Joe Quesada habla de Un Día Más

bannerOMD.jpg
Durante las últimas semanas, entre las convenciones y las fechas de entrega que se le venían encima, Joe Quesada, editor en jefe de Marvel, ha estado más callado de lo que acostumbra a estar. Mucho más, sabiendo lo que le gusta soltar la lengua al dibujante de origen hispano. Pero esta semana ha tenido un hueco en su agenda y ha contado (en Newsarama, dónde si no), su experiencia durante los tebeos de Spider-Man que suponen la despedida de Joe Michael Stracynski de la serie principal del arácnido con la saga One More Day / Un día más.

Aquí tenéis una transcripción de lo que ha dicho.



One More Day, parte 2, página 1

Newsarama.- Comencemos por el principio, ¿cómo empezó todo? ¿Quién fue el primero en mover ficha y qué hizo que se pusiera la rueda en marcha? ¿Fue tan simple como JMS deseando salir a lo grande, o que tú querías dibujar una historia de Spider-Man?

Joe Quesada.- Puedo entrar en más detalle cuando se haya acabado la historia, no quiero revelar nada de lo que sucede en One More Day (OMD) discutiendo cómo se puso en marcha o la metodología (lo que sucedería si no soy cuidadoso). Sin embargo, se trata de una historia que hemos discutido desde hace más de un año y algo que JMS sentía como la manera perfecta de bajarle el telón a su estancia en la serie. Desde mi punto de vista, estando presente desde las conversaciones iniciales y la idea que hay detrás de OMD, me sentí integrado en ella como creador y realmente deseaba dibujarla. Y también era la oportunidad de trabajar con Joe en un proyecto, algo que siempre había querido hacer algún día pero nunca encontraba la oportunidad.

N.- Has comentado en privado que los primeros bocetos de OMD datan de febrero del 2006. Ha pasado ya un año y medio de esa fecha, ¿qué ha hecho que este concepto haya tardado tanto en llegar a las librerías?

JQ.- Había otras vallas que saltar y varias historia que contarse hasta llegar a este punto. Incluso la Guerra Civil ha cumplido un gran papel en los sucesos que se desarrollan en OMD porque se trata de toda una serie de fichas de dominó que tenían que caer antes de llegar a este punto.

N.- Sin hablar del final, o de los cambios en el status quo que podría o no podría suceder, ¿hasta qué parte de la jerarquía de Marvel habéis tenido que llegar con esta historia? Obviamente, Dan Buckley estaba informado, pero ¿desde qué momento? ¿Necesitó algún tipo de aprobación o bendición desde las alturas, o es ésa la función de Buckley una vez que lo aprueba y no hay que buscar refrende en nadie más alto en el escalafón?

One More Day, parte 2, páginas 2 y 3

JQ.- Cuando se trata de grandes historias del Universo Marvel siempre me encargo de hacerles saber a todo el personal que se encuentra en la cadena alimenticia acerca lo que sucede por debajo. La belleza de este nuevo régimen en Marvel es que operamos de una manera muy sinérgica, que nos permite llevar todos los aspectos del negocio de mejor manera. De hecho tuvimos algunas discusiones creativas increíbles, especialmente en las oficinas de la costa oeste, ya que también han puesto en marcha un grupo creativo y siempre están interesados en las cosas que sucederán en Marvel.

Civil War es un ejemplo perfecto de esto, antes de que nada sucediera, todo en Marvel ya sabían lo que estaba por venir y qué podían esperar. Os sorprendería cómo la información adelantada puede ayudar a nuestras otras ramas como las licencias, las películas, etc. Hace que la coordinación sea más difícil como compañía y podemos centrarnos más en nuestros propios esfuerzos de marketing.

N.- ¿Qué efecto ha tenido el hecho de dibujar OMD respecto al resto de tu trabajo? ¿Has podido mantener el calendario como Editor en Jefe ajustado? ¿Tu mujer y tu hija aún saben cómo eres?

One More Day, parte 2, página 7 JQ.- Te mentiría si te dijera que no ha sido difícil. Me he perdido casi todo el verano y las cosas que se pueden hacer con la familia. Probablemente he estado más cansado de lo que lo he estado en mucho tiempo, pero lo que de verdad me ha dejado noqueado ha sido la temporada de convenciones. No sólo no ha sido extenuante, sino que hacia el final me puse realmente enfermo, y sólo hace poco me he conseguido recuperar. Por otra parte, mi hija está absolutamente encantada por el hecho de que esté dibujando Spider-Man, viene constantemente a mirar por encima de mi hombro a mirar lo que hago. Conoce bien a la mayoría de los personajes principales y ya es una fan sincera de Marvel a la tierna edad de seis años. Había una página que estaba dibujando hace un tiempo y ella pregunto: ‘Es el Doctor Extraño, ¿verdad?".

No tenía ni idea de cómo lo sabía. Entonces me preguntó si era de los buenos o de los malos, ya que parecía que estaba enfadado con Spider-Man.

Vale, sé que estas historias no le interesan a nadie más que a mí. [risas]

N.- Mirando al trabajo, estilísticamente se ve diferente de lo que hiciste en Daredevil: Father. ¿Es una decisión voluntaria que has tomado, o es algo que ha surgido mientras dibujabas?

JQ.- Son dos tipos distintos de historias, así que mi acercamiento es diferente. En DD: Father opté por algo más simple, con un aspecto más oscuro y le pedía a Danny Miki que usara un trazo basto en la línea de tinta, más como con un pincel seco y menos suavizado. Incluso la manera en la que dibujaba DD cambió según iban avanzando los números porque opté por una metamorfosis visual que acompañara al personaje. Según avanza la historia y el personaje lo hace a su vez, cambié la forma de su cuerpo poco a poco en cada número hasta que se hizo más de la manera en la que le dibujé en Guardian Devil. Es algo que he estado experimentando como una manera de comunicar un sentimiento mediante abstracciones en la anatomía.

 En OMD he optado por un acercamiento mucho más suavizado y le pedía Danny que hiciera las tintas más finas, que suavizara cada línea que yo ponía y que añadiera las que le apeteciera. Hay una oscuridad y una irritabilidad que pretendía transmitir en este primer número, el equivalente visual a pasar los dedos por una pizarra. Peter Parker está pasando por un infierno emocional y cada uno de sus nervios está expuesto y crispado. One More Day, parte 2, página 10Quería que pareciera cansado, demacrado, de una manera en la que probablemente no le hayamos visto desde La última cacería de Kraven. Sin embargo, según avanzan los números, como en DD: Father, se verán algunos cambios en mi acercamiento mientras Peter pasa por los suyos propios.

N.- ¿Quién en particular te ha influido en la manera en la que dibujas a Spider-Man, Peter y Mary Jane? ¿Hacía quién te has dirigido y mirado cuando te has quedado bloqueado? Esa son las redes de MacFarlane, ¿no es así?

JQ.- Honestamente sólo he tenido un artista ante mi y ese ha sido John Romita senior. Pese a que haya habido algunos increíbles [amazing] -perdón por el chiste- dibujantes que han hecho a Spider-Man a lo largo de los años, para mí no ha habido otro más grande o mejor con el personaje que JRsr. Así que hice copias en blanco y negro de algunas de sus páginas y las pegué por todo el tablero de dibujo en casa.

N.- ¿Qué ha pasado con el lenguaje corporal de Peter en este número, desde tu punto de vista? Está frustrado y enfadao, obviamente, ¿cómo muestras eso, artísticamente, sin diálogo o cajas de texto explicativas?

JQ.- El lenguaje corporal cumple un papel muy importante. Pero en lo que respecta a eso, sólo es cuestión de decir el texto en voz alta y actuar esa parte y entonces trasladarlo al dibujo. Más allá de esto, hago lo mejor para comunicar la historia y los sentimientos tras las palabras a través del uso de sombras, estructura de las viñetas y escogiendo el lugar en el que ubico la cámara. Intento no usar en exceso trucos como viñetas rotas y cosas de esa naturaleza (siempre funcionan mejor en dosis pequeñas). Para mí, incluso en espacio a sangre dentro de la página es importante. Si observas el primer número, te darás cuenta de que en las páginas del hospital se usa color en toda la páginas por detrás del dibujo. Luego, cuando Peter comienza a perseguir a Stark y sale al exterior de noche, la sangre se hace de color negro, confiando en que se añadirá a la tensión y el sentimiento de oscuridad de lo que va a suceder.

Luego hay tres momentos en los que permito que el propio dibujo se extienda por la sangre más allá de la mancha de la página (el dibujo en el que Peter golpea a Iron Man con los puños desnudos, la página en la que revelamos que Peter envuelve en un capullo de redes a Iron Man y la doble página final). La razón por la que lo hago es simple, ya que quería que esos momentos fueran grandes en este número y quería dejar que el dibujo se extendiera más allá de las restricciones que he establecido durante el resto del ejemplar, One More Day, parte 2, página 11página con viñetas tras página con viñetas. Espero que, de una manera subconsciente, el lector capte el efecto que prentendo con ello.

Vale, pienso demasiado este tipo de cosas.

N.- Axel Alonso ha sido tu editor en esta historia, ¿qué tipo de edición se ha hecho? Cuando estás dibujando un proyecto, ¿hay espacio para alguna locura, o Axel, en este caso, te trata como a cualquier otro dibujante?

JQ.- Eso deberías preguntárselo a Axel. Le envío todos los bocetos antes de poner el lápiz sobre el papel, así que si hay algún problema, le he dicho que mejor me lo diga o que está despedido [risas]. Dicho lo cual, no me ha pasado ninguna maldita nota… mmm…

N.- Sin desvelar nada de la historia, la premisa aquí es "la tía May está en peligro", y es algo que ya hemos visto antes. ¿Ha sido eso una preocupación, el hecho de que tuvieras que contar esa historia de una manera en la que la gente no la hubiera visto antes? ¿Cómo lo hacéis?

JQ.- Preocupación, no. Aunque ha habido muchas historias de la tía May en peligro, ha habido muchas más, centenares, de historias en las que Spidey estaba en peligro luchando contra (pon el nombre del villano aquí), MJ en peligro, etc. Todo tiene que ver con la manera en la que lo haces, y cuando trabajas con JMS, lo estás haciendo con uno de los mejores escritores, así que es algo que no me ha preocupado en absoluto.

N.- ¿Qué ha sido lo más difícil de dibujar en este primer número?

JQ.- Sin ninguna duda, todas esas telarañas. Ha sido doloroso. Sí, y todas esas redes en su traje. No es tan fácil como se puede pensar, especialmente cuando el cuerpo de Spidey comienza a girar y retorcerse en el espacio. ¡Maldito Ditko! [risas]

(ltodas as imágenes corresponden al segundo número de One More Day, que se publicará en FRIENDLY NEIGHBORHOOD SPIDER-MAN #24 el día 10 de octubre)

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *