The Amazing Spider-Man 2 El Poder de Electro Opinión y Reflexión sobre la secuela

the-amazing-spider-man-2-poster-708x1024-imax-poster-for-amazing-spiderman-2.jpg 

Seguimos con las críticas del staff de Bajo la Máscara. Tras leer al Chacal, a Julián M. Clemente y a Fran Gómez es el turno de JM Del Salto.

Antes de comenzar, os revelaré lo indispensable. The Amazing Spider-Man 2 El Poder de Electro es, para mí, una de las mejores películas del trepamuros en la que sus virtudes (para el que esto escribe, muchísimas) ensombrecen las carencias que tiene la cinta (o que encuentran otros diseccionadores más expertos).

Tras una segunda revisión, paso a ofreceros mi análisis de esta secuela. Rodeado de sabios del trepamuros, espero poder aportar mi granito de arena sobre lo dicho ya en la web sobre la cinta. Sobra decir que estas palabras contienen mis impresiones, gustos, detalles e hipótesis sobre la película, así que lo que sigue a continuación es 100% personal.

En 2012 Marc Webb sentó las bases de este nuevo universo arácnido que pronto crecerá de manera exponencial con nuevas franquicias. Ya desde el principio optó por un enfoque centrado en el continuo drama adolescente en el que vive Peter Parker, sin olvidar el sentido del humor de Spidey. La tecnología sería un elemento permanente y unos personajes poco relevantes en los comics, los padres de Peter, se convertirían en la columna vertebral de la cinta. Curt Connors y su reptil alter ego serian el villano a batir pero, en lo más alto de New York, la gran torre Oscorp permanecería como símbolo de poder, ambición y futuro desastre para Parker. El Capitán Stacy caería para proteger la ciudad y dar a Peter un sabio consejo: si era lo suficiente responsable para emplear su poder a favor del bien lo será para alejar a Gwen, su hija, de todo el mal que está por venir. Y eso incluye alejarlo de su camino como héroe.

Ahora, pasaré a hablar, largo y tendido y sin pelos en la lengua (SPOILERS), sobre mi opinión de la secuela.


El Spider-Man de esta secuela es el más Hombre Araña de todos, actuando como héroe absoluto de Nueva York y situado como núcleo general de la cinta. Sí, le rodean una decena de personajes, pero él es protagonista absoluto de la peli. Un héroe que no necesita quitarse la máscara porque tú vas al cine a ver Spider-Man, no un tipo con disfraz de cuello para abajo. Otro gran acierto del film. El humor le sienta fenomenal, porque se nota que no se debe solo al guion, sino porque Andrew Garfield se lo pasa bomba con y sin el traje. Y eso sí, es verlo con el traje y aplaudir, porque es un Spider-Man 100% comic. Por sus balanceos o sus poses aprecias viñetas vivientes salidas de los lápices de artistas como Bagley o Romita jr., por citar algunos. Pero bajo la máscara Garfield tampoco se queda corto. Su Peter, pese a sus detractores, es el Parker más tierno, divertido, encantador y sufridor que hemos visto. Lo emotivo  y chanante que resulta en sus escenas con Gwen o Tía May o en su continuo drama diario demuestran que el personaje ya es suyo.

98wfS4i.jpg

Otra a la que vamos a echar de menos es a Emma Stone. Si bien hubiera sido la Mary Jane perfecta, será recordada como la Gwen Stacy perfecta. Mimosa, inteligente, radiante, carismática y delicada, difícil lo tendrá la siguiente chica arácnida para llegar a hacernos olvidar a la buena de Gwen. Desde su discurso inicial (o una gran cantidad de diálogos y decisiones del personaje) ya te invita a jugar, aportando detalles que, como lector, te huele a SNAP a leguas. Pero por tu cabeza te ronda la gran pregunta: ¿se atreverá Sony? Y si es así… ¿cómo lo harán?

He de reconocer que durante la caída de Gwen tuve los ojos abiertos como platos y su impacto contra el suelo me desencajó la mandíbula durante minutos. No podía creerlo. Sonará como si fuera un monstruo, pero mi mente, conmocionada, rezaba porque la rubia no se levantara, que no fuera un acercamiento edulcorado por parte de Sony. Quería que fueran valientes de hacer lo que debían,  con todo el respeto que merece ese acontecimiento en la vida de Spidey. Y aplaudí (sí, de nuevo suena un poco enfermo, pero lo hice) al ver ese pequeño hilo de sangre brotar de su nariz mientras Peter se deshacía en lagrimas. No se debe justificar una película por una escena o un diálogo (cosa que a menudo hacemos) pero ESTA VALE SU PESO EN ORO. Esa red que se abre formando una mano, desesperada por alcanzar lo imposible, ver a Gwen que, pese a hablar de inmortalidad en su discurso, da la sensación que acepta su destino porque como también dice, es su elección, el montaje que unido a la preciosa música de Hans Zimmer, frágil y líquida, que invita a que se detenga el tiempo, como ese reloj que marca la 1:21, ese número negro en la historia del trepamuros TASM #121. Una pieza audiovisual perfecta. El momento SNAP pasa a ser un PAM que te hiela la sangre. Y es que no es necesario realizar una secuencia clónica de las viñetas para producir el mismo efecto en el receptor. Hablamos de una adaptación que introduce elementos originales en una historia que conocemos al dedillo. Y yo esos detalles, esos regalos y sorpresas, los agradezco. Muy emotivo también ver las estaciones pasar con Peter pegado a la tumba de Gwen, muy “(500) Días de Luto”.

Otro personaje que me hizo emocionarme es Tía May. Era necesario ese diálogo entre tía y sobrino, entre madre e hijo. Los padres de Pete tienen un peso en la saga que ensombrece la labor de uno de esos personajes que desde el inicio lo ha sido todo para Peter. Si bien la escena de los huevos me encantó en la primera entrega,  la peli pone a May en su sitio, dando un golpe en la mesa y colocándose donde merece: la mujer que crió a Spider-Man. Tampoco es que sean todo dramas en la casa de los Parker, porque Peter y su tía protagonizan situaciones hilarantes. También debo mencionar a Richard y Mary Parker, otros valientes que para proteger su legado hacen lo imposible, incluso morir si es necesario. Los Parker no solo se asegurarán de interrumpir las oscuras intenciones de Osborn, sino de dejar constancia de lo sucedido para que, algún día, Peter sepa que lo último que deseaban era tener que abandonarlo. Como una última referencia, de nuevo los relojes nos envían mensajes. El reloj de Richard al inicio de la película marca las 6:41, lo que vendría a ser TASM #641- Un Momento en el Tiempo. Vuelve el tiempo a rememorar otro acontecimiento importante de Pete, esta vez con MJ (que al final se quedó fuera de la cinta). ¿Casualidad? Demasiada creo yo. Por lo visto me confundí y mirándolo de nuevo, me equivoqué con la hora. El reloj marca las 6:42, que en TASM #642 comienza la etapa conocida como “El Origen de las Especies”.  ¡Ahora sí tiene sentido! En las pelis de Amazing todo empieza con el trabajo de Richard y, además, la cubierta tiene a los Seis Siniestros como protagonistas.

W8FkRt4.jpg

Nueva York es otro personaje de la película. Puede apreciarse el esfuerzo por rodar en la ciudad, dotando de un realismo urbano palpable y viviente. La ciudad siempre ha tenido voz en las cintas del trepamuros, pero este nunca había interactuado con la ciudad a ese nivel de compañerismo con sus habitantes y fuerzas del orden. Cierto es que no estaría mal que Spidey tuviera más detractores, pero quizás debamos esperar a próximas entregas. Y un aplauso por el pequeño Jorge. Los cameos infantiles en esta saga han dejado de ser comentarios graciosos por niños que se enfundan la máscara del héroe y contagiarse de su valor.

La película responde preguntas que no lastrarán a próximas entregas. Ahora Peter conoce el sacrificio que hicieron sus padres y May le ayuda a superar el pasado para a afrontar el presente, guardando bajo llave el recuerdo de sus padres junto a la memoria de Gwen y, así, seguir adelante. De esta manera Pete ya sabe qué es y por qué lo es (atención a la receta de las Arañas de Oscorp: isotopos radioactivos y material genético de Richard Parker, no podía ser más clásica) y se puede centrar en otros amores. Recordemos que Felicia (Hardy, seguro)ronda por ahí, además de la posibilidad de una Betty Brant q
ue Peter pueda visitar cuando en la siguiente entrega acuda a las oficinas del Daily Bugle. Que esa es otra, ese cibercameo de Jameson, pese a ser breve, ya inserta a Pete en el diario de un modo contemporáneo y se evita metraje innecesario para poder explotar a J.J. en la siguiente cinta. La semilla esta plantada, como la introducción de Alistair Smythe o Felicia. Y luego esta Mary Jane, esa vecina que Webb decidió suprimir de la cinta (otro gran acierto, este de última hora) para dar todo el protagonismo a Peter & Gwen. Si bien soy de los que defiendo a Shailey Woodley como MJ y espero que vuelva para la siguiente entrega, esta semilla hubiera resentido la duración de la cinta y Gwen merecía toda nuestra atención.

Pasemos a los villanos. Algo que me ha parecido un gran paso a delante en la secuela es la implicación de los villanos y sus correspondientes motivaciones. Por primera vez tenemos dos villanos que nada tienen que ver con Peter Parker. Son gente ajena que sí, se cruzan con Spider-Man por el camino, pero Pete no tiene conflicto alguno con ellos. Y es un milagro, porque el empeño de que los villanos tuvieran conexión emocional con Peter fue uno de los canceres de Spider-Man 3 (ese Hombre de Arena como asesino de Tío Ben…).

Max Dillon, un tipo corriente, solitario y amargado que guarda su dignidad y odio bajo una capa de patetismo. Solo quiere que lo tengan en cuenta, que lo quieran y lo necesiten. Por eso ama a Spider-Man, por eso luego lo odia y por eso obedece a Harry. Necesita más amor que energía. Jamie Foxx realiza a un tipo que a menudo abofetearías, pero es que no sabemos si es tan patético debido a que es un marginado o que es un marginado porque es un tio patético. Sin embargo, aplaudo que el villano simplemente odie a Spider-Man por sus propios motivos y no tenga la más mínima preocupación por centrarse en Gwen tras aparecer en la batalla final. Su objetivo es destruir a Spider-Man. Y punto. Su maquillaje como Electro está muy conseguido y sus batallas contra el trepamuros quitan el hipo.

hWSSkGV.jpg

Rhino es puro fuego artificial. Pero es algo que siempre había querido que Sam Raimi hiciera en unas de sus cintas. ¿Por qué no usar a uno de los rateros que Spidey atrapa como un proyecto de villano? ¿Por qué uno de ellos no puede dar lugar a tipos como Shocker, Escorpión o Rhino? Personajes de poca monta que no es necesario dar un trasfondo abrumador. Vamos, algo ligero para que Spidey no solo se cruce con un par de tíos sobrehumanos en su vida. Pues Alexei no se conforma con abrir la cinta y quedarse en un mero guiño o semilla para el futuro, sino que la cierra por todo lo alto. Y ese aspecto bélico encaja, a mi parecer, con su herencia rusa. Metal, fuego y balas. Y amenazas, muchas amenazas. Si, muy poco metraje para el Rhino, pero a veces menos es más.

Para terminar con los antagonistas, Harry Osborn. Ese personaje que empieza como amigo y que se tuerce en el camino. Destronando a James Franco en un papel que terminó por destrozar tras Spider-Man 3, Dane DeHaan despierta simpatía y amenaza con sus propios ojos. Y para eso no necesita de ningún traje o maquillaje. Ya con el juego que monta junto a Electro en las oficinas de Oscorp marca la pauta que seguirá este (seguro) líder de los Seis Siniestros. No solo me ha gustado el aspecto de DeHaan como Harry, sofisticado y elegante, sino como Duende Verde, encontrándolo perfectamente justificable. Ya no se acude a la fuente del comic, sino al origen de la criatura, al duende del folclore. Ese aire travieso que imprime al Duende, con un aspecto sucio, desagradable y encorvado lo hace parecer un criaturilla dispuesta a destriparte solo por ver que llevas dentro del pecho. Además, ese uso de su reflejo en la prisión, deformando su rostro en muecas le va que ni pintado. Si comenta que sus brotes vienen y van, seguro que cuando lo controle vemos ese verde en su piel. Verde y morada, esperemos, como la piel de Norman Osborn, que tanto su aspecto como su habitación recuerdan al visionario Howard Hughes en sus horas más bajas. Con esas ojeras moradas, la piel escamosa y esas garras es más monstruo que humano, por lo que su muerte solo puede traernos alguna sorpresa en futuras entregas. Para terminar con Harry, puedo comprender a aquellos que opinen que el personaje aparece de las nada, pero son esos mismos los que se quejan de que deberían obviar cosas para agilizar la trama. Más explicaciones lastrarían una cinta con demasiados elementos con los que trabajar. Su química con Peter es correcta y despiertan una buena hermandad, pero no podemos comparar su amistad con la que disfrutamos durante la trilogía de Raimi, perfectamente trabajada en cada una de sus partes.

Hans Zimmer y The Magnificent Six. Para empezar, que se bauticen así ya tienes como garantía que les gusta lo que están haciendo. Y lo hacen de escándalo. Si bien he de reconocer que Zimmer no es del gusto de todos, para aquellos que disfrutamos de su trabajo esto es una fiesta. Los temas están cargados de energía y ese era su propósito. Mostrar la vitalidad de la juventud de Peter como héroe. Por eso las notas que acompañan a Spider-Man lo elevan por todo lo alto. La percusión es atronadora y alguna guitarra se deja escuchar para que recordemos esos finos hilos de telaraña. Será cosa de gustos, pero Zimmer consigue realizar un trabajo para Spidey que lo coloca como héroe, mientras que Elfman dotó de personalidad a su partitura, generando una nueva sinfonía para Spider-Man, más arácnida y espectacular. Es con Electro donde más brilla Zimmer. Desde la melodía de Dillon, clásica y simplona, a las voces que suenan por la cabeza de Electro, adornado de sintetizadores y guitarras eléctricas. Magnífico. La delicadeza y el romanticismo de Gwen, la sofisticación y del dramatismo de Harry y la amenaza que supone el Duende, todo lo refleja Zimmer en su score. Y cuando la cinta termina, se va por todo lo alto, tanto que dan ganas de saltar. El tema de Alicia Keys con Lamar aporta un buen broche final a esos títulos de crédito tan siniestros.

the-amazing-spider-man-2-el-poder-de-electro-33.jpg

Si tuviera que nombrar algún aspecto negativo es la esperanza de poder ver el montaje completo de la cinta en un The Amazing Spider-Man 2.1 donde múltiples escenas se han quedado fuera. Desde Smythe en la morgue con la vaina de Electro hasta la revelación de Harry a Peter de que Oscorp lo vigila, pasando por pariciones anecdóticas como la de Flash Thompson en la graduación o Peter dudando sobre volver como Spidey o no con su máscara en las manos.

Pues ahí queda eso. Para mí, una cinta superheroica indispensable que, junto a Spider-Man 2, coronará mi podio ará
cnido cinematográfico. Gracias por haber llegado hasta aquí y leer la (extensa) opinión de un servidor.

16 comentarios

  • Aplausos para la critica, a mí también me parece que la película tiene unos aciertos muuuchos mas sonoros que sus fallos, aparte que es una gozada ver a spiderman en todo su esplendor y solo se ha conseguido en su totalidad en esta cinta.

  • Completamente de acuerdo, pese a sus defectillos me parece que en su totalidad es una excelente película de Spiderman, entretenida, buenas actuaciones, buena historia, susto al final y una excelente banda sonora, para mí de 10

  • Fantástica crítica. Tras haberla visto dos veces (la 2

  • Yo también coincido totalmente. Y añado que después de cinco películas, tres de la trilogía vieja y dos después del reboot, en esta segunda por fin veo un Spider-Man tal y como en el cómic (aunque ya apuntaba en la anterior): Irónico, burlesco, trágico y cómico a la vez, y visualmente impecable, parece salido del papel directamente. Andrew Garfiel y Emma Stone bordan sus respectivos papeles de Peter Parker y Gwen Stacy con una química que ya quisiera la pareja de la vieja trilogía, mención especial para DeHaan como un BRUTAL Harry Osborn-Duende Verde, espeluznante, lástima no haber salido más. Jamie Foxx como Electro cumple sin más, en una trama compleja y con varias sub-tramas pero bastante bien hilada en suma. Y el final tremendo, sin destripar más: Todo el mundo clavado en las butacas… En resumen, y lo siento por los detractores de la nueva saga de Marc Webb, un PELICULóN como la copa de un pino. En fin, que todo es mejorable, pero como fan del personaje salgo con una sonrisa de oreja a oreja.

  • Muy curioso esto, una escena post-créditos que que se filtró antes del estreno y finalmente fue eliminada. En ella sale el hombre del sobrero (El tal Gustav Fiers) y… La cabeza de Norman Osborn!!! Y no es fake, en la imagen se aprecia bien: http://blogdesuperheroes.es/cine-revelada-la-escena-post… Lo raro es por qué fue eliminada finalmente…

  • De todas las criticas de esta pagina, esta es con la que mas coincido. De acuerdo practicamente en todo,sobretodo en lo de la escena mitica…SU PESO EN ORO¡¡¡. Solo por esto ya recomiendo verla.

  • Me alegra ver que muchos coincidimos con que la peli mola.
    Por otro lado, recuerdo que hace ya bastante tiempo alguien filtró que había estado en el set y que vio esas cámaras en Oscorp donde guardaban la armadura y el suero Goblin (al final resulta que es el veneno de las arañas). También dijo que la cámara número 3 escondía la cabeza de Norman pero sonaba tan surrealista que la gente simplemente se reía

  • Crítica 10/10. Película 10/10

  • La peli me ha gustado más de lo que esperaba.
    Mi idea para la 3 parte:
    SPOILERS
    Clones.

  • Compro, siempre y cuando Ben Reilly aparezca con su sudadera azul!!!

  • Es tu sugerencia y genial que te guste, DEKE, pero ¿clones? Si la trama ya era enrevesada en los cómics, para plasmarlo en una peli… bufff
    Por ahora, que se centren en la creación de Los 6 Siniestros y Venom, que es lo que más interesa (Venom, por lo menos)

  • Me refería a la saga original.
    Además ¿quien no quiere ver Spiderman Vs Spiderman?

  • Por lo que he buscado por ahí, Gustav Fiers es un personaje sacados de las novelas noventeras que ilustraba Mike Zeck. Se hacía llamar The Gentleman y pertenecía al Club Maquiavélico o algo así…
    Que anda que no hay personajes en el universo Spiderman para tener que tirar de algo tan enrevesado…
    http://www.marvunapp.com/Appendix/gentlemn.htm

  • Excelente crítica, mis felicitaciones por ella.

  • en la película anterior hubieron errores pero esta nueva secuela de verdad me encanto

  • Jose Sales Latorre

    Excelente critica estoy totalmente de acuerdo contigo es de las 5 película que han hecho de Spider-man esta es la mejor de todas sin ninguna duda tiene fidelidad al cómic, esta aplicada a nuestro tiempo tiene drama y tensión, etc. En resumen lo tiene todo. La mejor de todas las películas sin ninguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *