The Amazing Spider-Man 2 El Poder de Electro Notas de Producción (Parte 2) SPOILERS

nny2.png

SOBRE LA PRODUCCIÓN Y EL RODAJE EN NUEVA YORK

 

“La ciudad de Nueva York siempre fue y será el dominio de Peter Parker/Spider-Man – allí nació, creció, fue al instituto y a la famosa Universidad Empire State,” dice Arad.  “Rodar toda la película en Nueva York fue una oportunidad única para captar las imágenes y los sonidos del mundo de Peter. La idea era aportar autenticidad y que el público de todo el mundo sienta que se une a su viaje en esta ciudad.”

 

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro es la primera película de la franquicia de Spider-Man rodada enteramente en el estado de Nueva York. “Spider-Man es de Nueva York y su historia es una historia de la ciudad,” dice Webb. “Por lo que rodar en nuestra localización real, en lugar de duplicar un estudio de rodaje, fue realmente fascinante.”


Además de rodar en la ciudad de Nueva York y en Rochester, Nueva York, la producción rodó en escenarios en Long Island y Brooklyn – incluyendo el mayor escenario jamás visto en el Empire State. De hecho, según el Gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro ha sido la película más grande que se ha rodado allí.

 

El director de producción de la película, Mark Friedberg – neoyorquino – estaba muy emocionado por la posibilidad de rodar en su tierra natal.  “Confío plenamente en el equipo técnico. Creo que esto aporta mucha energía a nuestro proceso creativo. Y creo que nos ayuda a contar la historia – es la historia de Nueva York y podemos hacer que Nueva York sea parte de la narración. Spider-Man es un superhéroe particular porque nuestra gente, los neoyorquinos, también lo somos” dice.

 

Al rodar por todo Nueva York, la producción atrajo a miles de espectadores que estaban ansiosos de ver a su héroe local en acción. “Los neoyorquinos responden a Spider-Man con mucho cariño y alegría,” dice Andrew Garfield. “Todo el mundo salió a la calle. Salían de sus pisos, casas, tiendas, gritaban y bailaban. Spider-Man es su personaje. Les pertenece. Él pertenece a la ciudad, por eso se siente bien allí.”

 

“La gente viene de muy lejos para ver el rodaje de una película de Spider-Man, porque es una historia de Nueva York, y una gran producción,” agrega Emma Stone. “Es un personaje muy querido y eso se siente en la ciudad.”

 

 kEccKmL.jpg

 

Garfield también tuvo la oportunidad, cuando pudo, de entrar en contacto con los neoyorquinos. “Viví un gran momento entre toma y toma. Jugué al baloncesto con unos niños enfundado en mi traje de Spider-Man,” recuerda Garfield. “Fue muy divertido. Tenía media hora libre, estaban jugando los chavales al básquet en la calle así que me uní al partido. Fue muy, muy divertido – uno de mis momentos favoritos…”

 

Claro que, como todo neoyorquino que se respete, aquellos niños se lo tomaron con calma. “Decían ‘Sí, estamos jugando al baloncesto con Spider-Man, ¿y qué?,’” dice entre risas Garfield.

 

Friedberg explica que como la casa de Peter Parker está a las afueras de Manhattan, el público experimentará un lado de Nueva York casi nunca visto.  “Nueva York no es solo el centro de la ciudad – es Queens, Brooklyn, DUMBO, los puentes y túneles – de hecho, Spider-Man le deja un mensaje a Gwen al lado del puente Franklin D. Roosevelt. Hay barrios que no se exploran mucho en el cine – lugares a los que nunca pensarías ir si solo tuvieras dos semanas para rodar en Nueva York.”

 

Y efectivamente, la película se rodó por toda la ciudad de Nueva York, incluyendo el exterior del edificio Hearst, que hace de las Industrias Oscorp, en la calle 57 de la Octava Avenida; en el Lincoln Center del West Side; en el barrio Bensonhurst en Brooklyn; el Distrito Flatiron de Manhattan; Union Square; Park Avenue; Chelsea; el Upper East Side; DUMBO en Brooklyn; el distrito financiero; Throgs Neck en el Bronx; East River Park en el Lower East Side; Windsor Terrace en Brooklyn; y Chinatown en Manhattan.

 

Aún así, algunas de las zonas más famosas de la ciudad tienen papeles protagónicos. En una de las secuencias de acción más importantes de la película, Max Dillon, interpretado por Jamie Foxx, recientemente transformado en el resplandeciente Electro de piel azul, deambula por las calles de Manhattan, asombrado por su recién descubierto poder para controlar la electricidad. Al descubrir que su fuerza incrementa al absorber más voltaje, Electro naturalmente acaba en Times Square – el lugar que compite con el bulevar Las Vegas Strip en términos del mayor consumo eléctrico de los Estados Unidos.

 

La producción rodó a Jamie Foxx en el concurrido Times Square por una noche, mientras que la mayoría de las secuencias fueron rodadas en el estudio de rodaje en los Estudios Gold Coast en Bethpage, Nueva York. “Construimos una gran sección de la parte norte del Times Square fuera de Long Island para tener el mayor control posible,” dice Webb. La réplica incluye copias perfectas de las fachadas de Broadway y la Séptima Avenida desde las calles 46 a 47, incluyendo Father Duffy Square, con sus gradas rojas y la cabina de TKTS rodeadas de las resplandecientes señales lumínicas de Times Square.

 

“Todos sabemos cómo es Times Square – es un lugar icónico. Aunque lo recreamos, tenía que ser y parecer exactamente como Times Square,” dice Tolmach. “Construimos un plató que era literalmente del tamaño de Times Square, con pantallas verdes literalmente tan grandes como las que se ven en Times Square – y lo iluminamos como Times Square. Era simplemente enorme.”

 

¿Por qué decidieron los realizadores re-crear Times Square en lugar de rodar en la localización real, una de las más transitadas del planeta? La respuesta es más que evidente para cualquiera que haya visto la película. La acción conlleva explosiones de Jumbotrons, coches de policía que vuelan por los aires, tiroteos y una multitud aterrada. “Creo que la ciudad de Nueva York se alegra de que la hayamos recreado y no hayamos intentado hacer eso en la de verdad,” dice entre risas Friedberg.

 

Otros de los enormes platós que Friedberg y su equipo construyeron incluyen varios interiores de las Industrias Oscorp, la corporación que en nuestra historia está a la vanguardia de la investigación genética y militar. En los teatros Grumman en Long Island, la producción construyó el despacho ático de Osborn, así como la División de Proyectos Especiales de Oscorp, mientras que la planta eléctrica de la misma se edificó en el estudio exterior de Gold Coast.

 

En el cavernoso Marcy Armony de Brooklyn, que la producción utilizó como escenario, Friedberg y su equipo construyeron el elegante vestíbulo Oscorp de tres plantas de altura, lleno de obras de arte auténticas prestadas por algunas de las galerías más prestigiosas de Nueva York. “El reto que teníamos era el de construir el vestíbulo de un edificio de quinientos millones de dólares, sin gastarnos quinientos millones de dólares, e intentar ofrecer una arquitectura buena e interesante,” dice el director de producción.

 

 

SOBRE EL TRAJE DE SPIDER-MAN

 
spidey2_lenses.JPG

“Resulta interesante que siempre trata del mismo personaje, pero en cada una de las películas el traje de Spider-Man cambia,” dice la diseñadora de vestuario ganadora del Oscar® Deborah L. Scott, quien diseñó su primer traje de Spider-Man para The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro.  

 

Para esta película, Marc Webb quiso seguir una dirección más tradicional en el estilo de Spider-Man. “En la primera película, quería que el traje fuera muy realista – como si nos preguntáramos ‘¿Cómo haría este disfraz un niño?’” dice Webb. “Utilizamos tejidos y diseños que un niño en Queens podría conseguir. Por ejemplo, los ojos – estaban hechos literalmente de gafas de sol, porque eso es lo que él tendría a mano. En esta ocasión, quise adoptar lo que hicieron en los cómics – los elementos icónicos, cálidos y familiares que conocemos de Spider-Man. Y una vez más, los ojos son una parte importante – en esta ocasión se pueden ver unos ojos grandes y amigables. Cuando las personas interactúan con el traje, te transmite calidez y cercanía, seguridad, posibilita una conexión con la gente – y creo que tiene que ver con esa mirada.”

 

Bajo la dirección de Webb, la investigación de Scott para el diseño del nuevo traje requería volver a los cómics específicos. “Fuimos muy fieles con el texto original, los cómics originales,” continúa Scott. “Y realmente queríamos tomarlos como punto de partida y trasladarlos a las técnicas y cosas que hoy tenemos disponibles para hacer una versión más estilizada y cool”. 

 

“Marc y los realizadores le dieron mucha importancia a los ojos del traje,” dice Scott. Ahora son blancos y más grandes que en la última película, están hechos de plástico de alta tecnología con unos lentes reales a través de los que puede ver. “Su forma es muy icónica,” asegura Scott.

 

“Para mi también era muy importante conseguir los tonos específicos de rojo y azul,” prosigue Scott. El azul del nuevo traje de Spider-Man es más oscuro que en la última película, con un tejido de cincha en la parte delantera y en la espalda.

 

“Hay capas y capas de diferentes tipos de efectos estampados que se hicieron primero a ordenador, se delinearon en un patrón, y serigrafiaron en múltiples capas. Todo ello se confeccionó con increíble precisión,” explica Scott. 

 

EL DISEÑO DE ELECTRO

1386098037000-ASM-Electro-800px.jpg

Para la imagen de Electro, Marc Webb eligió una dirección diferente del retrato en los comics. Se trajo al grupo KNB EFX para desarrollar los efectos especiales de maquillaje para el personaje y Sony Pictures Imageworks agregó las capas de efectos visuales que dieron vida a Electro. Greg Nicotero de KNB EFX encabezó el diseño y el maquillador Howard Berger, ganador de un Oscar® por efectos especiales, completó el look en las pruebas previas a la producción, y trabajó como maquillador durante el rodaje tanto para Foxx como para el especialista de Electro.

 

Para crear el maquillaje, KNB hizo una serie de escayolas a escala y escáneres corporales de Jamie Foxx, desde las cuales crearon esculturas tridimensionales. A partir de ahí, los artistas estudiaron diferentes diseños bajo la dirección de Webb. “Terminaron siendo 21 piezas individuales de silicona que cada día se pegaban a Jamie y a su doble Clay Fontenot,” dice Berger. “Suponía mucho trabajo, pero quise mantener la calidad de piel.”

 

Las venas de Electro son visibles en su piel azul luminiscente. En ellas fluye electricidad en lugar de sangre. Sus ojos son brillantes irises blancos.

 

Para Berger, un elemento clave en el diseño de Electro era asegurarse que el maquillaje no entorpeciera la interpretación de Jamie Foxx, con quien KNB trabajó en Django desencadenado y en Ray.  “Quería asegurarme de que Jamie podía hacer lo que tenía que hacer, y que de ninguna manera esto entorpeciera su actuación,” dice Berger. “Esculpimos todo los gestos hasta el más mínimo detalle, tanto que si Jamie fruncía el ceño, lo notabas. Es azul y lleva lentillas extravagantes pero sabes de sobra que es Jamie.”

 

Bajo la dirección de Webb, Berger también trabajó de cerca con Jerome Chen, el supervisor de efectos visuales de Sony Pictures Imageworks, cuyo trabajo aporta el efecto de electricidad al aspecto final de Electro. “Estudiamos las nubes en el horizonte y las tormentas eléctricas que se producen en ellas,” dice Webb. “Ves una luz desconcertante, mágica, de calidad etérea. Creo que es muy estimulante.”

 

Yo sabía que trabajando con Jerome, con la combinación de los dos, podríamos hacer algo diferente y no un hombre azul normal y corriente,” agrega Berger. “Por encima de nuestro diseño y los efectos visuales de Imageworks, Jamie Foxx creó un personaje bastante increíble, algo nunca antes visto.”

 

“Marc siempre nos recordaba, ‘El personaje tiene que resplandecer,’” dice Chen. “Bajo la dirección de Marc, empezamos a investigar e imaginar el fenómeno eléctrico. Casi por accidente, encontramos una imagen de un cráneo con una linterna detrás – su resplandor provenía del interior. Y eso es lo que comenzamos a analizar – la electricidad no estaba solo en la superficie de su piel, sino también en su interior – se convierte en su sangre. Él es un ser eléctrico revestido de carne. La electricidad está en el interior de su piel, filtrando su luz sobre la superficie de la misma.”

 

Como inspiración, el equipo de efectos visuales en Sony Pictures Imageworks miró al cielo. “Bajo la dirección de Marc, referenciamos las tormentas nocturnas,” dice el supervisor de efectos digitales David Alexander Smith. “Si te fijas en una de esas tormentas puedes ver que mayormente hay nubes, pero algunas veces el cielo entero se ilumina, o un rayo o relámpago lo atraviesa. Esa fue nuestra inspiración. Y lo combinamos con la red neurológica dentro del cuerpo humano – que se convirtió en nuestra iluminación interna que atrae las cargas eléctricas. Así, todo empieza en la frente de Electro – ahí se desata la tormenta eléctrica – y se va extendiendo por todo su cuerpo. El aspecto de Electro es impresionante, y combinado con la interpretación de Jamie Foxx, hace del personaje algo muy especial.”

 

“Ese azul asombra a cualquiera, dieron con un color maravilloso,” reconoce Jamie Foxx. “En cuanto me metía en la onda, me transformaba por completo, hasta mi voz cambiaba – me imaginaba que las cuerdas vocales de Electro se habían quemado.”

 

Al final, unos 150 artistas trabajaron durante un año para dar vida en la pantalla a este elemento del personaje.

 

Los realizadores querían que la primera vez que vemos a Electro – en Times Square – pareciera real. “Acaba en Times Square en sudadera y pantalones anchos – era importante que se pudiera ver cómo la luz iba saliendo de su cuerpo,” dice Tolmach. “En gran parte, fuimos muy prácticos – pusimos luces en la sudadera, pero tal y como se proyecta la luz en su rostro, pareciera que la luz emana de él. Fue increíble hacer algo así.”

 

Después, Electro roba uno de los ceñidísimos uniformes negros de sus guardias en el Instituto Ravencroft para delincuentes dementes. Fue una decisión que surgió tras un largo proceso de investigación. “Los trajes de Deb tienen su propia mitología,” dice Tolmach. “Tienes que entender porque un personaje llevaría ese vestuario; tiene que ser auténtico, verosímil y creíble. A todos nos encanta el aspecto de Electro en los comics, pero el traje no es trasladable al mundo real. Así que las preguntas que hizo Deb fueron: ¿qué haría él? ¿Cuáles son las opciones de la narración? ¿Qué ropa llevaría la gente en Ravencroft? ¿Qué llevarías puesto si estuvieras trabajando próximo a alguien que tiene carga eléctrica?  ¿Cómo te protegerías?” El traje surge de estas y otras preguntas.

 

 

SOBRE EL ENTRENAMIENTO, LAS ESCENAS ESPECIALES Y LA ACCIÓN

 4l4La2mQ.jpg

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro arranca a toda marcha con un Peter Parker que ha logrado dominar sus habilidades como Spider-Man. “Es un virtuoso en el papel de Spider Man,” dice Webb. “Atraviesa el aire a toda velocidad, volando hacia nosotros. Es el cumplimiento de un deseo vibrante  –queremos ofrecer a la audiencia, especialmente a la infantil, la sensación de volar por los aires.  Empleamos mucho tiempo intentando perfeccionar esa sensación de vuelo con los especialistas y los animadores – es emocionante que este chico sea capaz de saltar desde las azoteas y volar por los aires a gran velocidad… y además se lo pasa bomba.”

 

Para ayudar a captar secuencias de acción innovadoras y memorables, los cineastas volvieron a contar con el equipo de Armstrong, el Action Team, la renombrada familia de coordinadores de especialistas, responsables también del diseño y la creación de escenas especiales para The Amazing Spider-Man. 

 

 “Procuramos que fueran grandes y reales, recurriendo a ordenadores sólo cuando fuera imposible hacerlas mejor en la vida real,” dice el coordinador de especialistas Andy Armstrong.

 

La idea de realizar en la práctica tanta acción como fuera posible se debió a la decisión del director Marc Webb. Explica Matt Tolmach: “El público sabe intuitivamente cuándo ve algo real. Tenemos toneladas de tomas con efectos visuales –Spider-Man hace cosas que ningún ser humano puede hacer- pero quisimos que el mundo tuviese peso, credibilidad y gravedad. De manera que, donde fuera posible, hacerlo de verdad fue una parte integral de la visión de Marc para Spider-Man.”

 

Un buen ejemplo de ello es una las secuencias iniciales de la película, cuando Spider-Man va tras un camión de plutonio robado y conducido por un demente ruso, Aleksei Sytsevich. “Colocamos cámaras en la calle que fueron atropelladas,” dice Arad. “Además, un camión enorme chocó contra la cámara. Buscábamos una sensación visceral, como si realmente estuvieras allí, una sensación de verdadero peligro. Contamos con el increíble equipo de especialistas Armstrong. Iban encima de la parte trasera de vehículos, suspendidos con cables. Cuando lo ves, notas que se ha hecho de verdad, no en el ordenador. Transmite realidad porque es una toma real.”

 

“No se rodó ninguna escena de acción por que sí,” continúa Arad. “La acción impulsa la historia, pero la historia va sobre los personajes y el conflicto. Por ejemplo, la escena inicial no trata únicamente sobre lo difícil que es detener a este ruso loco que ha secuestrado un camión –aunque también lo es- trata además sobre lo divertido que es ser Spider-Man. Al volar entre los precipicios, quisimos hacer de la experiencia algo magnifico, elegante –subir el ánimo. Buscamos formas de hacerlo de una forma distinta e interesante. Y luego, cuando captura al hombre, se burla, se ríe de él, y nosotros también nos podemos reír. Puedes reírte porque Spider-Man lo va a lograr.”

 

“Atravesamos la ciudad a toda pastilla con un convoy de veinticinco coches de policía, un camión de agentes especiales SWAT, una enorme grúa que remolca un coche blindado, todo a alta velocidad, y chocamos contra otros vehículos, apartándolos del camino,” dice Armstrong. Aunque gran parte de la secuencia se rodó en Manhattan y en DUMBO, Brooklyn, las tomas a alta velocidad se rodaron en Rochester, Nueva York, donde la arquitectura histórica del centro encajó muy bien con Manhattan.

 

“La ciudad de Rochester se portó maravillosamente con nosotros,” asegura Armstrong. “Nos permitió hacer una gran secuencia de acción con vehículos en una película enorme. En la mayoría de las ciudades americanas no es posible hacer algo así.”

 

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro arranca con una secuencia de acción en un jet G-5 que fue rodada en el estudio de Gold Coast utilizando una innovadora combinación de tecnología de simulación de vuelo nunca antes utilizada.

 

 “Construimos entero el interior de un avión G-5 y luego hicimos algo que no se había hecho nunca,” dice el ganador del Oscar® John Frazier, supervisor de efectos especiales de la película. Por primera vez se le sumó a la aeronave una base en movimiento, la misma tecnología utilizada en simuladores de vuelo, unida a su vez a dos enormes aros para hacer girar el avión, como en un asador. “Es la primera vez que incorporamos una base en movimiento. Es la que proporciona el cabeceo, el bandazo, y los giros,” explica Frazier. “Cuando el avión atraviesa turbulencia la base nos da la opción de poder girarlo, incluso 360 grados o en cualquier ángulo que queramos.”

 

“Casi todas las tomas del vuelo dentro del avión las protagonizan actores, no especialistas,” dice Armstrong. “Y lo hemos hecho con mucha gravedad a su favor, para que pudieran tropezarse y caer, luchando contra fuerzas reales.”

 

La misma tecnología la empleó posteriormente la producción en una escena en la que Peter Parker salta a la pared y hasta el techo, intentando quitarse el traje rápidamente antes de que su tía May entre a su habitación. Para esta escena el plató del cuarto descansa sobre dos enormes aros alrededor de los cuales giraba la habitación.

 

Durante el rodaje Andrew Garfield permaneció mayormente erguido mientras la habitación y la cámara giraban 360 grados, usando la misma técnica de la famosa secuencia de Fred Astaire en la película Bodas Reales,  en la que Astaire bailó en las paredes y el techo.

 

“Nuestra versión es muy diferente porque Spider-Man, usando sus poderes arácnidos casi va tropezando por el techo, recorre toda la habitación, los 360 grados,” dice Armstrong, quien trabajó estrechamente con su coordinador conjunto de especialistas e hijo, James Armstrong.

 

Tras conversar en un primer momento con el director Marc Webb, a Armstrong se le ocurrió buscar inspiración estudiando las escenas especiales de los primeros días del cine. “Marc y yo, y Andrew Garfield también, admiramos la acción física vintage hecha enteramente frente a las cámaras,” explica Armstrong. “Copiamos una acción –el tamaño y el cuadro, paso por paso-  de Buster Keaton, en el que se un coche en movimiento.”

 

Los amantes del cine reconocerán un momento famoso de un corto de comedia de 1920 cuando, en plena huida, Keaton agarra la parte trasera de un coche en movimiento y lo perdemos de vista rápidamente ya que vuela en sentido horizontal casi fuera del cuadro. “Lo estudié cuadro a cuadro, descubrí cómo lo hizo y lo reproduje exactamente,” dice Armstrong.

 

“Andy Armstrong tiene una gran afinidad con Keaton,” añade Andrew Garfield. “En esta película hemos querido remontarnos a Harvey Keaton y Charlie Chaplin con el carácter físico y el humor físico de Spider-Man –queríamos captar su jocosidad y alegría.”

 

“Hay un par de payasadas en las que el propio Andrew se columpia como lo haría Spider-Man pero se estampa contra un muro y se cae, resbalándose por la pared. Esto puede parecer sencillo pero en realidad es muy difícil,” añade Armstrong. “Requiere un actor muy físico, y en esta ocasión lo hace como Peter Parker, así que no hay trucos. Lo hace el propio Andrew.”

 

Para lograrlo Garfield tuvo que seguir un estricto entrenamiento y régimen nutricional que comenzó semanas antes de rodar y continuó durante la producción.

 

“Mi entrenador, Armando Alarcón, es una de mis personas preferidas en el mundo entero,” dice Garfield. “Es una especie de general, muy amable y poderoso, le apasiona la salud y el ejercicio. El régimen fue bastante intenso –y más vale que así sea, estoy prácticamente desnudo en un traje de lycra- así que le estoy muy agradecido a Armando. No podría haberlo hecho con nadie más. Es una relación muy íntima la que tienes con tu entrenador personal.”

 

“Quise saber en qué cambiaría esta película con respecto a la primera entrega de The Amazing Spider-Man,” dice Alarcón, quien repite su papel de la primera película. “Aprendí que Peter es un poco mayor –no es el joven adolescente que era en la primera película. Pues bien, para aparentar ser mayor los músculos tienen que madurar –tienen que ser más gruesos y densos. Es fácil reconocer la diferencia entre un adolescente y un hombre -el músculo simplemente es diferente. Y, ya que es un superhéroe, quisimos acentuarlo: hombros anchos, espalda grande y gruesa, y cinturita de avispa.”

 

Alarcón dice que Garfield fue un discípulo dispuesto, capaz y dedicado –aún cuando el actor diga lo contrario. “Andrew te dirá que no es un tío al que le guste entrenar, o que no se le dan bien las pesas, pero su físico y su capacidad dicen lo contrario.” Y es que Alarcón también se implicó en que Garfield recibiera la nutrición necesaria para construir músculo: “Tuvimos que ponerle una dieta de entre 4000 y 5000 calorías al día -fuentes inmediatas de energía, como vegetales y carnes magras y simples. Tiene entre cuatro y cinco por cien de grasa corporal así que, sin energía inmediata, su cuerpo quemaría el músculo. En ocasiones comía pasta –y luego bromeaba conmigo cuando ocasionalmente me tomaba un trozo de tarta.”

 

Claro que algunas escenas exigieron especialistas bien entrenados. Para éstas, los cineastas recurrieron a Ilram Choi y William Ray Spencer. “Son dos de mis personas favoritas, me hacen quedar tan bien,” ríe Garfield.

 

“Andrew se siente verdaderamente vinculado a Spider-Man, y le gusta forzar los límites tanto como le sea posible,” dice Tolmach. “”Si le dejamos hacer una escena especial, la hace encantado. Pero siente un gran respeto hacia William e Ilram, quienes también llevaron el traje; hay cosas que ellos son capaces de hacer que Andrew no puede hacer.”

 

“Entre nosotros tres forjamos una auténtica colaboración, porque nunca se trata de nuestro ego, siempre se trata de quién puede hacer mejor la escena, sea yo, William o Ilram,” continúa Garfield. “Todo gira en torno a servir al personaje.”

 

 

SOBRE LOS EFECTOS VISUALES

 BgupVuJCYAE5HDz.jpg

Para los efectos visuales de la película, los cineastas acudieron al equipo ganador del Oscar® en Sony Pictures Imageworks, quienes han trabajado los efectos visuales en todas las entregas de Spider-Man, y al supervisor de efectos visuales Jerome Chen, quien repite su papel de The Amazing Spider-Man.  Chen dice sentirse encantado con la oportunidad de volver a formar equipo con Marc Webb. “Marc es un gran colaborador,” dice Chen. “Comprende intuitivamente los efectos visuales. Son como un segundo idioma para él. Crea un diseño básico, un encuadre holgado y luego te permite despegar, hacer tu propia investigación y regresar con tus propias ideas. Aún la más chalada de la ideas –la aceptará, la comentará y la adaptará en la historia.”

 

Toda película de Spider-Man enfrenta fuertes retos de efectos visuales, y The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro no ha sido una excepción. Uno de los mayores retos según Chen, ha sido el de crear los elementos de efectos visuales de Electro. El reto se planteó en dos frentes –primero, añadir el elemento eléctrico al propio personaje y segundo, descubrir cómo se manifiesta la electricidad generada por el personaje.”

 

(Para más información sobre los elementos de efectos visuales en el personaje, por favor consulte la sección “El diseño de Electro.”)

 

Para Chen era importante conseguir que la electricidad disparada por Electro fuera tan visualmente impactante como fuera posible. “Hemos querido hacer algo inesperado,” dice. Estudiaron la naturaleza. Recuerda: “Analizamos los colores y texturas en fotografías del espacio y animales subacuáticos. Observamos las nebulosas, las tonalidades y gamas de los animales tropicales. Introdujimos esos colores en la transformación de Max en el tanque y luego, cuando Electro empieza a disparar sus rayos eléctricos, no es un simple arco de electricidad azul –es naranja y morado. Mantenemos el color en la gama.”

 

“Desde el principio la pauta directoral fue que la energía de Electro debía ser ‘hermosa pero letal,’” dice uno de los supervisores de generación por ordenador, Christopher Waegner. “Estudiamos imágenes a alta velocidad de relámpagos para ver las grietas eléctricas. Estudiamos las bobinas Tesla, esferas de plasma, cada una de estas representaciones de la energía y las juntamos. Los relámpagos se componen de una docena de capas de elementos, dependiendo de qué tipo de descarga se dispare y cómo ésta reacciona con el ambiente.”

 

El equipo de efectos visuales fue responsable también de generar digitalmente gran parte del Times Square. Aunque el equipo de producción construyó un enorme e impresionante plató, algunos elementos sólo podían lograrse por ordenador. Esto incluía los edificios, el interior de los mismos, escaparates, letreros, carteles, iluminación e incluso pequeños detalles como macetas y farolas.

 

Para recrear Times Square, el equipo de efectos visuales comenzó por la realidad. “Mucho antes de que el equipo de producción empezase, rodamos una panorámica de Times Square –cubrimos cada pulgada con una cámara de cine, otra fija y contamos con un equipo de topógrafos,” dice el supervisor de efectos digitales David Alexander Smith. “Captamos cada detalle, lo llevamos al taller y lo construimos. Le aportamos una geometría compleja pero eficiente que nos resultara útil y brinda además un aspecto auténtico.”

 

“Times Square es obviamente un lugar enorme. Por ejemplo, hay 140 pantallas gigantes Jumbotron –cada una reproduce un material distinto,” dice Chen. “Tuvimos que crear nuestro propio material para cada pantalla gigante. De manera que no sólo creamos un ambiente digital sino además, cientos de vídeos. Y, posteriormente en la secuencia, esto se convierte en un punto importante de la historia: todas estas pantallas muestran a Spider-Man o a Electro. Para Marc, esta es una escena sobre cómo Electro desea ser visto así que, cuando las pantallas cambian para mostrar a Spider-Man, se produce un momento crucial para Electro al percibir este que Spider-Man le roba la atención.”

 

Como si el hecho de construir uno de los espacios urbanos más emblemáticos del mundo no bastara para complicar la secuencia, Webb y Chen añadieron otro elemento –el Sentido Araña. “Electro ha destruido uno de los lanza- telarañas de Spider-Man, y éste debe ingeniar cómo salvar a la gente en las gradas,” explica Chen. “A Marc se le ocurrió la idea de que se detuviera el tiempo, y entonces, Spider-Man intenta averiguar cómo salvar a toda esta gente en un solo momento. Lo llamamos la toma del Sentido Araña -todos están de pie, congelados en el tiempo- y Spider-Man es el único que se mueve y lo atraviesa.”

 

Aunque existían una variedad de soluciones para lograr la secuencia, los cineastas eligieron una sorprendentemente práctica. “Andy Armstrong fichó a bailarines, atletas –personas que tienen un control muscular extraordinario- y les pidió que permanecieran inmóviles, tan bien como pudieran, durante los cinco o seis minutos que tardó la cámara en pasar,” dice Chen. “Todos practicaron durante semanas, manteniendo la postura –ya fuera de pie o corriendo a punto de caerse. Construimos algunos apoyos para ayudarles a sostener su propio peso si se encontraban en una pose dinámica. Luego, en post-producción, pudimos pintarles o congelarles lo mejor posible –fueron meses de esfuerzo para hacer creíble la ilusión.”

 

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro también representa un avance en la forma en la que Spider-Man se columpia por la cuidad. “Se ha convertido en una especie de temerario,” dice Chen. “Se balancea lo más alto que puede y luego, cae tan cercano al suelo como sea posible, antes de disparar la próxima telaraña. Así, en algunos momentos le permitimos caer; incluso en una toma parece como si tuviera una cámara ceñida al pecho -¿cómo se vería ese momento? Nos divertimos mucho ideando formas de interacción entre él y la ciudad -conservando la gravedad y la física para hacerlo creíble.”

 

Aun así, muchas cosas de Spider-Man nunca cambiarán y, con la experiencia de los animadores de Sony Pictures Imageworks, Chen no podía haber pedido un mejor equipo. “Nuestros animadores son expertos observadores,” dice. “Estudian los movimientos, sean caricaturescos o realistas. Tienen la habilidad de imitarlos y luego brindarles sus propios matices. Observaban los movimientos de Andrew y luego hacían sus propias pruebas antes de animar los cuadros clave a mano, dándoles sus propios toques. Los resultados son verdaderamente hermosos.”

 

El elemento final de los efectos visuales fue el tercer villano de la película –el Rinoceronte. “Contamos con cierta licencia creativa al crear este maravilloso villano –uno que podría hacer reír a la gente e inspirar miedo a la vez,” dice Smith. “Estudiamos antiguos tanques militares y equipamiento militar rusos. Tenía que ser firme, no inestable, pero, al mismo tiempo, es una mezcla de elementos. Acabamos con algo muy fuerte y divertido a la vez, un reflejo del personaje creado por Paul Giamatti.”

 

Aun cuando el traje de Rino sería enteramente generado por ordenador (2.295 piezas de geometría generada por ordenador, incluidos 263 tuercas y tornillos), Giamatti actuó en el plató sobre una unidad móvil de 4 metros de altura. “Fue importante por varias razones poner a Paul Giamatti en alguna clase de aparato físico en el plató,” dice Chen. “Marc quiso que Andrew y Paul tuvieran referencias visuales correctas –tenían que mirarse e interactuar. Además, ya que esta escena ocurre a plena luz del día en Park Avenue, la iluminación de Paul era la correcta al ponerle el traje generado por ordenador. Estoy seguro que los espectadores no tenían idea de lo estaban viendo, pero queda grandioso en la película.”

 

SOBRE LA MÚSICA

 hans-zimmer-assembling-a-supergroup-for-the-amazing-spider-man-2-147763-a-1383298535-470-75.jpg

Para la música de la película, los cineastas experimentaron con un arreglo fuera de lo común.  Marc Webb ha contado con el compositor ganador del Oscar® Hans Zimmer para formar un súper grupo que incluye a Pharrell Williams (posiblemente uno de los talentos más populares de la actualidad musical, partícipe en dos de los mayores éxitos del 2013), Johnny Marr de The Smiths, Michael Einziger de Incubus y Junkie XL –entre otros- para trabajar juntos en la música de la película.

 

El resultado es una banda sonora creada por un grupo: Hans Zimmer y los Magníficos Seis, con la participación de Pharrell Williams y Johnny Marr.

 

Zimmer dice, “Marc y yo estuvimos conversando sobre Spider-Man y, a medida que se corrió la voz, muchos de nuestros amigos músicos empezaron a llamarnos deseando formar parte del proyecto, por la sencilla razón de que aman a Spider-Man. Eso fue lo que nos unió a todos –el gran cariño que le tenemos a Spider-Man. Con todos estos enormes talentos esperando unirse a nosotros, fue Marc quien dijo ¿Por qué no hacemos un grupo?’”

 

“El sonido y la imagen están inextricablemente enlazados,” dice Webb. No puedo pensar en el uno sin el otro. Así que, al hacer esta película, he querido buscar un colaborador musical que pudiera aportar voces distintas para crear un gran paisaje sonoro. También quería rock –la película está ambientada en Nueva York, donde nació el punk, el hip-hop, donde la música electrónica tiene mucho peso. Así,  mediante la música, pudimos aportar realismo y actualidad a la película.”

 

“Sentí que, y es una apreciación personal, las películas de superhéroes necesitaban un nuevo enfoque,” prosigue Zimmer. “Las ideas realmente surgieron de una conversación que mantuvimos Pharrell y yo hace como un año acerca de los ingredientes que hacen que la música haga eco en nuestras vidas. Spider-Man es un hombre joven, recién graduado de la universidad. Vive cosas grandes pero se enfrenta a ellas de manera distinta a una persona mayor, y las enfrenta con un sentido de humor juvenil y la actitud temeraria propia de un joven neoyorquino. No creo que en su cabeza escuche la tuba Wagneriana o las cuerdas de Mahler describiendo sus emociones y experiencias. Él se expresa a través del rock ‘n roll.”

 

Con eso en mente, Zimmer y sus colegas músicos partieron de cero. “Spider-Man no tenía toda la identidad musical que deseábamos –merece una cualidad icónica. Quise interpretar América, pero una nueva América. Marc quería bombos y platillos y me llevó un tiempo descubrir cómo reconciliar en mi mente esa idea con mi enfoque de “grupo”, lo que al final significaba tener un gran solista –un gran líder, no una sección orquestal de trompetas. Pensé en mi trompetista favorito, Arturo Sandoval. Tomamos la ejecución dinámica de Johnny Marr y la yuxtapusimos contra el tono heroico de Sandoval para darle alas a la pieza. Lo hicimos muy al estilo neoyorquino: dos culturas en colisión, dos fuertes personalidades musicales uniéndose para ofrecer algo fresco.”

 

De manera que Zimmer y su banda reinventaron la banda sonora desde un enfoque que supone un giro de 180 grados a como se hace habitualmente. “Verdaderamente acogimos el sistema de valores –el pulso- del rock n’ roll,” dice Zimmer. “Dijimos, ‘Comencemos por escribir suficientes canciones como para hacer un álbum y luego derivamos la banda sonora de las melodías contenidas en esas canciones.”

 

Para conseguirlo, Zimmer reunió algunas de las leyendas reinantes en sus propios  terrenos. “Quise crear un caos colectivo donde todos los músicos pudieran conocerse al tocar juntos. Para los músicos es fácil retroceder a ese sentimiento y energía de quiénes eran a los veinte años cuando tocaban en su primer grupo (bueno, Andrew K y Steve Mazzaro son veinteañeros…) Contamos con Johnny Marr, Pharrell Williams, Mike Einziger, Ann Marie Simpson, una fabulosa violinista; Steve Lipson, quien estaba a cargo de la ingeniería de sonido y producción, Junkie XL, quien puede hacer muchas cosas pero rápidamente se dio cuenta que lo suyo sería tocar el bajo, así que cogió un bajo y ahora es el bajista; Andy Page, un brillante músico electrónico. Comenzamos a improvisar con Marc, elaborando las ideas como en una banda de garaje, inventando el sonido para la película. Nunca se trató de nombres famosos. Se trató de todos ellos siendo grandes músicos y juntando ese espíritu generoso y juguetón que les ha convertido en famosos.” Los Magníficos Seis son Pharrell Williams, Johnny Marr, Michael Einziger, Junkie XL, Andrew Kawczynski, y Steve Mazzaro.

 

Pharrell Williams comenta que Zimmer es su mentor y el líder indiscutible de la banda. “Hans fue el núcleo, el ímpetu,” dice Williams. “Nos dirigió en el camino, como un general. Todos tuvimos que reconocer nuestras propias tendencias y descubrir con qué contribuiríamos a la dirección aportada por Hans. Hans ni siquiera se imagina de qué manera sus ideas suponen gestos gigantes para nosotros.”

 

“Hemos pasado un buen rato y ha sido muy interesante trabajar en The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro” dice Johnny Marr. “Hans siempre me mantiene alerta y hace que todos piensen en la música en maneras poco habituales. Creo que algunos temas sorprenderán al público.”

 

Como ejemplo de trabajo conjunto de la banda, Zimmer recuerda el desarrollo de uno de los temas. “Comenzó con un tema creado por Mikey Einziger. Luego Ann Marie Simpson lo llevó un poco más lejos, de una manera traviesa que se tradujo en un reto para la interpretación de Mikey, cosa que él claramente recibió con los brazos abiertos porque agradece un buen desafío. Él se fue a ensayar y de ahí lo retomé yo, añadí algunas notas, más complicaciones –en parte para forzar sus límites y convertir el motivo en algo más parecido a un tema. Esta semilla luego se transformó en un tema mucho más grande una vez que todos aportaron sus ideas.”

 

Otro ejemplo: “Para el tema romántico, Johnny llegó una mañana con un grupo de acordes bastante completo. Johnny y yo trabajamos en ello y, mientras lo hacíamos, Pharrell estaba allí sentado en silencio, tecleando en su móvil. Cuando Johnny y yo terminamos con los acordes, Pharrell dijo, ‘Vale, ¿me dejáis un micrófono?’ Evidentemente Pharrell no estaba enviando mensajes –estaba escribiendo la letra y melodía para la canción en la que Johnny y yo estábamos trabajando. Y así surgió nuestro tema de amor.”

 

Para el tema de Electro, nuevamente los músicos tomaron una dirección distinta. “Pharrell, Marc y yo observamos al personaje y dijimos, ‘¿Sabes qué deberíamos hacer? Escribirle una ópera.’ No es una ópera como se la imaginaría tu padre. La instrumentación es mucho más aventurera de lo que generalmente se incluye en una banda sonora para una película -12 vientos de madera con voces distorsionadas (¿he mencionado que nuestro director es un fagotista retirado?) combinado con un serio ostinato de guitarra de Johnny Marr y otro electrónico de Junkie XL. No parece una canción exactamente, tampoco una banda sonora; es algo más, y eso es precisamente a lo que siempre aspiramos.”

 

Zimmer dice que tiene otra razón para colaborar con Williams en repetidas ocasiones: “Una de las razones por las que me encanta trabajar con Pharrell es que a mí se me ocurren acordes melancólicos y él se inventa una melodía preciosa.”

 

Zimmer también resalta que la banda tuvo otro miembro en toda regla: el director Marc Webb. “Es un auténtico músico de corazón,” dice Zimmer. “Finge no saber nada de música clásica y luego al charlar deja caer palabras como ostinato y diminuendo. Tiene el entusiasmo y la pasión de un músico, y luego se acerca y te explica claramente de lo que trata la idea subyacente de una escena.”

 

“Nunca ha habido una banda sonora como ésta,” dice Webb. “No suena como ninguna otra obra de Hans Zimmer. Su inspiración proviene de óperas de Purcell y dubstep en la misma pieza. Los extremos que pudimos explorar en el ámbito musical son simplemente extraordinarios.”

 

La música hasta nos da una pista de los peligros por venir. La canción “It’s On Again,” interpretada por Alicia Keys con la participación de Kendrick Lamar, incluida en la película, contiene un tema musical creado por Hans y Pharrell entretejido con la canción. Los cineastas y los compositores planean que este tema será, en películas futuras, el tema malvado de Los Seis Siniestros.

 

“Finalmente, lo que a todos nos ha unido es que todos amamos este personaje,” concluye Zimmer. “Todos crecimos con la idea de Spider-Man, y es una gran sensación poder formar parte de ello.”

 


12p7.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *