VENENO 5: BIENVENIDOS A LA JUNGLA

Mientras Eddie y Simbi (¿Podemos llamarlo “Simbi”? Le pega todo y nos gusta mucho) arreglan sus propios problemas, en las alcantarillas de Manhattan arraigan peligrosos reptiles gigantes, habituales de la Franquicia Arácnida. ¿Es acaso Curt Connors y su familia? No, no se trata de ellos, sino de la segunda posibilidad cuando estamos hablando de Spidey y de los ofidios. ¡Stegron golpea de nuevo!

 

 

Como buenos amantes de los dinosaurios, lo nuestro con este hombre-monstruo fue amor a primera vista, desde que lo contemplamos con nuestros ojitos, en el Pocket de Ases de Bruguera que contenía tanto el Marvel Team-Up #19 USA (1974), donde Len Wein y Gil Kane presentaban el personaje, como los episodios posteriores. En su planteamiento inicial, calca la fórmula de Connors, y de hecho el Doctor Vincent Stegron era ayudante del alter ego humano de El Lagarto. Ambos trabajaban en un proyecto de SHIELD similar al que había convertido a Connors en lagartija gigante. Se trataba de crear un compuesto que fuera capaz de regenerar miembros, y como la primera vez no debió de ser lo suficientemente peligroso, esta vez acudieron a células de dinosaurio que habían sido aportadas por Ka-Zar. No había que ser un lince para averiguar lo que ocurriría a continuación: Vincent Stegron se obsesionó con el experimento, hasta aplicarlo consigo mismo y transformarse en un Hombre Dinosaurio. Sí, a Eddie Brock todo esto le parece muy gracioso, pero en aquel entonces nos dejaba a los lectores temblando de emoción.

 

LA SOMBRA DE STEGRON

A la búsqueda del Hombre-Dinosaurio

 

En la aventura de Marvel Team-Up #19 y 20 USA (1974. Próximamente en Marvel Gold. Marvel Team-Up nº 1) Stegron lograba que toda una estampida de dinosaurios causase el caos en las calles de Manhattan, pero en su pelea contra Spidey a lomos de un pterodáctilo, caía a las aguas heladas del Hudson, donde se hundía y todos lo daban por muerto. El villano regresó tres años después, en The Amazing Spider-Man #165 y 166 USA (1977. Marvel Gold. El Asombroso Spiderman nº 8), otra memorable aventura, escrita de nuevo por Len Wein, con dibujo de Ross Andru, en la que Stegron declaraba la guerra a El Lagarto, daba vida a los esqueletos de dinosaurios del Museo de Historia Natural y sucumbía finalmente al frío de la ciudad, quedando atrapado en el lago helado de Central Park.

 

LA ÚLTIMA APARICIÓN

Él y Saurón acabaron a tortas

 

Atención, porque los autores del Bullpen no se volverían a acordar de él en una buena temporada: no volvió a dejarse caer por las viñetas hasta la miniserie The Lethal Foes Of Spider-Man (1993), ya sin el encanto que tenía en sus primeros tiempos… o quizás nosotros ya nos habíamos hecho demasiado mayores, habíamos visto dinosaurios realistas en el cine y ya no nos impresionaba tanto. En cualquier caso, esta mini nos descubrió que Stegron había sobrevivido, volviendo a su forma humana y viviendo como un homeless dentro del parque, hasta que un oportuno rayo de poder le devolvía a su estado monstruoso. Con posterioridad, hizo una parada en la Antártida (Thunderstrike #20 USA, 1995) antes de regresar a La Tierra Salvaje (The Sensational Spider-Man #13-15 USA, 1997), en una aventura, de Todd DeZago y Mike Wieringo, que retomaba el espíritu de las primeras visitas del trepamuros a este exótico enclave. La última vez que supimos de él, en Spider-Man And The X-Men #1 y 2 USA (2015. Spiderman y La Patrulla-X nº 35), forjaba una obvia alianza con Saurón, para juntos combatir tanto al trepamuros como a los bebés-X. Puede decirse que no fue la intervención más digna de ninguno de los dos. En cuanto a Moon Girl y Dinosaurio Diabólico… bueno, son los protagonistas de uno de los lanzamientos más molones de Marvel en los últimos años. Si no sigues su serie, ya estás tardando en hacerte con ella.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *