La boda de Spiderman

boda.jpg

Cuando hace un par de años estrenaron la primera película de Spiderman, tengo que reconocer que enseguida me quedé prendado de un personaje con el que fácilmente te podías sentir identificado. Pero mi interés se acrecentó cuando poco a poco, comic a comic, fui conociendo a Peter Parker, la personalidad bajo la máscara.
Tengo que reconocer que debido a la gran cantidad de historias protagonizadas por Spiderman, nunca me he planteado ser un coleccionista completista del personaje, como si lo son muchas personas a las que leo en los foros de internet como los de Dreamers. Pero tras conocer, por medio de diferentes páginas webs que recorren la historia del personaje desde su nacimiento hasta ahora, toda la vida y los personajes que habían rodeado y rodean a Peter Parker, hubo una historia que si tenía muchas ganas de tener, y esa era la de la boda entre él y Mary Jane.
De hecho, mi afición al personaje también se debe al interés que me causó el primer coleccionable que sacó Planeta de Agostini con motivo del estreno de la primera película. En la primera entrega, en un pequeño fascículo número 0, salía una imagen de dicha boda, y yo (sin saber que el personaje tenía un pasado y un futuro) pensaba que me estaba haciendo la única colección de Spiderman, y que dicha colección finalizaría con la boda. Por eso sentí una pequeña decepción cuando supe que la boda no se incluiría en el primer coleccionable, pero me alegré cuando supe que si saldría en el segundo.
Y por fin la conseguí, y por fin me la leí. Y efectivamente he quedado muy satisfecho, y disiento de la política de Planeta de Agostini, que creo que tendría que haber incluido esta historia en el primer coleccionable, como colofón del mismo, junto con las historias del Duende que quedaron colgadas, y que son con las que se ha abierto el segundo coleccionable.
Pero la historia en si de la boda me ha gustado mucho. El soltero Peter Parker por fin se casaba, con una chica a la que conocía desde hacía años (Mary Jane Watson) pero antes de eso pasaba por muchas dudas, e incluso llegaba a pensar en cancelar la boda. Recordaba su pasado, especialmente junto a su primera chica, Gwen Stacy, e incluso (en uno de los momentos que más me han gustado) le decía a la foto de Gwen que le ayudase a elegir, ya que a él le hubiera gustado que ella fuera su chica, pero ahora iba a casarse con otra. Y por otro lado las dudas de la propia MJ. Quiere a Peter, pero está acostumbrada a un ritmo a un ritmo de vida que quizás no pueda llevar (cosa que le preocupa sobretodo a Peter, preocupado por no poder darle lo que se merece). Afortunadamente vencen sus miedos y dudas y se casan, en una ceremonia muy bonita y en una historia que (en resumen) me gustó mucho, como ya habrás podido notar. Incluso lo suficiente para escribir este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *