SPIDERMEN II 4: UNA HISTORIA DE DOS BARBARAS

Si creías que el mes pasado ya te habías enterado de todo lo que tenías que saber acerca del otro Miles Morales… bueno, este número ha venido a desmentir tal conjetura. Seguimos escarbando en el pasado del mejor amigo de Wilson Fisk y pasando por los momentos que han definido su vida. El hombre que se llama igual que nuestro joven trepamuros abre y cierra el cómic, mientras que el auténtico Miles, junto a Peter Parker, que más que coprotagonista parece comparsa, se quedan con el resto de las páginas.

 

EL RECUERDO DE VANESSA

Ya sabes que siempre tenemos problemas para situar acontecimientos del pasado del Universo Marvel en una cronología bien definida. El Universo Marvel está hecho para durar, y de ahí que haya acontecimientos que se narraron en cómics publicados hace diez, treinta, cincuenta o incluso más años, pero que para el personaje protagonista ocurrieron un tiempo atrás imposible de precisar. Bendis, que se las ha visto y se las ha deseado con este tema, ya opta por simplemente indicar que algo sucedió hace muchos años. El caso que aquí nos ocupa es el de la muerte de Vanessa Mariana Fisk, la esposa de Wilson Fisk. Este secundario fue presentado, por Stan Lee y John Romita, en The Amazing Spider-Man #70 USA (1969), aunque hasta unos meses después no la veríamos de manera completa. Esta sufriente esposa pasó toda su vida intentando que su marido abandonara el crimen organizado para dedicarse a los negocios honestos… algo que nunca terminó de conseguir. Vanessa murió fuera de plano, de manera que supimos de ello en Daredevil vol. 2, #93 USA (2007. Marvel Saga. Daredevil nº 16), cuando ya no era Bendis quien se encargaba de las aventuras del Diablo Guardián, sino su sucesor, Ed Brubaker. En tiempo real, ha pasado más de una década desde la publicación del cómic, pero en “Tiempo Marvel” no debería llegar siquiera a un par de años.

 

A LA SOMBRA DEL OGRO

Vanessa, modelo de esposa de mafioso

 

LA TENTACIÓN PERMANENTE

A Bendis le queda muy poquito tiempo en Marvel. De hecho, cuando leas estas palabras, ya habrá abandonado la editorial en la que se ha dejado los dieciocho años más brillantes de su carrera. Pero en estos episodios escritos por él que nos quedan por leer todavía podemos llegar a contemplar uno de sus lugares comunes: el de Spider-Man desvelando la identidad secreta a la chica que le gusta. En tiempos de Stan Lee, Steve Ditko y John Romita, no había nada que Peter Parker protegiera más que su identidad secreta. Nadie la conocía en aquel entonces, y la excepción a esa regla era una auténtica pesadilla (El Duende Verde, para ser exactos). Cuando Bendis reinventó el personaje para el siglo XXI, en Ultimate Spider-Man, quiso que la realidad del momento actual se hiciera presente en la serie, y en esta realidad no hay nada más frágil que el anonimato. El trepamuros definitivo enseguida se desenmascaró ante Mary Jane, y detrás de ella vinieron muchos más. Una gran parte de los villanos sabían quién era, y cuando murió lo supo todo el mundo. La fiesta ha continuado con Miles, que trató de mantener el secreto durante un tiempo, pero a estas alturas lo conoce la práctica totalidad de su entorno, SHIELD, un montón de compañeros de heroicidades… ¿por qué no Barbara, esa chica que acaba de conocer y que bien podría ser hija de agentes de Hydra? ¡No es una exageración, es algo que ya ha ocurrido! Por cierto, que no te pase inadvertido que esta Barbara, con la que hay tanta química, se llama igual que la que fuera esposa del otro Miles. ¿Nos está diciendo Bendis que están condenados a vivir vidas paralelas? ¿Y qué significa exactamente eso para nuestro héroe? Ah, sí: tanto Miles como Peter recuerdan las Guerras Secretas… y todo lo que ocurrió antes. La cosa está tan calentita que el próximo número quizás sea el del regreso del Universo Ultimate.

 

MILES LE CONTÓ TODO

Y en su casa eran muy de Hydra

 

Spot On originalmente aparecido en Spidermen II nº 4

 

SPIDER-MAN 21: EL DESCANSO

Poco han durado las vacaciones en el lejano Japón. Miles vuelve a casa con las pilas cargadas, aunque con importantes decisiones que tomar acerca de su futuro. “Como ocurre con cualquier adolescente en Estados Unidos, tiene una vida muy complicada, llena de responsabilidades con las que no contaba hace apenas unos meses”, explica Bendis en una entrevista con nuestro compañero Josh Weiss, de Marvel.com. “La parte de su vida como Spider-Man, que podría ser el equivalente de los deportes, el arte o las responsabilidades sociales en cualquier otro chaval, le ocupa tanto tiempo que consume toda su energía y no le queda para nada más. Sus experiencias de los últimos tiempos le han servido para comprender que hay algo que definitivamente no está enfocando bien”. El autor considera que esta aventura se complementa perfectamente tanto con el episodio perteneciente a “Generaciones”, que se pone a la venta este mismo mes, como con Spidermen II, actualmente en curso. A la vuelta de la esquina aguarda Marvel Legacy, con una nueva formación de Los Seis Siniestros que te dejará a cuadros. Como puedes ver en el avance del próximo número, hay una nueva Araña de Hierro en la ciudad… ¡y cuando sepas de quién se trata, te vas a quedar a cuadros!

 

LA NOTICIA QUE NO QUERÍAMOS DAR

A cuadros no, lo siguiente a lo siguiente. Así nos quedamos nosotros cuando nos amanecimos con el comunicado de que Brian Michael Bendis había tomado la decisión de abandonar La Casa de las Ideas. Hay que tener en cuenta que Bendis lleva con nosotros desde el arranque del siglo; que fue una de las figuras que más contribuyó, en aquellos primeros y apasionantes años de Joe Quesada, a que la editorial volviera a molar; que ha sido quien ha articulado, a lo largo de todo este tiempo, buena parte del Universo Marvel, y que a día de hoy era el último vestigio de aquella época brillante y que tanto echamos de menos, en la que también estaban gigantes como Mark Millar, Grant Morrison y Joe Michael Straczynski. En estos diecisiete años, Bendis ha tocado techo en Marvel: Reinventó a Spiderman y consiguió no sólo que funcionara, sino que fuera apasionante; nos dejó una inmejorable etapa de Daredevil; volvió a hacer relevantes a Los Vengadores cuando a nadie les importaban ya; creó a Jessica Jones, Maria Hill, Miles Morales; llamó la atención sobre Luke Cage o Spiderwoman cuando nadie daba un duro por ellos; escribió buena parte de los eventos que han conformado La Casa de las Ideas en la última década y se convirtió, en definitiva, en un hombre asociado a la editorial como lo fueran en otro tiempo Jack Kirby, John Byrne o Chris Claremont. Su pérdida es incuantificable y el hueco que deja será muy difícil de llenar, aunque confiamos en que no imposible. A día de hoy, todavía no sabemos qué sucederá con las cuatro colecciones que venía escribiendo, aunque él mismo ha asegurado que Marvel está comprometida a seguir adelante tanto con Miles como con Riri. ¿Bajo qué parámetros? En cuanto lo sepamos, daremos los detalles. Pero hasta hace unas semanas era inconcebible que ningún otro autor se acercara al Hombre Araña Definitivo, igual que era inconcebible, en 1991, que otra persona que no fuera Chris Claremont guiara el destino de La Patrulla-X. Primero con 160 entregas de Ultimate Spiderman, luego con este reinventado Hombre Araña, Bendis ha estado ahí desde el principio y tardaremos mucho en creer que no es él quien continúa con la saga.

 

BENDIS TIRA EL MICRÓFONO

Esta portada tiene ahora un nuevo significado

 

NUESTRA REACCIÓN

No, no lo acabamos de llevar bien

 

Spot On aparecido originalmente en Spider-Man 21

PACTO INTERGENERACIONAL: MARVEL ANTE EL RETO DEL LEGADO

Desde los tiempos de Marvel Now! hasta la actualidad, La Casa de las Ideas se ha atrevido a potenciar un conjunto de nuevos personajes derivados de algunos de sus más clásicos y respetados iconos. El objetivo no era, en absoluto, sustituir a Thor, Hulk o el Capitán América, sino introducir jóvenes héroes que conectaran con la diversidad, complejidad y riqueza del siglo XXI. Desde La Antorcha Humana de Los 4 Fantásticos hasta La Patrulla-X de la Segunda Génesis, desde James Rhodes en el papel de Iron Man a Ben Reilly como Spiderman, la editorial siempre ha buscado dar continuidad a sus personajes mediante versiones puestas al día de los mismos que, en muchas ocasiones, ponían el acento en minorías étnicas. La fuerza centrífuga del Universo Marvel termina por colocar las cosas en su sitio y tras “Imperio Secreto” ese momento parece haber llegado: Con Marvel Legacy, ha llegado la hora del back to the basics, y una pregunta resuena en el ambiente. ¿Seguirán adelante esos nuevos héroes, como Kamala Khan, Miles Morales, Riri Williams o Amadeus Cho, o por contra caerán en el olvido?

Generaciones es un proyecto inusual. Lo podemos definir por lo que es, un conjunto de especiales autoconclusivos en que los héroes de legado entran en contacto con sus respectivas contrapartidas adultas en un momento del pasado de éstas, pero también por lo que no es: no estamos ante un evento por sí mismo, aunque parte de los acontecimientos que han tenido lugar en el evento de mayor envergadura que ha tenido lugar en el último ciclo editorial; los especiales tampoco forman parte específica de las colecciones de ninguno de sus protagonistas, pero impactarán en el futuro de todas; no encajan en la filosofía seguida por La Casa de las Ideas en estos años, pero tampoco terminan de hacerlo en la anunciada Marvel Legacy. Generaciones surgió del discurrir de “Imperio Secreto”. Al comienzo de la saga, mientras un corrompido Capitán América arrasaba con su país, sus amigos y todo lo que hasta entonces representaba, el auténtico Steve Rogers, con sus principios morales y su heroísmo intactos, se materializaba en un misterioso lugar, conocido como Punto de Fuga, donde parecían terminar amigos y enemigos que habían sido afectados por el Cubo Cósmico, ya fuera de manera directa o por las acciones llevadas a cabo por el Capi después de haber sido afectado por este artefacto. En el décimo capítulo, Steve lograba acceder a nuestra realidad y enfrentarse a su yo alterado. Tras la batalla final, algunos de los héroes que habían participado de la misma se veían transportados al Punto de Fuga. El hecho ocurría en una viñeta, y en la siguiente ya estaban de vuelta, al más puro estilo de las clásicas Guerras Secretas. ¿Qué había ocurrido entre una y otra viñeta? La respuesta está en estos especiales, originalmente publicados en Estados Unidos durante los dos últimos meses de “Imperio Secreto”. De cara a este volumen, y aunque la lectura de cada episodio funcione de manera autónoma, hemos optado por el orden de publicación seguido en Estados Unidos.

 

HULKS: AMADEUS Y BRUCE

En el primer especial de Generaciones, el actual Piel Verde retrocede a los tiempos del Hulk iracundo de pantalones morados siempre perseguido por el ejército. Greg Pak, guionista que alcanzara la fama con una de las aventuras más celebradas de Bruce Banner, “Planeta Hulk”, pero que también está detrás de la creación de Amadeus Cho, con la ayuda de Matteo Buffagni en los lápices, afronta este encuentro de sus dos personajes fetiche, que encaja a la perfección en las tribulaciones que ha venido padeciendo El Alucinante Hulk. Al contrario que su antecesor, Amadeus se caracteriza por mantener un estricto control sobre sus transformaciones y controlar así a la bestia interior. Sin embargo, algunas circunstancias ocurridas durante sus aventuras, especialmente después de que Banner fuera asesinado en el curso de “Civil War II”, le están empujando por una senda incierta. La criatura furiosa, hasta ahora confinada en el maletero de un coche metafórico conducido por Cho, está ahora libre y condicionará su futuro. Con toda probabilidad, su destino se verá alterado tras “Imperio Secreto”, una vez responda a la llamada de socorro que llega de Sakaar.

CHICAS MARAVILLOSAS: JEAN Y FÉNIX

Venida desde el pasado junto al resto de sus compañeros de los Cinco Originales, nadie como la joven Jean Grey ha luchado para escapar de su destino: el de transformarse en huésped y víctima de la entidad cósmica todopoderosa que conocemos como la Fuerza Fénix. Con esos condicionantes, la actual Jean se cruza en el camino de su equivalente adulta en un momento muy concreto de su existencia, el periodo que va desde que La Patrulla-X es dada por muerta, al final de The X-Men #113 USA (1978), hasta el reencuentro de Jean con sus compañeros, en The X-Men #126 USA (1979). Es también el periodo en que Mente Maestra trataba de corromperla, de cara a que se uniera al Club Fuego Infernal. Falta, por lo tanto, muy poco tiempo para que sufra su primera muerte, en el curso de “La saga de Fénix Oscura”. Cullen Bunn, guionista de Jean en Patrulla-X Azul, y R. B. Silva, uno de los dibujantes de la misma, con un estilo que fusiona elementos de Stuart Immonen y Frank Cho, conducen la experiencia, que tendrá continuidad tanto en la serie propiamente dicha de Jean como en La resurrección de Fénix, acontecimiento a publicar en los primeros estadios de Marvel Legacy.

 

LOBEZNOS: LAURA Y LOGAN

Desde que sustituyera a Lobezno tras la muerte de éste, Laura Kinney ha protagonizado una excelente colección con guiones de Tom Taylor, quien ahora escribe este especial en que la mutante se encuentra con su mentor en un contexto familiar, el de Tokio y las luchas contra interminables legiones de ninjas, para componer una trama sencilla, con predomino de la acción, pero bajo la que late un subtexto poderoso, centrado sobre la relación paterno-filial de los protagonistas. El español Ramón Rosanas (Hombre Hormiga) ilustra esta historia, en la que encontramos unos pocos detalles que permiten contextualizarla durante un amplio periodo. Lobezno viste su uniforme amarillo, pero estamos en una época en la que ya ha adoptado a Akiko y todavía está viva Mariko, por lo que cabe situar el relato entre la recuperación del traje clásico y la muerte del gran amor de Logan.

 

THORS: JEAN Y ODINSON

Jason Aaron, el autor que escribiera las aventuras del Hijo de Odín durante una aclamada etapa y lleva un tiempo equiparable narrando la saga de la mujer digna de sostener Mjolnir, procura la reunión de ambos, en una época a la que ya se ha aproximado antes en sus relatos: cuando la humanidad era joven y Odinson todavía no era capaz todavía de blandir Mjolnir. Dibuja Mahmud Asrar, un profesional todoterreno, injustamente minusvalorado, que después de pasar tanto por Vengadores como por Patrulla-X, tendría que haber alcanzado ya la categoría de estrella. En estas páginas, combina su personal lápiz con claras influencias tanto del Thor de Simonson como del de Coipel. El cómic toma también como referencia el enfrentamiento que tuviera este Thor primigenio con Apocalipsis, en un episodio retrospectivo de Imposibles Vengadores, para luego apuntar, más que ningún otro de los especiales aquí reunidos, hacia el futuro inmediato: las últimas páginas enlazan directamente con Marvel Legacy: Alfa.

 

OJOS DE HALCÓN: KATE Y CLINT

Durante la unánimemente aclamada etapa de Matt Fraction y David Aja, Kate Bishop se situó como la perfecta compañera de batallas del Ojo de Halcón original, un papel en el que ha ido ganando importancia, hasta quedarse ella como única protagonista de la más reciente temporada de la serie, con Kelly Thompson (Fuerza-V) como guionista. Esta misma autora encara el cruce entre Kate y un Clint Barton en los inicios de la carrera de él, cuando todavía no había completado el viaje que le llevaría desde su ambivalente posición de los primeros tiempos hasta las filas de Los Vengadores. Stefano Raffaele, sólido dibujante que al igual que Asrar merecería mayor consideración, coreografía un especial que pone el acento sobre la complicidad de ambos héroes y que nos deja unos cuantos momentos deliciosos y un final memorable.

 

IRON MEN: TONY Y RIRI

Quizás el especial más extraño de todos los aquí reunidos.  Brian Michael Bendis fue el guionista de que, después de haber escrito sus aventuras durante una temporada, se atrevió a sustituir al Hombre de Hierro original por una adolescente superdotada con muy mala suerte en la vida. Aquí, se permite el lujo de romper con la estructura utilizada por el resto de sus colegas. Hubiera sido muy sencillo conducir a Riri, por ejemplo, a la época en la que Tony estaba inmerso en una de sus crisis alcohólicas, pero en lugar de eso ha optado por llevársela a un posible futuro lejano y enseñarnos qué ocurre allí. Como efecto secundario, el guionista arroja jugosas pistas, no sólo acerca de lo que aguarda a Riri a la vuelta de la esquina, sino sobre lo que cabría esperar de otros actores fundamentales del Universo Marvel. El viaje está parcialmente ilustrado por Marco Rudy, un singular artista, en las antípodas de lo que cabe esperar en un cómic de superhéroes, con el que ya coincidiera Bendis durante su etapa en La Patrulla-X.

 

CAPITANES MARVEL: CAROL Y MAR-VELL

De todos los héroes de legado con que cuenta La Casa de las Ideas, la Capitana Marvel quizás sea la que tenga su papel más consolidado. El Capitán Marvel, héroe de quien ha tomado su manto, lleva muerto y enterrado desde 1982, y pese a que su resurrección se haya insinuado en muchas ocasiones, lo cierto es que Mar-Vell parece haber adquirido la condición de muerto intocable, con mayor utilidad en la tumba que fuera de ella. En el otro extremo, Carol Danvers está muy asentada como Capitana Marvel, hasta el punto de que va a protagonizar la primera película de Marvel Studios con una mujer como cabeza de cartel. La guionista de su actual colección, Margareth Stohl, ha escrito una aventura en la que Carol se une a Mar-Vell en el periodo en que éste se encontraba confinado en la Zona Negativa y sólo podía escapar de allí cambiando su posición con Rick Jones. Dibuja Brent Schoonover, con un peculiar lápiz con trazas clásicas y al mismo tiempo underground.

 

MS. MARVELS: CAROL Y KAMALA

En esta historia, Carol Danvers repite protagonismo, pero ahora es ella quien recibe la visita de su sucesora. Kamala Khan probablemente sea el personaje de la factoría que durante la actual década haya alcanzado una mayor relevancia, capacidad para construir legiones de lectores y solidez para garantizar su permanencia. G. Willow Wilson la creó, junto a la editora Sana Amanat, sin tener para ello que quitarse de en medio a la heroína de la que tomaba su nombre, lo que le garantizó la confianza del fandom. La acción se enmarca en el contexto de la primera serie abierta que protagonizara la Ms. Marvel original, allá por la segunda mitad de los setenta, y tanto el lápiz de Paolo Villanelli (Escuadrón Supremo) como la paleta de color de Ian Herring así lo refrendan. Para la ocasión, se ha recuperado a Ave de Muerte, una de las villanas que se enfrentara con Ms. Marvel en sus años dorados, así como el genuino sabor del Daily Bugle de aquel entonces.

 

SPIDERMAN: MILES Y PETER

Brian Michael Bendis se mantiene como narrador fundamental de las andanzas del joven trepamuros e incorpora este especial a su discurrir biográfico, de tal manera que funciona en conjunción con recientes números de la serie abierta o con la miniserie Spidermen II. El autor, esta vez sí, se ciñe a la estructura de la mayor parte de especiales del proyecto, con Miles Morales aterrizando en la Universidad Empire State cuando Peter Parker acababa de matricularse y todavía no había establecido lazos con Harry Osborn o Liz Allan. La visita al pasado, centrada de manera casi total en los héroes bajo la máscara y con escenas de acción meramente testimoniales, nos recuerda las partes menos amables del Peter Parker primigenio, deja un poso agrio en el sentir de Miles y abre las puertas a un importante cambio en su vida. Ramón Pérez, un indie captado por Marvel hace algunos años y que sigue colaborando intermitentemente con la editorial, se mimetiza con la época evocada en el cómic, hasta el punto de casi calcar algunas icónicas viñetas de Steve Ditko o acudir en unas pocas páginas a su célebre plancha dividida en nueve viñetas.

 

CAPITANES AMÉRICA: SAM Y STEVE

Marvel dejó para el final la que probablemente sea la mejor pieza del proyecto, una épica odisea protagonizada por Sam Wilson que hace las veces de epílogo a la larga etapa escrita por Nick Spencer en los últimos años y que ha encontrado su cénit en “Imperio Secreto”. Al tiempo que nos presentaba un Capitán América corrupto, el Steve Rogers pervertido por Kobik, Spencer también ofrecía otro Capitán América: Sam Wilson, sustituto del original, que ha mantenido una fidelidad inquebrantable a los ideales del mito y ha pagado un alto precio por ello. Este relato, con un lápiz muy inspirado a cargo de Paul Renaud, que ya acompañara a Spencer en momentos puntuales de su etapa en el abanderado, ensalza aún más si cabe la figura de Sam, a la par que subraya el verdadero significado del héroe de las barras y estrellas. Una verdadera joya.

 

Marvel presento Generaciones como un derivado de “Imperio Secreto”, pero también como una avanzadilla de Marvel Legacy: el proceso por el que tendrá lugar la progresiva vuelta de los héroes clásicos. Generaciones se erige como una celebración del pasado de la factoría, pero también como una afirmación de la importancia que han adquirido los jóvenes héroes en estos años. El compromiso de la editorial pasa por mantener a los unos por más que regresen los otros. Es ahora, por tanto, cuando Miles, Kamala, Riri, Amadeus y todos los demás serán puestos a prueba como nunca antes. ¿Perdurarán por sí mismos, mientras conviven con los iconos que tomaron como modelo? El futuro de Marvel, su capacidad para mantenerse fresca y espontánea, para acoplarse al sentir de los tiempos y atraer al nuevo público llamado a renovar las canteras de aficionados quizás dependan de que esa respuesta sea afirmativa.

 

Artículo originalmente aparecido en 100 % Marvel HC. Generaciones.

SPIDERMEN II nº 3: UNA HISTORIA DE VIOLENCIA

Después de leer este cómic, nos hemos acordado de “El mes sin Spiderman”. “¿Y qué era eso?”, preguntarán algunos. Pues un mes, a finales de los ochenta, en que el trepamuros desapareció en una aventura y en las colecciones arácnidas se dedicaron a contar lo que sucedía mientras tanto con sus amigos. Aquí no sólo hemos tenido un número entero sin Peter Parker: ¡tampoco está Miles! Bueno, no está nuestro entrañable Miles Morales, porque sí está el otro, que ha dejado de ser un tipo misterioso para desvelarse como una pieza esencial del pasado de Wilson Fisk, el hombre conocido como Kingpin.

 

GANGSTERS DE NUEVA YORK Como buen fan de Martin Scorsese, la historia del crimen organizado siempre ha fascinado a Brian Michael Bendis, quien se ha ocupado de la misma en el Universo Marvel en diversas ocasiones, fundamentalmente en sus obras enmarcadas en el género negro. Cuando escribía las aventuras de Daredevil, dedicó todo un arco argumental, titulado “La edad dorada” a desentrañar los orígenes del negocio sucio en Manhattan, en un recorrido que iría desde los años treinta hasta la irrupción de la figura de Wilson Fisk. En la última página de la saga, después de que hubiera tenido lugar la caída del capo que controlaba en aquel entonces La Cocina del Infierno, un joven Kingpin entraba en escena, para interesarse por la posibilidad de controlar el territorio. Trece años después, justo cuando en muchos de sus trabajos Bendis está volviendo a los orígenes, retoma a Wilson Fisk antes de convertirse en el amo de todo, pero cuando ya era un hombre verdaderamente perturbador. Es la misma época en la que también está ambientada, por ejemplo, Kingpin: Todos los hombres del Rey, de Bruce Jones y Sean Phillips. Bueno, el caso es que es en este momento en que nuestro guionista ubica el providencial encuentro entre Fisk y Morales, que cambia la vida de ambos.

LA DERIVADA RIGOLETTO El ascenso de Kingpin tuvo lugar después de asesinar a Don Rigoletto, el capo a cuyas órdenes se encontraba. Lo primero: Don Rigoletto fue un personaje introducido en 1993 por Frank Miller y John Romita Jr. en Daredevil: El hombre sin miedo, precisamente en el momento en que Kingpin le asesinaba. El personaje fue utilizado, de manera puntual y a modo de flashback, en algunos tebeos de Spiderman de finales de los noventa y, al margen de la continuidad, en la etapa de Jason Aaron y Steve Dillon en Punisher MAX.

EL DEBUT DE DON RIGOLETTO…

En Daredevil: Man Without Fear #3

 

…Y SU FINAL

Una página más tarde

 

Y LA DERIVADA D’ONOFRIO ¿Te recuerda a alguien el Kingpin todavía joven de este número? Sospechamos que el modelo tomado por David Marquez para plasmarlo no es otro que la caracterización que del personaje hace Vincent D’Onofrio en la teleserie de Daredevil en Netflix. ¡Incluso lleva el uniforme naranja de presidiario, con el que le vimos en la segunda temporada!

 

Spot On perteneciente a Spidermen II nº 3

PLAN EDITORIAL 2018: MILES MORALES

Gracias a esta serie, muchos descubrieron al que está llamado a ser una auténtica estrella, Nico León. El caso es que, después de que se ocupara de los números relacionados con “Civil War II”, le perdimos de vista, ya que fue requerido para llevar a cabo el relanzamiento de Hulka. Una vez concluido ese trabajo, el artista argentino regresa con nosotros, para una pequeña aventura de apenas dos entregas en la que continúa la deriva existencialista de Miles Morales, y nada mejor que un largo viaje para aclararse las ideas. Es así como ha aparecido en Tokio, donde se encuentra con Tomoe, una villana creada por Brian Michael Bendis y David Marquez para nutrir la caterva de enemigos de Iron Man y que también se ha estado enfrentando contra Riri Williams. En cualquier caso, nuestro protagonista está rumiando importantes decisiones acerca de su futuro. Será algo que a buen seguro se desentrañará a lo largo de este año que aquí comienza, y sobre el que nos gustaría darte algunas pistas en relación al joven trepamuros. ¡Empezamos!

 

LA ACTUALIDAD Como apuntábamos más arriba, las vacaciones arácnidas en Japón apenas nos ocuparán un número más, el del mes que viene. En marzo, damos el salto a Marvel Legacy, con el regreso de Óscar Bazaldúa, la presentación de los nuevos Seis Siniestros, un nuevo diseño y, en lo que respecta a la edición americana, el regreso a la numeración histórica de la serie… espera, ¿de qué serie? De Ultimate Spider-Man, por supuesto. ¿Ya se te ha olvidado que éste es el Hombre Araña Definitivo? Cuando llegue el momento, trataremos de explicar en detalle la suma que lleva a colocarnos en el Spider-Man #234 USA. Poco más que añadir al respecto de esta colección propiamente dicha, pero Miles no se limita sólo a estas páginas. Apunta que Spidermen II continuará en estos primeros meses del 2018, hasta su quinto y último número, a la venta en marzo. Este enero se publica además Generaciones, el tomo que reúne todos los especiales que transcurren en el “Punto de fuga” de “Imperio Secreto”. En su interior, entre otros encuentros entre héroes de legado y sus contrapartidas veteranas, podrás ver el viaje de Miles hasta los tiempos en que Peter Parker tenía su edad y estaba en el Instituto Midtown. Atención, porque en esa historia se avanza la decisión que podría tomar nuestro héroe al respecto de su futuro como superhéroe, por lo que se trata de un relato trascendental. Y, como habrás podido suponer, Miles también seguirá siendo uno de los miembros de Los Campeones, así que cuenta con él en su colección mensual, que el mes que viene inicia un crossover con Vengadores.

UN ENCUENTRO PROVIDENCIAL

Juntos de nuevo por primera vez

 

LOS CLÁSICOS Sí, habrá reediciones clásicas vinculadas a esta cabecera, y ahí un buen motivo para hacerlo. Este diciembre, se estrena la primera película animada del trepamuros, que cuenta precisamente con Miles Morales como protagonista. Podríamos haber aprovechado para recuperar sus primeras historias, pero ya sabes que nos gusta hacer las cosas en orden, así que hemos acudido al amanecer de los tiempos… en concreto, al amanecer de Ultimate Spider-Man. Porque este clásico moderno de Marvel siempre ha de estar disponible en todas las librerías, este año arranca su recopilación en Marvel Integral, con dos primeros tomos: el primero, a la venta en junio, contará con los trece primeros números de la cabecera original, mientras que el siguiente, disponible en octubre, reunirá los siguientes, hasta quedarse en Ultimate Spider-Man #27 USA.

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Porque nunca nos cansamos de este clásico

Spot On perteneciente a Spider-Man nº 20

SPIDER-MAN: EL BALANCE DEL AÑO

Vamos con algo que ya hicimos hace doce meses y que queremos convertir en una tradición que se repita cada diciembre: la de fijarnos en cómo nos ha ido el ciclo que cerramos, poner en una balanza lo bueno, lo menos bueno e incluso lo malo y prepararnos así para tomar un nuevo impulso. ¡Le toca el turno a nuestro querido Miles Morales!

 

EL CONTEXTO La colección arrancó 2017 sumergida en los cruces con “Civil War II”, que eran especialmente importantes para el protagonista de esta serie, ya que él formaba parte de la más ominosa profecía de Ulysses. Esta serie se detuvo en los aspectos más personales del conflicto en lo que a Miles se refiere, con especial atención al impacto que la acción tenía sobre los más cercanos al héroe. La saga tuvo como consecuencias que Jefferson regresara a SHIELD, y esto a su vez nos empujó al crossover con Spider-Gwen, con viaje interdimensional incluido. El regreso nos trajo el drama con Rio Morales, así como que retomáramos la trama de La Gata Negra y Cabeza de Martillo, con la que arrancara la colección y que a día de hoy parece muy lejos de haberse saldado. Por el camino, tuvimos a Miles integrado en Los Campeones, el gran grupo del año, pero fue algo que apenas sí se reflejó en estas páginas.

 

GANKE NO PARECE UN NED Probablemente, el mejor chiste del año

 

LOS PUNTOS FUERTES Nadie como Brian Michael Bendis domina el mundo de Miles Morales. Sabe introducir la sorpresa, hacer interesante al entramado de personajes secundarios y, por si fuera poco, el guionista sigue ejerciendo como imán de nuevos dibujantes con talento. Los latinos Nico León y Óscar Bazaldúa aportaron excelencia a la cabecera, mientras que Sara Pichelli apenas tuvo tiempo para pasar por aquí durante unos pocos números, antes de saltar a la segunda parte de Spider-Men, que por fin arrancaba en estos últimos meses. Salvo por el Spider-Man nº 15, con ese Szymon Kudranski que no pegaba lo más mínimo con el tono del cómic (aunque Bendis procuró escribirle un guión acorde con su toque oscuro), hemos mantenido una coherencia estilística dentro del por otra parte ya habitual baile de dibujantes que suele ofrecer Marvel en casi todas sus series. 2017 ha sido también el año en que Miles ha visto puesta a prueba su rectitud ética, con situaciones que le habrían podido enviar hacia zonas oscuras pero que consiguió evitar con la ayuda de su familia y sus amigos, a la postre el gran armazón sobre el que se sostiene tanto el personaje como la colección. Además de que Ganke y Fabio ya forman parte imprescindible de ese entorno, en estos meses se nos ha unido Danika. Está por ver hacia dónde se encaminará su creciente amistad con Ganke y cómo influirá sobre Miles.

 

EL PESO DE LA RESPONSABILIDAD La importancia de ser un Spider-Man negro

 

LOS PUNTOS DÉBILES Estamos en una colección escrita por el rey de la narrativa descomprimida, así que quizás no deberíamos quejarnos de que pasen pocas cosas, pero lo cierto es que la trama ha avanzado todavía más despacio de a lo que estamos acostumbrados. El crossover con Spider-Gwen parecía una aventura forzada por la necesidad de atraer atención hacia ella, no por los propios requerimientos narrativos de la serie que nos ocupa. Casi nos ha sobrado esa historia, pero lo que sin duda nos ha faltado es ver aquí el impacto en Miles de “Imperio Secreto”, que es donde se ha explicado la mencionada profecía de Ulysses. Los villanos también nos fallan: ninguno de los que hemos tenido por aquí estos meses ha representado una verdadera amenaza para el protagonista, más angustiado por sus demonios internos. ¡Que vengan ya esos Seis Siniestros!

 

Spot On de Spider-Man nº 19 (diciembre de 2017)

SPIDER-MAN: INTO THE SPIDER-VERSE – INTERNATIONAL TEASER TRAILER

SPIDERMEN II: COMO DECÍAMOS EN 2012…

A veces en Marvel se toman su tiempo para hacer las cosas. Nos hemos pasado siete años esperando para descubrir qué significaba aquella ensoñación de Steve Rogers con los héroes aniquilados por unas naves que parecían sacadas de La guerra de los mundos de H. G. Wells. Han pasado ya cinco años desde que SHIELD quedara inconclusa, y por lo que nos olemos todavía habrá que esperar más. Y han pasado también cinco años, hay que ver lo deprisa que corre el tiempo, desde la publicación de Spidermen, la miniserie que, con motivo del quincuagésimo aniversario del nacimiento del Hombre Araña, ofreciera el encuentro de los Hombres Araña de dos mundos. La miniserie nos dejó con un continuará de campeonato, que puedes encontrar reproducido en la página de recap de este mismo número, así que asumimos que Brian Michael Bendis lo resolvería más pronto que tarde. ¡Éramos tan jóvenes e ilusos en 2012! Pero nunca es tarde que la dicha es buena, si se nos permite el tópico manido, porque cuando ya no contábamos en absoluto con ella, tanto Bendis como su compañera de viaje en aquel entonces, Sara Pichelli, e incluso el colorista Justin Ponsor, regresan para la segunda parte. Los únicos que faltan son los editores Marc Paniccia y Sana Amanat, que se encargaron de la historia original y que, como dice el coordinador Nick Lowe, están muy ocupados revigorizando la Franquicia Mutante y conduciendo el destino de Ms. Marvel, respectivamente.

El primer número de Spidermen

PETER Y MILES, AHORA Muchos habían desistido ya de la posibilidad de un Spidermen II por la promesa que nos dejó la llegada de Miles Morales a la Tierra Primordial Marvel. Si recuerdas el comienzo de la nueva etapa del joven Hombre Araña, desde Marvel se nos prometió que el contacto de Miles con Peter Parker sería habitual, de manera que éste actuaría como una especie de mentor de su equivalente. Sin embargo, tal promesa se quedó en el vacío después de alguna aparición muy puntual y anecdótica de Peter en la colección de Miles, y de que éste le devolviera la cortesía en alguna aventura concreta. Al margen de esos detalles accesorios, ambos trepamuros han mantenido su independencia, de manera que, por más que habiten en el mismo mundo e incluso en la misma ciudad, sus agendas han seguido estando separadas. Bendis podía haber reclamado un crossover con Amazing para llevar a cabo este proyecto, pero su literatura no parece llevarse demasiado bien con la de Dan Slott, además de que prefiere mantener el control total sobre una obra por la que nunca han dejado de preguntarle los lectores en todo este tiempo. La miniserie, tal y como desvela el mismo autor, no había tenido lugar hasta ahora porque se interpusieron en el camino dos sagas en las que Miles tendría una importancia vital: “Secret Wars” y “Civil War II”. Ahora ambas han terminado, y con ellas también las excusas.

 

ESTO LO CAMBIÓ TODO El gran cambio que trajo “Secret Wars”

 

EL OTRO MILES MORALES La cuestión estaba ahí en el anti-cliffhanger, como le gusta a Bendis llamarlo, de la anterior miniserie, vuelve a estar en portada de este primer número y sólo se responde al llegar a la última página… aunque parcialmente. Vale, ya le hemos puesto rostro al Miles Morales de la Tierra-616, ahora Tierra Primordial, pero no sabemos nada más de él. Dentro de treinta días, prometemos que sí habrá más detalles.

 

Spot On originalmente aparecido en Spidermen II

LA RECUPERACIÓN

La pelea entre Spider-Man y Cabeza de Martillo ha terminado, pero a la guerra todavía le puede quedar mucho por delante. Faltan todavía tres episodios antes de que saltemos a Marvel Legacy, donde además de la llegada de Los Seis Siniestros y la vuelta a la numeración clásica de Ultimate Spider-Man vamos a tener alguna importante sorpresa que afectará a Miles, y aunque todo parezca ahora muy tranquilo después de la batalla, la semilla de lo que habrá de venir se está sembrando en estas mismas páginas. ¡Atento!

LA GRADUACIÓN DE BOLAS DORADAS Ya le vimos actuar en varias ocasiones durante sus tiempos como alumno de La Imposible Patrulla-X de Cíclope, pero hacía tiempo que Bolas Doradas no tenía un choque contra un villano, al menos no de la envergadura de Cabeza de Martillo, al que vence con cierta facilidad pese a tratarse del tipo que acaba de propinar una paliza al Hombre Araña. ¿Cuál será el siguiente paso en la carrera superheroica del mutante? ¿Permanecerá al lado de Miles o se dispone a emprender su propio camino? A día de hoy, Fabio Medina es uno de los personajes secundarios más interesantes de esta cabecera, pero qué duda cabe que todavía no está preparado para sostener un proyecto por sí mismo, y ni siquiera cabe imaginarlo en una miniserie propia… aunque cosas más extrañas se han visto.

EL REGRESO DE RIO MORALES Primero no se tomó demasiado bien el secreto de su hijo, pero una madre es una madre y Rio ha vuelto para ayudarlo en el momento en que él más lo necesitaba. La situación guarda paralelismos con lo ocurrido con la Tía May y el Peter Parker Ultimate. Ella descubrió su identidad secreta en plena saga del clon y no le gustó lo más mínimo… hasta que luego tuvieron tiempo para hablar. Falta por ver cuál será la posición de Rio Morales en la vida de su hijo en lo sucesivo, algo sobre lo que tendremos más pistas en el próximo número, pero su trabajo en el hospital bien podría servir de cobertura a Miles en otras futuras aventuras.

LA VIDA ES UN COSPLAY Al menos es lo que parece en las colecciones arácnidas de Brian Michael Bendis, donde siempre encontramos a un tipo disfrazado en el momento y lugar más inesperado. ¿Te has fijado del que aparece en la sala de espera del hospital? Se trata del Hombre-D, viejo colega del Capitán América, al que Bendis ya ha recurrido en alguna que otra ocasión. Por ejemplo, estuvo en The Pulse y también formó parte de aquel equipo organizado por el Hombre Maravilla para destruir a Los Vengadores. ¿Que cómo sabemos que es un tipo disfrazada del Hombre-D y no el auténtico? Pues porque Dennis Dunphy viene siendo secundario de la colección de Sam Wilson, donde ha dejado atrás su uniforme clásico, y seguro que Bendis debe estar al tanto de ello, ¿verdad?

 

DE VUELTA AL RING El Hombre-D en su más reciente aventura

ABRAZOS QUE MATAN O que por lo menos hacen daño. Más allá de la entrañable escena en la que Lana agradece a Miles que devolviera el golpe a Cabeza de Martillo, está por ver las repercusiones que tendrá esa declaración de amor por parte de ella. Y hay un detalle que no debemos perder de vista… ¿cómo se lo tomará su madre? ¿Tendrá algo que ver con eso el que vaya a unirse a los Seis Siniestros con motivo de Marvel Legacy?

 

COSAS POR VENIR Miles no lo va a tener fácil

Spot On aparecido originalmente en Spider-Man nº 18