CUENTA ATRÁS A INFINITO: ADAM WARLOCK ENTRA EN LA NUEVA GUERRA POR LAS GEMAS

Desde las páginas de Guardianes de la Galaxia, llega la trama que estaba destinada a narrarse en esa misma serie, pero que en el Bullpen de Marvel han preferido desgajar de ella, para que así pudiera concitar muchísima mayor atención entre los lectores. Atentos, porque arrancamos un proyecto que nos llevará al menos hasta final de este año 2018, y con alta probabilidad mucho más allá.

 

LOS AUTORES Desde que aterrizara en la cabecera de los Guardianes, Gerry Duggan se ha alzado como una pieza fundamental del rincón cósmico Marvel, puesto que en esa serie no sólo asumió el destino de la tropa de Peter Quill, sino también de otros muchos personajes relacionados con dicho ámbito. En la editorial confían en él para sostener el cronómetro durante esta Cuenta atrás a Infinito, sin que sepamos todavía si será el encargado de ofrecernos la hipotética saga posterior. Durante el camino, contará con un buen puñado de dibujantes, que repasaremos conforme nos los vayamos encontrándonos. En este especial de Adam Warlock sorprende en un primer momento la incorporación de Michael Allred, en su primer trabajo para Marvel después de concluir con la aclamada etapa de Estela Plateada de la que se ha hecho cargo junto a Dan Slott. Es una vez que degustamos el contenido del cómic cuando entendemos que el editor Jordan D. White recurriera a él, puesto que repasamos la historia y la memorabilia del Universo Marvel, con especial atención a personajes y artefactos con un genuino aspecto kirbiesco… ¿y qué mejor artista para recoger el espíritu de El Rey de los Cómics que Allred? Apologista de Kirby durante toda su obra, se dio a conocer con la independiente Madman. En Marvel, todavía recordamos con emoción su magnífica etapa junto a Peter Milligan en Fuerza-X/X-Statix.

 

DESDE LA CRISÁLIDA

Kirby nos muestra a Él

 

EL DISCURRIR DE UNA VIDA Gracias a los lápices de Allred, recorremos los orígenes de Warlock desde su nacimiento, cuando no respondía a ese nombre, sino al de Él. Son tres impresionantes dobles páginas que narran los eventos del personaje a través de los años sesenta y setenta, hasta culminar en su primera muerte. Asistimos así a su nacimiento, a manos de El Enclave, en Fantastic Four #66 y 67 USA (1967. Marvel Gold. Los 4 Fantásticos nº 4: A través del Universo); saltamos a su regreso y su choque con el Dios del Trueno, en The Mighty Thor #166 USA (1969. Marvel Gold. El Poderoso Thor nº 4: Y ahora… ¡Galactus!) y alcanzamos a continuación hasta sus aventuras en solitario, ya como Adam Warlock, primero el ciclo con El Alto Evolucionador (1972-73. Marvel Gold. Warlock: La saga de la Contratierra), para luego concluir con la etapa de Jim Starlin, en que Adam fue quien acabó con el Titán Loco (1975-77. Marvel Gold. La saga de Thanos). Llama la atención que no se diga nada del revival del personaje en los noventa, que ahora precisamente estamos recopilando en la Colección Jim Starlin.

 

EL SEGUNDO PADRE

Starlin se hace con Warlock

 

LA ESTRUCTURA Una vez sentadas las bases en lo que a Warlock se refiere, el mes que viene entramos en la saga propiamente dicha, con un nº 0 al que le seguirán otras cinco entregas, lo que nos coloca en noviembre… ¡uy, tenemos el pálpito de que alguien volverá a casa por Navidad, portará el Guantelete del Infinito y será cierto amante de la muerte! Apunta además que habrá una serie-companion mensual, titulada Cuenta Atrás a Infinito: Héroes, de cuatro números, a publicarse entre septiembre y noviembre, y en cuyas páginas nos encontraremos con la implicación en la historia de Capitana Marvel, Daredevil, Viuda Negra, Halcón Oscuro y Los Campeones.

 

Spot On aparecido en Cuenta atrás a Infinito: Adam Warlock

UN COSMOS EN EXPANSIÓN

Una vez cumplido el objetivo de poner en marcha las dos colecciones con las que se abrió el Universo Ultimate, y mientras Mark Millar y Bryan Hitch trabajaban en la llegada de Los Ultimates, en La Casa de las Ideas tuvieron una gran duda: ¿Qué hacer a continuación? El Universo Ultimate se había convertido en el éxito del año y las leyes del mercado siempre dictan que si algo se vende mucho, debe producirse en masa.

En cualquier otra circunstancia, los títulos de la Línea Ultimate se habrían multiplicado de inmediato, con los lanzamientos que hiciera falta. Pero en la editorial comprendían que no era buena idea. Mantendrían la línea Ultimate reducida a unos pocos títulos, lo que permitiría cuidarla al máximo. El objetivo es que nunca llegase a haber más de cuatro series al mismo tiempo. Tenían ya dos en las librerías, una más en preparación y una tercera que sugeriría Brian Michael Bendis, el guionista de Ultimate Spiderman.

Tras muchos años como autor independiente, Bendis había logrado dar el salto al mainstream con una aclamación unánime. En Marvel se preguntaban cuál sería su siguiente proyecto y éste les ofreció fusionar dos viejos conceptos ya desaparecidos, Marvel Fanfare, una colección con autores y protagonistas que cambiaban cada mes, y Marvel Team-Up, una cabecera de Spiderman en la que le acompañaba un héroe diferente por número. De esta forma, Bendis preguntaría a artistas que admiraba qué personaje les gustaría dibujar para Marvel. Él adaptaría la historia y el estilo literario a los deseos de cada uno de ellos, al tiempo que Spidey serviría de maestro de ceremonias. En las oficinas de la editorial, en un momento en que estaban muy abiertos a la experimentación y a nuevos puntos de vista, estimaron que la idea podría funcionar bien, además de expandir el cosmos del Universo Ultimate, sin necesidad de multiplicar exponencialmente el número de colecciones.

Bajo esas premisas, Ultimate Marvel Team-Up se convirtió en la tercera cabecera del Universo Definitivo en ver la luz. La serie abría a lo grande, mediante una historia que era importante por tres motivos: suponía el primer encuentro de Spidey con otro superhéroe, era también la primera vez que el trepamuros se cruzaba en el camino de un mutante y el primer cruce de la versión definitiva de los dos personajes más comerciales de la editorial: el Hombre Araña… Y Lobezno. Matt Wagner, el genio detrás de Grendel, uno de los más sugestivos tebeos del panorama independiente americano, se encargaba de los lápices.

No menos importante fue la segunda historia, un encuentro con Hulk dibujado por Phil Hester (Green Arrow), ya que serviría para dar consistencia a un conjunto de ideas alrededor del escenario sobre el que se movía el Universo Ultimate. Al ambiente de Guerra Fría y paranoia radiactiva que presidía los cómics que hicieran Stan Lee y Jack Kirby en el nacimiento del Universo Marvel convencional, Bendis y Millar querían contraponer un modelo adaptado al siglo XXI, el de “la gran conspiración”, con un reducido número de individuos moviendo los hilos desde las sombras, un Gran Hermano que se sitúa en lo más alto de la cadena alimenticia y controla el mundo. En el choque de Spidey con Hulk se apuntaría por primera vez esta circunstancia.

 

Tras el Goliat Esmeralda, el siguiente “Team-Up” supuso el debut de Iron Man, otro de los héroes que pronto aparecería en The Ultimates. El dibujante era todavía más inusual que los anteriores, puesto que se trataba de Mike Allred, cuyo delirio pop también podía encontrarse en X-Force, otro heterodoxo proyecto que La Casa de las Ideas acababa de estrenar. La apuesta se elevaría aún más con la aventura que, acto seguido, reuniría a Spiderman con Daredevil y Punisher. Bendis se mantuvo fiel al concepto original de estos dos oscuros vigilantes de Marvel, pero fue más allá en todo lo demás: no sólo se trataba de la aventura más larga publicada hasta entonces en MTU, sino que además estaba ilustrada nada menos que por Bill Sienkiewicz, un genio de estilo diametralmente opuesto al típico autor de superhéroes.

 

 

En este volumen se recogen todas esas historias. En total, los ocho primeros números de Ultimate Marvel Team-Up, un esclarecedor y brillante ejemplo de lo mucho que arriesgaba La Casa de las Ideas a comienzos de la primera década del siglo XXI. Porque quien nunca arriesga, nunca gana.

Artículo aparecido en Coleccionable Ultimate. Ultimate Spiderman nº 3: Un mundo compartido