Spider-Man: el superhéroe en nuestro reflejo

spiderman el superheroe en nuestro.jpg


FICHA TÉCNICA

SPIDERMAN, EL SUPERHEROE EN NUESTRO REFLEJO
(Spiderman, el superhéroe en nuestro reflejo)
Rafael Marin

Editorial Sins Entido
Colección Sin Palabras
Año 2007
Género: Cómic
Formato 18×16.5 cms.
Blanco y negro, rústica
70 Páginas

RESEÑA

No es ningún secreto si a estas alturas digo que mi blog lo tengo por Spider-Man. Fue mi afición por sus aventuras a raiz del coleccionable que sacó Planeta con el estreno de su primera película, que pronto empezó mi búsqueda por internet de dudas y preguntas que se me planteaban (cuando yo, inocente de mi, no sabía que el personaje arrastraba cuatro décadas de aventuras). Eso derivó, tras muchos vericuetos que ahora no procede rememorar, en mi Blog del Chacal, cuyo nombre es también en homenaje al alter-ego del profesor Miles Warren, la punta del iceberg de lo que luego fue la famosa saga del clon (aparte de por el famoso film del mismo título, remakeado hace unos años por Bruce Willis y Richard Gere).

De todas maneras, y aunque no me lo he leído TODO del personaje, si que es verdad que a lo largo de los años han pasado frente a mis ojos historias suyas de todas las épocas, y en parte coincido con la opinión del autor de este libro, y es que LO MEJOR del personaje (sus características, su idiosincrasia, su amplio reparto de secundarios, etc) ha sucedido hasta el número 300, siendo desde ese punto en adelante una continua reiteración de conceptos pasados, resueltos con mayor o menor fortuna pero sin la chispa especial que caracterizó los primeros tiempos del trepamuros. Porque si algo ha caracterizado al personaje ha sido su continua evolución (claramente más notable durante sus primeros tiempos), frente a la indefinición actual, y en este breve aunque concienzudo libro, el autor deja bien clara su opinión al respecto, todo ello integrando perfectamente las historias del personaje en los periodos temporales por los que iba navegando con los detalles más simbólicos de cada uno (las revueltas estudiantiles, la adicción a las drogas, la denuncia de la influencia de los medios sensacionalistas, la guerra de Vietnam, los chanchullos políticos, etc.)

A lo largo de sus más de 40 años de historias muchos han sido los responsables de la cabecera, y el autor del libro (como es lógico) defiende a los más veteranos (Stan Lee, Steve Ditko, John Romita, Gerry Conway, Gil Kane, Ross Andru, etc) aunque quizás infravalorando un poco la obra reciente de Straczynski (que creo que ha hecho una gran labor en el personaje, que tendrían que haber continuado evolucionando los posteriores autores, y no dando giros tan simplones como el famoso Mefistazo) De todas maneras si coincido en la sobrevaloración de Todd McFarlane (al que descubrí en el segundo coleccionable del personaje editado por Planeta… y del que cuando lo leí me hizo pensar lo mismo, si era para TANTO la fama que había obtenido) Pero en definitiva lo que es esta PEQUEÑA obra (son unas sesenta páginas que se leen en poco rato) es una perfecta síntesis de Spider-Man como emblema y símbolo de toda una generación; si uno quiere entender toda la simbología y referencias temporales dentro de este gran mito de los superhéroes, este es el libro adecuado, quizás no tan extenso y completo como la obra de Julian Clemente sobre el personaje (que todo buen aficionado al trepamuros ya conocerá) pero sintetizado de manera clara y concisa.

LO MEJOR: Lo mucho que da en tan poca extensión.

LO PEOR: Lo breve del mismo (que lo convierte más en simple pasatiempo que en extensa lectura)

13 comentarios

  • Uno de los mejores escritores de género recoge, con gran acierto, la esencia del personaje. Como bien dices, Chacal, es una lectura corta pero intensa. Una de esas maravillas que nadie deberí

  • hay una pequeña diferncia entre el que da datos y más datos y el análisis. Este libro es de análisis, y del bueno.

  • Un gran libro, a la altura de Los cómics Marvel, que en su momento me influyó tremendamente. Una lástima que Rafa no publique ensayo sobre cómic más a menudo.

  • “Una pregunta, ¿da su opinión sobre BND?”
    Se publico en el 2007. BND es del 2008

  • Julián M. Clemente

    Creo recordar que Pedro Angosto se lo recomendó, y que no le gustaron demasiado. Pero es que a Rafa no le gustan los tebeos de Marvel desde hace muchos años.

  • Julián M. Clemente

    Con el tiempo, he aprendido que hay varias fórmulas para evitar caer en eso. La primera serí

  • Julián M. Clemente

    Ya, son una diversión, pero ¿y si no te divierten sino que te ponen de mala leche?
    Aún quedan comics Marvel que me gustan. Pero lo cierto es que cada vez más y más me parecen tomaduras de pelo.

    Pues está muy claro. Si un cómic no te gusta, no lo leas. Así

  • “Ya, son una diversión, pero ¿y si no te divierten sino que te ponen de mala leche?”
    La cuestión serí

  • En esto Ultrón creo que tiene razón. Por muy buena etapa que sea la actual de Linterna Verde, no la voy a leer, por el simple hecho de que no me atrae ese personaje. Sí

  • “Ya que no es que los superhéroes me estén dejando de gustar, es que me está dejando de gustar la forma en la que los entienden, o los empiezan a entender actualmente en según que ocasiones”
    Bueno, aqui entramos en el debate de lo que esperas leer y de lo que en realidad pueden ofrecerte.
    Si llega un momento en que lo que te pueden ofrecer es distinto a lo que te gustarí

  • Al hilo de todo lo que se esta comentando, yo no creo de que se trate de que el genero superheroico te atraiga o deje de atraer, sino de que no te satisface lo que te estan ofreciendo en ese momento. No hay mas.
    Y me pongo como ejemplo: desde que empece a leer comics he seguido de manera casi regular (salvo en los 90 que me distancié por completo) a Spiderman, Daredevil y Capitan America. Pero con estos dos ultimos llevo unos años disfrutando muchisimo y eso que en el caso de Daredevil los esquemas, no es que se repitieran, sino que Bendis los calcaba y aun asi me divertian ya que considero que estaban bien escritos (dentro de lo que se puede esperar de Bendis). No courre lo mismo con Spiderman, que solo hay que ver la primera pagina del numero 622 para no querer seguir leyendo.
    Yo, al menos, dentro de la tematica superheroica si que encuentro que hay algunas cosas (pocas mas bien, dentro de todo lo que se publica y hablando solo de Marvel) que sigo con cierto interes.

  • Yo creo que el problema es que queremos llevarnos a estos personajes a la tumba con nosotros. Queremos que crezcan y que hagan lo mismo que nosotros. Pero los superhéroes son arquetipos atemporales que perdurarán muchos años.
    Quizá queremos tener una aficción toda la vida, una aficción que tenemos desde niños y que queremos seguir viviendo igual.
    Los años pasan. Los gustos cambian y los comics también.

  • En este caso estoyde acuerdo con Julián y Deke. Es una cosa de mentalidad y de darse cuenta de que ahí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *