Lobezno-Doop: El visón rosa

doop.jpgDescubrí a Darwyn Crooke gracias a los dos números que hizo en la serie “Spiderman’s Tangled Web”. Ambos se encuentran entre los mejores de aquella irregular serie. De ellos tengo que reconocer que lo que me encantó fue ese dibujo estilo pin-up años 50, que le daba un aire de cartón a los cómics, aparte de unos rasgos femeninos que daban lugar a unas mujeres realmente bellas.
Realmente encantado como estaba del dibujante, luego descubrí en las bibliotecas de donde yo vivo los cómics de Catwoman (editados por Norma) en los que el propio Darwyn Crooke redefinió el personaje, dotando asimismo a la serie de un aire de film noir (o, para entendernos, serie negra) que resultaba todo un acierto.
Posteriormente descubrí “Fuerza X” y su continuación “X-Statix”. El estilo de Mike Allred me recordó bastante a Darwyn Crooke, y por eso (y, naturalmente, por los excelentes guiones) empecé a seguir también esa serie, donde Darwyn Crooke también ha dibujado algunos capítulos sueltos.
Y llegamos a “Lobezno/Doop”, un crosover fuera de continuidad pero con el mismo guionista de la serie regular de “X-Statix”, y con Darwyn Crooke a los lápices. El resultado es de notable alto, son apenas dos capítulos pero con una historia simple y excelentemente bien llevada, con un gran sentido del humor (ahí es nada que el objeto que buscan los dos protagonistas sea… ¡¡¡ un visón rosa !!!) y con unos dibujos excelentes (Crooke sigue dibujando mujeres bellísimas, sirva como ejemplo la Dama Rosa, aunque su Lobezno es bastante atractivo, siguiendo los parámetros de las películas más que los del Lobezno del traje amarillo de toda la vida).
Asimismo vemos cambios en Lobezno, que no nos es presentado como el matarife de toda la vida, sino como una especie de detective al estilo de los años 40 o 50. Doop por su parte demuestra tener el cuerpo más maleable de los últimos años en un personaje Marvel, ya que hay escenas muy divertidas que recuerdan a los cartoons de Tex Avery donde la masa verde se ensancha, se deforma o se le salen los ojos igual que a los personajes clásicos de la Warner.
Asimismo se nos presentan personajes nuevos, como ese Cazador Joe, que en contraste con los heroes, tiene una guarida recién salida de “La matanza de Texas”. Aún así, ciertos detalles que se podrían considerar… “fuertes” (lo que Cazador Joe le dice a la Dama Rosa cuando la tiene apresada) quedan diluidos por ese estilo cartoon en el dibujo, que aparte de sentarle muy bien, suaviza y hace divertidas la gran mayoría de situaciones.
En resumen, un comic imprescindible para pasar un buen rato, muy entretenido, con un argumento intrascendente pero muy divertido y con un dibujo excepcional. Recomendable para todo el mundo, sea fans de Doop (“esa masa verde y amorfa de moral y sexualidad más que dudosa” como lo califica Lobezno) o de Logan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *