SPIDER-MAN 26. DESTINO: LATVERIA

Penúltimo capítulo. Exacto: el mes que viene, termina esta colección, nos abandona Brian Michael Bendis, Miles Morales se queda sin serie propia, al menos de momento… ¡todo eso ocurrirá a la vez, y más cosas que mejor que no te adelantemos! Tan cerca del final, el guionista continúa con la buena costumbre de conectar todas sus historias, recuperando a una de sus villanas favoritas. Lucia Von Bardas nos la presentó en Secret War #1 USA (2004), como la dirigente que había llegado a gobernar Latveria con ayuda de Estados Unidos. Posteriormente, se descubrió como una amenaza tan terrible como el propio Doctor Muerte, lo que llevó a Nick Furia a planificar su caída. El personaje continuaría apareciendo de manera intermitente en el Universo Marvel, siendo recuperada recientemente por su creador literario, en concreto en Invincible Iron Man vol. 6, #6-11 USA (2017. Invencible Iron Man nºs 81-86), donde fue derrotada por Riri Williams. Ella fue la superheroína que consiguió algo tan inconcebible como llevar la democracia a Latveria, y de ahí que la villana le guarde tanto rencor. Von Bardas fue detenida, pero ya sabemos lo fácil que lo suelen tener los villanos de La Casa de las Ideas para escapar.

 

ENTRAN LOS CAMPEONES

¿Qué vínculo une a Riri Williams y a Miles Morales, aparte del guionista? Que ambos pertenecen a Los Campeones, y de ahí que sea este grupo el recurso utilizado por Bendis para que nuestro joven trepamuros consiga llegar tan rápido hasta donde se encuentran los Seis Siniestros. Hay, no obstante, un detalle de continuidad que chirría un pelín: en Campeones nº 18, Cíclope dejó el grupo, para ser sustituido por La Imparable Avispa y Ironheart. Por lo tanto, no hemos tenido ningún momento en que Riri y Scott coincidieran en la formación. ¿Quizás Ciclo quedó una última vez con sus viejos amigos y entonces surgió la crisis de Latveria? ¡Lo aceptamos como No-Premio!

 

HOMENAJE POR LOS CAÍDOS

Nada más ver la portada de este número, a nosotros nos invadió una comezón que probablemente sea similar a la que hayas podido sentir tú: “¿Dónde hemos visto antes algo parecido?”. Estaba claro que el dibujo recordaba a otro, relativo a esta colección, pero no lográbamos situarlo. Uno de nuestros más sagaces localizadores de tributos artísticos, Xavi Sanz Serrano, nos ha resuelto la papeleta. La ilustración recuerda poderosamente a la mítica escena en que Mary Jane sostenía el cuerpo sin vida de Peter Parker, en Ultimate Spider-Man #160 USA (2009. Coleccionable Ultimate. Ultimate Spiderman nº 30: La muerte de Spiderman). Ay, por mucho que nos guste lo que hace habitualmente el bueno de Patrick Brown, en este caso nos quedamos con el original de Mark Bagley. Xavi aprovecha para señalar que, en este entorno arácnido, no faltan precisamente muertes en los brazos del héroe. Antes de que el Hombre Molécula le diera al botón de reinicio, así fue como nos despedimos de Rio Morales. Si descendemos a los terrenos más clásicos, no hay más que recordar la dramática despedida del Capitán Stacy, cuya versión a cargo de Todd McFarlane nos recuerda el buen aficionado arácnido latro. Si nos extendemos al resto del Universo Marvel, viene el recuerdo de “Born Again” o de “La muerte del Capitán Marvel”. Y elevando la discusión al terreno cultureta, Íñigo de Prada nos recuerda que todo empezó con La Piedad de Miguel Ángel. ¡Menudo Spot On coral que nos ha salido!

 

MARVEL 2 EN UNO 5. MISIÓN: SALVAR LAS TIERRAS

Esta aventura nos está ofreciendo la metáfora perfecta de lo que supone Marvel Legacy en directa oposición a lo que ha venido siendo La Casa de las Ideas de un tiempo a esta parte. Quizás el evento más significativo de la época de Axel Alonso como Director Editorial de Marvel fue “Secret Wars”, de Jonathan Hickman y Esad Ribic. La trama derivaba de la larga etapa de aquél en Los Vengadores, a lo largo de la cual asistimos una y otra vez al terrible fenómeno de las Incursiones, que suponía la destrucción de incontables mundos alternativos. Como resultado final, nos quedamos con un único mundo. ¡Todos los demás habían sido eliminados! Después de “Secret Wars”, no obstante, el principal del Universo Marvel fue reconstruido, ahora bajo el nombre de Tierra Primordial, mientras que Reed, Sue, Franklin y Valeria se quedaban atrás, recreando el resto del Multiverso. Una de las tierras que, por fuerza, debió surgir de su trabajo, fue la que ahora nos encontramos en esta historia. Pero, al contrario que entonces, ya no se trata de asistir impotentes a su fin, sino de encontrar la manera, por imposible que resulte, de evitarlo. ¡Eso es lo que hacen los auténticos superhéroes! ¡Encontrar la manera de lograr lo imposible! “Todo vive”, concluía el Doctor Muerte, al final de “Secret Wars”. Es el mandato a seguir por Marvel para volver a alcanzar la grandeza.

 

LOS HERALDOS DE MUERTE

¿El Doctor Muerte con el poder de Estela Plateada y multiplicado hasta llegar a ser todo un ejército? Tal circunstancia bien podría estar inspirada por una de las historias más memorables de la siempre fundamental etapa de Stan Lee y Jack Kirby con la Primera Familia. Se trata de Fantastic Four #57-60 USA (1966-67. Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos nº 3: La edad dorada), en que el Doctor Muerte conseguía engañar a Estela Plateada para que éste acudiera a su castillo, y allí llegaba a arrebatarle su poder cósmico y, de paso, su tabla de surf, lo que colocaba al equipo en uno de sus mayores trances. En un momento de la aventura, el villano hablaba de la llegada del Juicio Final, en un intraducible juego de palabras que también podía significar el Día de Muerte. No nos sorprendería que Chip Zdarsky se inspirara en esa escena en concreto para titular el presente cómic.

 

REFLEJOS ALTERADOS

Nuestro guionista se lo ha pasado en grande, dando vueltas sobre este mundo paralelo en el que, pese a ser tan diferente al que conocemos, seguimos reconociendo las características fundamentales de sus protagonistas. Todos son agentes de SHIELD y han vivido situaciones terribles, pero Kamala Khan continúa siendo una entregada admiradora de los grandes héroes, y de ahí que se emocione al ver de nuevo unidos a Los Cuatro Fantásticos. Pero si hay algo que sin duda nos ha sorprendido es esa pareja compuesta por Estela Plateada y Emma Frost. ¿En qué momento llegaron a encontrarse? A la búsqueda de alguna circunstancia parecida en el Universo Marvel convencional, no hemos logrado encontrar ninguna, salvo por el detalle de que Norrin Radd se ha relacionado sentimentalmente con unas cuantas humanas, desde Alicia Masters hasta la más reciente Dawn Greenwood, de la etapa de Dan Slott y Mike Allred. ¡Con todo, jamás hubiéramos previsto que él y la Reina Blanca se enamorarían!

DOCTOR EXTRAÑO 31: LA GRAN BATALLA

La segunda mitad de “Condenación” se abre con una nueva refriega de altura en las calles de Las Vegas. A un lado, los superhéroes controlados por Mefisto. Al otro, Los Hijos de la Medianoche, convocados por Wong. Cada uno de los miembros de este improvisado equipo tienen motivos de sobra para llamarnos la atención, pero en Marvel han querido dar cancha al Motorista Fantasma original, quizás por la implicación que Mefisto tuvo en su origen. De ahí que sea el único personaje en contar con un especial creado para la ocasión. Al incluirlo en su lugar cronológico oportuno, nuestra entrega de este mes se ha ido hasta un tamaño poco habitual, pero nos reconocerás que se trataba de una historia que no se podría haber quedado fuera de la trama, toda vez que continúa allá donde lo deja precisamente la serie troncal.

 

LA CARRERA INFERNAL

¿Johnny Blaze y el Espíritu de la Venganza, como entes separados, pero formando equipo? La idea mola, aunque no acaba de ser del todo novedosa. Cuando Blaze reapareció, en los años noventa, para formar equipo junto a su sucesor Danny Ketch, se encontraba libre de la maldición del Motorista Fantasma, y de ahí que, en aquel entonces, nos encontráramos con escenas similares a la que acabamos de ver en estas páginas.

 

Y SU PERRO LO SALVÓ

Durante la breve, pero excelente, etapa de Donny Cates llegó un secundario que ha logrado conquistarnos. Se trata de Bats, el perro del Doctor Extraño, con el que nos encariñamos en apenas unas pocas viñetas nada más conocerlo y cuya muerte nos dolió como si se tratara de un personaje que llevara años formando parte del elenco. El espíritu de Bats regresó, cortesía de Loki, para continuar en activo, y aquí hemos podido ver que su papel no es en absoluto accesorio: gracias a él, Stephen Extraño toma conciencia del engaño del Mefisto. La parte de la historia que no conocemos es que tanto Bats como la elección del Doc de ejercer como veterinario durante el tiempo en que fue sustituido por Loki vienen de la experiencia personal de Cates: “Poco antes de que me comprometiera a escribir la serie, murió mi gata, Otoño”, comentaba en una entrevista con Dave Richards, de Newsarama.com. “Ella era mi mejor amiga y siempre estaba allí. Cada día, se dormía en mi regazo, mientras yo escribía. Mi esposa trabaja tanto como yo, y suele acabar muy tarde. Gracias a Otoño, pude tener compañía durante todas esas horas que pasaba solo. Entonces, una semana antes de que me encargaran la serie, Otoño murió. Estaba muy deprimido en ese momento y los veterinarios se convirtieron en mis héroes. Fueron geniales, nos ayudaron a superarlo y se encargaron de todo. Por ese motivo, decidí que el Doctor Extraño se hiciera veterinario. Estaba enamorado de la idea de que, aunque Stephen lo haya perdido todo, todavía puede ser el héroe de alguien, incluso en una escala pequeña. Habrá personas que menosprecien eso, pero si eres una pareja que llega allí con su gato enfermo, él es tu héroe. Es lo que necesitas en ese momento y para mí es algo hermoso. Fue una dosis masiva de realidad en un cómic que por lo demás es una absoluta fantasía”.

DAREDEVIL: ALCALDE FISK. CUANDO EL PUEBLO ELIGE AL VILLANO

Desde que Frank Miller lo extrajera de alineación clásica de villanos de Spiderman para traérselo al mundo de Daredevil, Kingpin se ha alzado como el antagonista por antonomasia del Diablo Guardián. Han sido tantas las veces que se han peleado, tantas las ocasiones en que se han destruido las vidas mutuamente, tantas las situaciones en que ambos se han alzado a continuación para buscar la revancha, que hace bastante tiempo que el recurso se volvió repetitivo. Dado que no hay nada peor para el cómic de superhéroes que el aburrimiento que trae la previsibilidad, cada nuevo guionista que aborda la figura de Wilson Fisk debe hacerlo de manera novedosa y original, al menos con respecto a lo que se haya visto en los tiempos inmediatamente anteriores a su mandato. Y eso es lo que se ha propuesto Charles Soule en el siguiente capítulo de las aventuras de Daredevil, donde Kingpin pasa a convertirse en el alcalde de Nueva York.

Sabemos que hay políticos corruptos porque también hay personas que los corrompen. Las partitocracias, allá donde la falta de democracia interna campa a sus anchas, elijen a los más mediocres, aquellos cuyas voluntades son más fáciles de torcer, y que por lo tanto son susceptibles de dejarse arrastrar por el egoísmo y los bajos instintos. Ante esas figuras, no hay recalificación de terrenos o concesión de servicios que no pueda conseguirse mediante unos cuantos maletines colmados de billetes. Tenemos, por lo tanto, dos lados en la cuerda de la podredumbre, y el uno necesita al otro para que la cuerda se mantenga tensa alrededor del cuello del ciudadano. Pero, a veces, ocurre que alguno de los extremos decide asumir también el papel del otro. A veces, es todo ese partido del que usted me está hablando el que se convierte en organización criminal. A veces, es una persona en concreto la que se queda con el dinero y con los beneficios que trae el dinero. Y así es como nos encontramos con figuras del empresariado que deciden saltar a la política, como atajo para lograr su fin último. Desde nuestra realidad, podemos poner unos cuantos nombres a estas prácticas, que están en la boca de todos. Desde la realidad del Universo Marvel, el nombre que hay que mentar es el de Kingpin.

 

La cercanía de Kingpin con la política es un hecho que forma parte de la esencia del personaje. Su poder se basa en la capacidad de influencia sobre gente que debería ser honrada y que encarna importantes instituciones: policías, senadores, congresistas, concejales… Pero, hace algún tiempo, el Rey del Crimen decidió cambiar de táctica y pasar a primer plano. Todo empezó con motivo de “Imperio Secreto”, cuando Manhattan quedó cubierta por una cúpula impenetrable de oscuridad que vio abocada la ciudad al caos. En esas circunstancias, Wilson Fisk se erigió como protector de los más débiles frente a quiénes trataban de sacar tajada de la situación. Y todo lo que pidió entonces a cambio a los ciudadanos a los que había salvado fue… que lo recordasen. Había empezado el viaje a la legitimidad, que continuaría en la excelente saga que puedes leer en 100 % Marvel. Kingpin: Corriendo con el diablo. Se trataba de un proyecto, a cargo del pujante Matthew Rosenberg, que probablemente hubiera terminado en este mismo punto, de no ser porque tuvo que ser cancelado prematuramente, quedándose en mera miniserie.

 

Charles Soule retomó al personaje y la nueva orientación que le había dado Rosenberg, hasta llevarlo a las últimas consecuencias. En las últimas páginas del tomo anterior, Matt Murdock regresaba a casa después de una breve ausencia para encontrarse con la sorpresa: Kingpin era el nuevo alcalde de Nueva York. El pueblo había elegido a aquel que mejor había sabido salvaguardar sus intereses, sin que importara su turbio pasado. Si no fuera porque estábamos leyendo un cómic, lo hubiéramos confundido con el aquí y el ahora. ¿En qué se traduce eso para Daredevil? Para empezar, el escenario crece hasta abarcar toda la ciudad. Aunque el nuevo primer edil de Nueva York se deje caer por otros títulos, como es el caso de El Viejo Logan, Marvel ha renunciado esta vez a crear cualquier clase de evento alrededor de lo ocurrido, de tal forma que toda la acción se circunscribe a la serie que nos ocupa. Aquí tendremos, por lo tanto, las reacciones de otros héroes, pero también del mundo que rodea a Daredevil, desde amigos a villanos, en especial aquellos introducidos en la era de Charles Soule, pero no sólo ellos.

 

El momento coincide con la llegada de Marvel Legacy, el landscape de La Casa de las Ideas que busca recuperar la esencia de sus iconos, y con la vuelta a la numeración clásica de la serie, de tal manera que, en el curso de este volumen, alcanzamos el Daredevil #600 USA. El guionista ha trabajado muy duro, a lo largo de su ya larga etapa, para que la identidad del Hombre sin Miedo vuelva a ser secreta y continúe siéndolo. Conseguido ese propósito, y explicado el método para hacerlo en el volumen anterior, toca sacarle partido. De “Born Again” a esta parte, la relación entre Daredevil y Kingpin ha estado condicionada por el hecho de que éste último supiera quién se encontraba tras la máscara. Ahora, nos hemos retrotraído a la situación anterior a que eso ocurriera, lo que ofrece una mayor libertad a la hora de construir las historias, pero también obliga a buscar la manera de que ambos enemigos se sitúen cerca el uno del otro, pero mejor que averigües por ti mismo en qué se concreta tal cosa. “Es una apuesta muy arriesgada”, indicaba Soule en declaraciones a Dave Richards, de CBR.com. “La ciudad entera está en juego, de muchas maneras y por múltiples razones. Kingpin y Daredevil están jugando su habitual partida de ajedrez, pero no se trata sólo de ellos dos: hay, literalmente, millones de personas que se verán afectadas por el resultado de lo que vaya a ocurrir. Estoy muy contento por la manera en que todos los hilos argumentales han llevado a esto. ¡Y sólo estamos empezando!”.

 

Artículo aparecido en 100 % Marvel. Daredevil. El hombre sin miedo nº 14

CUENTA ATRÁS A INFINITO 2: ENTRETENIMIENTO INFINITO

Siguiente episodio de nuestra divertidísima cuenta atrás hacia Las Guerras del Infinito. Si la estación de destino es al menos tan sustancial como lo está siendo el camino que lleva hasta ella, vamos a encontrarnos ante un evento verdaderamente memorable. Y es que la envergadura que cabe esperar de esta clase de historias ya la encontramos presente aquí.

Y ENTONCES LLEGÓ… ¿GALACTUS? El mejor ejemplo nos lo ofrece este número, con la irrupción del Devorador de Mundos. ¿Cómo? ¿Acaso va a ser él uno de los portadores de las Gemas del Infinito? Los desmemoriados quizás hayan podido llegar a pensarlo, pero quienes hayan visto la transformación de Galactus en Ultimates ya saben que ahora su traje es dorado y amarillo, y quienes vinieran siguiendo la etapa de Gerry Duggan en Guardianes de la Galaxia, una lectura que ya te dijimos que era imprescindible, sabrán que no se trata sino de un engaño de nuestros chicos para pillar con la guardia baja a sus enemigos. La primera vez que lo utilizaron la puedes encontrar en Guardianes de la Galaxia nº 55. En cuanto a la llegada al presente de Adam Warlock, se trata de una trama que deriva del especial protagonizado por éste. A la búsqueda de su lado oscuro, Adam se ha encontrado en realidad con un nuevo actor en este drama: ¡Estela Plateada, dominado por Ultrón!

 

LA SORPRESA DE ROBBIE Nacimientos y reencuentros de hermanos… ¡este cómic lo tiene todo! Descubrir que Robbie Rider pertenece ahora a La Hermandad de Aves Rapaces es algo que deja boquiabierto a Rich, pero no tanto a nosotros, puesto que fue algo que descubrimos, ¿adivinas dónde?, sí, en la etapa Duggan de Guardianes. Repasa Guardianes de la Galaxia nº 60 para todos los detalles al respecto de cómo ha llegado a ocurrir tal cosa.

 

LOS HILOS INVISIBLES Hemos de confesar que éste es el primer episodio de la saga que comentamos tras el visionado de Los Vengadores: La Guerra del Infinito, la traducción correcta que debería tener en nuestro país la tercera película de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra, cuyo argumento se estructura alrededor de la búsqueda y recolección de las Gemas del Infinito por parte de Thanos. Ya podemos establecer algunos paralelismos entre la película y el actual cómic. Ambos mantienen su independencia, pero se retroalimentan entre sí, con temas, personajes, objetos y situaciones. Por ejemplo, no parece en absoluto casual que, en el filme, Thor acuda a Eitri, uno de los enanos de Nidavellir, para forjar su nuevo martillo, y en la primera página de cada número de esta miniserie nos estemos encontrando con un enano de Nidavellir obligado a forjar un objeto que todavía desconocemos… aunque por nuestro Bullpen todas las apuestas están sobre un nuevo Guantelete del Infinito, o quién sabe si cualquier otro objeto para engarzar las gemas. Otro detalle que llama mucho la atención es que Duggan venga utilizando el Mundo del Alma, el interior de la Gema del Alma, como escenario fundamental de su historia. Allí fue donde encontramos a la Gamora anciana: la parte de Gamora que nunca resucitó y permaneció dentro de la gema. Y allí es donde fue a parar la conciencia de Hank Pym después de que, en Cuenta atrás a Infinito nº 0, después de que Ultrón se hiciera con ella. En la película, todo apunta a que, en los instantes finales, Thanos también se encuentra en ese mismo escenario.

 

SPIDERMAN: RENUEVA TUS VOTOS 18: FIN… ¡POR AHORA!

Hemos recurrido a la frase que Tom DeFalco colocaba en la última viñeta de cada número de Spider-Girl para contarte una mala noticia. La edición mensual de El Asombroso Spiderman: Renueva tus votos termina aquí. Nos hubiera gustado que coincidiera también con la conclusión de la serie americana, y de hecho hemos sostenido la serie durante todos estos meses a pesar de que sus ventas no eran en absoluto buenas, confiando en que el final natural de la cabecera llegara a tiempo, pero en las altas esferas de la editorial no nos dan más cuerda para seguir adelante, así que nos vemos obligados a tomar esta decisión. ¡No sabes cuánto lo sentimos! Desde los tiempos en que X-Factor pasó de grapa a tomo no ocurría algo así con los cómics de Marvel en España… y es precisamente este detalle el que nos lleva a la segunda parte de la noticia. Porque la Familia Parker ya no acudirá cada mes a su cita contigo, pero no por ello te vas a quedar sin sus aventuras.

 

UN TOMO CON EL QUE SALDAR DEUDAS

Por la información que nos llega desde Marvel en Estados Unidos, sabemos que la colección americana alcanzará, al menos, hasta The Amazing Spider-Man: Renew Your Vows vol. 2, #24 USA. Ése podría ser el último número, o quizás la cabecera aguante unas pocas entregas más, pero tampoco en Estados Unidos estamos ante un enfermo saludable, que se vaya a recuperar de sus males. En contra de muchos pronósticos, que daban por asegurado el deseo de legiones de lectores de un Spiderman casado, las cifras son contundentes y han dictado sentencia. Por todo ello, podemos prometerte que, a comienzos de 2019, tendrás un tomo en formato 100 % Marvel de tapa blanda, con todos los episodios que falten por publicar de la cabecera, ya sean seis o unos pocos más.

 

ATRACCIONES FUTURAS

¿Qué te vas a encontrar en el interior de ese volumen? En el aspecto autoral, Jody Houser continuará como guionista, mientras que Nick Roche dará paso a Scott Koblish, uno de los hombres para todos de Marvel y del editor Jordan D. White, responsable de la coordinación de esta serie. Koblish ha dibujado un montón de números de Masacre, algunos de ellos con Spidey como invitado especial, así que ya ha tenido oportunidad de ocuparse del trepamuros. En lo argumental, el tomo comenzará con unas accidentadas vacaciones de los Parker, como puedes ver por la portada del avance que encontrarás en la página contigua. A continuación, la familia regresa a Nueva York con fuerzas renovadas, para enfrentarse al villano que ya se intuye en este mismo número: Mister Siniestro ha puesto el ojo en los trepamuros, y no piensa dejarlos en paz. Oh, y en este punto hay que recordar que Nathaniel Essex es uno de los mayores especialistas en genética de todo el Universo Marvel, y que una de sus especialidades es producir clones. Hizo duplicados de todos sus Merodeadores, y también de nada menos que Jean Grey. ¿Qué te parecería que también hiciera un clon de Annie? La cosa va a estar como mínimo interesante y entretenida, tal y como lo han estado todos los números anteriores de la cabecera. Y es que nos parece muy, muy triste que una serie que ha alcanzado tan elevado nivel se vea abocada a este tipo de soluciones. Sus fieles no fueron los suficientes, pero que no te quepa duda que Renueva tus votos se merecía lo mejor.

 

EL ASOMBROSO SPIDERMAN 142: VENENO INC

¿Sabes cuántos años lleva Dan Slott escribiendo las historias de Spiderman? Más de una década. En todo este tiempo, siempre ha querido desarrollar una aventura con Veneno… pero hasta ahora nunca había tenido oportunidad de hacerlo como a él le hubiera gustado. Las circunstancias cambiantes del simbionte lo hacían imposible, pese a que el guionista contribuyó decisivamente a la creación de Anti-Veneno o a que la criatura pasara a manos de Flash Thompson. Sí, aquellas historias precisaban de Eddie Brock o de su eterno compañero aceitoso, pero estaban muy lejos de la tradicional aventura con Spiderman y Veneno luchando más allá de lo humanamente posible, que habían caracterizado los primeros, y más inspirados, tiempos del personaje. “Ahora que el simbionte vuelve a estar unido a Eddie, parecía el momento apropiado”, comentaba el editor arácnido, Nick Lowe, en declaraciones a Venomsite.com. “En cuanto empezamos a cocinar la saga, nos dimos cuenta de que era demasiado grande para contarla sólo en The Amazing Spider-Man, así que Dan y Costa vinieron a mi oficina y estuvimos hablando durante un par de días acerca de cómo podría desarrollarse la trama”.

 

REALINEANDO PERSONAJES La pérdida del simbionte dejó a Flash Thompson un tanto en el limbo, situación irregular para uno de los secundarios fundamentales de la franquicia. La etapa de Agente Veneno había sido inesperadamente larga y sorprendentemente rica, de tal manera que había generado su propia mitología. Es el caso de Mania, de la que volvemos a saber en este microevento y que, de hecho, sirve como motor de los acontecimientos. Pero la cuestión más relevante es la que afecta al propio Flash. En todo este tiempo, ha evolucionado desde abusón de instituto de Peter Parker a nada menos que héroe nacional. Una vuelta a los orígenes, por habitual que sea en Marvel, se antojaba injusta para un personaje que había llegado tan lejos. Teniendo en cuenta la relación previa entre Flash y Liz, y que ésta sea ahora la jefa de Alchemax, la compañía con la que Eddie Brock ha hecho un trato de dudosa moralidad, la historia se escribía casi sola. “Si has oído algo acerca de Flash Thompson, sabrás que, incluso cuando era un abusón, lo que más quería en el mundo era convertirse en un héroe”, continúa Lowe. “Quería ser Spiderman, adoraba a Spiderman y tenía todo lo que hacía falta tener cuando se convirtió en Veneno. Consiguió incluso llegar al espacio. Fue oscuro y hubo problemas al principio, pero había alcanzado todas sus metas. Ahora eso ya no está. Se lo robaron y Flash está tratando de comprender cuál es ahora su papel en el mundo. Ahí es donde nuestra historia empieza”.

 

Y EN MEDIO, SPIDERMAN En lo que a Veneno respecta, el trepamuros sigue viendo las cosas, ejem, en blanco y negro. Le resulta imposible que un psicópata como Eddie Brock pueda convertirse en un auténtico justiciero, y tampoco quiere que su mejor amigo se vea influido por una criatura que identifica como inequívocamente perniciosa. Hay que tener en cuenta que Peter desconoce toda la información que nosotros hemos adquirido acerca de la verdadera naturaleza del simbionte, por lo que está convencido de que nada bueno puede salir de ahí. ¡Y tampoco es que vaya a cambiar de idea, después de contemplar a los chicos de la banda de la Gata Negra, reforzados por el simbionte de Mania!

PATRULLA-X ROJA 3: CUANDO CASSANDRA LLAMA A LA PUERTA

Teníamos pendiente abordar este tema desde el primer número, y ya iba tocando. Quizás se trate de la villana mutante más destacable de lo que va de siglo. Cassandra Nova fue presentada por Grant Morrison y Frank Quitely en su primer y revolucionario número dentro de la franquicia, New X-Men#114 USA (2001). Allí, recurría a un familiar de Bolivar Trask para reactivar un Molde Maestro de Los Centinelas que se encontraba perdido en Sudamérica. Mediante el artefacto, pudo desarrollar los gigantescos monstruos mecánicos que llevaron a cabo el genocidio de Genosha: más de diecisiete millones de mutantes muertos en apenas unos pocos minutos. Pero las sorpresas alrededor de Cassandra estaban lejos de terminar: en el mítico New X-Men #121 USA (2002), un número integrado dentro del llamado “mes mudo”, que sólo tenía diálogos en la última página, descubrimos que Casandra Nova era la hermana melliza nunca nacida de Charles Xavier. Había intentado acabar con el Profesor-X en el vientre materno, pero el feto de éste consiguió derrotarla, en una lucha que provocó un aborto accidental… ¡Barras y estrellas! ¡Contarlo es verdaderamente aberrante! Si no conoces la historia, es uno de esos tebeos que… hay que leer. El caso es que Cassandra Nova consiguió sobrevivir de alguna manera, lanzar el ataque contra Genosha y, a continuación, intercambiar su mente con Xavier. Manipuló desde las sombras durante una larga temporada, hasta que por fin fue derrotada por su hermano, con la ayuda de Jean Grey. La intención de Grant Morrison, de hecho, consistía en rehabilitar a la villana y que asumiera la identidad de Ernst, otro de los personajes que presentó durante su etapa, pero tales planes nunca llegaron a cuajar, salvo por el detalle de que, en su último arco argumental, que transcurría en el futuro, la melliza de Xavier se había alzado como la nueva líder de La Patrulla-X. Poco después, Joss Whedon y John Cassaday recuperaron a Nova, pero de nuevo como antagonista, en La Increíble Patrulla-X. Ha sido, verdaderamente, la resurrección de Jean Grey lo que ha impulsado su regreso por la puerta grande, toda vez que Jean (y ojo: también Emma Frost) fue una de las personas que posibilitó su mayor derrota. Ojo, que traer de vuelta a una villana de esta envergadura es un arma de doble filo, y de ahí que haya estado ausente durante tanto tiempo: la historia tiene que merecer verdaderamente la pena y dejar algo épico que justifique la utilización de ese personaje en concreto.

 

GAMBITO A ESCENA Seguimos conformando el equipo, con mutantes creados para la ocasión y otros que llevaban un tiempo desaparecidos; con algunos muy olvidados y otros extraordinariamente populares.Gambitose enmarca dentro de estos últimos, aunque sus días de gloria quedaron muy atrás: en los años noventa, cuando su romance en construcción con Pícaranos tenía a todos y todas con el corazón en un puño. Marc Guggenheim lo recuperó como invitado en los primeros pasos de Patrulla-X Oro, quizás con la idea de sumarlo más adelante a la serie, pero finalmente se lo ha quedado Tom Taylor para Patrulla-X Roja. En paralelo, tenemos una estupenda miniserie compartida con su viejo amor, con guión brutal de Kelly Thompson y dibujo para quitar la respiración de Pere Pérez. La recopilaremos, en un volumen 100 % Marvel de tapa blanda, en octubre. Mientras tanto, la Fox sigue luchando contra viento y marea por consumar el lanzamiento cinematográfico de Gambito, que ya tiene en el historial un montón de retrasos y cambios de director. Tras todos los cambios que ha sufrido el proyecto, la majormantiene como fecha de estreno 7 de junio de 2019. Si no hay más sustos de última hora, puedes estar seguro que por esas fechas recuperaremos un montón de tebeos interesantes relacionados con el cajún.

 

OJO DE HALCÓN Y SOLDADO DE INVIERNO: RELATOS DE SUSPENSE

Esta historia empieza en el pasado. Es un pasado remoto, de varias décadas atrás, pero también un pasado cercano, de apenas unos meses. Y, en cualquiera de los casos, mira hacia el futuro: el de un gigante, Marvel Comics, que apuesta por volver a serlo, y no sólo por volumen de producción o éxito de ventas, sino por relevancia. En el pasado remoto, nos encontramos con Tales of Suspense, la denominación a la que responde nuestra aventura. Se trataba de una cabecera creada por Marvel antes siquiera de que llegara a convertirse en la Marvel que hoy conocemos. Porque… todavía estaba sumergida en la oscura Era Atlas de los años cincuenta, una década en que los superhéroes habían desaparecido y su retorno todavía no se esperaba. En concreto, el primer número de Tales of Suspense llegó a los expositores con fecha de portada de enero de 1959, por lo que lo más probable es que su lanzamiento tuviera lugar a finales del 58. La portada, con unos astronautas enfrentados contra un alienígena verde, ejemplificaba aquello podía encontrarse en su interior. Cada número contaba con varias historias de ciencia-ficción, aunque alguna podía visitar otros géneros. Al Williamson, Don Heck, John Buscema, Steve Ditko, Russ Heath y otras leyendas de la época desfilaron por sus páginas, sobre guiones habitualmente escritos por Stan Lee y su hermano Larry Lieber.

 

La serie continuó su camino, alineada con el resto de títulos antológicos de Atlas, entre los que se encontraban Tales To Astonish, lanzado simultáneamente a Tales Of Suspense, Journey Into Mystery o Strange Tales, pero con el cambio de década, llegaron los superhéroes a la editorial, el Universo Marvel echó a andar y el género colonizó todos los títulos antológicos que producía el Bullpen. En Tales Of Suspense #39 USA (1963), irrumpió Iron Man, que compartiría ubicación con Capitán América desde Tales Of Suspense #59 USA (1964). El motivo de que la entonces pequeña compañía amontonara a sus creaciones en espacios tan estrechos estaba en las limitaciones de su modelo de negocio, que sólo le permitía lanzar cada mes un número limitado de títulos. Esa restricción terminó conforme Marvel crecía, de tal manera que el contenedor de títulos antológicos iría quedando atrás a finales de los años sesenta. En el caso que nos ocupa, Iron Man consiguió su propio título y se independizó, mientras que Tales Of Suspense pasó a estar protagonizado en su totalidad por el Capitán América y a tomar el nombre del Centinela de la Libertad, coincidiendo con la llegada de su centésima entrega, datada en cubierta en abril de 1968.

 

Viajamos ahora hasta el pasado cercano, en concreto hasta 2017, año en que Marvel lanzó “Imperio Secreto”, un evento en que el Capitán América era suplantado por una versión malvada de sí mismo, que conseguía hacerse con el control de Estados Unidos. En el séptimo número de la serie troncal, un plan de La Viuda Negra para eliminar al villano no podía terminar peor: el Capi Hydra sobrevivía y, a su vez, asesinaba a Natasha, rompiéndole el cuello con su escudo, en una escalofriante escena orquestada por Nick Spencer y Andrea Sorrentino. La saga se volvía más oscura conforme avanzaba la trama, hasta desembocar en su conclusión, durante la que el auténtico Capitán América reaparecía y derrotaba a su émulo. Como ocurre en tantas ocasiones, Marvel se reservó un extra, titulado Imperio Secreto: Omega, para atar cabos. Además de ofrecer un esclarecedor encuentro entre los dos Steve Rogers, adelantaba historias que nacerían del cierre. Una de ellas nos situaba en el funeral de La Viuda Negra, y contaba con las perspectivas de dos hombres que habían sido sus amantes. Ojo de Halcón, que asistía a la ceremonia roto por la pérdida, y el Soldado de Invierno, que desde la distancia contemplaba la escena mientras llevaba a cabo una investigación: la de los misteriosos asesinatos que estaban teniendo lugar y que, a sus ojos, sólo podían ser cometidos por la propia Natasha. La Viuda Negra no estaba muerta, sino que de alguna forma había logrado que todos los demás, salvo el Soldado de Invierno, llegaran a esa conclusión, y ahora podía desarrollar su trabajo sin cortapisas.

 

Este cómic retoma el argumento y lo lleva a las últimas consecuencias. Al circunscribirse en el landscape de Marvel Legacy, que apuesta por recuperar las señas de identidad de La Casa de las Ideas mediante una mirada hacia el pasado, el editor ejecutivo Tom Brevoort consideró que recuperar la mítica cabecera de Tales Of Suspense suponía un guiño interesante, no sólo por la carga nostálgica, sino porque la nueva historia contenía trazas de aquel viejo cómic: el debut de La Viuda Negra había tenido lugar en Tales Of Suspense #52 USA (1964), Ojo de Halcón le había seguido ese mismo año unos pocos números después, en Tales Of Suspense #57 USA, en ambos casos dentro del serial de Iron Man; en cuanto al Soldado de Invierno, su historia, como Bucky Barnes, fue narrada una y otra vez en el serial del Capitán América y sin duda pertenece al mundo de éste.

 

Tal punto de partida no debe engañar a los lectores, puesto que nos encontramos con un cómic que bebe muy poco de la nostalgia mientras se erige como un estupendo thriller, que mantiene la tensión y, sí, el suspense, durante las cinco partes en que se divide, y que redefine a sus protagonistas, especialmente a La Viuda Negra, de una insospechada manera. Es, con todas sus circunstancias en la mochila, una historia más próxima a lo que ha de venir que a lo que ya ocurrió. Hay una nueva Marvel naciendo del fuego de la que se ha consumido en estos últimos años, y cuya llegada se significa en la incorporación de C.B. Cebulski como Director Editorial. Es una Marvel que, una vez perdidas todas las grandes estrellas que construyeron el brillante comienzo del siglo XXI, busca el recambio generacional en figuras emergentes, que irrumpen con una ambición sólo equiparable a su talento: Jim Zub, Donny Cates o Matthew Rosenberg son algunas de ellas. Todas coinciden en venir del circuito independiente, pero, al contrario que ocurría con algunos de sus antecesores, quieren estar en Marvel no como un trance instrumental dentro de su carrera, sino como el mejor de los destinos posibles.

 

El caso que nos ocupa aquí es el de Matthew Rosenberg, con una interesante carrera en la que encontramos We Can Never Go Home, 4 Kids Walk Into A Bank y 12 Reasons To Die, dentro de Black Mask Studios; y varias miniseries del universo de Archie, además de su cada vez más abultada producción dentro de Marvel. Mapache Cohete, Guerreros Secretos o Kingpin le dieron la suficiente confianza como para acometer proyectos de la envergadura de La resurrección de Fénix, la etapa actual de El Castigador, por la que acaba de renovar, un relanzamiento de Los Nuevos Mutantes o el cómic que nos ocupa. A día de hoy, un proyecto digno, una historia interesante, un cabo que quedaba por atar. En el mañana… quizás uno de los ladrillos sobre los que se edificó la siguiente época de excelencia.

 

Artículo originalmente aparecido en Tales of Suspense presenta: Ojo de Halcón y Soldado de Invierno

LA PATRULLA-X DE BRIAN M. BENDIS 3: LA BATALLA DEL ÁTOMO

Este nuevo volumen de La Patrulla-X de Brian Michael Bendis acoge “La batalla del átomo”, el primer crossover que tuvo lugar desde que comenzara la etapa de este guionista al frente de la Franquicia Mutante. Se trata de una prueba de fuego no sólo para el de Cleveland, sino también para sus compañeros de Oficina-X, Jason Aaron y Brian Wood, que contaron con la coordinación del veterano editor Nick Lowe, acostumbrado a poner en marcha esta clase de monumentales historias, puesto que por sus manos habían pasado anteriormente “Complejo de mesías” o “Advenimiento”. La trama ahonda en las consecuencias de la llegada de los Cinco Originales al presente. ¿Qué significa para su línea temporal? ¿De qué manera afecta su desplazamiento al pasado, al presente y, sobre todo, al futuro?

 

2013, el año en que se publicó originalmente “La batalla del átomo”, fue muy especial para los mutantes de Marvel, puesto que se cumplía el quincuagésimo aniversario de la publicación del cómic en que todo empezó: The X-Men #1 USA (1963. Marvel Gold. La Patrulla-X Original nº 1). Por si esto no fuera motivo suficiente de celebración, 2013 resultaba de enorme relevancia para la cronología mutante, puesto que ése fue el año en el que transcurría el futuro apocalíptico retratado en “Días del futuro pasado”. Desde esa fecha, Katherine Pryde viajó para avisar a La Patrulla-X de que estaba a punto de desatarse una guerra mundial contra los mutantes, y juntos ayudar a impedirla. La mítica historia que firmaran Chris Claremont y John Byrne en The X-Men#141 y 142 USA (1981. Marvel Gold. La Imposible Patrulla-Xnº 2) ha mediatizado en gran medida estas últimas décadas, de manera que darle la vuelta, y que fuera La Patrulla-X original la que viajara del pasado hasta nuestro presente, fue el punto de inicio establecido por Brian Michael Bendis para la colección que ahora se sitúa en el centro de la franquicia. “La batalla del átomo” es la saga que muestra las consecuencias de esa acción, al presentarnos a una nueva Patrulla-X venida de un futuro horrible producido por el hecho de que los jóvenes mutantes nunca regresaran a donde pertenecían.

 

Bendis juega a imaginar cómo será el equipo a largo plazo, pero ese ejercicio sólo es posible mediante un importante cambio en la manera de hacer las cosas dentro de La Casa de las Ideas con respecto al viaje en el tiempo y sus consecuencias. Las leyes del Universo Marvel que enunciara Mark Gruenwald en los años ochenta dictaban que, cada vez que alguien viaja hacia el pasado, se genera un nuevo mundo paralelo. De esta manera, el tristemente desaparecido editor de Marvel evitó que esos viajes pudieran cambiar el statu quo actual de los cómics. Esas eran las normas de las que partíamos a la hora de pensar que la presencia de La Patrulla-X original en nuestro presente no podía alterar nada que hubiera pasado ya, puesto que La Bestia, al llevarse a los chavales con él, se había limitado a crear otra línea temporal. Pero ¿y si ya no fuera así? ¿Y si ahora, tal vez debido a lo ocurrido en otra saga de Bendis, “La Era de Ultrón”, sólo existiera una única línea temporal flexible y maleable… hasta que deja de serlo y todo salta por los aires? En consecuencia, cualquier cambio en el pasado altera el presente, y también el futuro. Es así como la mera llegada de los Cinco Originales podría desencadenar un efecto dominó catastrófico que lo destruyera todo.

 

Esas son las bases con las que se construye el crossover, pero el relato se alimenta de otro tópico recurrente en la Franquicia Mutante, y que nació en el momento en que el éxito de La Patrulla-X motivó el nacimiento de multitud de grupos satélite a su alrededor. La lógica por la que se estructura el Universo Marvel establece que, en el momento en que hay varios superhéroes con intereses contrapuestos en un mismo lugar, el choque resulta inevitable. Basta echar un vistazo al historial de la franquicia para comprobarlo. En 1982, y tomando como excusa un viaje al espacio de La Patrulla-X en que sus miembros fueron dados por muertos, Charles Xavier reunió a Los Nuevos Mutantes: adolescentes que debían aprender a usar sus poderes, en lugar de lanzarse a peligrosas misiones. Por supuesto, en cuanto tuvo lugar el encuentro de ambos equipos se desató una monumental batalla. ¡Mejor golpear primero y preguntar después! Tres años más tarde, en 1985, los miembros originales de La Patrulla-X se reunieron, bajo el nombre de Factor-X. El cruce con el grupo madre fue postergado durante cuatro largos años, hasta que tuvo lugar en el curso de un evento llamado “Inferno”. Como había pasado antes con Los Nuevos Mutantes, las confusiones y los inequívocos provocaron la pertinente batalla, antes de que los héroes pudieran unirse ante un enemigo común. Establecida la rutina, bastaba con seguirla, y es lo que ha venido ocurriendo desde entonces.

 

La historia se repite en “La batalla del átomo”, un crossover dedicado a reunir a las diferentes formaciones de mutantes en una trama única, en el momento en que sus filas se encuentran de por sí más separadas que nunca. Hay dos bandos claramente diferenciados: a un lado, La Patrulla-X revolucionaria de Cíclope; al otro, La Patrulla-X de Lobezno, cara visible del Instituto Jean Grey de Enseñanza Superior, y a medio camino entre ambos, el grupo liderado por Tormenta y formado en exclusiva por mujeres-X. Pese a que se sitúan en el entorno de la nueva escuela, la posición de Ororo y compañía busca tender puentes con sus viejos compañeros, toda vez que inicialmente la Diosa de los Elementos se mostrara partidaria de los planteamientos ideológicos de Scott Summers.

 

Ese delicado equilibrio entre las diversas fuerzas del Homo superior fue establecido durante “Cisma”, puesto a prueba por la guerra con Los Vengadores y más o menos alterado por los diversos factores que se han conjurado a lo largo de todo este tiempo. El elemento que viene ahora a desequilibrarlos es el de la llegada de los Cinco Originales. La irrupción en el presente de los jóvenes que conformaran la primera generación de alumnos del Profesor X afecta a todos los demás y cambia las reglas del juego. En sus primeros pasos en el presente, los Scott, Jean, Hank, Warren y Bobby del pasado tuvieron que tomar algunas decisiones con rapidez, todavía sobrecogidos por el shock de llegar hasta un mundo cuyas circunstancias identifican con algunos de los peores escenarios que pudieran haber habitados sus pesadillas. De momento, permanecen aquí y ahora, pero su situación no puede ser más precaria. ¿Podrán seguir entre nosotros mucho tiempo sin que se vea alterada la corriente temporal? ¿Y si alguno de ellos prefiriera hacer algo diferente al resto? ¿Y si fueran obligados a marcharse? La discusión podría continuar hasta el infinito, pero hay un desencadenante que lo cambia todo: la aparición de una nueva Patrulla-X, llegada desde un tiempo futuro en que ya han sentido lo que ocurrirá si los Cinco Originales no vuelven a su época.

 

“La batalla del átomo” fue el primer crossover de la Era Bendis, un guionista que hasta ahora estaba acostumbrado a acometer eventos de título troncal con series en paralelo alrededor, como “Invasión Secreta” o “Asedio”. Pero el editor Nick Lowe prefirió mantener las tradiciones de la Oficina X y seguir la estructura clásica que antes hubieran abrazado “Complejo de mesías” o “Advenimiento”. Por eso tenemos sendos especiales, de apertura y cierre, y la trama se lee saltando de una cabecera a otra. Como en todos esos casos, el resultado procuró el caudal de emociones y giros habitualmente reservados para este tipo de aventuras. Y también una conclusión con cambio total en las reglas del juego: de una forma u otra, “La batalla del átomo” determinó cuanto ocurriría en lo sucesivo con los Cinco Originales.

 

 

Texto perteneciente a Marvel Now! Deluxe. La Patrulla-X de Brian Michael Bendis nº 3

1 2 3 407