Visita al 28

Como cada año, y en lo que cada vez más se asemeja a un ritual, este humilde redactor ha dedicado un día de sus vacaciones a pasearse por el Saló Internacional del Còmic de Barcelona.

A pesar de no vivir desde hace algún tiempo en la Ciudad Condal, me resulta imposible perderme este evento, puesto que, más allá de ser una cita obligada para todos los que nos movemos en este mundillo, también es el momento en el que podemos vernos cara a cara con colegas con los que a diario nos relacionamos solo a nivel virtual en el ciberespacio. Pero estoy divagando ….


Viernes por la mañana y allí estaba yo recogiendo mi acreditación, sí, el viernes quizás no es el mejor día para captar el salón en todo su ambiente, pero lo cierto es que a partir de una edad las aglomeraciones, y en el salón ya he vivido unas cuantas, no se toleran de la misma forma que cuando se es más joven, además, los stands pueden degustarse con una calma que no es posible disfrutar los sábados y domingos.

Si bien este año no hemos tenido ningún evento o exposición relacionado directamente con Spidey, lo que si he podido observar es una presencia cada vez más consolidada de otros medios que cada vez más van relacionándose con el mundo del cómic. En primer lugar el cine, que consolida como uno de los socios del saló, este año con la presencia de Kick-Ass, el Equipo A y Los Perdedores (el actor Óscar Jaenada estuvo por allí), sin olvidarnos de la iniciativa promocional de Iron Man 2 que regalaba entradas para el salón. A los espacios de estas películas hay que añadir una exposición de originales de los títulos que han hecho su salto a la pantalla grande este año: Iron Man, Los Perdedores y Jonah Hex.

Los videojuegos contaron con la presencia del guionista de Alan Wake y con un espacio para jugar con un buen puñado de máquinas, por cierto, por aquella zona tuve que despistar a unos soldados imperiales que me preguntaron por unos androides.

Y una iniciativa que me ha llamado bastante la atención, aunque en los momentos de mi visita me pasó un tanto desapercibida, y es que en esta edición el saló ha contado con música en vivo, por su escenario han pasado bandas como Sidonie, Tiki Phantom el August Tharrats tío.

Por lo que respecta al área comercial, ha sido un pasea fructífero, con algunos ítems que faltaban en mi colección personal. Al respecto continúo aplaudiendo la iniciativa de Panini, y no es porque sea la editorial de los cómics de Spidey, pero desde hace ya un par de ediciones, en su stand no venden ningún cómic y dejan que sean los puestos de las librerías quienes lleven a cabo esta tarea. Es de lo más acertado, puesto que los libreros van para hacer caja, y que la propia editorial que publica los cómics les haga competencia directa no parece muy ético.

Mis últimos pasos por el saló me llevaron a encontrarme con uno de nuestros antiguos colaboradores, Xser el autor de Spriterman. Desde aquí agradecerle el dibujo que me dedicó en su último trabajo, Arkam (es el de la foto de aquí abajo).

Y con esto termina la visita al saló de este año, si no pasa nada, el año que viene volveremos a pasearnos por allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *