Countdown to Infinite Crisis

El insomnio me llevó ayer al tebeo que se había colocado en lo más alto de la montaña nada más salir. De un vistazo, Countdown to Infinity Crisis tenía una pinta excelente. Se nota en seguida que es un producto muy cuidado y en el que DC ha echado toda la carne al asador, a sabiendas de que su precio reducido y sus muchas páginas atraerán la atención de los lectores. Por eso te cuentan una historia que se puede leer de cabo a rabo (pese a lo larga que es: unas 70 páginas) sin conocer nada de los personajes, aunque haber leído sus historias previas ayuda, y mucho, a apreciarlos; por eso se cojen a sus mejores guionistas y dibujantes, que vaya despliegue y por eso dejan con ganas de más, de mucho más.
¿El juicio? Creo que es un tebeo entretenido, que se lee con muchas ganas, que se agradece por la iniciativa, que se lamenta por lo que ocurre en él, y que no deja de parecerme una orquestadísima maniobra de marketing. Johns, Rucka y Winick (me parece que todo es más Johns que otra cosa, pero algún especialista me podrá precisar) emulan el estilo narrativo de Brad Meltzer en Identity Crisis, y probablemente si no hubiera leído antes ésta, CTIC no me parecería tan poco original… Pero no puedo evitar pensar en cómo se gestó la historia: “¿Qué funciona de Identity Crisis? Coge un personaje desconocido, haz que los lectores se interesen por él, y mátale en la última página, dando lugar a una trama mayor”. CTIC reproduce ese esquema punto por punto, dejando pistas de por dónde sigue la historia en las miniseries subsiguientes, algunas bien colocadas (lo de OMAC), otras que no vienen a cuento y que están encajadas con calzador (lo de la guerra Thanagar/Rann, lo de Luthor y compañía), y, finalmente, el tebeo te suelta una muerte impactante que enfadará a muchos más (yo entre ellos) que los que se cabrearon con la de Identity Crisis, pero que incluirá a los mismos. La pena es que, lo que en Identity Crisis era habilidad y trabajo personal de un guionista, aquí es la editorial, dictando el argumento a los escribas de turno, por buenos que sean estos y por bien que les quede.
¿Y ahora? Bien, no puedo negar las ganas que tengo de leer… algunas cosas que vienen ahora, no todas. Lo de Omac, por ejemplo, me apetece. Lo de Day of Vengeance… más bien no, la verdad. Y desde luego quiero ver a dónde va la cosa, qué camino cogeran en Infinite Crisis. Pero me temo que no me voy a quitar esa sensación de producto pre-fabricado, muy bien pre-fabricado, pero pre-fabricado al fin y al cabo, esa sensación de secuela, de querer aprovechar la veta abierta por Identity Crisis… Una sensación que desde luego no tenía con la anterior saga.
Felicitémonos, en todo caso, que este crossover pueda leerse en España como se merece, que no quiero pensar lo que hubiera costado este CTIC en manos de Norma o cómo hubiera podido salir… Para mí, desde hace cosa de un año y pico, DC, después de unos años descafeinados en los que sólo chupaba rueda de Marvel, está presentando digna batalla, dándonos tebeos memorables (como Identity Crisis) y algunos muy dignos, bien hechos y entretenidos (como CTIC, por muchos peros que le pueda poner, y que le pongo), y además dibujados con espectacularidad, algo que se echaba mucho de menos en la editorial de Superman. Esa DC despierta y guerrera se merecía una edición a la altura del proyecto. Planeta, capaz de aplicarles la política llevada a cabo con Marvel en estos últimos años, es la editorial perfecta para hacerla.

3 comentarios

  • Que ganas tengo ya de ver el plan editorial de Planeta con todo el material de DC. Por cosas buenas no va a ser:Identity Crisis, Teen Titans, Green Lantern:Rebirth, La esperadí

  • Julián M. Clemente

    Con Vertigo, yo estoy convencido de que no sólo seguirán todas las series de Norma, sino que publicarán muchas más. Si de verdad quieren dejar a todo el mundo de piedra, en junio tienen que ir a por todas. Y en el lanzamiento deberí

  • Al menos ahora nos arruinaremos porque compraremos una gran cantidad de comics al mes, no tres o cuatro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *