Ultimate Comics Spider-Man #5

ultimate spider-man 5.jpg


Guión:
Brian Michael Bendis

Dibujo: David LaFuente

Contiene: Ultimate Comics Spider-Man 9 y 10

Formato: Ultimate 180x275mm, 48 páginas a color

Precio: 3,35€
 

Sinopsis: "¡El regreso de Spiderwoman! Y adivina quién le acompaña en esta aventura… ¿Quieres ver una historia de Spiderman como nunca antes has visto? Te prometemos que la encontrarás aquí. Todo eso, mientras el mundo de Kitty Pryde se derrumba, después de que el gobierno de Estados Unidos acuda al Instituto Midtown para detenerla. ¿Podrán Peter Parker y sus asombrosos amigos rescatarla? Y también: el debut de un nuevo villano arácnido."

Esto ya aburre

 
Y es cierto. Llega un momento en que no sabes qué decir porque parece que te repites más que la cebolla. Pero claro, ves la frase que he puesto más arriba en negrita y parece que es algo negativo. Todo lo contrario. "Esto ya aburre" hace referencia a que el nivel de Ultimate está siendo tan alto que es dificil aportar algo nuevo en las reseñas que no hayas hecho ya anteriormente. Ni más ni menos que eso, lo cual es algo muy positivo la verdad, como vais a ver a continuación.

Kitty Pride todavía tiene mucho que decir, al igual que Bendis

Sigo todavía sorprendiéndome con la capacidad narrativa de Brian Michael Bendis. Es posible que algunos esten ya cansados y saturados de su forma de narrar, pero el que escribe estas líneas todavía sigue disfrutando de su aportación en los cómics. Es loable ver como alguien sigue sacándose conejos de las chistera ante un personaje al cual le ha dedicado bastantes años de su vida. Esos conejitos que a la postre no son más que ideas que lleva a la práctica para seguir manteniendo en vilo a los lectores de Ultimate Spider-Man. Porque es dificil darle la vuelta a la tortilla y no morir en el intento. Ahora mismo la versión más joven de Peter Parker sigue dando guerra (no os podéis imaginar lo que nos vendrá dentro de poco) y algunos de sus secundarios no hacen si no avanzar, madurar y crecer.

Que se lo digan si no a Kitty Pride, probablemente la protagonista absoluta de este número. Vale, Spidey es el eje central, pero si lees atentamente el cómic te darás cuenta de que el peso de la historia lo tiene la mutante. Y es que el status mundial ha cambiado considerablemente desde los hechos ocurridos en la saga Ultimatum, donde Magneto (un mutante al fin y al cabo) estuvo a punto de destrozar el planeta Tierra. Eso no se perdona fácilmente, de ahí que los mutantes sean discriminados y la sociedad los vea de manera despreciativa y herederos de las acciones de dicho supervillano. Así que dicha raza ha vuelto a los orígenes en cuanto a su sempiterna persecucion, algo que siempre ha sido santo y seña de los X-Men desde sus inicios, salvando al mundo desde la sombra y sin reconocimiento alguno.

Pride ya fué en la anterior etapa un personaje querido y habitual. No en vano acabó siendo novia de Peter cuando lo dejaron él y Mary Jane durante una temporada, aunque siguió siendo una secundaria de lujo después de que ambos rompieran su relación sentimental. Ahora mismo, leyendo estos dos números que componen la edición española, todo se torna con unos tintes dramáticos que acongojará a más de uno. Y digo eso porque la vida de dicho personaje acaba de dar un vuelco radical. Y es que en el número 10 de Ultimate Comics Spider-Man todo estalla en las narices del lector y de los protagonistas (Spider-Man y su entorno), viendo que los pensamientos radicales de Kitty (dándole la razón en cierta manera a lo que pensaba el enemigo acérrimo de los X-Men) se imponen debido a lo que percibe a su alrededor. 

Todo tiene su explicación. Incluso la cabeza redonda de Spider-Man

Una de las cosas que comenta Julián al final del cómic es la explicación que dan a esa cabeza extremadamente redonda que posee Spidey en los cómics de la línea Ultimate. El pelo, la culpa es de ese corte de pelo. Divertido ha sido ver a las féminas Mary Jane, Gwen Stacy la propia Kitty Pride arrinconar a Peter en el baño del Instituto y cambiarle el look. Una de las escenas más graciosas, donde se deja en evidencia que un supervillano no llega a ser tan peligroso como tres mujeres convencidas de que nuestro protagonista necesita un buen corte de pelo.

Momentos clave donde se demuestra la maestría del guionista y del dibujante

En este quinto número hay algunos momentos a tener en cuenta. Uno de ellos es el quebradero de cabeza de Peter Parker pensando que su clon ha besado a Johnny Storm. Porque claro, será uno con aspecto femenino, pero al fin y al cabo es como si fueras tú. ¿Quién no tendría alguna que otra duda en cuanto a su sexualidad si se viese en esa situación? Ni siquiera una buena jornada de "trabajo" en la calle puede calmar sus dudas.

La presión hacia Kitty Pride por parte de los federales es para quitarse el sombrero. Sobre todo por parte de Lafuente (luego hablaré un poco más sobre él). El dinamismo, el reparto de viñetas digno de una película de Sergio Leone (encuadrando los rostros de los protagonistas y sus emociones) y sobre todo el suspense que se desprende en ellas son de una calidad sobresaliente.

El monólogo por parte del director del Instituto es de nuevo una lección sobre como hacer las cosas de una forma excelente. Cada una de las frases con que nos obsequia (no olvidemos que todo ello se lo debemos a Bendis) son ni más ni menos que un análisis concienzudo sobre el control del Estado ante una parte de la población (viendo el paralelismo con lo que ocurrió a raíz del 11-S). Una vez más, Lafuente aprueba con nota, y bien alta.

Y para terminar la pelea entre Pride y sus amigos. Con esa frase inquietante y determinante: "¡Magneto tenía razón!", la cual no deja lugar a dudas de que su vida ya no será la misma por culpa de como está siendo tratada su raza. 

Reencontrándome con Lafuente

En otras reseñas ya he dejado patente que el dibujante español me deja a veces un sabor agridulce y no se encuentra entre mis preferidos. Pero no puedo engañarme a mí mismo, ya que más de una vez me ha pasado lo que explica Julián en la contraportada del cómic. Hace años me espanté cuando Bill Sienkiewicz comenzó a dibujar en Los Nuevos Mutantes, tiempo después pensé en el error que había cometido y que dichos cómics acabaron estando entre mis preferidos. Es decir, pasó delante de mí "algo" que a la larga acabé adorando pero que en su momento no lo valoré en su justa medida. Con Lafuente puede ser que me pase lo mismo. En estos momentos hay algunos dibujos que los encuentro excepcionales, mientras que otros (igual son las narices puntiagudas que dibuja) me rompe en dos. Pero tiene que quedar una cosa clara, Lafuente conoce el medio en el que trabaja perfectamente y eso se nota. Es de agradecer, y diría que de elogio, ver que cada personaje es diferente a otro (y es que hay dibujantes que sólo se diferencian por el pelo y poco má
s), que las escenas de acción son apabullantes o que la forma de narrar es un soplo de aire fresco, comparándolo con lo que vemos habitualmente.

Conclusión

Estamos ante una de las compras obligadas del mes de Enero. De acuerdo con que haya lectores que esta línea no les llame la atención y prefieran por encima de todo el Universo 616 (el tradicional), pero he de decir que la calidad y la variedad de situaciones que nos ofrecen son casi inmejorables. De nuevo, una vez más, Bendis y Lafuente cumplen con creces.

 

3 comentarios

  • que gran reseña y sobre todo coincido plenamente con ella, este puede ser de los mejores numeros que me he leido de la serie

  • estupenda reseña. sin duda este es de los mejores numeros de la etapa “post-ultimatum” y es solo el principio de un arco argumental soberbio.
    sobre lafuente… pues me pasa una cosa curiosa con el: me encanta como dibuja (esa expreividad, esas escenas de accion…) pero no me gustan sus dibujos (esas narices, esas caras redondas…).

  • La verdad es que la mezcolanza entre el rollo “Al salir de clase” y drama político le esta sentando muy bien. Totalmente de acuerdo con la reseña 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *