Ultimate Marvel #8

image_gallery.jpg



Guión: Jonathan Hickman, Brian Michael Bendis, Sam Humphries y Nick Spencer

Dibujo:
Luke Ross, David Marquez y Paco Medina

Color: Dean White, Justin Ponsor y Marte Gracia

Contiene: Ultimates v2, 11, Ultimate Spiderman v3, 10-11 y Ultimate X-Men v2, 11 USA

Formato: Comic book, 17×26 cm, lomo  104 páginas

Precio: 5,99€

Sinopsis: "¡El Universo Ultimate en la palma de tu mano! En Ultimates, llega un nuevo equipo creativo: el guionista Sam Humphries y el dibujante Luke Ross se unen a Jonathan Hickman en el comienzo de una nueva era para Estados Unidos. En Spiderman, el nuevo Hombre Araña ha de enfrentarse al Merodeador… ¡Su propio tío! Pero, ¿es de verdad un mal tipo? Y en X-Men… ¡El renacimiento de Stryker! "

Bendis no ha querido alargar (ni debía) la resolución ante el tema de Miles y su tío Aaron. Porque si ya es una putadilla que un enemigo conozca tu identidad secreta, que un pariente tuyo te obligue a hacer algo chantajeándote con contar tu secreto a tu padre debe ser algo inenarrable. O por lo menos que le preguenten a nuestro héroe al respecto. Pero claro, estoy haciendo trampas. Ya que he puesto "resolución" ante algo que no se ve en el cómic, si no que deja la puerta abierta de cara al próximo (¿próximos?) número (s). Pero para abrir boca ya coloca en el tablero de ajedrez a ambos personajes, enfrentándose al Scorpión. Y ahí está una de las cosas que más gracia me han hecho de estos dos cómics. Aaron buscando ayuda en su sobrino, ya que él sólo no puede contra su enemigo. Y eso que ya ha dejado claro que de manipulador tiene un rato y recursos no le faltan. ¿Son cosas mías o estamos ante un gran personaje? Porque esto ni lo vimos en el Universo tradicional ni en el Ultimate. Se ve que Bendis tiene muchísimas cosas que contar y le queda cuerda para rato.

Y es que ver las numerosas páginas del encuentro entre Miles y Aaron (con "entrenamiento" incluído) son para enmarcarlas y verlas repetidas veces. Desde luego tanto el guionista como el dibujante David Marquez ofrecen un momento maravilloso, de los mejores (nuevamente) en lo que llevamos de colección. Estamos acostumbrados a que la acción pueda acaparar la atención del lector -luego hablaremos de ello-, pero estas cosillas elevan el listón de buena manera.

Pero no sólo el chantaje emocional del tío de Morales hace que tenga que ir con él en busca del villano de turno, si no que una vez más la responsabilidad hace acto de presencia. Cierto que lo primero puede imperar, pero lo segundo también hace acto de presencia. El Escorpión no es trigo limpio y algo hay que hacer. Incluso un adolescente en en principio de su carrera superheróica lo sabe.

Miles y Aaron. Aaron y Miles. Así como quien no quiere la cosa El Merodeador se saca a su sobrino de la manga para que la balanza se incline a su favor. ¿Lo más sorprendente? Pues que el héroe -a excepción de un par de golpes recibidos- no pasa demasiados apuros en derrotar al enemigo que había arrinconado a su tío. De ahí se saca la conclusión de que su pariente no va a dejar la oportunidad de recurrir a él en un futuro. ¿Por qué dejar de lado a la Gallina de huevos de Oro?.

Electro, El Anillador, El Escorpión. Todos ellos derrotados con facilidad. Todavía queda ése gran enemigo que le pondrá contra las cuerdas a Miles y que hará que disfrutemos de ese encuentro como nunca. Aunque de momento seguimos teniendo en el horizonte a Aaron, el cual se tiene que tener en cuenta por razones evidentes.

A todo esto, Bendis no se olvida de ofrecernos un flashback con ambos personajes, recordando como era su relación cuando Miles era más jovencillo. Aparte de dos féminas que quiere conocer al nuevo trepamuros. No hace falta que diga quienes son ¿verdad?.

En resumidas cuentas. Si hay algo que me está poniendo los dientes largos, bien largos, es el saber que en un futuro (y eso lo tengo seguro) podré disfrutar en un tomo recopilatorio de no pocos episodios de Miles Morales. No sé cuantos serán, pero de nuevo su relectura será un gozo visual y narrativo como Dios manda. Y de una tacada.
 

Un comentario

  • Bien por ponerte al día con las lecturas de Ultimate,me alegro de que te hayan gustado…
    Lo dicho,todas las partes de acción son francamente geniales(y si no hubiese leído lo del cambio de dibujante seguramente hubiese creído que se trataba de Pichelli),y se consigue crear una gran tensión sobre lo que pasará justo después de que Miles vence al Escorpión(no hubiese sido raro que,una vez se larga Aaron,a Miles le pillase la policía)
    Espero que no descarten definitivamente al Escorpion como adversario ya que mola bastante,pero lo importante ahora es(seguramente lo veremos en 1 o 2 numeros),la resolución,ya sea definitiva o temporal,del conflicto de Miles con su tio…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *