Spectacular Spider-Man TPB vol. 1: The Hunger

Marvel Comics
Guion: Paul Jenkins
Dibujo:Humberto Ramos
Tinta: Wayne Faucher
Portada: Humberto Ramos
110 págs. $12.95
SPECTACULAR.jpg
Por David Hernando
Spectacular Spider-Man puede ser considerada una nueva colección del arácnido o simplemente la antigua Peter Parker con un lavado de cara. Y es que el equipo creativo es el mismo que se encargara de aquella histórica, pero fenecida, colección: Paul Jenkins y Humberto Ramos. Jenkins lleva ya varios años escribiendo las aventuras de Spider-Man y se le podrá acusar de muchas cosas, pero desde luego conoce al personaje al dedillo. Todo el entorno de Peter cobra vida mes a mes en las páginas de Jenkins, quien ha creado su propio séquito de personajes secundarios que no aparecen ni en Amazing ni en ningún otro sitio. Son criaturas de Jenkins y él hará con ellas lo que crea conveniente.


Al final de Peter Parker, Jenkins rescató de nuevo al Duende Verde y provocó que éste dejara muy malherido a Flash Thompson. Como ya se ha comentado, Spectacular es más un relanzamiento de dicha serie que una colección nueva, por lo que no es de extrañar que todas las subtramas existentes en Peter Parker tengan su continuación en estas páginas. Algo de continuidad para dar cohesión a los dos títulos principales del Hombre Araña nunca viene mal y por eso Tía May da muestras de conocer el secreto de su sobrino que descubrió en la colección del creador de Babylon 5. Además de todo esto, la primera saga de la serie, recopilada en este tomo, trae de vuelta a uno de los villanos más aclamado por los lectores: Veneno, aunque su regreso aporta varias novedades a la relación simbiótica entre el alienígena y Eddie Brock, unas novedades que acarrearán consecuencias graves al final de la historia.
Gracias a todo esto, Jenkins consigue recrear una serie que es Spider-Man en estado puro: problemas personales de Peter que derivan de su vida como superhéroe, la relación con su Tía May, el enfrentamiento con un villano a elegir de entre toda la galería de nuestro amistoso vecino y, como colofón, un poco de introspectiva de algunos personajes, algo que nunca está de más. El problema de la historia es que tarda un poco en arrancar y, en vez de cinco números, podría haber durado perfectamente tres o cuatro, pero es un mal menor de todas formas.
El dibujo de Ramos cada vez desemboca más hacia un estilo abstracto y compacto que es posible que no sea del gusto de todo el público. Aún así, su interpretación de Veneno hay que verla porque nadie ha sabido dibujar al ex traje de Spider-Man como él, eso seguro.
Una historia entretenida, algo alargada, que combina muy bien momentos de acción (con dibujo espectacular de Ramos incluido) con otros de calma y evolución de personajes que hará las delicias de los fans de Spider-Man.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *