Spider-Man en 2004

Un poco tarde para hacer balance, pero después de que algunos de mis compañeros lya lo hayan llevado a cabo en la página web, me toca a mí coger el toro por los cuernos.
En líneas generales, creo que 2004 fue un año de vuelta definitiva a cierto clasicismo para Spidey, algo que ya había empezado en años anteriores, pero que se completa ahora con una Marvel que por fin se atreve de nuevo a aludir al pasado del personaje, bien sea mediante historias que beben directamente de él (Sins Past, a su manera; The Pulse, recuperando de rondón el libro de Ben Urich sobre el Duende Verde; Millar con alusiones aquí y allá al Spidey de los ochenta…), bien sea mediante lanzamientos nostálgicos (el mismo MK, el nuevo MTU)… Además, fue año de película arácnida, y por eso tuvimos al Doctor Octopus y a Mary Jane hasta en la sopa. El primero con dos miniseries muy interesantes (Negative Exposure y Year One), una menos (Out of Reach) y una gran saga dentro de Spectacular; y la segunda con una serie que no es carne ni pescado, que va directamente dirigida a las lectoras del Witch, y que dudo mucho que llegue a su destino, aunque reconozco que los dibujos son un rato bonitos. También en relación con la película, Peter se acomodó a las circunstancias en las que en ella aparece, y los que hayan leído el Dissasemble de Spectacular saben a qué me refiero. Tal cosa pudo haber sido polémica, pero no lo fue, porque en ese momento la polémica estaba en otro parte.
Estaba en Amazing y en Sins Past, con una historia más importante por el ruido levantado que por la calidad intrínseca de la misma. Sin pasar de entretenida, Sins Past consigue que todo dios hable de ella. (En ese sentido me recuerda, salvando las distancias, a Audition, la película de la que yo más hablaba hace un par de años aunque fuera la que menos me había gustado). Con la saga terminada, me apunto a la previsión de que la veremos desaparecer de la continuidad canónica del personaje más rápido incluso de lo que desapareció Trouble. Straczynski ha sabido defender lo que en Sins Past ocurre en cuanto a lo que se refiere a la crítica a la “moralidad” de la historia, pero no ha sido tan eficaz a la hora de justificar su necesidad (¿Otra vez Gwen? ¿Otra vez Norman Osborn? ¿No hay otros personajes de los que hablar?) o sentido de la oportunidad (¿Por qué ahora?), por no hablar del difícil, aunque posible (con calzador en mano, eso sí), encaje en continuidad. Sobre el tema ya he hablado lo suyo aquí, y ahora me gustaría añadir que no estoy en contra de añadir nuevos detalles al pasado del personaje, pero sí pienso que se ha abusado del truco con anterioridad, y ejemplos no faltan; desde Mary Jane sabiendo desde siempre que Peter era Spider-Man a que Norman Osborn no murió nunca, pasando por otras muertes en falso, como la de tía May. En ese sentido, y más allá de que el tebeo se siga con interés, Sins Past queda como algo innecesario, además de suscitar la oposición de demasiados lectores. Hasta ahora JMS había hecho muy bien en mirar hacia el futuro, que es lo que no habían hecho sus antecesores, y creo que por ahí seguirá en los próximos meses, como revela su nueva saga Skin Deep, con un muy prometedor comienzo.
2004 fue también el año que nos quedamos sin dos pilares arácnidos fundamentales: John Romita Jr, por una de esas tonterías que a veces cometen en la editorial de desvestir a un santo para vestir a otro (¿realmente nadie más podía dibujar Pantera Negra?), aunque eso supusiera también que el dibujante se uniera a la mejor aventura de Lobezno en años. El otro fue Paul Jenkins, por motivos personales. Veremos quién sustituye a éste en la previsible nueva serie que arranque en algún momento del año. Mi apuesta es, ya lo he dicho mil veces en los últimos días, Dan Slott, o en su lugar un guionista con amplios conocimientos del personaje y capacidad para hacerlo creíble y evolucionable (Mark Waid, Peter David, Kurt Busiek…) pero parece que en Marvel siguen empeñados en tirar de otros medios, y de nombres que llamen más la atención que otra cosa. En ese sentido, la futura incorporación de Hudlin a MK es toda una incógnita, aunque no puedo evitar cierto excepticismo, cierta sensación de oportunidad perdida.
Ocurre además que, a mi juicio, Millar y Dodson dejan el listón muy alto: Marvel Knights se ha ganado, ya sea por derecho propio (su calidad resulta evidente) o por abandono de los demás (con Jenkins atendiendo a imperativos editoriales y JMS perdiendo el rumbo) el puesto de la mejor serie regular arácnida. La aventura desarrollada por Mark Millar, los Dodson y sustitutos de lujo como Frank Cho tiene todos los elementos para pasar a la historia de los grandes tebeos de Spider-Man: acción a raudales, humor inteligente, renovación de villanos clásicos, un gran misterio, Peter en una situación límite en claro homenaje a Un hombre furioso (AS 31-33, los de Octopus como Planeador Maestro)… Y además un toque de nostalgia bien entendida, con un montón de guiños a los fans clásicos y el retorno en todo su esplendor de la Gata Negra, en espera de que algún día Kevin Smith tenga la decencia de terminar su por otra parte excelente miniserie.
También en el 2004, Ultimate Spider-Man siguió adelante, con un par de sorpresas que nos dejaron clavados en la silla y un crossover desternillante con Lobezno, de lo mejorcito aparecido en una serie que mantiene muy buen tono gracias a lo que tantas veces he comentado: la persistencia de sus autores. En el lado negativo, continuó la sobre-explotación innecesaria del personaje, con series tan evitables como las del Marvel Age o el Spider-Man India (el peor tebeo del año, con diferencia), que demuestran algo que me comentaba en la Expocómic Alvaro Pons y en lo que tiene toda la razón: que Marvel entiende lo de buscar nuevos públicos como hacer versiones ilimitadas de sus franquicias, repetir una y otra vez lo mismo de siempre.
fue también un año prolijo en grandes momentos. De todos ellos, destacaría unos cuantos del tantas veces comentado Hulka 4 (chistes grandiosos en su mayoría que no pienso destriparos), y también la primera página del nuevo Marvel Team-Up, una de esas tonterías que tanto nos gustan a los muy fans: Lobezno atrapado en telarañas, con Spidey demostrando una vez más aunque de forma metafórica quién es el mejor personaje de la editorial.
Con todo, mi lista de mejores historias arácnidas, mi Top Ten, es el siguiente:
10/ Marvel Team-Up Volumen 3, 1 (Por la página que os decía)
9/ Doctor Octopus / Spider-Man: Negative Exposure (Porque Brian K. Vaughan sabe hacer un Octopus que da más miedo que Hannibal Lecter, y de paso reinterpretar un tema tan poco tratado como la relación profesional-fotográfica entre Peter Parker y Spider-Man)
8/ Ultimate Spider-Man 50 (espectacular debut de la Gata Negra Ultimate, y por lo que supone de cincuenta números con Bendis y Bagley)
7/ Ultimate Spider-Man 66-67 (la historia que nunca se me hubiera ocurrido que llegarían a hacer)
6/ Spectacular Spider-Man 21 (una partida de pocker inolvidable)
5/The Pulse 1-5 (Bendis y Bagley, haciendo mejor al Spidey de toda la vida, que al de Ultimate)
4/ Amazing 501 (La historia de tía May. Un certero análisis del personaje a la altura de La conversación)
3/ Amazing 502 (La historia del sastre. Un divertida tebeo sobre un aspecto costumbrista del universo marvel que te hiela la sonrisa en el último momento. Símbolo de lo que estaba desarrollando JMS en Amazing y que, por un motivo que se me escapa, terminó abruptamente apenas unos meses después)
2/Spider-Man de Millar y Dodson (Por todo lo dicho anteriormente)
1/ Hulka 4 (Por todo lo dicho en anteriores post)
Ahora, ¿qué podemos esperar del 2005? En primer lugar, las consecuencias de algo tan interesante como el que Spidey pertenezca a los Vengadores (con el consiguiente contraste con personajes con los que ha interactuado relativamente poco, como el Capi, Lobezno o Spider-Woman y con tía May y Mary Jane vivan ahora en la mansión). Ello obligará a extremar al máximo el cuidado de la continuidad entre series, lo que ya se venía haciendo con cada vez más insistencia en estos últimos meses, pero que dejaba mucho que desear en los primeros tiempos de Axel Alonso como editor de la franquicia. En segundo lugar, la dinamitación controlada de lo hecho por JMS en Sins Past, circunstancia que, sospecho, ya ha comenzado y que incluso podría tener consecuencias editoriales (circula el cada vez más insistente rumor de la marcha del guionista a causa de la polémica, lo que explicaría por qué no es él quien escribe la segunda parte de la saga, y sí una de sus colaboradoras, y que se justificaría de cara a la galería por su falta de tiempo al andar ahora escribiendo Los Cuatro Fantásticos). En tercer lugar, la llegada de nuevos guionistas, tanto a MK como a la nueva serie que tenga que abrirse, donde supongo recaerán Waid y Wieringo, caso de que no lo hagan directamente en Amazing. Por último, sería deseable que viéramos de una vez por todas el fin de la dichosa miniserie de Kevin Smith, y que sea grandioso, porque menos de eso sería para quemarle la barba al de Nueva Jersey, y tampoco estaría de más que Norman Osborn, muerto y remuerto en la tan tenida en cuenta para algunas cosas continuidad fílmica, pasara de una vez y por todas a mejor vida también en los tebeos.
En líneas generales, creo que lo pasaremos bien. Y aquí lo contaremos.

4 comentarios

  • Pues si, el 2004 ha sido un año arácnido, pero… Los que nos nutrimos de los cómics de España (dile forum, dile panini, dile norma -No perdón, con estos nos desnutrimos, que con el pastón que cuestan sus tebeos da para la comida de un año en el Condis-)nos tenemos que conformar con esperarnos un poco a leer los cómics yankis. Pero ahí

  • Estoooo… en serio, no creo que podais considerar buena idea el que Peter y cia vayan a vivir a la mansion o rascacielos de los vengatas o como sea ahora XD. Sobre todo teniendo en cuenta que lo que va a hacer es terminar del todo con la vida de Peter Parker. Sí

  • Julián M. Clemente

    La situación puede ser graciosa y tengo ganas de ver la interacción de Spidey con Lobezno, Sentry o Spider-Woman, y cómo trata de mantener su vida normal en medio de todo eso. Lo que sí

  • No durará para siempre… Diox no, otro lavado de cerebro a villanos para que se olviden de la identidad de un superheroe no XDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *