Crítica de cine: V DE VENDETTA

v_for_vendetta_ver2.jpgDirector: JAMES McTEIGUE
Intérpretes: NATALIE PORTMAN (Evey Hammond), HUGO WEAVING (V), STEPHEN REA (Finch), JONH HURT (Sutler), ROGER ADAM (Prothero), SINEAD CUSACK (Delia Surreydge), NYCHOLAS DE PRUSENAERE (Marshall)
Guión y producción: LARRY y ANDY WACHOWSKI
Música: DARIO MARIANELLI
Montaje: ADRIAN BIDDLE
Diseño de producción: OWEN PATTERSON
Vestuario: SAMMY SHELDON
Duración: 131 MINUTOS
Productora: WARNER BROS.
Año de producción: 2006

v_for_vendetta.jpg“V de Vendetta” (la película) es una adaptación que no es fiel al 100% al comic en el que está basada. Eso hay que dejarlo claro de entrada, y en parte son las diferencias respecto a la historia original las que deben haber hecho que Alan Moore, el creador de la misma, reniege ahora de este film y haya pedido que su nombre no figure en los títulos de crédito. Pero, ¿es por ello una mala película por ser, según su autor, una mala adaptación? Desde mi punto de vista, indiscutiblemente NO. Y para justificarlo se me viene a la mente un ejemplo muy claro: la adaptación que ha hecho Sam Raimi de Spiderman. Los dos films existentes (y el tercero, que está en proyecto) no estan basados en un comic en concreto del personaje, sino que han tomado la esencia del mismo, lo que le hace característico, y con ello han hecho una historia nueva, pero respetando la base original y su mensaje.
v_for_vendetta_ver3_xlg.jpgAlgo parecido se puede decir que le ocurre a “V de Vendetta” (con las consabidas diferencias de que a priori se puede considerar el cine de superhéroes más “infantil” (al menos para el público general) mientras que aqui hablamos de un comic cuyo argumento sería más “adulto”). En la novela gráfica original de Alan Moore (guionista) y David Lloyd (ilustrador, además el único que sale en los títulos de crédito de la película) lo que venía a narrarse era la lucha de un individuo contra la opresión de un estado totalitario que subyugaba al pueblo (aunque con unas formas que no son tan diferentes en algunos sentidos de los estados que se hacen llamar “democráticos”). Originariamente escrito cuando aún estaba vigente la Guerra Fria y en la Inglaterra de Margaret Thatcher, el mensaje que daba “V de Vendetta” (el comic) era que ante todo lo que cuenta es el individuo y la libertad del mismo, fuera de cortapisas creadas muchas veces por estados represores que con el temor esperan tener al pueblo controlado para así conseguir ellos sus intereses. Ese mensaje ha quedado en la película, realizada más de dos décadas después de la obra original, aunque con cambios argumentales lógicos en algunos casos y moderadamente discutibles en otros. Lo cual no priva para que personalmente considere este film una de las mejores películas que he visto nunca cuya base haya que buscarla en un comic, sin valorar si la adaptación es mayor o menormente fidedigna al original.
v_for_vendetta_ver5.jpgDe entrada uno de los cambios más llamativos es que el personaje de Evey Hammond (Natalie Portman) trabaja en una cadena de televisión, en lugar del trabajo miserable que tenía en el comic. Pero eso es un detalle sin importancia, un simple macguffin que lleva al mismo resultado. Son diferentes los motivos en comic y película, pero la cuestión es que Evey se ve en aprietos por culpa de los policias corruptos del régimen, pero es salvada por el misterioso enmascarado V (Hugo Weaving). A partir de ahi empieza la relación entre ambos personajes, pero en donde ella no es tan vulnerable como en el comic sino que tiene una personalidad más realista (o al menos realista en lo que uno haría en una situación parecida). Citar como ejemplo de ello la reacción de Evey ante el obispo pederasta en comparación con la actitud más complice en el comic. Pero también eso no deja de ser un simple macguffin porque la situación se encamina hacía los mismos derroteros.
v_for_vendetta_ver4.jpgY es que finalmente lo que ofrece la película es una crítica vitriólica contra la actual sociedad, lo cual demuestra la vigencia de la obra de Moore, la cual (salvo algunos detalles cambiados) sigue siendo igual que entonces. De hecho en el comic original (estamos hablando del año 1983) todos los habitantes de Londres tienen cámaras que los graban en todo momento… como ya ocurre en la sociedad actual, y más todavía desde los atentados de las Torres Gemelas (en el que ahora se mira todo lo “diferente” y “extraño” con lupa, bajo el temor de que sea terrorista). Además, en dichos atentados uno piensa profundamente trás ver la película. ¿Porqué? En el film se explica un ataque terrorista con armas biológicas que se insinua perpetrado por el mismo gobierno para así conseguir ganar las elecciones y llegar al poder. La diferencia con el comic original es que allí eran las armas atómicas, que si bien no daban el poder a los fascistas, si destrozaban el mundo tal y como se conocía hasta entonces y provocaban su llegada al poder. Pero trás los atentados del 11-S, y habiéndose comentado algunas veces que Bin Laden fue cómplice de Bush en lo de las Torres Gemelas, el argumento de “V de Vendetta” es como si te creara una parábola de dicha historia dándote a entender que quizás pueda ser real.
Por todo ello me ha sorprendido gratamente “V de Vendetta”, no sólo porque el mensaje que dió Alan Moore en el comic original sigue aún vigente (basta con cambiar algunos detalles, pero el resto es lo mismo) sino porque a ello ayudan unos actores que me gustaron mucho (aunque en ocasiones John Hurt puede ser excesivamente histriónico) pero en donde sin duda destacan Hugo Weaving (genial la expresividad que demuestra con su cuerpo teniendo en cuenta que su rostro no se ve en ningún momento) o Natalie Portman (la escena del “renacimiento” de su personaje bajo el agua igual que V renació bajo el fuego es magistral). Los detalles negativos de la película son más bien escasos a mi modo de ver, centrándose más que nada en una escena hacia el final en la que V realiza un ataque contra las fuerzas del orden que recuerda a “Matrix” (teniendo en cuenta que los directores de aquel film son los productores de este, puede considerarse más que nada un guiño) pero es lo único que no concuerda para nada ni con la obra original, ni con el estilo que le han dado a la adaptación hasta ese momento. Pero por lo demás creo que nos encontramos ante un film modélico, ya que es un excelente entretenimiento, una buena película y una correcta adaptación.
CALIFICACIóN: ***** (excelente) 10/10
LO MEJOR: El espíritu de la obra original está aqui perfectamente traspasado en imágenes. Y aunque no sea 100% fiel al argumento original, tal y como ha dicho David Lloyd (el dibujante del comic en el que está basada la película) si está basada al menos en un 80%. En el caso de algunos cambios (como la guerra nuclear por la bacteriológica) incluso creo que estan plenamente justificados para hacer más actual el argumento (y eso contando que de la base poco han cambiado… y se escribió hace más de 20 años). Los que les guste la película y no hayan leído el comic, se lo recomiendo encarecidamente.
LO PEOR: Una escena tipo “Matrix” en la parte final que desentona un poco respecto a lo narrado anteriormente. Pero, ¿que son apenas cinco minutos de película si los otros 125 estan tan bien?

16 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *