Ultimate Marvel #2

ultimate marvel 2.jpg

Guión: Jonathan Hickman, Brian Michael Bendis y Nick Spencer

Dibujo: Esad Ribic, Sara Pichelli y Paco Medina

Color:
Justin Ponsor

Contiene: Ultimate Comics. Ultimates 3, Ultimate Comics. Spider-Man v2, 2 y 3 y Ultimate Comics. X-Men 2 USA


Formato: Comic book, 17×26 cm, lomo  112 páginas

Precio: 6,95€
 

Sinopsis: "¡El segundo número de la única colección que necesitas seguir para tener todo un universo en tus manos! En Ultimates, los Hijos del mañana han transformado a los dioses en mortales: la única esperanza de todo un panteón reside en los Ultimates. ¿Podrán salvar Asgard? En Spiderman, Miles Morales tiene una importante decisión que tomar: ¿Seguirá los pasos de Peter Parker o emprenderá su propio camino? Y en La Patrulla-X, el gobierno ha señalado a los mutantes como terroristas. ¿Seguirán dispuestos a defender a la humanidad? "

Ya lo hizo Bendis al inicio de Ultimate Spider-Man hace más de diez años. Tomárselo con calma, planteando la situación central en un momento dado pero al mismo tiempo dejando constancia de lo importante que pueden ser los secundarios (Mary Jane, Harry Osborn, sus tíos, etc…). Aquí ha optado por algo parecido para dando un vuelco a lo que estábamos acostumbrados. Y es que Miles Morales no tiene a tan buen recaudo, en un primer momento, su identidad secreta, o por lo menos -algo que aprendió Peter a la fuerza- no es consciente de lo que tiene entre manos. Si bien es cierto, comprensible y natural, que un amigo íntimo pueda ser al mismo tiempo su Pepito Grillo particular al haber adquirido algo que a él mismo le gustaría tener. Poderes, ni más ni menos que poderes sobrehumanos. Pero no es un amigo que le diga que tenga cuidado, si no más bien alguien que está encantado con la actual situación de su compañero adolescente. Él quiere que sea un superhéroe, que aproveche la situación, tal y como él haría. Algo que no se suele ver habitualmente en el mundo arácnido.

En este tomo tenemos dos números de Ultimate Comics Spider-Man (el 2 y el 3), donde podemos ver no pocos momentos excelentes y que siguen la estela marcada por Spider-Man. Me ha encantado que volvamos a ver al chulito de turno (algo que encarnaba Flash Thompson) intentando amedrentar a nuestro protagonista. Sin embargo, hay un detalle que lo diferencia todo. Peter Parker no tenía en mente la palabra "mutante" como un escollo que tuviera que salvar. Morales en cambio no está seguro de que su actual estado sea por la picadura de una araña modificada genéticamente o simplemente un cambio interno, ése que sufren los mutantes en un momento dado de su vida. De ahí que el guionista, hábilmente, ofrezca al lector las numerosas dudas y miedos que sufre el futuro héroe en sus carnes. De ahí que Ganke, su amigo, sea su posible tabla de salvación en cuanto a lo que tendría que hacer o no. Geniales las conversaciones entre ambos, quedando bien claro lo diferente que puede ser esta serie con la anterior.

Igualmente interesante, algo dejé entreveer en la anterior reseña, es poder ver que el nuevo Spider-Man tiene una figura paterna con la que interactuar. Alguien que simboliza la responsabilidad, pero al mismo tiempo quiere que su hijo pueda contarle cualquier preocupación que tenga, alejándolo de su problemático hermano (de esta manera se aleja el posible parecido que pudiera tener con tío Ben). Sin embargo, no todo son buenas noticias para Morales. Y es que si pensábamos que en algún momento podía contarle a su padre su radical cambio, Bendis no quiere que éso sea fácil. El progenitor no tiene en buena estima a los individuos con poderes (con razón diría yo. Sobre todo viendo lo que ocurrió en la saga Ultimatum). Una aportación genial y que puede dar muchísimo juego en la colección.

Estos dos números han dado muchísimo de sí, y con toda probabilidad habrán hecho las delicias de los actuales fans de Miles Morales. Verlo en su primera acción heróica (salvando las distancia, evidentemente, me ha recordado a lo que hizo Maguire en la segunda parte de Spider-Man) no ha podido ser más deliciosa. A cara descubierta, sin pensar en las consecuencias, éso y sólo éso lo podemos definir como lo que puede definir a Morales en próximas entregas. Aunque él no lo quiera (sólo desea ser "uno más") tiene que acabar recogiendo el manto de uno de los grandes superhéroes de su Universo. ¡Y qué narices! Lo que va a hacernos disfrutar. Bendis tiene fuelle para rato y no indica cansancio alguno. ¿Habrá algún momento en que su Spider-Man Ultimate indique signos de cansancio?
 

3 comentarios

  • ¿No os gustan los guiños que han hecho en las camisetas de Ganke? Primero con una del Hombre Rana, luego otra de Howard el Pato, y por ultimo su avatar es Fing Fang Foom

  • Me encanta el personaje de Ganke y el dúo que conforma con Miles. Es un personaje divertidísimo y cada aparición y comentario suyos son para enmarcar en un cuadrito. La galería de secundarios de Miles no tiene desperdicio. Gracias Bendis por tanta magia.

  • Off-tópic: Estoy coleccionando el volumen 1 de Ultimate Spiderman…..y no he podido fijarme en una “predicción de futuro” que tiene lugar en el arco argumental “Hollywood”: Doc Ock tiene a Spidey inmobilizado en el set de rodaje de la peli,cuando de repente,un tipo de raza negra con un traje de Spidey le golpea por la espalda con un foco. Aturdido,Spiderman le pregunta:” ¿y tu quien eres?” a lo que responde” uno de los especialistas para las escenas de acción” a lo que contesta Peter: “Menos mal,creia que me habian relanzado”.
    Me pregunto si Bendis ya tenia algo de esto planeado cuando hizo ese chiste XDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *