El Asombroso Spider-Man 81

 

 

El Asombroso Spiderman 81

Guión: Dan Slott, Chris Yost, J.M DeMatteis, Jen Van Meter.

Dibujo: Humberto Ramos, Paco Medina, Giusepe Camuncoli, Stephanie Buscema 

Color: Edgar Delgado, Dave Curiel, Antonio Fabela

Tinta: Victor Olazaba, Juan Vlasco, Sal Buscema

Contiene: Amazing Spider-Man #700 y Avenging Spider-Man #15.1 USA

Formato: Comic-book, 17×26 cm, lomo, 136 páginas.

Precio: 6,95€

Sinopsis:¡El histórico Amazing Spider-Man #700 USA marca un final a lo grande para todos! El combate entre Spidey y el Doctor Octopus alcanza su apoteosis, y cuando termine, todo habrá cambiado como nunca antes lo había hecho en el medio siglo de historias del trepamuros. ¿Estás preparado para la aventura más polémica de Spiderman? Está aquí y todo el mundo hablará de ella. Además, un puñado de historias que sirven para celebrar la larga trayectoria de uno de los más significativos títulos de Marvel. Una trayectoria que… ¡Llega a su fin!

Y allá vamos. Amazing Spider-Man 700. ¿Qué se puede decir de este tebeo que no se haya dicho ya? Sin duda, el final más polémico para una cabecera jamás publicado (sobre todo si tenemos en cuenta su longevidad)…y también, uno de los mas engañosos. Pero vayamos por partes. Para ello, contamos con una reseña a dos manos, realizada entre mi compañero Snake y yo. 

El numero empieza tocando la fibra sensible del lector, con ese Peter Parker encontrándose con todos sus amigos y familiares fallecidos (incluso algún enemigo se pasea por allí), incluyendo por supuesto al siempre inspirador Tio Ben que insta a nuestro héroe a no tirar la toalla mientras Octopus siga controlando su cuerpo y su identidad.

A partir de aquí, uno de los mayores puntos fuertes de esta cuenta atrás a la desesperada es la inversión de roles que se produce entre Peter y El Doctor Octopus. Mientras el primero debe aprender todas las artimañas de un villano para lograr su objetivo (reunir a sus compinches, huir de la policía….) llegando a herir a Carlie Cooper en el proceso (en una escena que seguro Slott tendrá en cuenta en el futuro) , el segundo reúne un valor que nunca antes había poseído para enfrentar a su enemigo en la batalla final e incluso protege a los amigos y familiares de Peter Parker del ataque de El Escorpión (a pesar de ser él mismo el que había instado subliminalmente a Gargan a ir a por Jameson).

En este momento nos gustaría hacer un inciso para comentar uno de esos detalles frikis que Slott suele dejar caer en sus tebeos. Nos referimos a los monitores que muestran a los Vengadores luchando contra los octobots de Doc Ock y que demuestran que este arco argumental ya está integrado en Marvel Now. Después de este inciso, continuemos.

El climax definitivo en el que Peter trata de vencer a Octopus de una vez por todas, incluso si eso implica matarlo deja al lector sin aliento, porque el hecho de que no se trate de un arco argumental más, sino del fin de la cabecera deja entrever un final trágico. Y sucede. Al final de la batalla, se alza un nuevo Spider-Man Superior.

Este final, por potente que sea, deja al lector con un mal cuerpo increíble, incluso demasiado. Puede que, después de leerlo, el lector no se quiera acercar a la nueva cabecera ni con un palo. Y ahí radicaría su máximo error.

Porque el final de esta cabecera, por más que tenga su posterior renumeración, no es un verdadero final, sino que lo podríamos llamar el final del primer acto en la obra de Dan Slott. Y la segunda parte, se encuentra en Superior Spider-Man.

 Ya tenemos el pescado totalmente vendido. Peter Parker ya no es Spider-Man y Otto Octavius va a ser quien se encargue a partir de ahora de llevar su vida, tanto la heróica como la mundana. De ahí que el tomo 81 de El Asombroso Spider-Man no acabe simplemente con el número 700 de Amazing Spider-Man, si no que además nos encontramos con tres cómics más para dar por “finiquitado” el tema en cuestión. Aunque como todos sabemos, todo traerá cola a posteriori. ¿Volverá Peter algún día? ¿de qué manera? ¿será Otto quien llevará las mallas de aquí a la eternidad? Sólo Dan Slott sabe eso, aunque los veteranos sospechamos que en este mundo de ficción nada es definitivo en cuanto a eliminar a un personaje emblemático se refiere. Y sí, Spidey como todos sabemos, lo es y lo será para siempre. O más concretamente Peter Parker.

 

En Spider-Man Vengador 15.1 (Avenging Spider-Man. Avenging Spider-Man & Doctor Octopus) nos encontramos con una historia que podríamos denominar como la de “el día despues”. Cierto es que en el tomo 82 de Panini, ya con el nombre de Superior Spider-Man, ya nos encontramos con el actual estatus del personaje, pero esta historia en concreto sirve para ver como uno de los grandes villanos (quizás el que haya conseguido la victoria definitiva contra su enemigo de toda la vida) empieza a tomar contacto con lo que va a ser su nueva vida. El trabajo que desarrollaba Peter en Horizon Labs, la relación con Mary Jane y aparte de eso algunos que otros recuerdos sobre su vida pasada. Es decir, la de supervillano. Chris Yost, el guionista, está acompañado a los lápices por Paco Medina, y la verdad es que éste tándem no lo hace nada mal para relatar lo que antes os he mencionado.

 

Los pensamientos del Doctor Octopus no hacen si no atraer al lector sobre las diferencias que hay entre este personaje y nuestro querido Parker. Y es que ponerse “al otro lado” no es precisamente fácil, o por lo menos para alguien que dista de ser un héroe y lo que eso conlleva. Incluso en un momento determinado nos obsequian con una pagina completa donde se pueden ver las diferentes encarnaciones que ha tenido durante toda su historia -con trajes incluídos, como es normal-.

 

El final ya es un la losa definitoria sobre lo que nos vamos a encontrar conforme avance lo que Slott tiene en mente. Un cambio de traje. Manteniendo la esencia del mítico pero aportando lo que Octopus tiene en mente en cuanto a que sea uno “propio”. Cambio de ojos (o lentes), la araña de la espalda, o esos “arpones” que tiene en manos y pies. Desde luego este cómic es imprescindible para entender el por qué de algunas cosas que como he citado antes nos encontraemos en el tomo 82.

 

Seguidamente nos encontramos con “Spider Dreams”. Una historia que venía de complemento con el número 700 de Amazing Spider-Man, al igual que la que cierra este tomo y protagoniza La Gata Negra. En Spider Dreams nos ubican en una realidad alternativa, sólo hay que ver como se desarrollan los acontacimientos que se van narrando.

Por una parte alternan lo cómico y lo dramático para enseñarnos que la vida del trepamuros, esté donde esté, siempre viene acarreada de la consabida responsabilidad. En esta ocasión un héroe ya envejecido y retirado habla con su bisnieto sobre sus pasadas andanzas. Tanto los héroes como villanos de esa realidad tienen los nombres y el aspecto algo cambiados (debe de ser, como todos sabemos, para recalcar que no se habla de la Tierra-616. Lugar donde se desarrollan los acontecimientos que todos seguimos en el Universo Marvel mes a mes).

 

Como es normal se tratan temas como el amor por la familia y lo que ello conlleva si eres un superhéroe que te estás jugando una vez sí y otra también la vida y de rebote la de tus seres queridos. El final, la página final, es ni más ni menos que un homenaje a una portada del trepamuros que ya ha pasado a la historia. ¿La reconocéis? Seguro que sí.

 Se nota bastante la mano de J. M. DeMatteis en la historia, así como lo efectivo que es Giuseppe Camuncoli en el dibujo, mostrando lo que tiene que mostrar sin grandes aspabientos. Lo cual es de agradecer la verdad.

Para cerrar el tomo, en párrafos anteriores lo he comentado, nos torturan con una tontería supina, aburrida y digna de mandar por correo a tu peor enemigo fan de los cómics. Donde Felicia Hardy -La Gata Negra- protagoniza unas cuantas paginitas que se olvidan en cuanto acabas de leer la última línea de diálogo del consabido bocadillo de texto.

“Noche de Cita” es el título y no hace si no que me apunte los nombres de Jen Van Meter y Stephanie Buscema en una libretita para no volver a leer nada suyo. O por lo menos de este estilo. Quizás a vosotros os haya hecho gracia y seáis seguidores de este dúo -para mí nada dinámico-, pero os aseguro que algunas de las trampas de Jigsaw en la saga cinematográfica “Saw” no pueden hacerme tanto como esto.

 Y con esto llegaríamos al final del tomo 81 de El Asombroso Spider-Man. Un tomo que cierra la mítica colección Amazing Spider-Man y abre el camino para Superior Spider-Man. Eso sí, con multitud de “extras” apetitosos que hacen las delicias del aficionado arácnido. TODAS, sí he dicho todas, las portadas de Amazing, correos americanos con preguntas y respuestas curiosas, las diferentes portadas que conmemoraron el número 700 y algun que otra entrevista y declaración de los que nos han llevado a esta nueva andadura del personaje.

 ¿Hace falta más para que este cómic tenga un sitio privilegiado en vuestra estantería? Creo que no.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *