El Culto del Amor

culto.jpg

Al ser reciente (sólo un par de años) mi afición a Spiderman, hay grandes partes de su biografía que aún tenía inéditas. Una de ellas, la de finales de los años ochenta, la estoy ahora rellenando gracias al segundo coleccionable de Spiderman que ha sacado Planeta.
Dicho coleccionable está funcionando muy bien en lo que a sagas se refiere, ya que tras la de la boda de Spiderman, la de la última cacería de Kraven, el final del Comepecados o la de la presentación de un villano posteriormente tan famoso como Veneno, hay una que me ha impactado por su increíble calidad, y es la del Culto del Amor.
En dicha saga Spiderman se enfrenta a una secta, que en principio no parece absolutamente nada peligrosa. Pero esa secta ha captado a Betty Brant, sensible desde que en anteriores capítulos se quedara viuda tras la muerte de Ned Leeds (que además era la persona tras la máscara del Duende) y mentalmente inestable. En un principio tanto Peter Parker como Flash Thompson, preocupados por ella, intentan sacarla, pero las condiciones en que vive (como dice Spiderman, “la veo más feliz de lo que la he visto… nunca”) le hacen dudar de si no tendrían que respetar su decisión y dejarla en la secta si es lo que ella desea. Posteriormente todos descubren la manipulación que hace el líder de la secta sobre sus acólitos.
Es ahí donde me sorprendió encontrarme en un comic de Spiderman algo que recuerdo haber visto por televisión, y que en aquel entonces (aunque posteriormente se descubrió su falsedad) impactó a la opinión pública e hizo que muchos, yo entre ellos, me lo creyera. Me refiero a esa curación “milagrosa” de cánceres con la simple imposición (o más bien introducción) de manos. Por eso valoro especialmente el trabajo al guión de Peter David, quien recientemente en este mismo coleccionable me hizo disfrutar con el final del Comepecados en una saga también muy impactante, ya que se demuestra un avanzado a su época, con unos guiones brillantes, plenos de acción y entretenimiento, pero al mismo tiempo reales y críticos con la situación global de cada momento, como demuestra esta saga del Culto del Amor, que en el fondo no deja de ser una feroz crítica a través de un comic de superhéroes de la manipulación mental que ejercían (y aún ejercen) muchas sectas que se dedican a captar a inocentes a los que pillan en malos momentos psicológicos o que son personas de mentalidad débil. Todo eso está perfectamente acompañado por un dibujo de Alex Saviuk que personalmente me gusta mucho, más incluso que el del valoradísimo Todd MacFarlane, al que también se está viendo en este coleccionable.
Pero como no todo tiene que ser seriedad, la saga tiene un argumento secundario, que funciona igual de bien que el original, y donde asistimos a las reticencias de Mary Jane acerca de sí hacerse o no unas fotos de modelo de ropa interior, por si Peter se puede sentir molesto. Resulta gracioso como acaban esas fotos tras la visita de Tía May al apartamento de Peter y MJ. Otro argumento secundario sería lo de la hermana de Kathryn Cushing, también secuestrada por la secta, y que al final queda en la duda que fue de ella. Ese final agridulce para lo de la hermana de Kate Cushing también me gustó bastante para redondear el tono perfecto que tiene esta saga.
La saga del Culto del Amor fue publicada en “Web of Spiderman” n

3 comentarios

  • “inedito” es algo que no ha sido editado, no algo que no ha sido leido. Lo siento por ese detalle…

  • Según el diccionario:
    inédito, -ta
    adjetivo
    1 [escrito, obra] Que no ha sido nunca publicado o dado a conocer al público
    2 [autor] Que no ha publicado ninguna obra
    3 Que es nuevo y desconocido.

    La tercera definición serí

  • Recuerdo que un argumento parecido salia en la serie de televisón de los 90…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *