¿Ha matado Spider-Man? (3)

bib.gif.gif

En muchas ocasiones, la imagen de un animal muerto o herido nos conmueve más que la de una persona. Tal vez nos hemos acostumbrado a ver gente en esas circunstancias, y por eso hemos aumentado el umbral de sentir lástima por nuestros congéneres. Quién sabe.
En nuestro repaso de la muertes causadas por una acción más o menos directa de Spider-Man, nos toca esta vez hablar de las de algunos bichos…

Como en la entrega anterior, rescatamos – gracias a Spinne– otra muerte de un humano, la de la hija de Spider-Man 2211, que era la Duende Verde de su época. Peter le devuelve una de sus bombas-calabaza

fn10_bomb.jpg

fn10_1bomb.jpg

El efecto, dadas las características de la bomba, es que se produce un paradoja temporal, ya que nunca llegará a existir. Se vio en Friendly #10.

fn10_2_bomb.jpg

Hecho el inciso, volvamos con los bichos…

No te metas con mi chica
En su visita a la Tierra Salvaje del Amazing #104, el cabeza de red condujo hasta una arenas movedizas a Gog, el bebé extraterrestre que controlado por Kraven había estado dando mal a su novieta Gwen…

as104gog.jpg

Esta muerte, recuerdo, me impresionó sobremanera(y Kalitos confesó que a él también), especialmente por la forma en que se produce, con un Spider-Man como espectador casi impasible frente a una lenta agonía. Luego, años más tarde, Gog volvió a aparecer, pero eso no lo sabíamos entonces…

Entre oreja y oreja… ¡colleja!
Spinne, de nuevo, nos avisó de la muerte, en el Amazing #118, de Devastador, la criatura creada genéticamente a partir de un bandido común para servir como esclavo de Disruptor.
El trepamuros se dio cuenta de que estaba controlado electrónicamente mediante un generador de dolor, y supuso que estaba en alguna parte de su cuello. Así que para detenerlo, le atizó por esa zona…

as118_1.jpg

as118_2.jpg

El resultado…

as118_3.jpg

Este muerto está muy vivo
Más recientemente, en Amazing v.2 #54, el lanzarredes se las vio con una especie de zombi conjunto de trece mafiosos, el Enterrador, originado por una radiación gamma. Tras herirlo gravemente lo localiza en las cloacas, y se dispone a acabar con él. Como ya está muerto, dice Spider-Man, no se puede matar. Pero el hecho es que deja de existir…

asv2_54_digger.jpg   

   

(El Diario de Peter Parker y spiderfan.org han sido imprescindibles para realizar este artículo)

9 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *