nos vayamos acostumbrando, porque Bendis ya no forma parte de La Casa de las Ideas, pero su rico legado permanece, y en Marvel están dispuestos a seguir adelante con él. El Annual que se publica en este número viene a servir de puente entre la despedida del padre literario de Miles y un futuro que todavía no está concretado, pero del que esperamos poderte hablar muy pronto. En cualquier caso, la editorial apuesta fuerte por su Hombre Araña adolescente, en consonancia con el inminente estreno de Spider-Man: Un nuevo universo, el filme animado que servirá como su debut cinematográfico. Mientras llega una nueva colección del personaje que ya damos por hecha, aunque todavía no nos la hayan anunciado desde el Bullpen, este Annual lo reposiciona en la historia del Universo Marvel. Originalmente, Miles Morales nació en el Universo Ultimate, como consecuencia de la muerte del Peter Parker de aquella realidad, pero esos hechos han cambiado después de que tuvieran lugar las Guerras Secretas y el Universo Marvel fuera reconstruido, con Miles como parte del mismo. Perdemos, por lo tanto, el contexto que tuviera el personaje hasta ahora, y en su lugar lo sustituimos por acontecimientos relativamente cercanos en el tiempo, pero ocurridos en la entonces llamada Tierra-616. En lugar de la gran tragedia de la muerte del Spiderman original, publicada originalmente en 2011, nos quedamos con la Invasión Skrull, narrada en “Invasión Secreta” (2008). Esa diferencia de tres años permite situar con mayor facilidad el paso de la preadolescencia a la adolescencia en Miles, que Bendis se ventiló con el salto de todo un año que tuvo lugar tras la muerte, en el Universo Ultimate, de Rio Morales… algo que aquí nunca sucedió. El guionista Bryan Edward Hill no ha podido dejar de colocar otra muerte, la de Brent, como catalizadora de la decisión de Miles de asumir la identidad de Spiderman, buscando así paralelismos con el trepamuros clásico. La segunda historia del Annual, con ese primer día en la academia de Brooklyn, continúa con esa vertiente de reconstrucción de la historia del personaje dentro del contexto del Universo Marvel. Es así como nos encontramos con Overdrive, un villano que tuviera cierta importancia en el comienzo de “Un nuevo día”, lo que de nuevo nos transporta a 2008.

 

LOS AUTORES Detalle de importancia: Bryan Edward Hill y Nelson Blake II, los autores de la historia principal que acabamos de leer, son de raza negra, lo que supone un cambio para el personaje, un superhéroe afroamericano cuyas aventuras habían sido narradas hasta ahora por un blanco. El primero de ellos procede de Chicago, ha trabajado para Top Cow, así como en varios guiones de cine y, al tiempo que se ocupaba de este Annual, ha sido designado como nuevo escritor de Detective Comics. El segundo ha publicado en Image, Top Cow y la propia Marvel, donde dibujó la más reciente serie de Luke Cage. Mark Bagley, el dibujante por antonomasia de Ultimate Spider-Man, los acompaña, en un gesto legitimador muy relevante. En la historia de complemento nos encontramos con Emily Ryan Lerner, escritora independiente que además ejerce como ilustradora para el New York Times, y con el español Alberto Jiménez Alburquerque, que hasta ahora ha hecho episodios puntuales de Jean Grey o Generación-X.

 

AÑADIDO DE ÚLTIMA HORA Sí: ya sabemos cuándo volverá Miles. Y sí: ya sabemos quienes encabezarán la nueva serie. A destacar: nada de cambios de nombre y de traje. ¡Miles seguirá siendo Spider-Man! Y de sus aventuras se ocuparán Saladin Ahmed y Javier Garrón. ¡Un pedazo de equipo creativo que nos ha dejado alucinados! Por lo tanto, nos reencontraremos con Miles dentro de muy poquitos meses.

MARVEL 2 EN UNO 8: A LA ESPERA

Sabemos que el mes que viene vuelven por fin Los 4 Fantásticos (¡Aleluya, hermanos! Nuestro señor Jack Kirby, todopoderoso dios verdadero que está en las alturas, nos ha escuchado. ¡Regocijaos!), por lo que esta colección pierde el objetivo con el que nació, que no era otro que buscar a la mitad del equipo que ha estado ausente durante este tiempo interminable. Sin embargo, tendremos Marvel 2 en uno durante unos cuantos meses más, así que puede ser muy interesante ver la manera en la que Chip Zdarsky combina ambas circunstancias. Por lo pronto, estos dos episodios tienen lugar antes de los hechos narrados en El Invencible Iron Man nº 94, en el que por fin reaparecía Tony Stark y con Victor Von Muerte ocurrían… cosas. Por si todavía no lo has leído, mejor no entrar en detalles, pero conviene que te hagas con él para hacerte una idea del futuro que le aguarda al que fuera el antagonista supremo de La Primera Familia y que, con total seguridad, también formará parte del futuro de la misma. ¿Como villano o como aliado? Ah, eso será algo que todavía no queremos desvelarte y preferimos que descubras por ti mismo.

 

PÉREZ A ESCENA Hay que ver lo bien que está cuidando Tm Brevoort esta serie, consciente de que sirve de avanzadilla al regreso de Los 4 Fantásticos. Después de haber pasado por aquí Jim Cheung, Valerio Schiti y Declan Shalvey, recibimos a nada menos que Ramón K. Pérez, excelente artista que se reparte entre el terreno indie, donde nos dejó esas dos obras maestras que son Cuento de Arena y Jane, y el comercial, con trabajos para IDW, Archie… y Marvel, donde le hemos tenido en títulos como Lobezno y La Patrulla-X, Nova, Ojo de Halcón o El Asombroso Spiderman. Pérez nos acompañará al menos hasta el nº 12… que además podría ser el último, a qué ocultarlo.

 

LA AMÉRICA GÓTICA Llevábamos mucho tiempo sin saber nada de Jay Anacleto, el artista que se encarga de la portada de nuestro segundo cómic incluido en esta entrega. Anacleto, con su nombre de profundas resonancias comiqueras en España, es un artista filipino nacido en 1961 que entró en la industria tras recibir el apoyo de su compatriota Whilce Portacio. Entre 1999 y 2003 dibujó Aria y Athena Inc, para Avalon Estudios. En Marvel destaca como portadista, además de por la que podríamos considerar como su más importante obra, el dibujo de Marvels: El ojo de la cámara, secuela de la Marvels original que escribiera Kurt Busiek y fuera publicada, después de una larguísima espera y todavía acumulando retrasos, entre 2009 y 2010. El detalle anecdótico de la portada que ha realizado para este número lo encontramos en que se trata de un homenaje a American Gothic, un celebérrimo cuadro pintado por Grant Wood en 1930, que se ha convertido en una de las pinturas más conocidas del siglo XX. La obra está expuesta en el Instituto de Arte de Chicago y ha sido homenajeada en multitud de ocasiones, con unos cuantos tributos dentro del mundo del cómic. Rememorando American Gothic hemos visto al Caballero Luna, personajes de Elektra: Asesina, el Detective Marciano y esposa, Los Simpson, Mickey y Minnie Mouse, Kermit y Peggy, de Los Teleñecos… esa capacidad para asimilar el cuadro dentro la cultura popular ha servido para hacerlo todavía más célebre. El nombre del mismo, además, fue utilizado para titular una de las más recordadas sagas de La Cosa del Pantano.

EL INVENCIBLE IRON MAN 96: LA NOSTALGIA DE LOS VIEJOS UNIFORMES

Leído el prólogo, este mes nos tocan los dos primeros episodios de “La Edad de Hierro”, la miniserie nostálgica que nos servirá de puente hacia la nueva etapa de Iron Man. La idea para la realización de este proyecto surgió porque Rob Williams, el guionista que impulsó la misma, es un gran aficionado a la Liga Nacional de Fútbol Americano. Un día, se encontraba leyendo un artículo acerca de una tradición que existe dentro de esa liga, que consiste en vestir uniformes que recuerdan a los de las épocas doradas de un equipo, en determinadas ocasiones especiales. “Estaba pensando en cuántos fans disfrutan viendo a sus equipos vistiendo esas viejas equipaciones de hace años, y se me ocurrió que ocurre exactamente lo mismo con los personajes de Marvel. A la gente le encanta verlos de nuevo con sus uniformes de eras pasadas”, comentaba Williams en una entrevista con Dave Richards para CBR.com “Así que pensé: ¿Por qué no hacemos una aventura en la que un personaje retrocede en el tiempo hasta esos momentos y épocas específicos para poder ver a estos personajes y reunirlos en un superequipo que abarque toda una era? De esta manera, en algún punto de nuestra historia, verás a todos los personajes juntos en un único equipo”.

 

PRIMERA PARADA: ESTADOS UNIDOS, 1983 No es en absoluto azaroso que este año haya sido el primer elegido para emprender nuestro viaje. Nos retrotrae a la segunda crisis alcohólica de Tony Stark, que comenzara en The Invincible Iron Man #166 USA (1983. Marvel Gold. Iron Man: El caparazón vacío), y que se extendió durante más de un año de cómics, aunque sus efectos se hicieron sentir mucho más tiempo. Hay que tener en cuenta que esta época coincide con un momento muy dulce de Los Vengadores: se estaba iniciando la época de Roger Stern y la calidad de los cómics no hacían sino subir cada mes. Un tiempo antes, en The Avengers #221 USA (1982), se había dado paso a una renovación en las filas del equipo, con el regreso de Ojo de Halcón, las entradas de primero Hulka y, poco después, la Capitana Marvel y Zorro Estelar, así como la llegada de La Avispa al liderazgo. El cómic es tan cuidadoso en detalles de continuidad que se ha tenido en cuenta el breve escarceo que tuvo Tony con La Avispa, en The Avengers #224 USA (1982. Ambos en Marvel Gold. Los Poderosos Vengadores nº 2), o el incidente que dejó a Ojo de Halcón con la pierna escayolada, en The Avengers #231 USA (1983. MG. LPV nº 3). No es de extrañar que los autores sean Christos N. Gage, un nostálgico declarado, y el fantástico Lee Weeks, un artista que merecería un mayor reconocimiento del que tiene.

 

SEGUNDA PARADA: REINO UNIDO, 1983 Dentro de la misma época, nos movemos hasta el Viejo Contenido, para una aventura ambientada en la etapa del Capitán Britania dibujada por Alan Davis y escrita por El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado. Sin James Jaspers ha desatado su caza de brujas contra los superhéroes, en una trama que tomaba los elementos de “Días del Futuro Pasado” y los llevaba incluso un paso más allá. Estamos en los años cruciales, en los que el guionista al que nos referimos va a producir sus mejores obras, hasta culminar en su primer periodo en Estados Unidos, así que te aconsejamos que no te lo pierdas, máxime cuando este mismo mes ponemos a la venta el recopilatorio que contiene todas esas aventuras imprescindibles.

 

PATRULLA-X ROJA 5 LLENANDO HUECOS

Interrumpimos la programación habitual para ofrecerte el Annual con el que va a contar esta colección. Sí, en Marvel no quieren desaprovechar el momento y, aunque todo apunta hacia la renovación dentro de la Franquicia Mutante, ha acudido a este tipo de especiales para completar su parrilla de la temporada. En lo que se refiere al que nos ocupa, hace algunos meses La resurrección de Fénix nos trajo de vuelta a Jean Grey, mientras que esta Patrulla-X Roja la puso al frente de un nuevo equipo. ¿Qué ocurrió entre lo uno y lo otro? El especial que tienes entre manos viene a responder, literalmente, a esa pregunta, ofreciendo encuentros con amigos, familiares y amantes bajo tierra… además de una sorpresa final para dejar helada la sangre.

UN VIEJO CONOCIDO
En las labores gráficas, tenemos con nosotros a Pascal Alixe, un profesional del cómic que lleva desarrollando su carrera desde finales de los años noventa, cuando estuvo dibujando Batman Chronicles para DC Comics. Antes de pasar a nuestra editorial, todavía recalaría en Wildstorm. En Marvel tiene una abultada trayectoria, que va desde su participación en la etapa de Robert Kirkman de Ultimate X-Men a, más recientemente, algún episodio de The Unworthy Thor. Un pequeño detalle anecdótico: su contacto con la Familia Grey se extiende hasta una miniserie protagonizada por Rachel, que supuso la despedida del personaje por una temporada. Estamos hablando de X-Men: Phoenix #1-3 USA (1999-2000. 100 % Marvel HC. Cable: Origen). Precisamente, en estos últimos años Alixe parece estar prodigándose de nuevo en la editorial, después de haber firmado, de nuevo para la Distinguida Competencia, unas cuantas obras, relativas a personajes como Linterna Verde, Superman o Batman.

AL SERVICIO DE LOS FANS
A propósito de este Annual, Tom Taylor dejaba algunas interesantes declaraciones, en conversación con George Marston, uno de los redactores de Newsarama. Por ejemplo, acerca de si Jean está siguiendo los pasos de Charles Xavier, decía lo siguiente: “No veo a Jean como la continuadora del sueño de Xavier. La empatía y esperanza de Jean, combinadas con su gran poder, significan que está tratando de hacer algo realmente único. Puede sentir las divisiones del mundo. El miedo, la furia y la ansiedad de las personas. Así es como una de las telépatas más fuertes y amables responde a eso, ayudando. Quiere proteger a los mutantes, sí, pero también quiere que todos estén juntos. Esto no tiene que ver con el sueño de Xavier, sino con el sueño de Jean”. Además, Taylor apuntaba detalles sobre lo que nos resta por ver en la serie: “Tengo un año de saga planificada para la colección, y es una historia muy intensa. Necesitamos afrontar esto antes de saltar a lo siguiente”. Hay que tener en cuenta un detalle al respecto de esto último: aunque hemos colocado el Annual entre el primer y el segundo arco argumental de la serie, tal y como han hecho también en los recopilatorios americanos, la aventura que hemos leído en los cuatro primeros números de nuestra cabecera seguirá adelante el mes que viene allí donde la dejamos. Será entonces cuando nos reencontremos con Cassandra Nova, la desagradable sorpresa para Jean que nos deja el epílogo del Annual. Sobre ella, añadía el guionista: “No es ningún secreto que Jean y Cassandra Nova tienen un pasado a sus espaldas. Jean fue fundamental para la caída de Nova en New X-Men de Grant Morrison. La villana ve a Jean como una amenaza para sus retorcidos intereses”.

1 2 3 4 5 102