EL ASOMBROSO SPIDERMAN 138: UNA TARDE EN EL PARQUE

Quemamos los últimos cartuchos que nos quedaban, antes de que todas las colecciones relacionadas con Peter Parker salten a Marvel Legacy, y lo hacemos con la serie que comparte este con Masacre. Hay dos partes claramente diferenciadas. En primer lugar, terminamos la historia de Slapstick, de la que ya hablamos con profusión en el tomo anterior, y a continuación nos lanzamos a una de esas clásicas aventuras en la que los héroes protagonistas deben sobrevivir a Mundo Asesino, el mortífero parque de atracciones de Arcade. Centrémonos por lo tanto en esta segunda historia.

 

UN VIEJO CONOCIDO ARÁCNIDO Nos estamos refiriendo al escritor y comediante Elliott Kalan, que no es precisamente un habitual de los cómics. Su labor se concentra en la televisión estadounidense, donde destacó como jefe de guionistas de The Daily Show, de John Stewart, el famoso late-night talk de Comedy Central, y ahora trabaja en el revival de la legendaria Mystery Science Theater 3000. Además de todo eso, Kalan es aficionado a los cómics, algo que facilitó que Marvel le confiara la cabecera en la que el trepamuros se convertía en profesor de los más jóvenes estudiantes de La Patrulla-X. Fue Spider-Man And The X-Men, una experiencia que apenas duró seis números, en el primer semestre de 2015, y que venía a sustituir a Wolverine And The X-Men. No es extraño que, en nuestro país, apareciera como Spiderman y La Patrulla-X nos 35-39, como colofón de Lobezno y La Patrulla-X. Se trataba de un cómic muy ligero, que combinaba elementos de ambos mundos, el de los mutantes y el del arácnido, y que pasó bastante inadvertido, pese a sus buenas intenciones. Stegron y Saurón, Camaleón y Mojo, Veneno y El Nido… Kalan recurrió a curiosas combinaciones de villanos procedentes de ambos entornos, pero no cayó en la cuenta de optar por aquel que, habiendo debutado en una aventura de Spidey, está habitualmente adscrito al Homo superior. Y ese antagonista no es otro que Arcade. Antes de hablar de él, permítenos que anotemos también la presencia de Todd Nauck, un dibujante que siempre acaba volviendo a la casa arácnida, por más que se haya ocupado dentro de Marvel de otras cosas. Nauck ilustró, por ejemplo, Friendly Neighborhood Spider-Man, la serie de Peter David en los tiempos inmediatamente anteriores a “Un nuevo día”, y también fue el encargado de la famosa historia con la que Marvel y el Hombre Araña saludaron la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Barack Obama. Fue el artista habitual de la colección de Rondador Nocturno que desarrollara Chris Claremont hace algunos años y recientemente le hemos tenido en “¿Demasiado pronto?”, una miniserie del Mercenario Bocazas, que encontrarás en 100 % Marvel. Las Minis de Masacre nº 9.

 

LA REFERENCIA PREVIA

Kalan y Spidey se conocieron aquí

 

LA PISTA DE ARCADE En las primeras páginas de la aventura, se reflejan algunas de las más memorables sagas que en las que ha participado este criminal, cuyo debut tuvo lugar en Marvel Team-Up #65 USA (1978), de la mano de Chris Claremont y John Byrne. Fueron precisamente ellos quienes se lo llevaron a The X-Men #123 y 124 USA (1979. Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X nº 2), y a partir de ahí ha estado ligado a los mutantes, salvo excepciones puntuales, como su participación en Los Vengadores: Arena. Por último, sí: Cíclope, así como el resto de Los Cinco Originales, están ahora viviendo en Madripur, bajo el tutelaje de Magneto. Más detalles en Patrulla-X Azul.

 

UN TÍTULO CINEMATOGRÁFICO

El tercer capítulo evoca esta peli

 

Spot On publicado en El Asombroso Spiderman nº 138

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *