Palabra de Joe

Hay quien parece convencido que JMS no ha leído los Amazing anteriores a la muerte de Gwen para escribir Sins Past, sostiene que el guionista ha convertido a Gwen en un zorrón y lindezas por el estilo. Sirvan las siguientes frases para demostrar que, si bien Joe está andando sobre piedras resbaladizas, conoce muy bien el terreno sobre el que pisa:
SOBRE EL MOMENTO EN EL QUE GWEN TIENE A LOS NIñOS:
“¿Recuerdas que los AS 116 a 118 eran reimpresiones de Spectacular, verdad? Ahí tienes los tres meses que no habías contado”


SOBRE EL CRECIMIENTO ACELERADO DE LOS NIñOS, en respuesta a un lector crítico:
“1/ Los hijos son de Norman
“2/Todos sabemos que Norman es el Duende Verde
“3/Todos sabemos que el suero ha afectado a su biología
“4/Sabemos que el suero le dio un factor curativo acelerado
“5/Sabemos que algunas habilidades adquiridas pueden transmitirse genéticamente a la siguiente generación
“6/Sabemos por la vida real que los desórdenes en el ADN pueden producir crecimiento prematuro. Este desorden se conoce como Síndrome de Hutchinson-Gilford.
“7/ El factor curativo de Norman, que ha pasado a los niños por simple genética, es la único cosa que les ha permitido sobrevivir tanto tiempo.
“¿Qué parte de este razonamiento no entiendes? Todo sigue una extensión lógica en la continuidad o en el mundo real. Mira… Puedes decir que no te gusta, eso es cierto. Pero no puedes decir que no está apropiadamente establecido, y no puedes decir que estoy engañando al lector. No es así, lo siento. He hecho mis deberes. Está claro, que tú no los has hecho”

SOBRE LA CREDIBILIDAD CIENTíFICA DE ESTO MISMO:
“¿Por qué todos piensan que un hombre que adquiere poderes por una araña radiactiva es creíble pero se niegan a aceptar algo admitido por la ciencia de hoy en día como es la progeria? Hemos visto niños crecer y morir de viejos a los trece años, pero todavía no hay pruebas de que la picadura de una araña radiactiva afecte a alguien”

SOBRE LA OPORTUNIDAD DE LA HISTORIA:
“Incluso después de treinta años, la más inesperada persona en el mundo, aquella de la que pensabas que sabías todo, puede sorprenderte al máximo. Hace unos meses, una mujer que conocía y que fue mi amiga hace treinta años se suicidó, algo que jamás podría haber previsto.
“La gente cambia.
“Las cosas cambian.
“La manera en la que nosotros vemos los cambios… Sí, Gwen no está “viva”, pero ningún personaje de ficción está realmente vivo o muerto. Pero persiste en los tebeos, de cualquier manera, y en lo que respecta a eso, está viva.
“Dejar un personaje intocable, de la forma en la que era recordado por el personaje principal durante los últimos treinta años es lo más cercano a la muerte que puede estar ese personaje. (…)
“Lo que no tienes que olvidar es que yo soy un fan. Crecí leyendo Spidey. Tenía, y tengo, un tremendo cariño por Gwen. Decidir hacer esta historia fue muy duro para mí, pero la hice porque pensé que era la decisión correcta, y todavía lo siento. Sí, podría haber dejado el personaje como era, y que todo siguiera igual durante los próximos cinco o diez años… Pero, ¿estaría haciendo mi trabajo o simplemente cobrando un cheque?”

SOBRE MARY JANE GUARDANDO EL SECRETO:
“Parece olvidarse que MJ mantuvo el secreto de que Peter era Spider-Man a la tía May, que tenía todo el derecho a saberlo. Ahora puedes discutir las razones para guardar el secreto, pero no puedes decir que MJ no sabe guardarlo, porque ya se ha guardado cosas durante mucho tiempo.
“Todos tenemos secretos”

¿POR QUé ESCRIBIó ESTA HISTORIA?
“No hay un motivo para justificarlo. Mira… ¿Por qué alguien escribe una historia? Porque piensa que es una buena historia. ¿En qué crees que basan los escritores sus decisiones, en el lanzamiento de runas? ¿Por qué usar a Gwen? Porque necesitaba un largo espacio de tiempo para que los chicos crecieran y que fuera creíble. Lógicamente, no podía ser MJ. ¿Quién quedaba? ¿Betty? Demasiado extraño. La clave del escritor es colocar a tu personaje sobre un árbol y lanzarle piedras. Gwen fue la piedra más grande que pude encontrar”

SOBRE ALGUNAS REACCIONES ENCENDIDAS:
“No puedo ni contar la cantidad de mensajes que he recibido de gente que me dice que estoy llamando a Gwen zorrón, golfa, tramposa… que la he destrozado como persona… que sería mejor que la hubieran violado en lugar de que tuviera sexo consentido con otra persona… ¿Mejor que la hubieran violado? ¿Tener sexo con alguien convierte a una persona en una “golfa”?
Gwen cometió un error. Pero actuó con responsabilidad frente a él. Tuvo los niños, en lugar de elegir otras opciones. Y se enfrentó cara a cara con Norman, dispuesta a criar a sus hijos a cualquier coste, aunque eso significara abandonar sus estudio o su posible matrimonio con Peter.
“Para mí, eso es una persona de inmensa fuerza e integridad. Le da una fortaleza y una consciencia que no había tenido hasta ahora. Para mí, Gwen es una persona… y como todas las personas, puede equivocarse. Siempre trata de hacer lo correcto, y cuando se ve en un callejón sin salida, lucha. No sólo por ella, sino por los demás. Hay gente que piensa que eso la convierte en una “golfa”. No tiene que ver con lo que escribo, sino en cómo lo ve esa gente. Y Peter en ningún momento lo ve así. Porque Peter la entiende. Peter la quiere incluso aunque haya cometido un error”.

¿El fin de los Vengadores?

Acabo de terminar de leer el Avengers 503, último del primer volumen después de la renumeración de hace apenas unos meses, y tengo un regusto extraño. La saga, Avengers Dissasemble, tiene buenos momentos, pero el balance en general creo que, me temo, es mediocre. Bendis patina mucho con la continuidad y se nota que no ha leído algunos tebeos, porque maneja mal los datos, y no lo hace intencionadamente, me parece, sino por pura ignorancia de cuáles son. El problema que tiene eso es que la credibilidad se va al garete. Verbigracia: aparecen cinco Ultrones y los Vengadores se cagan las patas abajo… ¡Pero si han luchado contra un millón al mismo tiempo! Y no hace cuatrocientos números precisamente. ¿Y el comentario de Jan sobre Clint en el flashback del último número? Parece que al guionista le está gustando Identity Crisis, pero esto aquí no tiene ningún sentido.
No revelaré aquí los detalles fundamentales de la saga, pero todo eso que nos prometieron se ha quedado bastante por el camino. Los últimos cuatro números transcurren en poco menos que tiempo real (deben pasar unas horas desde que empieza todo el bollo) y con un halo de irrealidad muy persistente. Esto es debido a lo que decía antes: Bendis comete errores propio de quien desconoce el terreno que pisa, o lo conoce por encima, que no sé qué es peor. También llama la atención la rapidez con la que ha tirado para adelante con un argumento, como es el que ilustra el título de la saga, que muy bien podría haber dado para un año de buenas historias y aventura epopéyica.
Me comentaba el otro día Eduardo de Salazar que da la sensación que Bendis quiere quitarse el muerto de encima -nunca mejor dicho- cuanto antes, y estoy de acuerdo con él. Sólo espero que el nivel mejore en la nueva serie regular, en esos Nuevos Vengadores -inintencionadamente, no puede haber título más ochentero- que tienen tanto morbo, aunque sólo sea por los integrantes del grupo y la interacción que tendrá lugar entre ellos.
Pero quizás lo más irritante de Avengers Dissasemble sea su extraordinario parecido con otra saga de infausto recuerdo vengador: La encrucijada. Uno hubiera esperado de Bendis otras vías para poner patas arriba la colección, y no el recurrir a algo que ya hicieron en el pasado, y no mejorándolo precisamente, sino quedándose más o menos en lo mismo en cuanto a argumento. ¿Y los tebeos en sí? Pues haciendo oídos sordos de lo que sabes de los Vengadores, entretenidos como mucho, pero creo que realmente sólo me ha gustado el segundo número de la saga.
Menos mal que a estas horas ya andará pensando Kurt Busiek en cómo solucionarlo todo, y salidas no le faltarían. Las muertes de la saga son tan poco emocionantes que ni siquiera hay cadáveres. Toca esperar el regreso de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, porque no, esto no es el fin, ni mucho menos. Ni siquiera es algo irreparable. Las aguas, como he dicho muchas veces, siempre vuelven a su cauce, aunque no me creo yo que vaya a ser dentro de un mes. La nueva serie, por lo menos, pinta divertida… y podría haberse llamado perfectamente Defensores Secretos, o algo así.
Los Vengadores son otra cosa.

Reseñas (y visita) del Salón del Manga 2004

Tengo que reconocer que este año me ha ido mejor mi visita al Salón del Manga que el año pasado. De entrada, por eso, la queja inicial sería la misma, y es que el sábado cuando fui había una cola para entrar IMPRESIONANTE (más o menos idéntica a la del año pasado). Quien la haya vivido lo sabrá, y quien no, para que se haga una idea, es una cola DE HORAS (os lo aseguro, porque el año pasado llegué yo al sitio donde se celebra a las 10 de la mañana… y no entré hasta casi las dos del mediodía).
Este año, por eso, me fue mejor porque la cola para comprar la entrada me la ahorré, al pedir yo una invitación en mi librería de cómics habitual, la cual (y desde aquí mi más ferviente agradecimiento) me facilitaron. Y para la segunda cola, la de para entrar en el recinto, actué con “truco”. Sibilinamente me fui metiendo, como aquel que no quiere la cosa, pero con total calma y discreción… y me colé. El truco me sirvió a las mil maravillas porque de las casi 4 horas que tardé en entrar el año pasado (entre una cola para comprar la entrada y la otra para entrar), este año estuve dentro en apenas 15 minutos.
El gentío era impresionante, pero podías ver casi todo los stands más o menos bien. Pasé por el de la librería que me había facilitado la invitación para saludarlos y que también vieran que la había aprovechado. Luego estuve mirando, principalmente todo lo referente a merchandising, ya que las novedades ya las había comprado antes de ir al Salón (al menos las que me interesaban, luego ampliaré ese tema), pero los altos precios que suele tener casi todo este material me echo para atrás en la mayoría de casos. Lo único que me hubiera comprado es unos muñecos tipo Lego de Hellboy bastante majos, que los vendían por parejas (Hellboy y Rasputin, Sapien y Kroenen) a 9 euros la pareja. Y si no me hubiera decantado por cómics USA originales de Spidergirl a 1,50 euros cada uno (ví los números 67 y 68) pero al final no me decanté por nada (ahora que, eso sí, de las postales que tenía Planeta en su stand con las novedades Marvel, cogí un buen puñado de cada una). Lo que sí me hubiera comprado seguro hubiera sido un calendario para el 2005 de Spiderman o de alguna cosa de superhéroes, pero no ví nada (propios de manga sí había, pero esos no me interesaban).
También me metí en la Mangateca, donde me estuve leyendo el “Lobezno” 21 y el “Spiderman de John Romita” 70 (los números de octubre de ambas colecciones). Pasé por la exposición de los samuráis, donde ví armaduras, armas y diferentes complementos (así como información) de la vida de estos personajes. También ví la exposición de todos los carteles candidatos a haber sido el póster del Salón, junto con el ganador. Si bien había para todos los gustos (algunos no me extraña que perdieran) tengo que reconocer que algunos de los que no ganaron me gustaron bastante, y unos cuantos me gustaron incluso tanto o más que el ganador.
¿Y de las novedades que salían para el Salón? Bueno, debido a que el actual gasto que hago en cómics ha aumentado por culpa del segundo coleccionable de Spiderman y de la colección de figuritas de plomo, más el hecho (o incógnita) de que al hacerse cargo Panini de la publicación de Marvel en España a partir del 2005, pueden surgir BASTANTES novedades que me puedan interesar, eso me ha frenado a la hora de comprarme cosas, no sea que luego lo que venga pueda ser interesante y me pille “a dos velas”. Es por eso que de las novedades para los dos salones que quedan en el 2004 (este del Manga y el de Madrid a finales de noviembre) he descartado algunos títulos que quizás me hubiera comprado como el tomo de la Cosa, el “Lobezno/Hulk: seis horas” o el “Powers: Anarquía”. Por eso, las novedades que me he comprado yo, menos de las esperadas, paso a comentarlas dentro de este mismo artículo:
X-STATIX: LAS LUNAS DE VENUS
Segundo tomo que recopila la siguiente saga de este grupo tan particular de mutantes, aquí centrado el argumento en Venus Dee Milo, una de sus últimas incorporaciones. El resultado es correcto, pero aquí ya actúa que (a nivel personal mío) me gustaba más la difunta Ugo-Girl (Eddie Sawyer) que Venus Dee Milo, al que veo un personaje demasiado… etéreo. Por eso con lo que más disfrute de este tomo fue con el último capítulo, donde la propia Venus lee unos diarios de Eddie Sawyer antes de entrar a formar parte de Fuerza-X, el anterior nombre de X-Statix. Aún así es de agradecer que pese a que los personajes sirven de crítica al vacío que hay dentro de los fenómenos de masas, estos (en privado) evolucionen y no sean tipos estáticos (valga la coña con la expresión). Principalmente por Tike Alicair y Chica Muerta, los dos personajes actuales y vivos que más me gustan del grupo.
100% MARVEL ULTIMATE SPIDERMAN: EL DIA DE OCTOPUS
Segundo tomo de esta linea editorial dedicado a Ultimate Spiderman, posiblemente para aprovechar que la siguiente saga que podían recopilar la protagonizaba el Doctor Octopus, el mismo villano de la secuela cinematográfica del trepamuros estrenada este mismo año. Hay que reconocer que pese a que las dos sagas incluidas ya me las había comprado (y leído) en el formato usual aquí en España, leídas de un tirón gana muchísimo más que mes a mes (lo que me hace preguntar si continuaran con estos recopilatorios, cosa que yo agradecería). La de Octopus cuenta además con un detalle (o un lapsus) bastante claro, hay una escena donde un periodista llamado Eddie Brock y que trabaja en el “Daily Globe” realiza una pregunta en la rueda de prensa de Justin Hammer. Posiblemente intentaban emparentar al Ultimate Veneno con su homónimo del universo tradicional, pero luego no siguieron ese camino al ser el Ultimate Eddie Brock y el Ultimate Veneno diferentes (en orígenes) a los de la continuidad tradicional.
100% MARVEL PUNISHER: QUERIDOS VECINOS
Con esta maxiserie dio origen la colaboración entre Dillon y Ennis en el personaje de Punisher, y desde luego no puedo empezar de mejor manera. He de reconocer que el coleccionable que sacaron a raíz del estreno de la película lo abandoné en el número 8. No por aburrimiento, porque entretenido era, pero el problema es que las historias, sin ningún tipo de continuidad y con unos personajes planos, no me motivaba en absoluto, siendo además el planteamiento de muchas de esas historias muy parecido a los films de acción baratos de la Cannon tan famosos en aquellos años, con Chuck Norris de protagonista en la mayoría de ellos.
Pero en esta maxiserie, previa a la serie regular de la que ahora goza el protagonista, dicho estilo ramboide se ha sustituido por un estilo urbano y violento que es lo que siempre ha caracterizado al personaje. Asimismo vemos su total frialdad, y como en el mundo actual un personaje como él puede servir de inspiración a cualquier psicópata pervertido (aunque los tres que aparecen no acaben muy bien que se diga…) Pero lo mejor del tomo es que aquí (a diferencia del coleccionable) si hay personajes secundarios con cierta entidad, aquí encarnados, por un lado, por los vecinos de Punisher, y por otro por la familia Gnucci o el Ruso. Es por ello el acierto de la película estrenada este año, que recogía al personaje del Ruso y a los vecinos para incluirlos dentro del argumento del film, porque ellos (y más, como ese teniente de policía tan desgraciado llamado Soap) son los que hacen que este maxiserie (y el tomo en el que ahora sale recopilada dentro del formato “100% Marvel”) sea un comic, desde mi punto de vista, altamente recomendable.

Algo más que una actualización

Ha ocurrido todo tan deprisa, que apenas había tenido tiempo de contároslo, pero ahora que ya ha sido publicado en algún avance de Dolmen Editorial, no puedo por menos que dar más detalles. Resulta que nuestra inicial actualización de papel de Spider-Man Bajo la máscara ha terminado por hacerse demasiado grande para el formato inicial que teníamos pensado (una separata dentro de Dolmen). Después de mucho meditarlo, esta actualización ha pasado a formar parte de un nuevo volumen sobre Spider-Man, en esta ocasión centrado en sus autores. Se trata de hacer algo que ya habréis visto con determinados autores: un dossier que siga la vida del autor de cabo a rabo a través de sus declaraciones y entrevistas públicas.
El libro que aparece ahora de manos de Dolmen es algo parecido. Contamos la historia del personaje a través de las declaraciones de sus autores. Desde su nacimiento, hasta la actualidad. Un trabajo ingente que ha estado realizando David Hernando en las últimas semanas.
Y además, y como no podría ser de otra forma, tendréis los contenidos inicialmente anunciados, la actualización del glosario de personajes y la guía de lectura, un amplio reportaje sobre Spider-Man 2, un también extenso análisis de los cómics de Spider-Man desde el relanzamiento de Straczynski hasta la actualidad y un gran artículo sobre Ultimate Spider-Man que supone el debut de Francesc en Dolmen Editorial… y bueno, muchas más cosas que descubriréis cuando aparezca el libro.
Todavía nos quedan unos últimos pasos para poner en la calle el volumen, y mientras Vicente García anda maquetándolo a toda prisa hoy mismo he entregado el último texto del libro, que curiosamente es su prólogo. Se podría decir que es el último paso de los autores antes de que empiece a funcionar toda la maquinaria editorial, pero aquí esa maquinaria está funcionando de forma paralela, por lo que el libro no tardará demasiado en ver la luz. Contaré los minutos…

Spiderman 31 y Ultimate Spiderman 30 (Forum)

SPIDERMAN, EL HOMBRE ARAñA 31
El tomo de este mes tiene la anécdota de que en la sección de Correos el Doctor átomos pone que es el tomo 1 de una nueva etapa, cuando eso no es así, probablemente debido a todo el follón ocasionado por el cambio a Panini. Además en dicho correo me responden un email que envié hace ya bastantes meses, y en el cual hacía referencia a los capítulos de “Amazing” inmediatamente posteriores al de la reconciliación de Peter y MJ, que a mí me parecieron bastantes prescindibles. Es cierto, según lo comentado por átomos, que toda aventura ha de tener sus momentos de respiro, pero también se puede considerar un momento de respiro el “Amazing” 501 incluido en este tomo, y a mí personalmente me ha gustado más que a los que hice mención en mi email.
En cambio, en el “Amazing” 501 de este mes volvemos a tener a May en un papel preponderante, esta vez comentando (al final del capítulo sabemos a quien) como ha cambiado su vida y su percepción de las cosas desde que hace unos meses se enteró de que Peter era Spiderman. Me gustó mucho este capítulo, ya que aunque la Tía May será lo que sea (a veces parecía más un estorbo que un personaje necesario) su manera tan sincera y emotiva de expresarse en este capítulo es muy bonita, y a mí personalmente me gustó bastante.
Todo eso se complementa con los dos primeros capítulos de “Spectacular Spiderman”, la nueva serie que sustituyó a “Peter Parker Spiderman”, y cuyos primeros capítulos corrieron a cargo de Paul Jenkins y Humberto Ramos al guión y dibujo respectivamente. Su primera saga en común es la que empieza en este tomo, donde asistimos al regreso de Veneno, uno de los villanos clásicos del trepamuros. Pero es un Veneno que en las manos de Humberto Ramos se convierte (o vuelve a ser) el ser metamórfico de un principio, total y absolutamente maleable (ver las escenas en las vías del tren). Pero la saga no sigue derroteros clásicos, ya que también tenemos un misterio y una investigación policial con unos muy buenos diálogos que parecen sacados de la imaginación de Bendis (amigo de dar protagonismo a los policías, ver su serie “Powers”). Y además también tenemos a un Eddie Brock totalmente echo polvo. Su dependencia (o quizás la dependencia del traje a él) le ha destrozado la vida, y Ramos nos lo presenta como un hombre derrotado, más incluso de lo que estaba antes de ir a suicidarse a la Iglesia donde se encontró al simbionte. Los motivos de eso (y de los misteriosos ataques a personas que se estan tratando contra diferentes tipos de cáncer) se conocerán en próximos capítulos…
ULTIMATE SPIDERMAN 30
Continua este mes la saga que nos presenta a Geldof, el primer villano de la línea Ultimate no basado en ningún personaje previo de la línea tradicional. En un principio vemos como Spiderman sale a su encuentro e intenta convencerlo de que utilice sus poderes de manera responsable (cosa difícil teniendo en cuenta los poderes que tiene) y de que dichos poderes deben de ser porque es un mutante (cosa que no le hace mucha gracia que le digan). La posterior entrada de varias chicas de los X Men, y diversas incidencias marcarán, por un lado, que Spiderman y el resto del grupo estén a punto de matarse, y por otro lado que la ausencia de Peter Parker sea una de las más llamativas hasta ahora… lo cual no es bueno porque puede despertar excesivas sospechas.
A destacar que uno de los momentos más divertidos es cuando Jean Grey le agradece a Spiderman que no se la haya imaginado desnuda, cosa que (basta que se lo digan) provoca que entonces se la empiece a imaginar… hasta tal punto que parece no poder sacársela de la mente. También divertido es cuando el Profesor Xavier aparece con esa clara referencia a “Los ángeles de Charlie” (y más cuando las chicas, en este caso, también son tres).

El poder de Hollywood

ATENCIóN
CONTIENE
GRANDES
SPOILERS

Siempre pensé que era cuestión de tiempo que lo hicieran. Me lo olía incluso anoche, cuando hablando con Francesc me dijo que venía una gran sorpresa en el último Spectacular… Hoy por fin lo he comprobado con mis propios ojos.
Ya avisaba más arriba de los GRANDES SPOILERS. Puede que hayáis seguido leyendo por curiosidad, porque ya sabéis lo que pasa en el Spectacular 20 o porque al fin y al cabo os da más o menos igual. En todo caso, más que contároslo, prefiero que lo veáis con vuestros propios ojos. Como sabréis, en los últimos números de la serie, Spidey se ha visto convertido en algo más o menos así a causa de las manipulaciones de una villana:

Todo forma parte de Avengers Dissasemble, más o menos, porque se puede leer sin tener constancia de lo que ocurre en la colección de estos, y más bien diría que estos sucesos preceden a la saga. En todo caso, Spidey, como es natural, consigue superar la situación y, por fin:

Vamos, que recupera su forma humana… con un pequeño detalle:

“Oh, oh, ¿es acaso lo que estamos pensando? Por si hay dudas, vamos hasta el final del tebeo, donde Peter y Mary Jane se reencuentran:

Y queda por tanto claro que sí. Que lo han hecho. Que tenemos lanzarredes orgánicos.
¿Reacciones?
Para que nadie diga que no me mojo: ahí va mi opinión. Me parece una tontería seguir al pie de la letra todo lo que viene de Hollywood. ¿Por qué? ¿Por un cierto complejo de inferioridad respecto a la industria cinematográfica? Porque esto, desde luego, no es una idea de Paul Jenkins. Es algo que viene de más arriba. ¿Y por qué no ocurre en Ultimate Spider-Man, que es la serie teóricamente dirigida al público de las películas que no lee habitualmente tebeos? ¿Y porqué no muere Norman Osborn, que el que ande por ahí vivo sí es una contradicción bien grande respecta a las películas, además de una felonía indescriptible?
En cuanto a la idea en sí, no me parece mal. No es muy lógico que la araña radiactiva transfiriera a Peter todas sus habilidades, menos las de crear telarañas. En los sesenta hubiera quedado realmente extraño, y entiendo que Stan Lee no lo hiciera, además de que servía para demostrar que Peter es muy listo, pero los tiempos han cambiado, y si admitimos que a un tipo le salgan cuchillas de los antebrazos, ¿por qué no telarañas de las muñecas? Sospecho que ahora ya no veremos mucho aquello de “ups, se me terminó el fluido”, pero tampoco es que lo vieramos mucho últimamente, y en Spider-Man 2 ya comprobamos que los lanzarredes orgánicos no son incompatibles con que se acabe el fluido.
Y además, tengo la sospecha de que no durará mucho, y tarde o temprano acabaremos volviendo a las andadas. Lo que de verdad me gustaría saber es lo que dirá Peter David de todo esto…
Y vosotros, ¿qué decís?

Aparte de Sins Past

Cuando JMS llegó a Amazing, el cambio fue tan radical con respecto a la anterior etapa que consiguió hacer irrelevante al resto de sus compañeros: daba igual lo que hiciera Jenkins y desde luego daba igual lo que pasara en Tangled Web que enseguida se desinfló para dejarnos unos últimos números muy irregulares. Con el tiempo, Marvel acabó corrigiendo el error, sobre todo gracias a la llegada de Humberto Ramos y la consiguiente atracción de público joven que ello trajo. No menos importante fue, aunque si breve, la Gata Negra de Kevin Smith, y finalmente el Marvel Knights de Millar y los Dodson.
Parecía que por fin habían devuelto el equilibrio a la fuerza… y llega JMS, la monta bien montada y ya estamos todos que nos da igual lo que pase en las otras series. Y es un error. Dejando aparte lo que algunos nos estemos divirtiendo con Sins Past y lo mucho que muchos se están enojando, en las otras series arácnidas hay buenos motivos para detenerse un momento.
Ejemplo: Spectacular Spider-Man. Después de unos mesecitos con Spidey sumergido en un argumento que, en un momento u en otro, acabará desenbocando en Avengers Dissasemble (porque de momento no se entiende demasiado bien el motivo por el que las portadas llevan el logo de la saga), nos espera recuperar un poco el magnífico tono de los primeros números. Las primeras sagas del nuevo Spectacular, que ahora las empezaremos a ver en España, atacan el flanco que quedaba libre, el de los villanos clásicos y el del día a día de Peter Parker. Tenemos personajes secundarios (cosa que no ocurre en Amazing), y no sólo son cabezas parlantes que entran y salen, como tanto hacía Mackie, sino que se descubren como el gran descubrimiento de la serie, interactuando y afectando a lo que le ocurre a Peter. También tenemos historias que redefinen a Veneno, Octopus o el Lagarto, pero teniendo en cuenta su historial con Spider-Man, y desde una narrativa que convierta además esas historias en definición de lo que es cada uno, algo ciertamente difícil. Ahora Jenkins y el nuevo dibujante (muy en la línea de Ramos) parece que van a por los villanos olvidados, empezando por… ¡El Gusano de la Mente! Que al parecer después de sus escasas apariciones anteriores anda en plan homeless. Muchas esperanzas tengo depositadas en esa historia.
Y muchas más en, como decía, el Spider-Man Marvel Knights de Millar y Dodson. Se nota, y mucho, que le están echando una mano los vigilantes de la continuidad, que son la gente de Spider-Fan y, creo recordar, Spider-Man Gallery. El último número es un absoluto disfrute en este sentido: alusiones al Spider-Móvil (“Esa cosa que intenté olvidar con todas mis fuerzas”), y alusiones a los que conocen la identidad secreta de Peter, incluyendo vivos y muertos… ¡¡Con la primera mención a Ben Reilly en CUATRO años!! Reconozco que fue mentarlo y entrar en juego la nostalgia, es curioso como funciona esto de la nostalgia.
Tampoco hay que dejar de lado Spider-Girl, donde hemos tenido una particular saga del traje negro que sólo me he ojeado y tengo pendiente todavía de leer, pero que le tengo muchas ganas; y sobre todo, no quiero dejar de hacer una referencia a las ediciones españolas de Excelsior. Hace un par de meses, en el Spider-Man de Romita y sin grandes alaracas, ocurrió algo histórico y revolucionario: Forum alcanzó el último número publicado en su momento por Vértice y, a continuación teníamos el primero de Bruguera, algo que ocurrirá también en breve con Peter Parker. Ver ordenados esos Bruguera, con todas sus viñetas, su color y su tamaño original es escalofriante y me devuelve a mi niñez, con los primeros Forum y mis vanos intentos por entender el orden de los Bruguera que encontraba en tiendas de saldo a veinte duros los tres o cuatro números. En esa edición leí muchos Romita, y los mezclaba con los actuales de entonces, y no me enteraba de nada, pero me apasionaba igualmente. Ahora Forum ha conseguido lo imposible, arreglar los defectos se sus predecesoras y ofrecernos algo que ni siquiera ha hecho Marvel en USA: recuperar los grandes clásicos de la editorial.

El Culto del Amor

culto.jpg

Al ser reciente (sólo un par de años) mi afición a Spiderman, hay grandes partes de su biografía que aún tenía inéditas. Una de ellas, la de finales de los años ochenta, la estoy ahora rellenando gracias al segundo coleccionable de Spiderman que ha sacado Planeta.
Dicho coleccionable está funcionando muy bien en lo que a sagas se refiere, ya que tras la de la boda de Spiderman, la de la última cacería de Kraven, el final del Comepecados o la de la presentación de un villano posteriormente tan famoso como Veneno, hay una que me ha impactado por su increíble calidad, y es la del Culto del Amor.
En dicha saga Spiderman se enfrenta a una secta, que en principio no parece absolutamente nada peligrosa. Pero esa secta ha captado a Betty Brant, sensible desde que en anteriores capítulos se quedara viuda tras la muerte de Ned Leeds (que además era la persona tras la máscara del Duende) y mentalmente inestable. En un principio tanto Peter Parker como Flash Thompson, preocupados por ella, intentan sacarla, pero las condiciones en que vive (como dice Spiderman, “la veo más feliz de lo que la he visto… nunca”) le hacen dudar de si no tendrían que respetar su decisión y dejarla en la secta si es lo que ella desea. Posteriormente todos descubren la manipulación que hace el líder de la secta sobre sus acólitos.
Es ahí donde me sorprendió encontrarme en un comic de Spiderman algo que recuerdo haber visto por televisión, y que en aquel entonces (aunque posteriormente se descubrió su falsedad) impactó a la opinión pública e hizo que muchos, yo entre ellos, me lo creyera. Me refiero a esa curación “milagrosa” de cánceres con la simple imposición (o más bien introducción) de manos. Por eso valoro especialmente el trabajo al guión de Peter David, quien recientemente en este mismo coleccionable me hizo disfrutar con el final del Comepecados en una saga también muy impactante, ya que se demuestra un avanzado a su época, con unos guiones brillantes, plenos de acción y entretenimiento, pero al mismo tiempo reales y críticos con la situación global de cada momento, como demuestra esta saga del Culto del Amor, que en el fondo no deja de ser una feroz crítica a través de un comic de superhéroes de la manipulación mental que ejercían (y aún ejercen) muchas sectas que se dedican a captar a inocentes a los que pillan en malos momentos psicológicos o que son personas de mentalidad débil. Todo eso está perfectamente acompañado por un dibujo de Alex Saviuk que personalmente me gusta mucho, más incluso que el del valoradísimo Todd MacFarlane, al que también se está viendo en este coleccionable.
Pero como no todo tiene que ser seriedad, la saga tiene un argumento secundario, que funciona igual de bien que el original, y donde asistimos a las reticencias de Mary Jane acerca de sí hacerse o no unas fotos de modelo de ropa interior, por si Peter se puede sentir molesto. Resulta gracioso como acaban esas fotos tras la visita de Tía May al apartamento de Peter y MJ. Otro argumento secundario sería lo de la hermana de Kathryn Cushing, también secuestrada por la secta, y que al final queda en la duda que fue de ella. Ese final agridulce para lo de la hermana de Kate Cushing también me gustó bastante para redondear el tono perfecto que tiene esta saga.
La saga del Culto del Amor fue publicada en “Web of Spiderman” n

Crítica de cine: COLLATERAL

En un principio no tenía intención de escribir el siguiente artículo sobre la película “Collateral” sino que simplemente hubiera escrito mi típico comentario de 20 o 30 líneas. Pero es que el cine es un arte que a veces te da sorpresas, y películas de las que no esperabas nada más que un simple entretenimiento, se convierten en obras realmente excelentes (no diría magistrales, pero en el caso que nos ocupa, casi, casi es así) que realmente disfrutas sobremanera, y que no puedes hacer otra cosa que recomendar encarecidamente.
Los datos de esta película, al menos los generales, son conocidos por la mayoría. El nuevo film de Michael Mann, con Tom Cruise y Jamie Foxx de protagonistas. El argumento gira sobre la angustiosa noche que pasa un taxista junto con un asesino que le obliga a acompañarle mientras hace su “trabajo”. A simple vista me tomé el visionado de esta película como el de otra más, un simple entretenimiento para pasar dos horas y ya está.
Pero la película me sorprendió, y mucho. Primeramente por el dúo protagonista, que lleva sobre sus hombros casi el 90% del film. Es un peso importante en caso de que los actores no valgan o la pareja o dúo que forman no funcione. Pero la primera sorpresa surge cuando ves a un Jaime Foxx perfecto en su papel de taxista, y al cual en todo momento te crees, así como a un Tom Cruise que (en el papel de villano) ejerce una interpretación con matices. Su Vincent es un asesino a sangre fría, es cierto, pero también es un ser humano que tomó un camino en su vida, quizás no el más correcto, pero si el único al que las circunstancias le obligaron. Su personalidad es simpática, atractiva, pero mortal cuando la situación lo requiere.
A partir de ahí tenemos el resto de la película. Hay films que funcionan más por los protagonistas que por la película en sí. Este podía haber sido uno de esos casos, ya que el director Michael Mann se ha caracterizado en sus últimas películas por cierta vanidad (se cree que está haciendo la obra maestra del siglo, cuando no siempre es ni un film entretenido) pero aquí su estilo está perfectamente encajado al tono de la película, mostrándonos a lo largo del viaje a otro personaje secundario del film, que es la ciudad de Los Angeles. Incluso escenas que pueden parecer surrealistas como la de los coyotes en el asfalto es (tal y como dijo un crítico que vive allí) perfectamente posible en la vida real.
Y es que ese es el mayor mérito de la película. Una sabia dirección, unos actores magníficos y un guión sencillo del que se saca todo el jugo posible (ver la sorpresa del taxista (y mía) cuando se entera de quien ha de ser la última victima del personaje de Tom Cruise, o la muestra de que no todos los negros en el cine han de saber como funciona un arma, tal y como le ocurre al personaje de Jamie Foxx cuando intenta utilizar una). En resumen, uno de los mejores films del año.
CALIFICACIóN: ***** (excelente)
LO MEJOR: El conjunto, ya que el perfecto engranaje del guión, la dirección, los actores, etc. es lo que confieren a la película la calidad que creo que tiene. Pero lo más llamativo sin duda sería la pareja protagonista. Y atención a la presencia de Javier Bardem, cuya única escena aprovecha espléndidamente.
LO PEOR: El típico estilo videoclipero de Mann (que sobretodo se nota en la escena de la discoteca oriental) puede molestar a alguno, aunque en este film creo que está perfectamente ajustado.

El último vuelo de Christopher Reeve

Viendo ayer Mar adentro, no pude dejar de pensar en Christopher Reeve. Por que él, más que nadie, habrá levantado el vuelo mil veces desde su silla de ruedas. Por que él no se rindió nunca y dio un ejemplo a todos de lo que representa de verdad ser un superhéroe. No se dejó de mover Christopher Reeve un minuto, después del accidente que le dejó tetrapléjico hace casi diez años. No se dejó de mover por los derechos de quienes estaban, como él, atados a una silla de ruedas, y fue su organización la que impulsó la investigación con células madre que podría dar tantos avances en ese sentido, avances de los que él no se beneficiará. No se dejó de mover, e incluso consiguió respirar sin ninguna clase de aparato, y recuperó la movilidad en uno de sus dedos.
Resultó mal actor Christopher Reeve, porque no interpretaba ningún papel cuando ponía rostro a Superman. Resultó ser un superhombre, a fin de cuentas. E incluso desde la silla de ruedas bastaba con hacer sonar, como en aquel episodio de Smallville, la fanfarria de John Williams para recordarnos al hombre que nos hizo creer que podía volar. Gracias, señor Reeve, por introducir ilusión en mi infancia, por enseñarme la manera de rescatar a las damas de un helicóptero accidentado. Gracias por enseñarme a vivir. Gracias por enseñarme a volar.

1 372 373 374 375 376 377