Ultimate Marvel #9

 

Guión: Jonathan Hickman, Brian Michael Bendis, Sam Humphries, Nick Spencer y Brian Wood

Dibujo: Luke Ross, David Marquez, Paco Medina y Ron Garney

Color: Dean White, Justin Ponsor y Marte Gracia
 
Contiene: Ultimates v2, 12, Ultimate Spiderman v3, 12 y Ultimate X-Men v2, 12-13 USA
 
Formato: Comic book, 17×26 cm, lomo  104 páginas

Precio: 5,99€
 
Sinopsis: "¡Todo un universo en la palma de tu mano! En Ultimates, el ataque de Reed Richards contra Washington le ha convertido en el hombre más buscado del mundo, mientras que Iron Man trata de sobrevivir en La Ciudad… ¡Sin su armadura! En Spiderman, Miles debe elegir entre luchar contra su propio tío o unirse a él en su imperio criminal, si quiere proteger a su familia. Y en X-Men, tenemos el regreso de un olvidado enemigo… ¡Y Kitty Pryde debe salvar el mundo!"

Ya hablamos en anteriores reseñas el gran problema que tenía Miles Morales al tener un pariente delincuente y que sabía de su pequeño (gran) secreto. Brian Michael Bendis ha sabido darle la vuelta a algo que en nuestro superhéroe tradicional -o en su versión ultimate- estaba muy arraigado. Un tío que ejercía de padre y que era el gran apoyo moral. Aquí estamos en el lado opuesto, totalmente opuesto. Morales nunca podrá tener esa figura en su haber, aunque bien es cierto que sus progenitores están vivos y ahí cambia bastante la cosa. Así que ése enfrentamiento que todos nos temíamos (esperábamos) se ha hecho efectivo aquí. Descubriendo además, si cabía alguna duda, que Aaron es posiblemente el enemigo más peligroso al que se haya enfrentado. Quizás no en poder, pero sí en cuanto a lo que él sabe sobre nuestro protagonista, lo cual puede causarle problemas en un futuro próximo.

Quizás lo que más me haya molestado, sin ser culpa del guionista eso sí, es que el tío de Miles tenga la jeta -sí, jeta- de decirle al buenazas de su sobrino que es igual que él. Una frase lapidaria que desde luego le puede hacer más daño que cualquier golpe recibido. Y digo "molestado" no porque quede mal en la historia, si no porque te entran ganas de meterte en la viñeta y taparle la bocaza a Aaron. Porque si hay algo que está demostrando con creces es que saber tocar la tecla adecuada para darle quebraderos de cabeza a su sobrino. 

Por desgracia, tenemos tan sólo un número americano en el tomo número 9 de Ultimate Marvel, con lo que te quedas, nuevamente, con ganas de más. Cabreándote al leer "continúa en el próximo episodio". ¿Cómo que continúa? ¡Quiero leerlo ya! Quiero saber qué aspecto puede tener ahora Aaron, como puede retomar su vida superheróica Miles Morales, si sus padres se entararán de lo sucedido y sobre todo, sobre todas las cosas, como seguirá lidiando el nuevo Spider-Man con alguien cercano y peligroso que sabe sobre su identidad secreta. 

David Marquez sigue haciendo un trabajo a las mil maravillas. Haciendo olvidar la ausencia de Sarah Pichelli. ¿A que casi parece un clon suyo en no pocos momentos?. Y tanto le da mostrar páginas donde prima la acción como otras donde no la hay. 

Eso sí, la pelea entre Miles y Aaron casi sabe a poco. Algo curioso la verdad, ya que parece que Morales no ha tenido hasta el momento un enemigo que se lo ponga demasiado difícil. Igual Bendis tiene en mente -lo desconozco, de verdad- a alguien que sí lo ponga contra la pared y ahí eche toda la carne en el asador. Si hay algo claro en todo este asunto es que esto no ha hecho nada más que empezar. Una victoria para el trepamuros sobre su tío… de momento. 

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *