Asombroso Spider-Man El Desafío- Rino y el Hombre de Arena

 
Logo El Desafío mes 2.jpg  
 ¡Bienvenidos a la segunda entrega de El Desafío! El mes de septiembre, en lo que a esta colección se refiere, empieza muy fuerte, con el regreso no de uno, sino de hasta  dos de los villanos más clásicos del Hombre Araña, motivo por el que este artículo es aún más especial si cabe que el anterior (algo que se repetirá en futuros capítulos, ya que no será esta la única vez que nos encontremos esta situación), puesto que, ante esta dualidad, y cumpliendo con lo premisa básica de estos especiales, tendremos que comentar los mejores momentos (en mi opinión) de estos dos personajes (razón por la cual, este artículo es un poco más extenso que el anterior).
 
Os recuerdo de nuevo que uno de los objetivos básicos de estos textos es que, al igual que hago yo, vosotros también nos contéis cuáles son, a vuestro parecer, esos mejores momentos, y si os parece que la reaparición de los villanos, por lo que habéis leído en El Desafío, hace honor (o no) a su trayectoria que aquí repasamos. Sin spoilers del número en sí, a ser posible.
 
Sin más, os dejo ya con nuestros invitados de hoy: el primero, se ha movido entre la fina línea que existe entre el bien y mal prácticamente a lo largo de toda su vida, mientras que el segundo es un hombre que se vio arrastrado al crimen por culpa de una vida llena de infortunios, y ha terminado siendo uno de los villanos más insistentes de la historia de Amazing Spider-Man
 

 The Sandman: País de sueños
 
The Sandman es el título de uno de los mejores comics de la historia del noveno arte, esa obra maestra del sello Vértigo de DC Comics, que, guionizada por Neil Gaiman, nos presentaba a unos seres denominados Eternos, la representación antropomórfica de un concepto determinado (en el caso del Eterno protagonista, los Sueños). Uno de los arcos argumentales (si es que se puede dividir esta serie de este modo) más importantes de esta serie es el titulado País de sueños, en el que destaca por encima del resto el relato titulado Sueño de una noche de verano
 
El Sandman del Universo Marvel, más conocido por nuestros lares como el Hombre de Arena, también tiene en la cabeza, como todos nosotros, sus propios sueños, en este caso, sueños de creer en una vida mejor, en la redención de las personas, y en las segundas oportunidades. Aunque cuando Stan Lee y Steve Ditko lo presentaron en el Amazing Spider-Man 4 (1963. Best of Marvel Essentials: Spiderman de Steve Ditko  #1 – Panini), él desconocía que algún día soñaría con ese tipo de cosas…
 
AS 4.jpg  
 
William Baker fue creado en esa tormenta creativa que tuvieron Lee y Ditko en los 15 primeros números de la serie, en los que de manera consecutiva aparecieron villanos, personajes, tan carismáticos como Camaleón, el Buitre y el Chapucero, el Doctor Octopus, el Lagarto, Electro, Misterio o Kraven.  Al igual que Max Dillon (Electro), Baker tuvo que sufrir desde su infancia el abandono de su padre, algo que le condujo a una espiral de delitos durante toda su juventud, labrándose un nombre entre la mafia local de Nueva York (y asumiendo de paso diversos alias, como Flint Marko), que lo llevó finalmente a la cárcel de Ryker, dónde pasó encerrado unos años, antes de volver a nacer, esta vez convertido en todo un supervillano.
 
Capaz de  convertir todo o parte de su cuerpo en una sustancia similar a la de la arena simplemente con una orden mental, fruto de la combinación de las energías desatadas por una explosión en un reactor nuclear con la arena de una playa cercana, Baker regresó a su hogar, para iniciar una segunda carrera criminal, aunque no esperaba encontrarse con un joven que, al igual que  él, también sufrió la pérdida de seres queridos, pero que un día comprendió que un gran poder conlleva una gran responsabilidad…
 
Spider-Man entró en la vida del Hombre de Arena confiado,  a  raíz de su anterior enfrentamiento con el Doctor Octopus, pero a la vez, preocupado por su Tía May, y por los constantes ataques de J. Jonah Jameson. Es por ello que tuvo que salir huyendo de su primera batalla contra su arenosa némesis, al romperse la máscara de su disfraz. Humillado por tener que huir en tales circunstancias, Peter se recompuso en todos los sentidos, y, en uno de esos giros argumentales tan geniales e inesperados a los que nos tenía acostumbrados el bueno de Stan, se encontró cara a cara con Baker en… ¡el instituto Midtown de Forest Hills! Pero,  casualidades de la vida, resulta que justo por allí andaba el bedel del centro, con una aspiradora, que el lanzarredes utilizó para absorber al Hombre de Arena, después de comprobar que con su fuerza bruta y sus habilidades no iba a conseguir nada. Por cierto, al final de aquel número, y fruto de todo ello, asistíamos a uno de los mejores monólogos interiores del Peter Parker de la época. Y es que pesar de salvar a todo el mundo en el instituto, seguía estando entre la espada (Jameson y la policía) y la pared (sus compañeros de clase).
 
aspirador2.jpg
 
El Hombre de Arena pasaría poco después a engrosar las filas de Los Seis Siniestros (1964. Amazing Spider-Man Annual 1Best of Marvel Essentials: Spiderman de Steve Ditko #2- Panini), y obligaría a Spider-Man a huir, en un momento en el que Parker estaba mucho más preocupado por la salud de Tía May que por derrotar criminales, aunque volvería a  caer poco después, gracias a la ayuda de la policía y de la Antorcha Humana,  junto a los míticos Forzadores (1964. Amazing Spider-Man #18-19. Best of Marvel Essentials: Spiderman de Steve Ditko #2 – Panini). 
 
Precisamente, este enfrentamiento con la Antorcha Humana, fue posiblemente lo que hizo que Lee incluyese al Hombre de Arena en Los 4 Terribles, los antagonistas de Los 4 Fantásticos, que hicieron su debut en el Fantastic Four 36 (1965. Biblioteca Marvel Los 4 Fantásticos #3 – Forum). Quiero reflejar todo esto, porque, dejando a un lado el papel destacado en su debut, después de su derrota junto a los Forzadores, Baker sólo apareció durante una temporada (bastante larga) en esta serie (y en algún número de Incredible Hulk),  en la que tampoco tuvo un papel especialmente relevante, sólo como miembro de Los 4 Terribles, junto al Mago, el Trampero y Medusa (esta última, al menos en esos inicios). 
 
Personalmente, considero que el momento en el que volvió a ser un personaje con voz propia, e independiente,  fue a partir su regreso a la serie arácnida por excelencia, en el Amazing Spider-Man 154 (1976. Biblioteca Marvel: Spiderman #26-  Forum), una historia en la que recuperaba su traje de combate (que tenéis aquí abajo, y que para mi gusto no se puede comparar con esa ya histórica y representativa camiseta de rayas verdes y negras), y en la que le recordaba a Spidey que aún seguía vivito y coleando. Además, aquí se ponía de manifiesto otro de los recursos más recurrentes que acompañan al Hombre de Arena al final de sus batallas, una de las formas más normales de derrotarle (a falta de un aspirador): por congelación, algo que ya había sufrido en sus propias “arenas” en el Incredible Hulk 114 (1969. Biblioteca Marvel: Hulk #10-  Forum). 
 
154-1.jpg  
 
Podríamos decir que este episodio marca el final
de la primera parte de la vida entre seres superpoderosos de Baker. Después de este episodio, para bien o para mal (los lectores juzgarán), las cosas serían muy diferentes. Comenzamos, como no podía ser de otra manera, con la que es sin duda una de sus historias más recordadas, que se desarrolló entre los Amazing Spider-Man vol.1 #217 y 218 (1981. Biblioteca Marvel: Spiderman #36- Panini). La premisa de la misma no podría ser más sencilla, pero el resultado es espectacular: ¿Qué ocurriría si mezclamos al Hombre de Arena con Hidroman? Sin duda, son dos personajes con poderes muy similares, pero que tienen unos matices personales muy diferentes, que hacen de ellos enemigos irreconciliables.  De la mano de John Romita Jr. (y con guión de  Denny O’Neil) asistíamos al nacimiento de una criatura, una monstruosa figura de barro, cuya disolución dejó serias consecuencias psicológicas para el Hombre de Arena. Era el primer paso de esta nueva etapa en la vida de William Baker…
 
asm218.jpg  
 
El camino hacia la redención comenzaría en los números 86 y 96 de Marvel Two-In-One (1982/1983. Biblioteca Marvel: La Cosa 13 y 15), gracias al gesto de Ben Grimm, La Cosa, que se dio cuenta enseguida del paralelismo que existía entre la dura vida de Baker y la suya propia. La redención final llegaría en el que para mí es otro de los “momentazos” del Hombre de Arena, el que protagoniza durante la saga de “El Sindicato Siniestro”, de los números 280 y 281 de Amazing Spider-Man (1986. Coleccionable Spiderman 1, 45- Forum). Para capturar a un peligroso terrorista, y enemigo de Spider-Man, Jack O´Lantern, Marta Plateada (lo siento, siempre me pareció mejor traducción que la literal Sable Plateado), una de las más letales mercenarias del Universo Marvel, decidió pedir ayuda al trepamuros, sin saber que en realidad iban directos a una trampa orquestada por el propio Lantern, que los conducía a las fauces de cinco villanos muy peligrosos: El Escarabajo, Rino, Boomerang, Hidroman y Demonio Veloz. Tom DeFalco y Ron Frenz nos narraron como, pese a los esfuerzos de Marta Plateada y Spider-Man, poco a poco sus enemigos iban ganando terreno… hasta que un tal  Sylvester Mann hizo acto de presencia, eliminando en primer lugar a Hidroman, con el que tenía cuentas pendientes…. 
 
Si, un reformado Hombre de Arena, con nuevo alias incluido, ayudó a vencer a este Sindicato Siniestro, haciendo equipo con Marta y Spider-Man, todo un logro, que fue recompensado con el contrato que le ofreció la mercenaria, para trabajar a sueldo para su “Banda Salvaje”. Haciendo el bien, por supuesto. La relación (de trabajo) entre Baker y Marta se formalizó en el Amazing Spider-Man  #302 (1988. Coleccionable Spiderman 2, 11- Forum), y continuaría durante la serie regular de la symkariana (Silver Sable & The Wild Pack). Entretanto, su evolución alcanzaría su cúspide cuando fue presentado como miembro a prueba de Los Vengadores, en el número 329 de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra (Los Vengadores vol.1 nº 116 – 117 de Forum), o cuando poco antes se sacrificó, de nuevo volviendo a una forma cristalina, para detener los planes de los nuevos Seis Siniestros en el Amazing Spider-Man vol.1 #338 (1990. Coleccionable Spiderman 2, 40- Forum).
 
329-12.jpg  
 
Y unos años después, el círculo se completó. Como hemos visto, la vida de William Baker ha sufrido numerosos giros: cada “x” tiempo, su vida se revolucionaba, y, como si de una balanza se tratara, se inclinaba hacia un lado u otro de la ley. De este modo, llegó un día,  en el que el Hombre de Arena aceptó una misión que lo llevó a cometer un crimen, junto a su viejo amigo el Trampero, lo que le enfrentó de nuevo a Spider-Man y Los 4 Fantásticos, e hizo que, en un solo día, perdiera la credibilidad ganada durante años. Ese Amazing Spider-Man (vol. 2) # 4 (1999. Spiderman vol.3 4- Forum) supuso el final de la carrera como héroe de Baker, un hecho que se confirmó con el experimento al que le sometió el Mago en el Amazing Spider-Man vol.2 #12 (1999. Spiderman vol.3, 13 Forum), tras el cual renegó de su paso por las filas del bien. Todos estos cambios llegarían a su clímax, formando una extraña trilogía, en el Amazing Spider-Man vol.2 #17 (2000. Spiderman vol.3 18- Forum), al enrolarse en las filas de los nuevos (si, otra vez nuevos)  Seis Secretos.
 
Todo, gracias a Howard Mackie, John Byrne y compañía,  ni más, ni menos….  Incluso nos lo quisieron matar, a manos de Veneno, en una  batalla que terminaría con el personaje reconociendo sus errores, y arrepintiéndose de no haber tenido una vida “heroica”, en una especie de despedida que recorrió las páginas de los Peter Parker: Spider-Man (Vol. 2) #16 y 22 (2000. Spiderman vol.3 28 y 23- Forum). Un “final” nada satisfactorio, en mi opinión, puesto que, aunque más tarde hemos tenido alguna historia  interesante (en especial una relacionada con su padre), no ha sido lo mismo desde entonces, y parece que el personaje vuelve a atravesar una etapa oscura, probablemente la de mayor duración de su trayectoria… 
 
022.jpg  
 
Después de este repaso, podemos llegar a varias conclusiones: en primer lugar, que el Hombre de Arena es un personaje que funciona mucho mejor en solitario, y que tiene la suficiente profundidad, y los matices necesarios, como para desarrollar y protagonizar una historia por sí mismo. Por otro lado,  esa ambigüedad, esa relación de amor/odio con el bien y con el mal, a la larga, le ha costado muy caro a Baker, convirtiéndose en el verdadero leitmotiv de sus historias, y la clave en su evolución a lo largo de todos estos años. Ahora, a las puertas de su regreso en El Desafío, la únicas preguntas que nos queda por hacer es… ¿en qué status nos encontraremos ahora al personaje? ¿Logrará algún día liberarse de todas las ataduras que se ha ido creando a su alrededor en todo este tiempo, y alcanzar así sus sueños, y vivir en paz y feliz? En definitiva… ¿aceptará que un gran poder conlleva una gran respons
abilidad? 

Rinoceronte Ruso
 
El rinoceronte es uno de los animales más impresionantes y destacados de la fauna mundial. En la actualidad, sobreviven cinco especies: el rinoceronte blanco y rinoceronte negro, en África; el rinoceronte de Java, el  rinoceronte de la India y el rinoceronte de Sumatra, en Asia. Pero en el Universo Marvel, tendríamos que añadir una especie más (y por ser un único espécimen, podríamos decir incluso que está en peligro de extinción): el rinoceronte ruso, el Rino, el supervillano que emula al rhinocerotidae, y cuyo nombre real es Aleksei Mikhailovich
 
Lo primero que hay que dejar claro, al hablar de este personaje, es que, al contrario del Hombre de Arena, Rino no ha tenido una historia tan entretenida, y con tanta información, como la de su (en ocasiones) compañero de profesión, pero, por el contrario, sí ha gozado de una gran popularidad, a raíz de su aparición en las diversas series de televisión del trepamuros. En este sentido, podríamos decir que es uno de los villanos más “aburridos” del elenco de némesis del Hombre Araña, pero aún así, como todos, se las ha arreglado para protagonizar alguna que otra aventura en su trayectoria editorial. Dicha trayectoria se iniciaría en el Amazing Spider-Man #41 (1966. Biblioteca Marvel: Spiderman #7 – Forum), secuestrando al hijo de J. Jonah Jameson, el coronel Jameson, una pequeña saga que continuaría en los dos números posteriores de AS.
 
41-3.jpg  
 
Poco a poco, a través de flashbacks, iríamos conociendo su historia. Aunque desconocemos su infancia (y si sufrió, al igual que los villanos anteriormente analizados, algún tipo de trauma infantil), si sabemos una cosa: el Rino, Aleksei, ha estado solo prácticamente toda su vida, algo que provocó una falta de motivaciones, de objetivos, que le hicieron, al no tener otra cosa por la que luchar, entrar en el mundo del crimen, como matón profesional. Un día, unos espías contactaron con él, y le ofrecieron ciertas mejoras, que lo convertirían en todo un asesino superhumano,  a cambio de sus servicios. Después de diversas operaciones, y una vez aplicado sobre su cuerpo una capa de un material impenetrable, nació el Rino, que en años posteriores iría cambiando su aspecto, siempre para adaptarse a cada época (por ejemplo, en un principio no podía quitarse la armadura, pero poco a poco lo fueron cambiando y mejorando para que esto fuera posible… en ocasiones, según le convenía al guionista de turno).
 
De su etapa más “clásica”, es imposible olvidarse de su paso por Incredible Hulk. Desde luego, enfrentar a dos moles como el alter ego de Bruce Banner y nuestro Rino favorito, era algo que los guionistas de la época no podíaN dejar escapar. Sin duda, se le sacaba mucho más partido que enfrentándolo a Spider-Man, que pese a su menor tamaño, era capaz de vencer al criminal gracias a su velocidad mejorada. Más vale mañana que fuerza, y si había una serie en el año 1968 dónde esto NO se cumplía a rajatabla, esa era la serie del Coloso Esmeralda. Así, entre los años 1968 y 1977, tenemos más de una decena de apariciones de Rino en series relacionadas de alguna manera, directa (Incredible) o indirectamente (Defenders),  con La Masa. En la última, en el Incredible Hulk  #218 (1978. Biblioteca Marvel: Hulk 28- Panini), titulado The Rhino Doesn’t Stop Here Anymore, no solo se veía las caras con Hulk, sino que también tenía que hacer lo propio con Doc Samson (un personaje que en la actualidad está bastante de moda, todo sea dicho). 
 
218.jpg  
 
A partir de su salida del círculo de “amigos” de Hulk, sus apariciones se fueron reduciendo paulatinamente. Su mejor momento, en la década siguiente, lo hemos  podido ver en unas líneas atrás, en el repaso del Hombre de Arena (me refiero a la unión del Sindicato Siniestro), y acapararía cierto protagonismo en la miniserie Deadly Foes of Spider-Man, considerada como una de las peores colecciones de Spider-Man,  que reunía de nuevo al famoso Sindicato. En su número 3, intenta quitarse su piel de Rino, pero el Escarabajo mata al Dr. Goulding, el único hombre que por entonces podía obrar tal “milagro”,  creyendo que el Escarabajo lo ha hecho como represalia por dejar el Sindicato Siniestro. Engañado una vez más…
 
Mark Waid y Andy Kubert lo enfrentarían en 1997 a Ka-Zar, en los números 5 y 6 de la serie del señor de la Tierra Salvaje (Ka-Zar vol.1 5-6 – Forum), y ya no sería hasta el nuevo siglo cuando, en mi opinión, viviría el que es su gran momento, en el relato titulado Flowers for Rhino (Flores para Rino).

 

kz205.jpg  
 
Spider-Man’s Tangled Web fue una serie regular en la que diversos equipos creativos, sin poca o nula experiencia previa con el personaje, daban su propia visión de Spider-Man. En el número 5 de dicha serie (2001), Peter Milligan, exitoso escritor famoso por obras como X-Statix, y el dibujante Duncan Fegredo, comenzaban una aventura (que terminaría en la siguiente entrega) que tenía por objetivo lograr lo que nadie había hecho jamás: dignificar al Rino, darle una voz propia, y hacer entender a todos que, debajo de esa armadura impenetrable, el hombre tenía su corazoncito. “Soy El Rino. Tiro cosas abajo. A eso me dedico. Eso es quién soy”, y así es como lo definía Milligan en las primeras páginas de esta historia, durante la cual, el Rino evolucionaba y lograba adquirir suficiente inteligencia como para incluso adivinar la identidad secreta de Spider-Man, pero que, pese a todo, en este estado, se dio cuenta de que no disfrutaba plenamente de su vida, por lo que decidió revertir el proceso, y finalmente, “recordar quién soy: soy el Rino. Destrozo cosas. A eso me dedico. Ése soy yo”. Ni más, ni menos. Nunca la sencillez había dado para tanta profundidad, con un Milligan que nos hacía recordar involuntariamente ese famoso episodio de Los Simpson, en el que a Homer le extraen un lápiz del cerebro que, supuestamente, coarta su inteligencia (aunque el Rino no tiene un lápiz, lo cierto es que la comparación, en cuanto al desarrollo de ambas historias, es bastante clara. Lo siento, como fan de la familia más famosa de la televisión no he podido evitarlo). Todo esto lo podéis encontrar, en nuestro país, en los n&uac
ute;meros 5 y 6 de Spiderman: El Hombre Araña (el volumen anterior al actual).
 
Tangled Web5.jpg  
 
Si hay algo que nos ha enseñado el Rino es que, al final, lo importante es estar feliz con uno mismo, independientemente de lo que hagas o elijas en la vida… aunque los demás parezcan empeñados en lo contrario. Aleksei ha reaparecido en los últimos años, en el especial Fallen Son: Spider-Man (2007. 100% Marvel. La Muerte del Capitán América: El Hijo Caído), en el que por desgracia Jeph Loeb hizo que Spider-Man destrozase la lápida de su madre (injusto trato el recibido por parte de este guionista, aunque había ciertas reminiscencias del paso de Rino por Incredible Hulk), y en la serie Punisher: War Journal (Puniser: Diario de Guerra), donde vivió un extraño encuentro con el Castigador, que le salvó de morir a manos de otro cazador, Alyosha Kravinoff, hijo de Kraven el Cazador.
 
448914-fallen_son_the_death_of_captain_ame_super.jpg  
 
Hasta aquí el repaso de este mes por los villanos clásicos de Spider-Man. Nos leemos el mes que viene, en el que tendremos por aquí de visita al intrigante Mysterio, maestro de las ilusiones… Recordaremos algunas de las ocasiones anteriores en las que ha atormentado a nuestro querido trepamuros en esa próxima entrega de Asombroso Spider-Man: El Desafío. Hasta entonces…. ¡Un saludo para todos!

 

11 comentarios

  • Excelente artículo 🙂
    La última imagen es la leche…

  • Como me gustan este tipo de articulos. Varias cosas a comentar:
    Hombre de Arena
    Se que me van a llover hostias y nadie compartirá mi punto de vista, pero no me gustó que el Hombre de Arena se reformase. Lo siento, pero es así. Nunca me ha hecho gracia la idea de edulcorar a los villanos. No me gustó con Arena, ni con Magneto, ni con Juggernaut, ni con Zemo ni nada
    Consideró que esta bien reformar a esos villanos que no son malignos, como Ojo de Halcón, Mercurio, Viuda Negra o hasta el Merodeador. Pero nunca me hizo gracia que gente maligna un dia se arrepintiesen y se hiciesen buenos
    Dicho esto, he de admitir que DeFalco hizo un buen trabajo con el reformamiento de Arena. No me gustó el hecho de que lo reformasen, pero firmó buenos comics, como los números de Marvel Two-In-One, el numero de Marvel Team-Up en el que ayuda a detener a los Forzadores o esa pelea contra el Sindicato Siniestro
    Mis comics favoritos son su primera aparición, su paso por los 6 Siniestros y su tandemo con Hidroman (que Dennis no era tan malo como algunos lo ponen, leñe)
    Rino
    La verdad es que su paso por la serie de Hulk me ha gustado mas que su paso por Spiderman (leeros el primer encuentro con Hulk ¡Increible!), ya que creo que con Spiderman los guionistas lo han maltratado mucho. Destacar de paso la incognita de su nombre, el cual no se reveló hasta hace pocos años. Hasta creíamos que se llamaba Alex O

  • El hombre de arena nunca fué santo de mi devoción, y no me entusiasma mucho cuando aparece. Me gustaba cuando era parte de los 4 terribles en los n

  • Senalar que la historia esa del Rino volviendose inteigente no parodia a la de los Simpsons, sino que ambas parodian a “Flores para Algernoon”, un clasico de la SF.

  • spiderman se pasa un poco cuando empieza a meterle de hostias a rhino en el cementerio

  • Muy buenas a todos!! En primer lugar, agradeceros a todos el comentar acerca de los mejores momentos, y vuestras impresiones de los villanos.
    Scarecrow, estoy bastante de acuerdo acerca de tu opinión sobre la redención de los villanos. En especial, de los que citas, el más polémico para mí siempre fue el caso de Juggernaut. Al menos, con el Hombre de Arena, esa evolución ha sido un poco más “natural”, y casi en cada aparición, se ha jugado con ello.
    mysterio017, la verdad es que en mi repaso por los comics, estuve a punto, a punto de incluir ese número, incluso por la imagen que citas, porque me parece bastante espectacular. Pero decidí centrarme en su paso por Incredible Hulk y Amazing. Otra vez será, me temo :
    También comentas su rebaja de poder, y por desgracia, es bastante cierto. Con el tiempo, se ha llegado a convertir en un simple sparring, precisamente por no tener la profundidad de la que han hecho gala otros enemigos arácnidos. El problema, es que esa profundidad, como MIlligan demostró, si que existe, pero hasta ese momento no se había querido utilizar, o no se sabía dónde buscar. De todas formas, de vez en cuando a mi me parece bien que tengamos un villano un poco más “simple” de lo que estamos acostumbrados a ver últimamente. No todos tienen que ser el Doctor Muerte o Norman Osborn 🙂
    don guri, efectivamente, esa es la referencia de la que parte tanto el cómic como el capítulo de Los Simpson. Lo he obviado intencionadamente, pero ha sido únicamente porque quería resaltar la comparación más inmediata que me venía a la mente, y me pareció curioso cuando lo recordé en el momento de escribirlo. 🙂

  • La verdad es que el hombre de arena ha sido siempre un personaje simplón, o al menos sus historias, con finales chorrines(incluido El Desafío), así lo han definido. Recuerdo una de Zeb Wells, creo, que se había disuelto y formaba parte de una playa. Era de lo más tontorrona, pero me hizo cierta gracia.
    El Rino bien podría haber sido un segundo Juggernaut, intentos ha habido, pero su cabeza de chorlito le hace flaco favor a dar una imagen temible como la del mutante. Su aparición en El Desafío me ha recordado mucho a la vuelta de Kingpin en Daredevil cuando estaba en Galicia…

  • Yo apruebo la personalidad del Hombre de Arena que se debate entre el bien y el mal. Me parece un rasgo distintivo de este personaje. A lo mejor me equivoco, pero creo que es el único de los enemigos punteros del Trepamuros que ha pasado de ser un verdadero malo a un buen (hasta cierto punto) tipo, sin suerte en la vida. Spiderman 3 ha contribuído a reforzar esa personalidad que se empezó a forjar en el comic.
    Por otra parte, también resulta un personaje con unos poderes muy peculiares que deberían conferirle una marcada personalidad, cosa que es así a nivel gráfico, aunque tengo mis dudas en cuanto a entidad como maloso. Puede que su dulcificación le haya pasado factura en ese sentido.
    También creo que el Hombre de Arena y sus poderes han servido de inspiración a la hora de diseñar nuevos enemigos como Paper Doll o, hasta cierto punto, el mismísimo Veneno.
    Por lo que al Rhino respecta, como bien se apunta en el artículo, es en el siglo XXI cuando se le ha intentado dotar de personalidad. En ese sentido, me parecen muy interesantes los capítulos que pueden leerse en la saga “The Gauntlet”, y que son en mi opinión las mejores historias que se han escrito nunca sobre este personaje.
    En cuando a entidad como enemigos, para mí, el Hombre de Arena estaría a la cola de los primeros espadas del Lanzarredes mientras que el Rhino se situaría entre los más importantes de los segundones.
    Es curioso, pero muchas veces dotar de personalidad o profundidad a los malosos consiste en dulcificarlos de alguna manera. Hombre de Arena, Rhino, el Buitre de “Trámites Funerarios”, el Camaleón de “Persecución”, el Octopus de “Telaraña de Muerte” que acaba salvado la vida a Spiderman… Parece que la única manera de analizarlos pasa por el tamiz de la comprensión, del “por qué estas mentes torturadas se comportan así”. Pocos enemigos adquieren profundidad conservando o incrementando toda la maldad que respiran desde el principio. El Duende Verde debe ser de esos pocos. E incluso Romita padre intentó en su día que sintiésemos lástima por él.

  • Por no mencionar aquel número homenaje a los atentados del 11-S en el que hasta el mismísimo Doctor Muerte aparecía llorando cual María Magdalena.

  • No se que decir porque es primera vez que escribo aquí, pero dire que Rhino no me ha parecido un villano muy interesante, en cuanto al Hombre de arena, me agrada como personaje y creo que el es mitad bueno y malo; comete actos delictivos pero siempre tarde o temprano se arrepiente

  • The things i will not recognised is there to fact the correct way you have been not really even more well-preferred compared to you may well be at this time. You happen to be so clever. You now know as a consequence somewhat with respect to this particular subject, forced me to be actually think of them at a wide range of mixed facets. Her enjoy each gender usually are not fascinated but it can be one thing to use Young lady gaga! Your own personal things very good. Often take on it!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *