Asombroso Spiderman #34

384395.jpg

Guión: Mark Waid, Roger Stern
Dibujo: Marcos Martín, Lee Weks
Color: Dean White
Contiene: Amazing Spider-Man 578, 579 y 580
Formato: Comic-book 17x26cms, lomo, 80 páginas a color.
Precio: 4,25 €

Sinopsis:
Mark Waid se une al equipo arácnido de guionistas y, junto a Marcos Martí­n, te ofrece una alucinante historia en dos partes que tiene lugar bajo las calles de Nueva York, donde nunca ocurren terremotos… ¡Hasta que ocurren! Con la presentación de un personaje secundario que está destinado a figurar entre los más importantes de la franquicia arácnida. Y además: el esperado regreso de Roger Stern, el más deseado escritor de la historia moderna de Spidey. Un delincuente pone en peligro a tí­a May y Peter jura llevarle ante la justicia. Pero, ¿cómo podrá capturar a alguien que consigue eludir su telaraña?

Reseña:
Marcos Martín, Lee Weeks, Mark Waid, Roger Stern… con estos nombres uno podría esperarse un tomazo acojonante… y lo es… estamos ante tres tebeos excelentes (tanto a nivel argumental como gráfico), que lamentablemente no cumplen con todos y cada uno de los elementos que pretendían recuperarse en esta nueva etapa; y una vez más la culpa es del caracter exageradamente anecdótico de las historias. Hay una terrible contradicción en el espíritu de la nueva etapa: aceptemos que lo que se pretende es "no evolucionar" hasta lo insostenible, recuperar el clasicismo y la iconicidad, retomar ese concepto del personaje que se identifica con el público jovén. Sin embargo, para conseguir este objetivo hay que abrazar la condición de folletín serializado original, conseguir que el lector crea que la historia avanza… pero lo único que transmiten estas historias son una total desconfianza por parte de Wacker y Quesada hacia cualquier guionista que no sea Dan Slott, que es el único que parece tener acceso a todos los conceptos de la nueva etapa. De todas formas creo que no es dificil percatarse de que la obra de Waid y Martín es aún más deliciosa que la del mes pasado: diálogos brillantes, situación original, perfecta caracterización, y…  Marcos Martín, cuyas viñetas son tan fascinantes y bellas, dicen tanto con tan poco, son tan enfermizamente clásicas a la vez que modernas… que prefiero no seguir hablando de su trabajo, porque las palabras no pueden hacer justicia a unas páginas tan jodidamente buenas. Al igual que el mes pasado, creo que podriamos estar hablando de un clásico inmediato e intemporal del personaje, pero conviene empezar a preguntarse porqué una serie que se publica tres veces al mes sigue sin estar serializada correctamente, avanzando a trompicones mientras se limitan los recursos de los guionistas.

 Y eso me lleva al tercer número del tomo. ¿Estamos de cachondeo o que? ¿Roger Stern y Lee Weeks encargándose de un número de relleno? Todo lo que explicaba antes se pone en evidencia en la que sin duda es gran historia autoconclusiva… y sin embargo deja un sabor agridulce porque estamos hablando de dos autores de primer nivel, recordados y venerados por los aficionados (y un inmenso tirón de orejas para los que piensen que Lee Weeks no es un excelente dibujante), que se encuentran atados de pies y manos, viendose obligados a escribir una historia que bajo ningún concepto ha de salirse de los parámetros establecidos, lo cual concluye en un planteamiento que suena a oxidado, centrado en un curioso villano que recuerda en exceso al Escurridizo, aunque claro, de ese solo unos pocos se acuerdan. En fin, Amazing Spider-Man 577 a 580 nos han dado una trilogía de grandes historias aisladas, pero Roger Stern y Lee Weeks no han sabido sorprender (posiblemente limitados por el número de páginas) como sí lo hicieron Wells/ Rivera y Waid/ Martín.

 Todo esto me lleva a preguntarme una cosa ¿Esto es una serie abierta (con todo lo que conlleva ese término) o una colección de rellenos que no llevan a ninguna parte? ¿Señor Steve Wacker, que coño es lo que pretende?

  • Lo mejor: Marcos Martín.
  • Lo peor: La gestión de esta etapa empieza a resultar caótica.

22 comentarios

  • Ojo, que Roger Stern no es ya Roger Stern.
    Es decir, no es el tipo que hací

  • Hombre, con 3 numeros publicandose al mes puede haber de todo.
    Si cogemos cualquier coleccionable de Spiderman (en el cual se ordenan las colecciones de la epoca de forma serializada) nos encontramos con numeros de relleno e historias intranscendentes a patadas.
    Son muchos equipos creativos, son muchas historias y son muchos comics

  • Este es uno de los pocos tomos que merece la pena comprar de spiderman. El dibujo de Marcos Martin en esta historia es más expectacular que en la historia de la loca de papel.

  • Deke, la diferencia es que aunque las historias pudieran ordenarse de forma cronológica, en el coleccionable se reunian varias cabeceras diferentes que tení

  • Abandoné la serie hace unos meses porque me desesperaba la diferencia de calidad según el equipo creativo de turno, y he vuelto a bordo con este tomo. No sé si compraré la colección asiduamente, pero sí

  • A mi la historia de Stern si que me gustó, teniendo en cuenta que es un fill-in y que el asunto no da para mucho.
    Lo más meritorio para mi es que haya alguien hoy en dí

  • Bueno, pues parece ser que no éramos unos paranoicos cuando opinábamos que la serie estaba dirigida editorialmente y que habí

  • Pero, ¿cómo no va a estar dirigida editorialmente la serie? Estamos hablando de cinco o seis guionistas. O se dirige eso, o es el caos.
    Pero vamos, que dirigidas editorialmente están todas las colecciones, lo cual no es malo, sino recomendable. Otra cosa es que el guionista tenga mayor o menos margen de actuación

  • A eso me referí

  • “A eso me referí

  • Hablando del manifiesto de Brevoort: ¿No afirmaba que no queria ver mas historias con Spiderman soportando sobre su espalda una tonelada de escombros? Pobrecillo, que disgusto se habrá llevado al leer esta historia. En mi opinión, lo mejor que se ha publicado desde que empezó BND. Fresca, inteligente, con ritmo… y un Marcos Martin ENORME. Que soltura y a la vez parece un veterano, el tio. A mi me recordó, no por el estilo sino por la narrativa, a Romita Jr.

  • 3 números muy completos
    El fill-in de stern es bastante digno, recuperando un personaje insignificante y perdido en la noche de los tiempos para enfrentarlo a spiderman (recurso que tan buenos resultados le dio en el pasado). Su caracterizacion de Peter y tia may muy acertadas. Je,je, a mi también me gusta Lee weeks, y trato de verle desde su bisoño Daredevil.
    Los 2 números de Waid, son verdaderos arquetipos de una historia de spiderman. La buena suerte de peter, le mete en un problema en el metro. 2 números muy inspirados. A nivel gráfico, marcos martí

  • A ha gustado este tomo, pero es cierto que me quedo con la sensación de “Muy entretenido, pero poco más”, pero me ha gustado. Me encanta Shocker (nunca me convenció lo de Conmocionador), el dibujo de Martí

  • Reproduzco aqui (sin su permiso, debo decir) un comentario hecho en el foro de la Zona Negativa por un tal Mipey Kalkulo. No se si viene a cuento, o no, pero resulta interesante:
    “Mira, si lo piensas, el personaje de Daredevil está ahora mismo en un punto sin salida, sin profundidad, hecho poco menos que un psicópata, y fuera de cualquier lógica. Y fue Bendis quien lo llevó a ese punto con la revelación de su identidad (uy, me suena un poco, quizá con SPiderman pasó algo parecido) en una buena historia, pero que quizá hubiese tenido que tener en cuenta que dejaba al personaje en un bucle. En la serie actual de DD, Matt no es más que un personaje secundario (¿os suena parecido a los comics de Spidey de la última etapa de Strac, que estaban protagonizados por Iron Man?), y bastante malo, por cierto.
    El problema viene de tener que buscar un golpe de efecto espectacular casi en cada número (matrimonio con Milla Donovan, divorcio de Milla DOnovan, revelación de la identidad de Matt…) porque hoy dí

  • “Pero es verdad ¿no? quiero decir que spiderman funciona a vase de golpes de efecto por eso las ventas varian tanto.”
    No tanto como en la etapa de JMS, por poner un ejemplo claro.
    Es la maní

  • Creo que, esa persona que habla sobre “Daredevil”, no está leyendo la misma serie que yo.
    ¿Casi un psicópata? Vamos, venga…

  • Y recordemos que el editor es quien permite o no esos impactos argumentales.

  • Yo creo que está clara la respuesta a la pregunta

  • “¿Casi un psicópata? Vamos, venga…”
    Hombre… poco le falta y de hecho esa es uno de los puntos interesantes del personaje. Su forma de ver las cosas. Más de una vez han pintado a Matt Murdock recreandose en la violencia y en la época de Bendis, por ejemplo, una de las escenas más gráficas es cuando le grababa a Bullseye su diana en la cabeza con un arma. Cosa que me parece bastante lógica después de que un tio intente cargarse a tu tercera novia. Y Frank Miller también trabajo sobre la estabilidad mental del personaje de manera excelente. Es un componente que va con el personaje, en parte n la lí

  • De estar continuamente en la linea entre Punisher y Spiderman a ser casi un psicopata, va un trecho, compañero 😉
    Ojo, me encanta que el personaje siempre ande entre la linea entre el vigilante y el justiciero, pero de ahi a casi un psicopata…

  • Hombre, es que en el “casi” es donde se pone el acento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *