Spider-Man en televisión: asignatura pendiente

En imagen real
spideytv.jpg
En 1977, una teleserie de imagen real protagonizada por Hulk conquista las audiencias de la pequeña pantalla. Su éxito posibilita que, el catorce de septiembre de ese mismo año, la cadena americana CBS estrene en horario de máxima audiencia el episodio piloto de Spider-Man. A éste siguen otros cinco capítulos en la misma temporada y ocho más en la siguiente. Como en el caso de Hulk, la teleserie apenas recoge algunos rasgos del cómic, mientras que el bajo presupuesto no da más que para unos efectos especiales ridículos, con el protagonista escalando muros que en realidad son suelos pintados, lanzando redes de nylon y peleando más como un karateka que como un Hombre Araña. Todo eso no impide que Spider-Man alcance la gloria televisiva y la fama mundial. Nicholas Hammond, conocido intérprete de uno de los niños de Sonrisas y lágrimas (The Sound of Music, 1965) da vida a Peter Parker, David White y Robert F. Simon interpretan a Jonah Jameson, e Irene Tedwom a tía May. Entre los secundarios, destacan actores luego consagrados como Ted Danson o Madeleine Stowe. Algunos capítulos de esta producción sólo apta para aficionados con sangre fría y gran sentido del humor están recopilados en vídeo.


Animado
animatedtv.jpg
Los viejos aficionados al trepamuros todavía se llevan las manos a la cabeza cuando piensan en la primera serie de dibujos animados protagonizada por Spider-Man. No es para menos. Producida por los estudios Grant Ray-Lawrence y estrenada el 9 de septiembre de 1967 por la cadena norteamericana ABC, cuenta con unos argumentos facilones y aburridos y una animación torpe que abusa de los escenarios rotantes y de la repetición de escenas. En total, aparecen dos docenas de capítulos repartidos en sendas temporadas.
Durante los años setenta, la experiencia continúa en el programa infantil producido por la Electric Company para la televisión pública americana. En esa época, la Electric también edita un cómic llamado Spidey Super Stories (1974-1982) destinado a los niños.
Ante la escasa calidad de las adaptaciones fílmicas sufridas por los personajes de Marvel, la Casa de las Ideas funda en 1980 sus propios estudios. El doce de septiembre de 1981 estrenan Spider-Man and His Amazing Friends, serie animada que el lanzarredes comparte con el Hombre de Hielo y Estrella de Fuego durante veinticuatro episodios. El resultado, superior al de anteriores producciones, dista mucho de ser satisfactorio.
Por fin, en noviembre de 1994, Spider-Man consigue una serie animada fiel al espíritu del cómic. A la sombra del éxito logrado por Batman Adventures y con un presupuesto mucho más reducido, esta producción de la Fox está en antena durante sesenta y cuatro capítulos. En la primera temporada (1993-94) abundan las historias autoconclusivas, pero a partir del segundo año el programa desarrolla complejas sagas que llegan a continuarse durante catorce capítulos y en la que aparecen un buen número de personajes Marvel, como el Capitán América, Blade, Nick Furia o Daredevil. Desde el origen de Veneno hasta la aventura de los seis brazos, desde las Secret Wars a La saga del clon, la serie animada reproduce un buen número de momentos clave en la historia de Spider-Man. En la quinta y última temporada (1997-98) el trepamuros llega incluso a casarse con Mary Jane.
El mismo equipo creativo continúa la historia del Hombre Araña en una nueva producción, titulada Spider-Man Unlimited (1999). En esta ocasión, Spider-Man viaja hasta un mundo gobernado por el Alto Evolucionador, donde consigue un nuevo uniforme arácnido y se enfrenta a villanos como Veneno, Matanza y un peculiar Duende Verde.
Fragmentos de Spider-Mn: Bajo la máscara, publicado por Dolmen Editorial.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *