Ultimate Comics. Consecuencias #3

ultimate comics consecuencias 3.jpg


Guión: Brian Michael Bendis, Nick Spencer y Jonathan Hickman

Dibujo: Mark Bragley, Luke Ross y Billy Tan

Entintado:  Andy Lanning

Color: Jason Keith, Guru eFX, Paul Mounts y Mithc & Bettie Breitweiser

Contiene: Ultimate Comics Fallout 5 y 6 USA

Formato: Ultimate 180×275 mm, 48 páginas a color

Precio: 3,35€

Sinopsis: "¡El final antes del nuevo comienzo! La muerte de Spiderman lo ha cambiado todo. Mientras los héroes lamentan la pérdida del más valiente de los suyos, un nuevo y misterioso Hombre Araña ha tomado las calles de Nueva York. Los tres guionistas que desarrollarán el nuevo capítulo de la Línea Ultimate se preparan para decir adiós al pasado, en un número que marcará un antes y un después como nunca antes se ha visto."

Llegamos al fin de Consecuencias gracias al tercer número de la editorial Panini. Varias cosas a reseñar, nunca mejor dicho, ya que posiblemente sean los mejores números junto con los que abrieron esta miniserie.

Por una parte Nick Spencer y Luke Ross (guión y dibujo respectivamente) dejan bien claro por donde van a ir los derroteros en cuanto al futuro de los mutantes, más concretamente en la persona de Mercurio. Lo mejor de todo es que aquí hablamos de política, de los tejemanejes que se llevan los hombres poderosos y que a fin de cuentas es lo más cercano a nuestra realidad. Su conversación con un magnate no tiene desperdicio y es lo mejor de esa historia. El hijo de Magneto ha dejado, por lo menos aquí, de ser el típico mutante malote, convirtiéndose en alguien que puede dar numerosísimos problemas a los héroes del Universo Ultimate sin tener que dar rienda suelta a sus poderes. A tener en cuenta la relación entre él y Wanda (acostumbrada a estar entre la muerte y la vida ultimamente) acaba con unos tintes incestuosos muy directos para el lector. Quizás la labor de Ross no me haya dejado muy buen sabor de boca, por lo menos en las primeras páginas.

Hickman parece como si quisiese reflejar la actual situación económica mundial. Sufragar los gastos del equipo tecnológico y armamentístico de Shield no es moco de pavo, así que no hay nada mejor que pegar un buen tijeretazo. Alucinante la verdad. Y cierto, muy cierto que estas cosas (armaduras, armas avanzadas, naves, etc) conllevas un gasto considerable. Así que Nick Furia se enfrenta, en cierta manera, a un enemigo muy difícil de batir, su propio Gobierno y las restricciones económicas. Es de agradecer que estas cosas puedan quedar reflejadas en un cómic.

Bendis y Bagley ya han cerrado la puerta a dos personajes icónicos de la colección del arácnido Ultimatizado, tía May y Gwen Stacy (cambiando su look totalmente). Es posible que haya lectores que piensen, puede ser que acertadamente, que Bagley sea un dibujante algo limitado, pero cada vez que veo (esto se acaba ya por cierto) sus lápices en esta versión de Spider-Man me sigue encantando. Bendis opta por algo tan sencillo como la "huída" a otro país ante la presión mediática por la muerte del sobrino de May. Y es normal que ocurra esto, vamos a encontrarnos inmediatamente con otro "Spider-Man" muy diferente y con otro plantel de secundarios, así que estos dos personajes emblemáticos tienen que salir de la ecuación. La salida es lógica y entendible, quedándonos la única esperanza de que vuelvan si algún día retorna (quien sabe, todo es posible en los cómics) Peter a sus vidas.

Kitty Pryde, Bobby Drake y Johnny Storm ya están situados en los túneles Morlocks. Un trío que a mi parecer puede dar mucho jugo, tanto por estar en plena adolescencia como por el síntoma de macho alpha que está teniendo Pryde. Y es que tanto Storm como Drake parece que están necesitados de un/a lider que los lleva por el camino correcto, o por lo menos ofreciendo posiblidades a la actual situación que están sufriendo. Veremos que aventuras les depara el futuro, porque aquí tan sólo han dejado las bases.

Y para terminar unas páginas que vuelven a dejar bien claro que Bendis sabe como tocar la fibra sentimental del lector, por lo menos a mí me lo ha parecido. Mary Jane y Nick Furia necesitaban un encontronazo como Dios manda. Ella estaba recogiendo información sobre la muerte de su novio, las causas, y Furia no era ajeno a ello. El ESPÍA de los espías se nos ha presentado numerosas veces como alguien duro, con sentimientos ocultos y resistente a cualquier situación. Nick Furia también sabe llorar. Su exposición a Mary Jane no puede ser más conmovedora, él ha matado a Peter Parker. No apretó el gatillo, como suele decirse, pero sí ofreció indirectamente la pistola. Aquí acaba, de momento, porque siempre pueden salir especiales tocando el tema, la vida de Peter y algunas de las consecuencias (de ahí el título de la serie) que ha conllevado su muerte. 

Esta miniserie ha servido para su propósito. Volver a poner las bases del futuro del Universo Ultimate. Uno donde no hay Cuatro Fantásticos, ni unos X-Men propiamente dichos, pero sí sigue habiendo un Spider-Man, diferente eso sí, pero con una serie de valores que pueden encantar a los lectores.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *