SPIDERMEN II nº 3: UNA HISTORIA DE VIOLENCIA

Después de leer este cómic, nos hemos acordado de “El mes sin Spiderman”. “¿Y qué era eso?”, preguntarán algunos. Pues un mes, a finales de los ochenta, en que el trepamuros desapareció en una aventura y en las colecciones arácnidas se dedicaron a contar lo que sucedía mientras tanto con sus amigos. Aquí no sólo hemos tenido un número entero sin Peter Parker: ¡tampoco está Miles! Bueno, no está nuestro entrañable Miles Morales, porque sí está el otro, que ha dejado de ser un tipo misterioso para desvelarse como una pieza esencial del pasado de Wilson Fisk, el hombre conocido como Kingpin.

 

GANGSTERS DE NUEVA YORK Como buen fan de Martin Scorsese, la historia del crimen organizado siempre ha fascinado a Brian Michael Bendis, quien se ha ocupado de la misma en el Universo Marvel en diversas ocasiones, fundamentalmente en sus obras enmarcadas en el género negro. Cuando escribía las aventuras de Daredevil, dedicó todo un arco argumental, titulado “La edad dorada” a desentrañar los orígenes del negocio sucio en Manhattan, en un recorrido que iría desde los años treinta hasta la irrupción de la figura de Wilson Fisk. En la última página de la saga, después de que hubiera tenido lugar la caída del capo que controlaba en aquel entonces La Cocina del Infierno, un joven Kingpin entraba en escena, para interesarse por la posibilidad de controlar el territorio. Trece años después, justo cuando en muchos de sus trabajos Bendis está volviendo a los orígenes, retoma a Wilson Fisk antes de convertirse en el amo de todo, pero cuando ya era un hombre verdaderamente perturbador. Es la misma época en la que también está ambientada, por ejemplo, Kingpin: Todos los hombres del Rey, de Bruce Jones y Sean Phillips. Bueno, el caso es que es en este momento en que nuestro guionista ubica el providencial encuentro entre Fisk y Morales, que cambia la vida de ambos.

LA DERIVADA RIGOLETTO El ascenso de Kingpin tuvo lugar después de asesinar a Don Rigoletto, el capo a cuyas órdenes se encontraba. Lo primero: Don Rigoletto fue un personaje introducido en 1993 por Frank Miller y John Romita Jr. en Daredevil: El hombre sin miedo, precisamente en el momento en que Kingpin le asesinaba. El personaje fue utilizado, de manera puntual y a modo de flashback, en algunos tebeos de Spiderman de finales de los noventa y, al margen de la continuidad, en la etapa de Jason Aaron y Steve Dillon en Punisher MAX.

EL DEBUT DE DON RIGOLETTO…

En Daredevil: Man Without Fear #3

 

…Y SU FINAL

Una página más tarde

 

Y LA DERIVADA D’ONOFRIO ¿Te recuerda a alguien el Kingpin todavía joven de este número? Sospechamos que el modelo tomado por David Marquez para plasmarlo no es otro que la caracterización que del personaje hace Vincent D’Onofrio en la teleserie de Daredevil en Netflix. ¡Incluso lleva el uniforme naranja de presidiario, con el que le vimos en la segunda temporada!

 

Spot On perteneciente a Spidermen II nº 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *