Biblioteca Marvel Age 09: Una oportunidad para demostrar lo que vales

¿Quieres trabajar en Marvel? Estupendo. Si el inglés es tu idioma materno, eres un buen escritor, conoces a los personajes, tienes disciplina y experiencia escribiendo y dominas las técnicas narrativas, prueba a mandarles muestras de tu trabajo previo. Si eres un consumado dibujante, te será todavía más sencillo: quizás tu portafolio consiga fascinar a un editor. Y todo lo que tienes que conseguir es que pinche en ese link a tu web. Si eres tan bueno como Stuart Immonen, seguro que te llaman.

"Pero eso no es nada fácil. Tienes que ser muy bueno para que se fijen en ti", dirán algunos. Y tendrán razón. Pero en otros tiempos en los que no existía Internet, dar el golpe era todavía más difícil. Quizás por ese motivo en La Casa de las Ideas decidieron crear su propio manual sobre cómo hacer llegar tu trabajo a Marvel, en qué formato y con qué indicaciones. Se llamaba The Official Marvel Comics Try-Out Book, y era una pieza de coleccionismo para todo fan de la editorial, y un arma para los futuros artistas. ¡Que se lo digan a Mark Bagley, que llegó a Marvel gracias al Try-Out Book! (¿Qué fue de ese muchacho? Era bueno, pero desde que se fue de Marvel no he vuelto a ver nada interesante suyo… Perdón, me estoy saliendo del tema). Bueno, el caso es que, en el Marvel Age #11 (febrero de 1984), se presentaba en sociedad el Marvel Try-Out Book.

Cover.jpg

La idea del Marvel Try-Out Book era simple pero efectiva. Ofrecía algo interesante a aquellos que querían convertirse en autores, en una época sin Internet, y sin academias accesibles que enseñaran nada sobre el tema. Estaba editado en gran tamaño (11" x 17", las medidas en las que se trabajaban entonces los originales), y ofrecía samplers sobre los que colorear, entintar, rotular, escribir y dibujar, precedidos por las debidas explicaciones de cómo hacerlo. Para hacerse con él, era posible comprarlo en librerías especializadas, pero también se podía solicitar un ejemplar a Marvel, que salía por 12,95 €… una pequeña fortuna en tiempos en los que un tebeo convencional de Marvel tenía un precio de 65 centavos.
publi.jpg
El artículo de presentación de la obra, escrito por Mark Lerer, ponía el acento en que la publicación estaba destinada a aquellos que ya escriben o dibujan sus propios tebeos y quieren dar el salto a Marvel, pero también para aquellos que siempre habían querido entrar en el negocio y no sabían cómo hacerlo. La respuesta para todos ellos era el Try-Out Book. La idea central del proyecto estaba sustentada sobre la realización de un cómic de Spider-Man contra el Doctor Octopus, de ahí su aparición en portada. Las sucintas instrucciones (apenas una página por categoría) para colorear las cuatro páginas disponibles, entintar otras cinco, rotular una o escribir y dibujar la historia completa estaban escritas por quien ya habrán adivinado los habituales de esta sección: Jim Shooter, el hombre fuerte de Marvel en estos ochenta de oro, quien invitaba a enviar los trabajos una vez finalizados, para que fueran sometidos a la evaluación del proyecto. "Esto forma parte de nuestra continua búsqueda de talento", comentaba Lerer, que invitaba a que los aspirantes se especializaran en cualquiera de los campos disponibles, desde escritor a entintador.
La historia contenida en el Try-Out Book se titulaba "Personals", y estaba pendiente de concluir, para que ese trabajo quedara en manos de los aspirantes. Las primeras páginas habían sido escritas por Shooter, con dibujos de John Romita Jr. y tinta de Al Milgrom. ("Probablemente quieras comprar dos copias: una para trabajar y otra para guardar", aseguraba el articulista en tono publicitario, pero no falto de razón). Aquí están las tres primeras páginas a color, las únicas completas que se ofrecían:
 
MTO1.jpg MTO2.jpg MT03.jpg

Y aquí la primera de las cuatro en blanco y negro:

Decía Jim Shooter en la intro: "Este libro es mi respuesta a todos aquellos que quieren una oportunidad como escritores, dibujantes, entintadores, coloristas o rotulistas. Es una oportunidad para probarte a ti mismo bajo condiciones de combate simuladas, tan cerca como es posible a las condiciones actuales en las que trabajan los profesionales".

De entre todos los trabajos recibidos, se escogería un autor de cada disciplina, cuyo trabajo sería publicado en un especial. Este extremo, sin embargo, nunca llegaría a producirse, aunque en 1986, Marvel sí hizo público el nombre de las "estrellas" que habían nacido gracias al Try-Out Book. Chuck Duffy (guionista) Doug Hazlewood (entintador), Jeanine Pasda (colorista) y Robin Riggs (rotulista) nunca llegarían demasiado lejos en estas tareas (aunque el británico Riggs tuvo el acierto de pasarse al entintado, donde sí acabaría destacando, en Marvel, DC e IDW).
 

MTOúltima.jpg
Distinto es el mencionado caso de Mark Bagley, que consiguió su oportunidad con el Try-Out y qué duda cabe que supo aprovecharla. La experiencia se repetiría, por cierto, en 1996, siguiendo el mismo esquema. El propio Bagley escribía la introducción, donde contaba: "En 1985, yo tenía 27 años, una mujer, una hija pequeña, una casa y un bonito trabajo como ilustrador técnico. Pero me sentía miserable, porque quería dibujar cómics desde que tenía nueve años, y por ese motivo me apunté al ejército, lo que me permitió conseguir una beca en la escuela de artes. Durante ocho años, tuve dos trabajos. Ocho horas en mi trabajo convencional, y noches y fines de semana puliendo mi habilidad como dibujante de cómics. Mi mujer asegura que me pasaba cuarenta horas a la semana practicando. Pero no llegaba a ningún sitio. Enseñaba lo que hacía en las convenciones, pero no servía de nada. Tenía treinta años, iba a dejarlo, y entonces llegó el Marvel Try-Out Book".

El segundo Try-Out Book no incluía una historia nueva, sino que se construyó a partir del X-Men #41 (1995), con guión de Fabian Nicieza y dibujo de Andy Kubert. Sobre los trabajos recibidos, y si alguno de los que los enviaron llegó a ser profesional del medio, nunca hemos sabido nada.
 

TryOut96.jpg

6 comentarios

  • Interesante post. Solo indicar que Doug Hazlewood si ha hecho carrera en esto de los comics como entintador.

  • Muy bueno Julian,no tenia ni idea de esto! y la verdad me parece una buena idea,¿sabes si se ha hecho para españa?,aunque no haya sido Marvel.Un abrazo!

  • El segundo Try-Out fué publicado en España por Forum allá por Mayo de 1999.

  • Si señor, el “try out” de x-men se publicó en castellano. Lo vi por casualidad en una librería vieja escondidito en una esquina polvorienta a precio de broma. Lo compré por curiosidad. Venía incluso con unas cuantas páginas en blanco para dibujar un guión incluido en el librejo, y la dirección de Marvel y todo para enviarlo. Muy curioso.

  • ¡Claro que Doug Hazlewood hizo carrera en el entintado de comics! Si no ¿de quien son casi todas las tintas del Animal Man de Grant Morrison??? y ese es uno de los muchos comics en los que participó…

  • un dia estare ahi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *