Ultimate Spider-Man # 106

ultsm106_cov.jpgEscrito por BRIAN MICHAEL BENDIS
Dibujos de MARK BAGLEY
Portada de MARK BAGLEY y RICHARD ISANOVE

ESTA RESEñA CONTIENE SPOILERS

Tras la Saga del Clon parece que todo ha vuelto a la normalidad, pero en el fondo aún hay vestigios que solucionar, como se da cuenta Peter cuando intenta entrar en su destrozada casa y tiene problemas con los de la Brigada de Demolición contratados por Nick Furia para encargarse de la limpieza de la batalla ocurrida en la zona en el anterior arco argumental. Además, en la visita que hacen en el hospital a May (recuperándose del ataque al corazón también ocurrido en episodios precedentes) queda claro que ella quiere tener una conversación con Peter sobre el hecho de que sea Spider-Man, si bien se retrasa hasta que ella vuelva a casa (Peter se pone muy nervioso de que hablen sobre quien es él en un lugar público).
 
Mientras tanto Spider-Man, según dicen en un noticiario, es un héroe para la ciudad de Nueva York, pero eso probablemente durará poco porque Kingpin tiene los derechos de imagen del personaje; los adquirió al hacerse con la empresa de lucha libre donde empezó el trepamuros antes de ser un héroe, cuando esta fue a la bancarrota. Y es que Kingpin sigue siendo el personaje que es, haciendo decidir a Daredevil que hay que acabar con él. A quien primero integrará en su grupo será a Sang-Chi (quien intenta un ataque en solitario contra Kingpin que fracasa) y luego a Spider-Man, a quien va a buscar como Matt Murdock al instituto donde estudia Peter (y ya de paso confesándole su identidad, con lo cual ahora también en el universo ultimate ya saben mutuamente Peter Parker y Matt Murdock sus respectivos alter-egos).
 
En cuanto a la relación de Peter y Mary Jane, parece transcurrir todo por buen camino nuevamente (las visiones del final del arco argumental de la Saga del Clon las achacan a un shock post-traumático cuando van a que los Cuatro Fantásticos le hagan un chequeo). Pero MJ le echa en cara a él que le debe una explicación a Kitty Pride (ahora su exnovia) que no le ha dado… aunque veremos que ocurre porque finaliza el número con la mutante como nueva estudiante del instituto Midtown.
 
¿Valoración de este número? Bastante destacable, todo sea porque este ya será el último arco argumental de Bendis y Bagley en esta serie. Y pese a que, como siempre pasa en los comics de superhéroes, uno ya se imagina que por mucha gravedad que le quieran meter al asunto, todos los personajes conservarán su status-quo al final del mismo, no deja que (como siempre) haya apuntes sorprendentes, como el de los derechos de imagen de Spider-Man o detalles como los de Kitty Pride, ahora en el mismo instituto de Peter y Mary Jane (con lo cual ya me imagino una subtrama argumental junto con la fantástica que quizás convierta esto una una especie de sitcom televisiva de y para adolescentes). Además hay un cameo de otro personaje clásico en su versión ultimate, que aún está por ver como desarrollarán o si desarrollarán: me refiero a Jessica Jones.
 
LO MEJOR: Es un buen arranque de arco argumental (no olvidando los detalles de la importante saga precedente) e introduciendo nuevos guiños (ese cameo de Jessica Jones) o giros argumentales (que ahora Kitty compartirá clase con Peter y Mary Jane)
 
LO PEOR: Que ya será el último arco argumental donde veremos juntos a los máximos responsables de esta serie desde sus inicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *