Uno de los primeros coches de Spider-Man en miniatura. Y no, no es el Spider-Móvil

coche 1.jpg
Es algo raro que no te guste el fútbol o los coches, sobre todo cuando tienes pocos años de vida y es cuando parece que la lógica y el destino te lleva de la mano a ambos sitios aunque no lo quieras. Creo que mis juguetes de cuatro ruedas se pudieron contar con los dedos de una mano, aun así tuve algunos, que conste. Sin embargo, hubo uno por el cual guardaba un cariño muy especial. Más que nada porque en la misma caja venía un Spider-Móvil, aunque no espereis que sea como el que vimos en los cómics, y una figura del trepamuros (eso ya era la bomba en aquellos tiempos).

Este objeto arcaico y con más años que Matusalén, lo había ovlidado casi completamente, hasta que Carlos Parra (seguidor de Bajo la Máscara y del cual iremos publicando periódicamente objetos de su colección -me inclino ante ella-) me mandó unas imágenes y los recuerdos volvieron a emerger. Posiblemente lo conserve (ventajas de tener unos padres que no tiraron todo a la basura cuando vieron que uno iba creciendo), aunque tendría que volver a hacer mis indagaciones y búsquedas varias.

Lo bueno de todo esto es que Carlos lo tiene con caja y todo. Conservando la figura de la que estoy seguro se perdió en el Abismo de Helm (osea, que murió en combate y nada más supe de ella).

Estas cosillas pueden parecer del montón, sólo hay que ir por cualquier centro comercial y veremos que siguen habiendo coches en miniatura con alguna pegatina de Spider-Man en el capó del coche o en los laterales, pero como digo siempre aquí lo que importa es el valor nostálgico y los años que atesoran dichos objetos. Y es que hablaríamos del año 77 ó 78 (recuerdo incluso que un vecino mío hizo unos dibujos de la figura de Spider-Man y de Batman, y por aquel entonces yo no tendría más de dos o tres años a lo sumo). Así que posiblemente la podemas catalogar de antigüedad arácnida.

 
¿Llegasteis a conocer este coche?



 Lo cierto es que el coche en cuestión contenía detalles que le hacían parecer más un coche batmaníaco que otra cosa (y eso que el de los cómics tampoco era precisamente discreto). Los adornillos de la parte de arriba del coche y en la parte delantera son bastante curiosos. Eso sí, a mí siempre me encanto la pegatina con dibujo en la parte del capó y en las puertas delanteras. De nuevo unas imágenes típicas de nuestro héroe en aquellos tiempos.
coche 3.jpg

Como podéis observar en primer plano, la figura en sí distaba mucho de la perfección en cuanto a la recreación del personaje. Y es que si bien (lo que hubiera faltado) respetaban los colores azul y rojo, las redes que adornan el traje de Spider-Man fueron totalmente omitidas. Eso sí, sabías que era Spidey y al final era lo único que importaba.

 

9 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *