1983. LAS SECRET WARS POR ENCIMA DE TODO

Es primavera de 1983. La compañía juguetera Kenner ha conseguido un éxito con su línea DC Super Powers sólo comparable al alcanzado con las figuras de Star Warsunos años atrás. DC Super Powers cuenta con los principales personajes de la casa: Superman, Batman, Wonder Woman, Flash… respaldado por una serie de dibujos animados de idéntico nombre, cada muñequito se convierte en el más preciado trofeo de los niños americanos de entre cuatro y treinta y cuatro años. Mattel, la principal competidora de Kenner, quiere lanzar una ofensiva similar que pulverice a los Super Powers. Pero para derrotar a pesos pesados de la categoría de Superman necesita un Spider-Man, un Lobezno, un Capitán América. Necesita a Marvel. Los de Mattel llaman a la puerta de Shooter. Trabajan en un espectacular lanzamiento con ocho superhéroes, ocho villanos, y sus respectivas bases secretas y vehículos de combate. Para apoyar la iniciativa, sugieren que Marvel ofrezca paralelamente un cómic con la presencia de esos mismos personajes. Shooter no se cree lo que está oyendo. Es increíble que no se le haya ocurrido a él. Dos años atrás, Marvel iniciaba la publicación de series limitadas con un gran encuentro de personajes en los tres números de Marvel Super-Hero Contest of Champions(VI-VIII 82), pero esto no tiene nada que ver. Va a ser GRANDIOSO. Cosmic Champions, se llamará. Ni tres, ni cuatro números. Doce números.

Se elige un dibujante, el impresionante Mike Zeck de Captain America, y se busca un guionista. Shooter deja de buscar cuando en marketing cierran el trato para que la serie no sólo se venda en librerías especializadas y supermercados, sino también en los stands de Mattel. Se baraja una cifra realista de un millón de ejemplares para el primer número. Está claro que no hay nadie que pueda escribir Cosmic Champions que no sea el mismo Shooter. Junto con su mano derecha, Tom DeFalco, estudia la forma de integrar los doce números en la continuidad Marvel. Las ventas serán todavía mayores si lo que ocurra en la saga tiene repercusiones en los títulos de cada uno de los personajes que intervienen en ella. Imaginemos que, en todos los tebeos del mes anterior al primer número de Secret Wars, título definitivo de la saga, los héroes desaparecen. ¿Qué tonto no se va a comprar la colección? Si queda alguno, se unirá cuando treinta días después vea que sus personajes favoritos regresan con nuevos poderes, nuevos trajes y contando cosas sorprendentes. ¿Acaso no querrán tener una versión de primera mano, no querrán estar allí?

 

 

Tom DeFalco y Shooter anuncian el Gran Plan a autores y editores. En todos los tebeos fechados en abril de 1984 los superhéroes se meten en una enorme máquina que aparece en Central Park. En el número siguiente, reaparecen contando algunas, sólo algunas, de las sorprendentes y excitantes aventuras que han vivido. Éstas serán narradas en los doce números de la serie, en los que un ser omnipotente llamado el Todopoderoso les obliga a luchar contra una caterva de villanos encabezada por el Doctor Muerte.

 

-Tom, el Doctor Muerte está muerto -protesta John Byrne.

-¿Desde cuándo ha sido eso un problema? -responde DeFalco.

-¡Pero es que ya tengo pensada una manera de resucitarlo!

 

-Bueno, pues te las apañas. ¿O es que te crees que va a haber muñeco del Doctor Muerte y luego no lo vamos a sacar en el cómic? Sigo: en el siguiente número de las series regulares, los buenos regresan a la tierra algo cambiados. Han estado allí una semana, han peleado contra los villanos y les han pasado un montón de cosas. Cómo les ocurren esas cosas es lo que contamos en Cosmic Champions. Mientras aparecen los doce números de la colección, las consecuencias de lo que pasa al final se irán mostrando en vuestras series, siempre, claro está, sin destripar el argumento completo. Que se queden con las ganas de saber más… Jim, Spider-Man conseguirá un nuevo traje que va a dibujar Rick Leonardi; Mark, con tus personajes pasan un montón de cosas: la Avispa muere primero y resucita después; Hulka se va a los Cuatro Fantásticos; la Cosa se queda en el planeta donde todos pelean; Hulk va a ser otra vez salvaje… Weezie, vamos con la Patrulla. Magneto volverá a luchar a su lado durante la saga. Además, el dragón de Kitty se echa una novia. Una dragona.

-¿Sólo eso?

-De momento, sí. Ya veremos.

 

Poco después, Shooter cambia de opinión. Quiere que Kitty se quede en la tierra. Entretanto, Coloso tendrá un romance con una chica que morirá al final de la historia. Mierda, Jim, me jodes la serie, le dice Claremont. Lo siento mucho, el romance es una parte fundamental del argumento. No voy a modificarlo.

1984. EL IMPACTO DE SECRET WARS EN LOS MUTANTES

El dragón hembra que se trae Lockheed de las Secret Wars apenas da problemas. En el rocambolesco número de vuelta (UXM 181, V 84) Claremont lo convierte en un Godzilla de enormes proporciones que desaparece al final del episodio. Ya se le ocurrirá más tarde una forma de explicarlo. Lo de Kitty es más complicado. Hace falta un razonamiento lógico que justifique el cambio de planes. Para ello, se vale de Doug Ramsey, un compañero de clase de Kitty que aparece por primera vez en TNM 13 (III 84). Doug y Kitty tienen los mismos gustos, la misma edad y se llevan de maravilla, lo que hace dudar a Coloso de sus verdaderos sentimientos. “Soy un campesino ignorante de una sociedad y una cultura tan extrañas que para ella podrían ser de otro planeta. Kitty fue un sueño. Quizás sea hora de despertar y enfrentarse a la realidad”, reflexiona (UXM 180, IV 84). Eso ocurre unas páginas antes de entrar en la máquina del Todopoderoso, en el mismo cómic en el que la Reina Blanca secuestra a Kitty. A falta de la Patrulla-X, los Nuevos Mutantes tendrán que rescatarla (TNM 15-17, V-VII 84), excusa argumental que justifica su ausencia de las Secret Wars. La relación con Coloso se rompe nada más volver éste del planeta del Todopoderoso (UXM 183, VII 84), con un diálogo en primera página, sencillo y duro como un millón de bofetadas.

 

-La Patrulla y tú fuisteis llevados a la otra punta del universo y no me has contado nada. Me siento herida. ¿Os pasó algo interesante?

-Conocí a alguien y nos enamoramos.

 

El Universo Marvel ha conocido rupturas amorosas, pero nunca una tan pegada a la realidad como la de Kitty y Coloso. La identificación del público adolescente con la serie vuelve a ser completa. “Le odio, Ororo. Con toda mi alma. Le quiero”. Son palabras de Kitty, pero podrían haber sido pronunciadas por casi cualquier seguidor de la Patrulla-X. La explicación lógica a lo que realmente ha ocurrido en las Secret Warsla pone Claremont en boca de Lobezno: “Es fácil añorar un amor perdido, fantasear sobre lo que pudo ser, aunque sabes que nunca llegará a serlo. Una buena excusa para no afrontar los riesgos y exigencias de la realidad”. El romance de Coloso se queda en aventura pasajera, en un pretexto del ruso para no luchar contra el miedo a que fracase su relación con Kitty. El UXM 183 es uno de los episodios que más satisfecho deja al Patriarca Mutante. Incluso la única pelea que contiene, una paliza entre Coloso y Juggernaut más propia de borrachos de bar que de mutantes, tiene que ver con el tema principal del amor adolescente roto. De nuevo, una divergencia editorial produce un excelente resultado. Sus chicos de papel son más humanos que nunca. A cambio, Claremont consigue una serie limitada para la Pryde, aunque todavía no tiene muy claro cuando va a poder escribirla.

 

El inicio de las Secret Wars coincide con el relevo de Weezie Jones al frente de la edición de los títulos mutantes. El UXM 182 (VI 84) es su último número. Ese mismo mes trabaja codo a codo con Ann Nocenti, la que va a ser su sustituta. Nocenti proviene de la crítica literaria y tiene algo de experiencia en la edición, aunque jamás ha trabajado con tebeos y mucho menos con nada relacionado con mutantes. A Claremont le convence su talante liberal y progresista. “No, nunca he trabajado en esto… pero meter palabras y dibujitos en pequeñas cajas e imprimirlas en papel higiénico me parece algo casi subversivo. ¿seguro que no tiene nada que ver con las drogas?”, bromea ella. El Padre Mutante siente que trabajar con Nocenti no va a ser muy diferente de lo que ha sido trabajar con Weezie.

 

-¿Pero qué se supone que tengo que hacer? -pregunta Nocenti

-Básicamente, consiste en llevarte a Chris a comer un par de veces por semana, querida. El resto ya verás que es bastante sencillo.

Algo desocupada (y aburrida) desde que Jim Shooter pusiera a sus órdenes a una corte de eficaces editores asistentes (Elliot Brown, Peter Sanderson), los nuevos horizontes de la Jones se concretan un mes más tarde con la aparición de Power Pack 1 (VIII 84), título protagonizado por un grupo de superniños. Por primera vez, Weezie firma como Louise Simonson. Espera que la Pandilla Poder triunfe entre los lectores más jóvenes. El éxito, sin embargo, le llega entre el público habitual del mercado directo.

En su primer mes como editora, Ann Nocenti prepara, con la ayuda de Weezie, un número en el que Pícara es la protagonista absoluta. Durante los meses anteriores, Claremont la ha sometido a duras pruebas para probar su lealtad a la Patrulla-X, lo que incluye un enfrentamiento contra Mística (UXM 178, II 84) o el absorber los poderes de un Coloso transformado en Piedra (UXM 179, III 84). En esta ocasión, el Padre Mutante recupera a Michael Rossi, agente de SHIELD y ex-amante de Carol Danvers. Pícara, en un momento de esquizofrenia, cree ser Carol Danvers y se comporta como ella. Comprende entonces que no sólo robó sus recuerdos, sino también sus emociones. “Ahora, cuando Carol te mira a ti o a sus amigos, sabe quienes sois y lo que debe sentir por vosotros gracias a la terapia de Xavier”, solloza Pícara. “Pero soy yo quien siente esas emociones”. En una de las escenas de más refinada tortura hacia uno de sus personajes, Claremont deja a ella llorando en el suelo, mientras Rossi se aleja tras despreciarla. “Me gustaría tener poder para matarte”, dice. “Y yo, amor mío. Y yo”, responde Pícara. Encumbrada por los lectores como una de sus mujeres-X favoritas, Pícara es, en definición de Claremont, la Bella Durmiente a la que todos los fans quieren despertar, aunque ello les cueste la vida.

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 3: REENCUENTROS AMARGOS

Tercer jugosísimo número de esta serie, con un montón de detalles que salpican una por otra parte trepidante historia. Puro fan service que nos pone a cien, y que pasamos a pormenorizar a la de ya…

DONDE LOS HÉROES SE CONVIERTEN EN VILLANOS En casi cualquier parque de atracciones, puedes encontrar a personas disfrazadas como tus personajes favoritos con las que hacerte fotos. En el Mundo Asesino de Los Baldíos sucede lo mismo… más o menos. Sí, hay un tipo con el traje clásico del Capitán América, y seguro que se presta encantado a una bonita instantánea junto a él. Ocurre que, en un mundo controlado por los villanos, nadie quiere una imagen al lado de la representación del mayor héroe de Estados Unidos. ¿Para qué sacarte una foto con el Capi, si puedes molerlo a palos? Eso es lo que piensan los admiradores de Cráneo Rojo, Magneto, el Doctor Muerte y el Duende Verde.

 

VENDAS SOBREVIVIÓ A LA GRAN MASACRE La joven mutante consiguió escapar del golpe contra el Instituto Xavier. Cincuenta años después, Ruth Aldine ya es una anciana, pero no es difícil reconocerla detrás de su venda característica, sobre la zona en que deberían estar sus ojos. A la vista, nunca mejor dicho, del comentario que hace a Clint Barton, parece que sus poderes permanecen intactos, e incluso todavía conserva un souvenir de la época dorada de La Patrulla-X que seguro que se cotizaría a elevados precios. Y hablando de ojos…

 

EL DESTINO SANGRIENTO DE EL ORBE No hay historias con final feliz en LosBaldíos.El Orbe siempre fue un villano de segunda, pero en los últimos años había acabado teniendo cierta relevancia, después de que uno de sus escasos fans, Jason Aaron, tratara de encumbrarlo. En el curso dePecado Original, terminó por hacerse con el ojo de Uatu,El Vigilanteasesinado en dicha saga, y a incrustárselo en su torso. Así habría permanecido durante medio siglo, llegando incluso a prosperar, como pudimos ver el mes pasado, pero Bullseye no ha podido resistirse a la tentación de una cirugía radical.

 

OJO CON EL ORBE

Así acabó en “Pecado Original”

 

LOS CUATRO FANTÁSTICOS NUNCA VOLVIERON ¿Te acuerdas que la historia original de “El Viejo Logan”, la escrita porMark Millar y dibujada por Steve McNiven, estaba conectada con otros cómics de dicho guionista? En concreto, con la miniserie 1985… y con una estupenda etapa en Fantastic Four, donde lo acompañó Bryan Hitch. Los lazos entre los tres cómics eran muy débiles: pequeños guiños, más que sólidos argumentos, pero es interesante que La Primera Familia vuelva a mencionarse en estas páginas, y así se nos deje caer que Reed y Sue sobrevivieron al ataque de los villanos, pero están perdidos en la corriente temporal. Algo así ocurría en el Universo Marvel convencional hasta no hace demasiado. Hay que tener en cuenta que el cómic que tienes en tus manos se publicó poco antes de que fuera anunciado el triunfal regreso de Los Cuatro Fantásticos. Pero… ¿y si nunca hubieran vuelto? En el mundo de Los Baldíosnunca lo hicieron.

 

EL HOMBRE MÁS GRANDE DEL MUNDO El plato fuerte de este número se lo lleva el choque entreOjo de Halcóny Atlas. Y sí, compartieron muchas cosas en el pasado, ya que ambos coincidieron en las filas de los Thunderbolts, cuando Clint era el líder de Los Más Buscados de Marvel. Fíjate bien en la viñeta que MarcoChecchetto sitúa entre el momento en que el vengador tensa su arco y en que suelta la fecha. Se trata de un flashback a los viejos tiempos en el que incluso imita el estilo artístico de Mark Bagley, quien fuera responsable gráfico de aquella época. Lo mismo puede decirse de la fotografía que tiene colocada Erik Josten en su espejo. Y hablando de eso… ¡ops, mejor que eches un vistazo a nuestro avance del siguiente número!

LOS VIEJOS TIEMPOS

Ojo de Halcón como líder de Thunderbolts

 

Spot on originalmente aparecido en El Viejo Ojo de Halcón nº 3

EL VIEJO OJO DE HALCÓN 2: DENTRO DEL CARCAJ

Con la serie ya en marcha, vamos a dedicar este segundo número a echar un vistazo a la manera en que este cómic llegó a ver la luz, siguiendo una larga conversación que nuestro compañero Tucker Chet Markus, de Marvel.com, ha mantenido con Ethan Sacks. Tensamos el arco, apuntamos… ¡y disparamos!

 

LA INSPIRACIÓN El Viejo Ojo de Halcónera uno de los personajes fundamentales deEl Viejo Logan. Teníamos un Clint Barton ciego, que se ha logrado ajustar a su nueva vida. Era un gran luchador y tenía un plan para derribar a Cráneo Rojo, que le ha hecho daño de muchas maneras. Cuando leía el cómic, no dejaba de preguntarme qué es lo que Clint podía haber hecho en esos cincuenta años y por qué se ha tomado cincuenta años para llegar hasta ese momento. En nuestra historia, Clint siente la culpabilidad del superviviente, ya que es uno de los pocos superhéroes que todavía vive, mientras otros, ‘mejores’, murieron. Lleva un tiempo queriendo hacer las cosas mejor, pero en el fondo de su corazón se siente impotente. Por eso, cuando descubre que está perdiendo la visión, decide vengarse, antes de que se le acabe el tiempo”.

SORPRESAS OCULTAS “Una de las cosas que más me gustaba de El Viejo Logan era ver a la Banda Hulk volando en el Fastasticar, así que pensé en qué podría haber pasado con otros vehículos y cosas del Universo Marvel en esos cuarenta y cinco años en el futuro. Por eso, en la primera viñeta del primer número, los personajes están conduciendo un vehículo de Fuerza de Choque, un grupo que tuviera Iron Man en los años noventa. Están pasando además por un lugar que se llama la Garganta de Tannenbaum, que es un guiño a un villano olvidado, llamado Doctor Tannenbaum. Pensé que los mejores villanos tendrían ciudades que llevarían su nombre, pero, debido a que este pobre tipo ni siquiera podía vencer a Los Vengadores de Los Grandes Lagos, le darían este barranco deshabitado. Mis disculpas a todos los fans del Doctor Tannenbaum que pudiera haber ahí fuera”.

LA BANDA MADROX “Pensé que, a lo largo de los años, toda esa autoclonación y reproducción habría hecho que Jamie Madrox olvidara quién es realmente. Su personalidad ha evolucionado hasta algo distinto. Es como una copia de una copia de una copia de una copia, y se está degradando. Me gusta la idea de que se haya convertido en una pandilla de forajidos y que, cada vez que matan a uno, se limita a hacer otra copia de sí mismo. Pero el único propósito de su aparición era que viéramos a Ojo de Halcón fallar”.

EL VIEJO SECUNDARIO LOGAN“ Me encanta el personaje, y desde luego es el héroe de su historia, pero en la nuestra es todavía un pacifista, y así será durante cinco años más. Por eso se niega a ayudar a Clint. Además, en su breve encuentro quise añadir un par de pequeños detalles que aludieran a la historia original. Ojo de Halcón le lleva un regalo, que es la Xboxque los chicos de Logan tienen al principio de la historia original. También hemos recuperado al Ashley, la hija de Ojo de Halcón y nieta de PeterParker. Quería mostrar cómo llega a convertirse en una supervillana y, de paso, explorar la neurosis de Clint acerca de ser padre y que nunca ha estado ahí para ella”.

ENTRA BULLSEYE “El mundo maravilloso que crearonMark Millary Steve McNiven permite una especie de sensación de que todo está al revés, porque los villanos lo manejan todo. De esta forma, tienen que hacer algunos trabajos funcionales. Así es como tenemos un gran villano como sheriff local, como el encargado de la aplicación de la ley. Una vez que se vuelve obvio que un verdadero superhéroe ha resurgido después de todos estos años, es este sheriff quien tiene que perseguir a ese superhéroe. Rogué a mis editores que permitieran a este villano tener mejoras sacadas de Deathlok. Porque… ¿por qué no? Quería mejorarlo, mientras disminuía las habilidades de su presa; Quería que el lector viera que Bullseye supera a Ojo de Halcón”.

 

Spot On originalmente aparecido en El Viejo Ojo de Halcón nº 2

CAPITÁN AMÉRICA DE RICK REMENDER: HORA DE AVENTURAS

En 2012, el ciclo más brillante de la historia moderna de Marvel había llegado a su fin. Desde la normalidad y complacencia por los logros acumulados, Joe Quesada dio paso a un nuevo Director Editorial, Axel Alonso, quien puso en marcha la primera iniciativa destacable de su mandato: Marvel Now! La operación consistía en huir de las zonas de comodidad, de manera que todos los autores intercambiarían sus sillas entre ellos. En el caso del Capitán América, Ed Brubaker, que había dado intensos días de gloria al Centinela de la Libertad, pero que se sentía hastiado por tantos años escribiendo superhéroes, cedió el testigo a Rick Remender.

¿Cómo rellenar el hueco que ha dejado el más aclamado guionista con el que jamás haya contado una colección? Si pretendes estar en ella durante mucho tiempo, si tu propósito va más allá de la mera emulación de las fórmulas que llevaron al triunfo de tu predecesor, sabes que sólo hay un camino posible: tomar una dirección distinta. ConEd Brubaker tuvimos al Capitán América relevante. Un espía perfecto, elJack Bauerde los tebeos. ConRick Remender, esa óptica queda en un segundo plano. El punto de partida no está en la carga política del personaje, sino en su lado más aventurero. Remender se pone como modelo la época de Jack Kirbyen calidad de autor completo del Centinela de la Libertad. Es una etapa que, en su momento de publicación, a mediados de los años setenta, se desmarcaba de cualquier significación ideológica para centrarse en gigantescas aventuras, de espectacularidad rampante y planteamientos excesivos, con Kirby en ebullición y sin nada que le frenara. De ella, Remender toma la locura extrema, los escenarios imposibles, la ciencia ficción desaforada y, por supuesto, la aventura a lo grande.

 

Uno de los villanos que Kirby creara entonces fue Arnim Zola, que siempre había fascinado a Remender y al que recurre ahora como amenaza omnipresente, en la que quizás sea la historia más destacable que ha protagonizado nunca. El autor llegó a barajarlo cuando escribía las aventuras del Agente Veneno, antes de saltar a primer plano entre los narradores de Marvel, pero no acabó de encontrar una historia que le hiciera justicia En su opinión, Arnim Zolaha sido subestimado por otros autores, que normalmente le reservan el papel de ayudante de Cráneo Rojo, como de hecho sucedía en la primera película del Capi. Remender identifica a Zola con Josef Mengele, el científico loco del nazismo: “Es alguien para quien la vida no es más que barro con el que jugar y que moldear. Todo es un gran experimento para él”, sostiene. “Carece de cualquier empatía. Es un sociópata en estado puro. Además, es un genio de alto nivel capaz de comunicarse con sus creaciones y es capaz de copiar la conciencia de manera digital”. El guionista le da mucha importancia a este detalle, del que también se sirve para dar vida al Cráneo Rojo deImposibles Vengadores. Se trata de llevar la relación entre Zola y el Capi hasta un nuevo nivel, que estén conectados como nunca antes lo estuvieron: “cuando veas a Zola en el futuro, quiero que sientas que es uno de esos grandes villanos que te dejan con la boca abierta. Es lo que quiero conseguir con esta saga”.

 

El reflejo natural de la utilización de Zola lo encontramos en el escenario del que se sirve: la llamada Dimensión Z, creada por Remender para esta ocasión, y en cuyo establecimiento perseguía la unión de los contrastes: un paisaje inhóspito, poblado por criaturas monstruosas que, por extraño que pudiera parecer, han establecido sus reglas sociales, que se ve sometido a la tecnología del biofanático y, en consecuencia, severamente alterado. Donde antes había llanuras polvorientas, irrumpen coches voladores y ciudades de cromo y metal, con la urbe concebida como base de operaciones del villano como mayor reflejo de la mente de aquél. Enfrente, encontramos a un Capitán América fuera de su territorio, que recurre a sus recuerdos del pasado como asidero frente a la locura que le rodea, y en concreto a una figura, la de su madre, a la que ningún otro autor se había acercado antes con excesiva profusión. Acerca de esos primeros años de la vida del héroe giran muchas de las ideas que Remender quería destacar: “Sabemos que creció en circunstancias muy duras, que se empeñó en ir a la II Guerra Mundialaunque fuera un alfeñique, y a partir de ahí sale lo demás. Pero la gran pregunta que creo que debo responder es: ¿Cómo llegó ahí? No naces siendo un superpatriota, increíblemente noble, un gran líder que nunca se rinde. Nadie lo hace. Puede que tengas unas aptitudes, pero tienes que ganártelo. Así que eso es lo que hizo Steve mientras crecía en el Lower East Sideen la Era de la Depresión. Se lo ganaba”.

 

El artista conminado a plasmar los presupuestos de Remender es un veterano de lujo de Marvel, que como tal había tenido oportunidad de dibujar al Capitán América en otras ocasiones, pero que nunca ha pisado su cabecera. La incursión de Romita Jr. en las praderas patrióticas coincide con un momento en que su arte se ha vuelto más espontáneo y suelto que nunca, huyendo de los detalles y de las rigideces anatómicas para centrarse en la espectacularidad de la orquestación. Desde esa óptica, coincide con el Kirby crepuscular que abordó el Capitán América en 1976. Es además el último trabajo de Romita Jr. para Marvel, antes de acometer un inesperado cambio de aires lejos de la editorial donde había desarrollado la práctica totalidad de su trayectoria. Como compañeros de viaje, el editor Tom Brevoort escoge al veterano entintador Klaus Janson, que ya hubiera trabajado junto a Romita Jr. en decenas de ocasiones, y al colorista Dean White, el mismo con el que contara en Kick Ass, y cuya paleta es fundamental a la hora de abordar tanto los horizontes quemados de la Dimensión Z como las calles humeantes de la Era de la Depresión.

 

El diseño de personaje del que parten todos ellos responde a la autoría de Jerome Opeña y John Cassaday, quienes en paralelo abordan al personaje en Los Vengadores de Jonathan Hickman e Imposibles Vengadores, del propio Remender. Ambos toman detalles aportados por el Capitán América cinematográfico para entrelazarlos con los elementos más icónicos del traje clásico, una tarea que explica con estas palabras Tom Brevoort: “Comenzamos con Jerome, que es un buen amigo de Rick y ha trabajado mucho con él. Pensamos que podría ofrecernos el tipo de cosas que estábamos buscando. Jerome hizo, creo recordar, tres rondas de diseños antes de que diéramos con lo que queríamos. Luego, John firmó para hacerImposibles Vengadores, serie que tiene una fuerte conexión con el Capi, así que le preguntamos si podía dejar el pecho con la cota de malla, porque lo que había hecho Jerome nos parecía bien, pero podía complicar mucho la vida a algunos dibujantes. El propio Joe Quesada se puso a dibujarlo y comentó que era un infierno”.

 

El ciclo de la Dimensión Z se desarrolla durante todos los números a cargo de Romita, Janson y White, pero no es más que el comienzo del largo camino trazado por Rick Remender y que todavía ha de extenderse durante varios años más, en los que su misión primordial no es otra que mirar a los ojos al hombre detrás del mito. “Steve Rogers pasó su infancia muerto de hambre y en la miseria, mientras cuidaba a una madre enferma, después de haber perdido un padre y un abuelo”, concluye el autor. “Dicen que puedes mirar a alguien con siete años e imaginar la clase de persona que será. Incluso hay una serie de documentales ingleses que se dedican a demostrarlo. Puede que el Capitán América tenga el cuerpo de un superhéroe, pero por dentro sigue siendo aquel niño. Por dentro, es como nosotros”.

 

Artículo originalmente aparecido en Marvel Now! Deluxe. Capitán América de Rick Remender nº 1

MOTEROS ENCENDIDOS, DIABLOS SALVAJES: LOS ESPÍRITUS DE VENGANZA DE DAVID BALDEÓN

El éxito a comienzos de los años noventa de Dan Ketch, el segundo Motorista Fantasma, auspició el nacimiento de una franquicia alrededor de los personajes sobrenaturales del Universo Marvel. Morbius, Blade, Hannibal King y unos cuantos más se unieron a la fiesta, en la línea que se dio en llamar Hijos de la Medianoche. También lo hizo Johnny Blaze, el primer Motorista Fantasma, en ese momento libre de su maldición, y junto a su sucesor formó un dúo, badasses totales de lo oculto, bajo el nombre de… Espíritus de Venganza. Ghost Rider & Blaze: Spirits of Vengeance, la cabecera que protagonizaron, se extendió durante dos años, de mediados del 92 a 1994, participando de todos los eventos que se cocían alrededor de aquellos Hijos de la Medianoche. Después llegaron las vacas flacas, la bancarrota de la editorial y la mayor crisis que haya padecido jamás el mundo del cómic.

 

Desde entonces, los personajes mágicos del Universo Marvel han contado con notables revivals, que van desde los acercamientos de Garth Ennis o Jason Aaron a la figura de los Motoristas Fantasma hasta el levantamiento de toda una nueva nación de vampiros, auspiciada, desde las páginas de X-Men, precisamente por el guionista del que ahora nos toca hablar. Victor Gischlerfue uno de los hombres fuertes de Marvel hace ya unos cuantos años, con diversos proyectos relacionados con Masacre o El Castigador. La editorial llegó a confiar en él para llevar la nueva cabecera de La Patrulla-X que se lanzó a mediados de 2010 y cuyo arranque fue aprovechado para poner al día el concepto de los vampiros, que hubiera sido fuerte allá por los setenta. Tras el cierre de aquel X-Men sin adjetivos, perdimos la pista de Gischler, pero hete aquí que, todo un lustro después, vuelve a la factoría de Stan Lee, y lo hace una vez más con el mandato de insuflar nueva vida a un concepto en las lindes del horror: el de grupo de superhéroes sobrenaturales.

 

Para ello, recupera el nombre de Espíritus de Venganza y acude a cuatro de los personajes más carismáticos de este rincón de Marvel, a los que el español David Baldeón aplica un estimulante lavado de cara: un rediseño fabuloso que va mucho más lejos de los protagonistas, hasta alcanzar todo un mundo que late bajo las capas superficiales de la cotidianeidad superheroica. El objetivo de los autores no es tanto el de revivir viejos éxitos como el de mirar hacia delante y construir algo nuevo. “Es muy sencillo”, dice Gischler. “Creo que estos grandes personajes necesitan ser exhibidos. Si el cómic alimenta el apetito por la nostalgia de los noventa, es genial, pero no vas a sentirte fuera si te perdiste esa década. Si estos personajes son nuevos para ti, todavía participarás de este paseo salvaje”.

 

Artículo originalmente aparecido en 100 % Marvel HC. Espíritus de Venganza

VENENO 7: A POR LA TERCERA FASE

¡Ya estamos aquí! Llega Marvel Legacy a la cabecera del simbionte negro, y la entrada en este landscape se refleja en la incorporación de uno de los grandes ilustradores clásicos de Veneno, nada menos que Mark Bagley, el tercer artista que se encargara del personaje en The Amazing Spider-Man, y quien se ocupó también del arranque de la primera miniserie que llegó a protagonizar el personaje, y que se titulaba, precisamente, de la misma manera que el arco argumental que aquí comienza: “Protector Letal”. Recuerda además que este agosto te ofrecemos dicha miniserie en un volumen de 100 % Marvel HC. Déjanos confesarte, también, que fue el anuncio de esta etapa lo que nos llevó a decidirnos a lanzar la colección de Veneno en grapa… ¡y aquí estamos, siete meses después!

 

HIJO DE LOS AÑOS NOVENTA Hay algo que tiene muy claro Mark Bagley: Veneno es producto de su época. “La mirada exagerada, los enormes músculos, las mandíbulas gigantescas con colmillos, esa lengua sorprendente… son detalles que han evolucionado con el paso de los años y con los distintos dibujantes que ha ido teniendo el personaje. Con Marvel Legacy, la editorial quiere recuperar las esencias y que Eddie abrace sus raíces, por así decirlo. No vamos a hacer desaparecer la lengua o los aspectos más monstruosos de Veneno, sino que aparecerán como señal visual, para reflejar el estado mental de la criatura”. Bagley además quiere distanciarse de la versión del personaje que hizo para el Universo Ultimate, y por la que lo recuerdan las generaciones más jóvenes. A su juicio, aquel Veneno era un monstruo, pero éste es un supervillano prototípico.

 

EL HOMENAJE AL PASADO

Nuestra variant rinde tributo a esta cubierta

 

ALIMENTO PARA LOS SIMBIONTES Este cómic trata de ofrecernos la vuelta a los orígenes que pregona Marvel Legacy de maneras bastante sorprendentes. Por ejemplo, esa amenaza de comerse el cerebro del policía que lanza Veneno en las páginas iniciales era una de sus frases fetiche en los orígenes, si bien es cierto que el simbionte tardaría un tiempo en realidad esa intención antropofágica. ¡Uhm, quizás sea un buen momento para explicar de dónde viene la frase! La culpa hay que echársela al blister de una de las figuras de acción que tuviera Veneno a comienzos de los noventa. Se trataba de un muñeco que reproducía varias frases, entre ella la de “¡Quiero comerme tu cerebro!”. Los diseñadores de Toy-Biz, en realidad, la habían tomado de un cómic, en concreto de The Amazing Spider-Man #333 USA (1990), donde lanzaba al trepamuros semejante amenaza, pero no era algo que Veneno hiciera habitualmente. Sólo que entonces se popularizó la frase. Fue así como llegamos a la decimosegunda miniserie del personaje, Venom: The Hunger (1996), donde por fin cumple con la admonición, pero él es el primer sorprendido en hacerlo. En el curso de la historia, sale a la luz que el simbionte verdaderamente quiere alimentarse con cerebros humanos para así satisfacer una necesidad natural, pero que la voluntad de Eddie consigue evitarlo. Esto, a su vez, explicaría las ansias caníbales que tuviera Veneno cuando entró en simbiosis con Mac Gargan, un huésped sin escrúpulo alimenticio alguno.

 

¿ALGUIEN TIENE HAMBRE?

El debut de la mítica frase

 

EL VILLANO INESPERADO Tenemos nada menos que a Kraven El Cazador como antagonista de Veneno. Parecía que, tras su resurrección, en Marvel se resistían a utilizarlo, pero eso está quedando definitivamente atrás. Además de en esta historia, puedes encontrarlo en Capitán América nº 91, que se puso a la venta hace un par de meses y en que el bueno de Sergei medía fuerzas con El Centinela de la Libertad.

 

Spot On aparecido en Veneno nº 7

SPIDER-MAN 26: EL GRAN ROBO DEL SIGLO

Ocurre en todas las películas que tratan sobre golpes criminales brillantes: buena parte del metraje está dedicado a reunir a la banda, a estudiar la situación, a afinar hasta el último detalle… y, por fin, en el último tercio de la cinta, tiene lugar el golpe. Algo parecido está pasando con este cómic, acerca de la manera en que los nuevos Seis Siniestros de La Araña de Hierro se hacen con todo un Helitransporte de SHIELD. Han sido muchos meses de espera, pero al quinto capítulo hemos podido contemplar la operación paso a paso. Y también cómo llega nuestro héroe para estropearla.

 

NO ES EL HELITRANSPORTE DE TUS PADRES

Esto es algo que ya se apunta en la primera página, cuando vemos el holograma del vehículo, y lo vamos intuyendo a lo largo del episodio, como por ejemplo cuando Aaron Davis llega al puente de mando, pero queda plenamente confirmado una vez el Helitransporte emerge de las aguas. ¡Es el del Universo Cinemático Marvel! Y llega a serlo hasta en detalles tan insignificantes como la distribución de las pistas, la estructura de las hélices o la forma de la torre de control. Compara si no nos crees, y alucinarás. La página doble en que el vehículo aparece en toda su majestuosidad parece directamente extraída del momento equivalente que tenía lugar en la primera película de Vengadores. ¡El blu-ray de Óscar Bazaldúa habrá echado fuego, de tanto dar hacia atrás, hacia delante, y al botón de pausa! Es cierto que los Helitransportes que aparecen en los tebeos vienen pareciéndose cada vez más al del cine, sobre todo a raíz de la mencionada película, y que el último modelo del que tuvimos noticia, el Douglass, desde el que operaran Los Vengadores USA, ya se acercaba mucho a esto, pero hasta el momento no habíamos encontrado uno que se mimetizara de tal forma con su equivalente en el UCM. Muy atrás queda la espléndida bañera flotante que diseñara Jack Kirby y que han dibujado los más grandes artistas de la historia de Marvel, desde Jim Steranko a John Byrne, desde Bryan Hitch a Chris Bachalo.

 

UN HELITRANSPORTE DE CINE

Tal y como se vio en Los Vengadores

 

OTRO HULK VS. OTRO SPIDERMAN

Cómo nos mola que hasta los autores más modernitos se acuerden de las viejas tradiciones: nada como una confusión que sirva de excusa a que dos superhéroes acaben dándose una buena paliza, antes de que se den cuenta de que están cometiendo un error. El Spidey y el Hulk de toda la vida ya tuvieron unas cuantas oportunidades de cruzarse y de zurrarse de lo lindo, desde aquel primer encuentro, en The Amazing Spider-Man #14 USA (1964. Marvel Gold. El Asombroso Spiderman nº 1) hasta aquella pelea vibrante en Canadá que tenía lugar en los dos números anteriores de la muerte de Gwen Stacy (AS #119 y 120 USA, 1973. MG. SM nº 6), pasando por aquel tebeo de la etapa de Howard Mackie en solitario que tenía a un John Romita Jr. en estado de absoluta gracia, pero hasta el momento no habíamos leído un choque entre Miles Morales y el actual Hulk Rojo, el General Robert L. Maverick, procedente precisamente de Los Vengadores USA. A cuenta de todo esto, a la izquierda puedes ver la espectacular portada en la que John Byrne recreaba la batalla de Canadá de la que te hablábamos antes, y que acometió con motivo de su reedición, en The Amazing Spider-Man Annual #12 USA (1978). ¡Cualquier excusa nos sirve para sacar a pasear al bueno de Byrne!

 

APLASTAR A UNA ARAÑA

Nuestro choque favorito con Hulk

 

Spot On originalmente aparecido en Spider-Man nº 26

MARVEL 2 EN UNO 4: DE PASEO POR EL MULTIVERSO

Después de muchos prolegómenos, por fin comienza el viaje de nuestros protagonistas. Primera parada: un mundo, que en un primer momento parece un Whar If surgido de “Invasión Secreta”, aunque luego se revela como mucho más. Allí SHIELD no sólo sigue existiendo, sino que Hulka y Lobezno forman parte de ella. No la Hulka hundida en la miseria que nos dejara “Civil War II”, sino la que todos adoramos, y no cualquiera de las variantes de Lobezno que han aparecido en estos últimos años, sino un Lobezno que se parece mucho al de toda la vida, a pesar de esa barba. A Los 4 Efe aquí, sin embargo, no les ha ido bien, a partir de sucesos que difieren del primer encuentro con Galactus, pero que siguen bastante bien la manera de actuar del Doctor Muerte… ¡hasta las últimas consecuencias!

 

LOS DETALLES DE LA VUELTA Estaba en el ambiente, lo contrario hubiera sido la mayor decepción de la historia de Marvel y todos dábamos por hecho que se trataba de una cuestión de tiempo. Ahora, ya tenemos todos los detalles al respecto y nos disponemos a ponerlos sobre la mesa. Los 4 Fantásticos regresan al hogar del que nunca debieron marcharse. Reed, Sue, Valeria y Franklin se reunirán con Johnny y Ben, y todos juntos volverán a contar con serie propia. Los autores serán Dan Slott y Sara Pichelli. Slott venía participando de la carrera por hacerse con las riendas de la serie, en la que también se encontraban: Brian Michael Bendis, que se quedó fuera de la disputa ante su fuga de Marvel; Amy Reeder y Brandon Montclare, los guionistas de Moon Girl y Dinosaurio Diabólico, que vinieron a apuntarse a la competición con el arco de esta serie con el que saltaron a Marvel Legacy; y evidentemente Chip Zdarsky, por su trabajo en estas páginas. Que Slott dejara The Amazing Spider-Man y sólo se quedara en su lugar con Iron Man, parecía apuntar a la posibilidad de que había algo más jugoso por ahí, y ahora lo hemos confirmado. En cuanto a Pichelli, se había quedado huérfana de serie después de que se anunciara la cancelación de la protagonizada por Miles Morales. La otra posibilidad es que Bendis la convenciera para irse con él, pero Marvel ha jugado a ganar, con la propuesta más sugestiva que pudiera recibir ahora un artista. En Estados Unidos, la serie de Los 4 Fantásticos se reactiva este agosto, mientras que en España lo hará antes de que acabe el 2018. ¿Será con Los 4 Fantásticos nº 101, retomando la numeración allá donde lo dejamos en 2016, o con el enésimo nº 1? ¡Ah, si te estás haciendo esa pregunta, es porque no nos conoces bien!

 

EL ANUNCIO MÁS ESPERADO

Hemos soñado con este momento

 

DISEÑOS DE TRANSICIÓN Leyendo las primeras páginas de este número, alguien podría pensar que los trajes que lucen Ben y Johnny, tan molones como funcionales, en la tradición de la vestimenta que suele utilizar La Primera Familia, podrían adelantar los uniformes que veamos en la nueva etapa que se prepara… pero la ilustración promocional que ha mostrado Marvel avanza en otra dirección. En todo caso, Valerio Schiti se ha currado unos diseños chulísimos, que nos acompañarán durante estos meses, y que nos han servido para que La Antorcha Humana pueda ya desembarazarse del traje que llevara durante su época con Los Inhumanos

VISTIENDO A LA COSA

¡Queremos una cazadora igual!

 

VISITA ARÁCNIDA Desde sus comienzos, Spidey ha sido un buen amigo de la familia, algo de lo que es muy consciente Chip Zdarsky, quien además se encarga ahora de escribir la segunda colección arácnida, Peter Parker: The Spectacular Spider-Man. Al darse esa circunstancia, era muy sencillo que el amistoso vecino se diera un paseo por estas páginas, y aquí lo tenemos, aunque sea una visita tan breve. ¡Estamos convencidos de que, cuando se produzca la vuelta del resto del equipo, Spidey será uno de los primeros en saludarlos!

 

CUENTA ATRÁS A INFINITO 1: EN RUTA

Primero de los episodios de la miniserie, en la que Aaron Kuder será el dibujante principal, con el apoyo de Mike Hawthorne. El primero ya venía acompañando a Gerry Duggan en la historia troncal que desarrollara éste en Guardianes de la Galaxia, mientras que el segundo es otro viejo conocido del guionista, puesto que han compartido muchas páginas de la colección de Masacre. Como habrás podido ver, Mike Deodato Jr. se queda en la retaguardia, pero no va a ir muy lejos: tenemos algunos detalles importantes sobre la saga a la que conduce esta Cuenta Atrás, y el brasileño forma parte esencial de la misma. Pasamos a darte las circunstancias más significativas. El evento cósmico que surgirá de estas páginas se va a titular Infinity Wars o, en castellano, Las Guerras del Infinito, evocando La Guerra del Infinito que narraran Jim Starlin y Ron Lim en 1992. Lo escribirá Duggan, claro está, mientras que el dibujante será Deodato Jr. ¿De toda la saga, o sólo del principio y del final, como se estaba malacostumbrando Marvel a hacer en los últimos eventos? Pues a día de hoy no estamos del todo seguros, puesto que el anuncio que ha efectuado la editorial no termina de aclararlo, pero creemos y deseamos que el artista permanezca fijo durante toda la aventura, y hay dos detalles que nos llevan a tener la esperanza de que así sea. El primero: C. B. Cebulski, el nuevo Director Editorial, se muestra partidario de mantener los equipos creativos lo más estables posibles… ¡lo cual debería ser el mandato primordial de todo EiC! Y segundo: Deodato Jr. anunciaba el pasado 2 de abril su retirada temporal de redes sociales… ¡porque iba a tener unas fechas de entrega muy ajustadas! Teniendo en cuenta que se trata de un artista que suele ser bastante eficiente, nos lleva a concluir que sí, que disfrutaremos de su trabajo en todo el evento.

LA GUERRA QUE VENDRÁ

¡Estallido en noviembre!

UNA GUÍA DE LECTURA ALTERNATIVA Si no has leído los números anteriores de la etapa Duggan que precedían a esta miniserie, es decir, Guardianes de la Galaxia nos55-63, te recomendamos encarecidamente que lo hagas, puesto que permiten comprender mucho mejor las diferentes tramas de El Jardinero, la Gema del Poder, los Guardianes, Gamora y su versión envejecida, el pacifismo de Drax, el Cuerpo Nova… vamos, que son tebeos trascendentales. Había un detalle de dicha etapa que llamaba poderosamente la atención, y era que, en el curso de la primera aventura, estaban intercalados episodios autoconclusivos protagonizados por cada uno de los miembros del equipo que transcurrían al margen de la historia que se venía narrando y para los que se recurría a dibujantes invitados. Nosotros nos limitamos entonces a publicar la colección en el orden que nos proporcionaba Marvel, pero ahora, cuando la serie se ha recopilado en tomos en Estados Unidos, ha aparecido un orden alternativo, que es el que tienen esos TPBs americanos y que resulta de gran interés. Los episodios de All-New Guardians of The Galaxy se colocarían de la siguiente manera: FCBD, #1, 2, 4, 6, 8, 10, 3, 5, 7, 9, 11, 12 y 146-150 USA. Vamos, que han puesto primero todo lo que dibujó Kuder; han seguido con las historias individuales, y luego han enlazado con Marvel Legacy. Nosotros hemos repasado la serie en ese orden… y funciona y se entiende de manera más clara, pero es todavía mejorable. ¿Nuestra propuesta? Optar por el orden estrictamente cronológico, ya que, si te fijas en las historias individuales, tienen lugar antes del golpe con el Mecagalactus con el que empezó todo. De esta manera, la lectura que te proponemos sería de esta manera: #3, 5, 7, 9, 11, FCBD, #1, 2, 4, 6, 8, 10 y 12 y 146-150 USA. ¡Prueba y ya nos contarás!

ATADO AL TABLERO

Así se ve el propio Deodato

 

Spot On aparecido en Cuenta Atrás a Infinito nº 1

1 2 3 89