Crítica de cine: THE PUNISHER (EL CASTIGADOR)

punisher.jpgComo lector de cómics que soy, especialmente los de Marvel, y siendo el Castigador (The Punisher) uno de mis personajes preferidos de esa factoría, junto con Spiderman, Daredevil y Elektra, podría pensarse que su adaptación al cine me iba a encantar. Lamentablemente no ha sido así, pero pese a eso he de reconocer que he disfrutado ENORMEMENTE viendo esta película.
En primer lugar tengo que decir que la película es entretenidísima. Si uno va al cine simplemente para pasar un buen rato, lo consigue plenamente con este film, siendo además una película recomendada para aquellos a los que les guste el cine de acción, e incluso para aquellos que nos les gusten las películas de super-heroes, ya que (aunque fue creado en una editorial clásica de personajes fantásticos) el Castigador es, sin duda, el más realista de todos.
También he de hacer notar diferencias respecto al comic. Allí Frank Castle era un veterano retirado de Vietnam, que al acudir al campo junto con su familia eran testigos involuntarios de un ajuste de cuentas. Los mafiosos, para no dejar testigos, los mataban a todos (o eso creían) pero Castle sobrevive. Al ver que la justicia no le ayuda (los asesinos son exculpados por culpa de la corrupción del sistema) es cuando Castle se convierte en Punisher (el Castigador) y decide conseguir la justicia que los tribunales le niegan.
En la película, en cambio, está enfocado más como una venganza personal. Castle es agente del FBI que, de manera involuntaria en una operación, es culpable del asesinato del hijo de un importante mafioso. Este por venganza mata a TODA la familia de Castle (aquí no sólo su mujer e hijo, sino todo el resto de familiares), y por eso este se convierte en el Castigador. Aquí, supongo que por los tiempos que corren, no se muestra tan claramente que Castle se convierte en Punisher por la dejadez de la justicia.
A partir de ahí el film puede recordar a tantos y tantos films de venganzas que hubo en los ochenta (e incluso a la saga Bond, ya que hay un personaje llamado el Ruso que me recordó mucho al Tiburón que salía, si no me equivoco, en “La espía que me amó”). El resultado es muy entretenido pero no llega a ser una de las mejores adaptaciones Marvel (esas serian “Spiderman” y “X Men” 1 & 2) quedándose más bien en el grupo de adaptaciones menores (tipo “Daredevil” o “Hulk”, aunque desde luego “The Punisher” es mucho más entretenido que el film de la Masa).
También hay que decir que Thomas Jane (o Tom Jane como se hace llamar ahora) creo que es un perfecto Frank Castle, como Tobey Maguire es el perfecto Spiderman o Hugh Jackman el perfecto Lobezno. De hecho el único error de casting en las adaptaciones Marvel podría ser Ben Affleck, el menos parecido, como Daredevil, al comic en el que se basa.
Como colofón final copio un párrafo de la introducción del “Coleccionable Punisher” que salió (coincidiendo con el estreno de la película) a la venta en kioscos y librerías: Frank Castle simboliza al vigilante de métodos violentos dispuesto a limpiar las calles, pero también al airado ciudadano impotente ante un sistema que en demasiadas ocasiones protege y cuida a los culpables mientras deja desamparadas a las victimas. El Castigador es el resultado de la época en la que vivimos. Está ahí, en todos los periódicos. Está ahí, en unas tasas de delincuencia que crecen día a día. Está ahí, en una policía que no cuenta con los medios necesarios para cumplir con su deber. Está ahí, en unos tribunales más preocupados por los formalismos que por el dolor de los que sufren. Está ahí, en unas cárceles con puerta giratoria y en cuyas celdas nunca acaban los poderosos. Está ahí, en cada crimen impune.
CALIFICACIóN: *** (entretenida)
LO MEJOR: No es una obra maestra, pero teniendo en cuenta su duración (124 minutos) hacía tiempo que no disfrutaba yo en el cine tanto, cada uno de los minutos del metraje de la película.
LO PEOR: Quizás el ser un film pequeño (costó sólo 34 millones de dólares) o quizás su falta de pretensiones, pero el film está más cerca de “Daredevil” y “Hulk” (pero insisto, siendo MUCHO más entretenido que este último) que de “Spiderman” o los “X Men”, sin duda las mejores adaptaciones Marvel hasta la fecha.

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *