Cosas veredes, amigo Spiderman

Estamos a punto de terminar el año del cuarto centenario del Quijote. Por fin cesará la avalancha cervantina que invade prácticamente todos los aspectos de la vida cultural española; no hay ciudad, museo, biblioteca, medio de comunicación o parada de autobús que no haya estado impregnada con algún aspecto de tan magna obra. Cuando a uno lo bombardean masivamente con algo que quieren que haga, el que suscribe tiende a proceder justo con lo contrario, de tal manera que no leeré el tocho hasta el año que viene. Y lo haré porque me apetece, lejos de la obligación y la premura que me impuso, en el pasado, el bachillerato con el libro de marras. Además tenemos más variadas ediciones de la novela que habitantes en la península, y dispondremos de ejemplares saldados por todas las librerías, una vez pasada la fiebre del ingenioso hidalgo.
Pero como a día de hoy todavía estamos de celebración vamos, como diría Francesc,A ello.
No es exagerado decir que Spiderman es un personaje un tanto quijotesco, en cuanto que lucha desinteresadamente por unos ideales que considera justos. Sin embargo, y por mucho que he buscado, no he encontrado un comic bajo la cabecera de Spiderman en el que el trepamuros haga una referencia clara a su condición de quijote. Pero para mi sorpresa, Spiderman sí que fue Sancho Panza.
Se trata de Spiderman 2099, en su número #20. Spidey se introduce en el ciberespacio para rescatar de su adicción(a la ciber-red) a su hermano Gabriel. Allí se encuentra con el villano de turno que le reclama para que sea su sidekick. Miguel(el trepas 2099) no puede hacer otra cosa, en un medio desconocido y hostil, y acepta.

¿Y cual será su nombre en clave?

¡Sancho! El sidekick de Quijote. Y así se dirigirá a él durante todo el comic, mientras le va mostrando este verdadero universo alternativo.

Naturalmente, al final Spiderman derrota al villano y bla, bla, bla… Una historia un poco delirante, cuyo único atractivo es ver a Spiderman 2099 haciendo de Sancho Panza al estilo Tron.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *